Los precios de los alimentos aumentaron en octubre, señala la FAO


10 de noviembre, 2016 — Los precios internacionales de los alimentos aumentaron en octubre pasado un 0,7 % debido al alza del azúcar y los productos lácteos, señaló hoy la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO).


En su evaluación mensual de los precios de los alimentos básicos, la FAO situó el índice en 172,6 puntos, 9,1 % más alto que en octubre de 2015, reflejando la tendencia alcista registrada a lo largo de 2016.

Según la FAO, el precio del azúcar subió 3,4 % con relación a septiembre como reacción a las noticias que anuncian una contracción de la producción en Brasil y la India.

Asimismo, los productos lácteos se encarecieron un 3,9 % como resultado de la demanda interna sostenida en la Unión Europea (UE) después de que cayeran las existencias.

En cuanto a los cereales, su precio aumentó ligeramente, el 1 %, por la escasez de suministros de trigo de alta calidad. No obstante, las perspectivas de cosecha del cereal a nivel global han mejorado y se espera que la producción de este año ascienda a 2.571 millones de toneladas, 1,5 % más que el año anterior.

La FAO espera que la producción de trigo en Rusia alcance un nuevo récord y mejoren los rendimientos en Kazajstán, compensando el descenso de la cosecha de maíz por el mal tiempo en Brasil, China, la Unión Europea y Estados Unidos.

EE. UU.: Trump debería gobernar con respeto por los derechos humanos


(Washington, 11 de noviembre de 2016) – El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, debería abandonar la retórica utilizada en su campaña, que parecía rechazar muchas de las obligaciones fundamentales de Estados Unidos en materia de derechos humanos, y poner los derechos en el centro de la agenda de política doméstica y exterior de su gobierno, señaló hoy Human Rights Watch. Los resultados oficiales dieron a Trump los votos necesarios en el colegio electoral para consagrarse ganador.


“Ahora que ha asegurado su victoria, el presidente electo Trump debería dejar las provocaciones y la retórica de odio para gobernar con respeto para todas las personas que viven en Estados Unidos”, manifestó Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch. “Trump llegó a la Casa Blanca con una campaña caracterizada por la misoginia, el racismo y la xenofobia, pero esa no es una forma exitosa de gobernar. El presidente electo Trump debe comprometerse a gobernar de una manera que respete y promueva los derechos humanos de todas las personas”.

La campaña presidencial de EE. UU. estuvo dominada por una serie de polémicas declaraciones y propuestas de políticas por parte de Trump. Al anunciar su intención de postularse para la presidencia en junio de 2015, Trump manifestó: “Cuando México envía personas, no envía a las mejores... Envía a personas que tienen muchísimos problemas y que nos traen esos problemas a nosotros. Traen drogas. Traen delincuencia. Son violadores. Y supongo que habrá algunos que son buenas personas”. Trump también propuso prohibir el ingreso de personas musulmanas a EE. UU.


Durante un debate en las primarias, Trump expresó que consideraría “volver a implementar la técnica de simulacros de ahogamiento” y “otras tácticas infinitamente peores”. También manifestó que mantendría abierto el centro de detención de la Bahía de Guantánamo y que “lo llenaría de tipos malos”. En la última etapa de la campaña, la atención se centró en un video de 2005 en el cual Trump parecía jactarse de acosar sexualmente a las mujeres. Posteriormente, Trump pidió disculpas por sus declaraciones. Cuando se dio a conocer esta grabación, más de una decena de mujeres acusaron a Trump de acoso sexual.
El presidente electo heredará enormes desafíos de derechos humanos en los planos global y el doméstico cuando asuma su cargo en enero de 2017. Entre estos desafíos se incluyen cómo abordar el papel de Estados Unidos en conflictos armados donde numerosas personas pierden la vida de forma rutinaria, ya sea en Siria, Irak, Afganistán o Yemen. En Yemen, Estados Unidos ha pasado a ser parte de un conflicto armado en el cual su aliado, Arabia Saudita, ha cometido actos indiscriminados y devastadores de violencia contra la población civil del país.

Trump tiene la oportunidad de dejar atrás su a menudo aberrante retórica y posicionar los derechos humanos como eje central de sus políticas nacionales e internacionales. Trump debería reconocer que la credibilidad del gobierno de EE. UU. en la promoción de los derechos humanos y el estado de derecho no podrá ser plena a menos que el propio gobierno estadounidense mejore su desempeño respecto de cuestiones como los derechos de mujeres y niños, la justicia penal, Guantánamo, ataques con drones fuera de las zonas de guerra convencionales y la justicia para casos de tortura.

“Es difícil exigir que otros países respeten los derechos humanos cuando tu propio gobierno transgrede esos derechos a menudo”, señaló Roth. “A nivel doméstico, por ejemplo, el presidente electo Trump debería abordar una reforma de justicia penal e inmigratoria, y trabajar especialmente para resolver el racismo sistemático que existe en el país”.

A nivel internacional, Trump debería enfocarse particularmente en las progresivas restricciones, a nivel global, sobre la sociedad civil y la libertad de expresión; por ejemplo, en Rusia, China, Egipto, Etiopía y Bangladesh. Su gobierno también debería adoptar nuevos enfoques para lidiar con gobiernos totalitarios, como el de Corea del Norte, y presionar para que cese la represión creciente en países cuyos gobiernos cada vez consolidan más su poder, como Turquía.

El presidente electo también debería intentar fortalecer las normas sobre control de armas, trabajando junto con otros países para establecer una prohibición legal a los sistemas de armas completamente autónomas (“robots de combate”). También debería tomar otras medidas para que Estados Unidos deje de usar minas terrestres y municiones en racimo, y suscriba los tratados internacionales que restringen su uso.

Además de los comicios federales, el 8 de noviembre se presentaron a los votantes varias propuestas importantes; por ejemplo, los californianos votaron sobre la derogación de la pena de muerte en ese estado; y los habitantes de Nebraska sobre si se debe restablecer la pena capital tras su abolición por la legislatura local. En varios estados, también se votó la cuestión sobre si se debe legalizar el uso de marihuana para consumo personal.

Urge un replanteamiento total en la relación diplomática México Estados Unidos

* Nuestro país requiere una verdadera política de Estado para reposicionarse en la Unión Americana mediante todos los sectores de la sociedad, incluidas las universidades
** Estamos ante el inicio de un nuevo orden mundial, señalaron expertos 

 

Ante el triunfo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, se requiere un replanteamiento total de la relación diplomática de nuestro país con el vecino del norte, coincidieron especialistas de la UNAM.

Nuestra nación necesita una verdadera política de Estado orientada a reposicionarse en la Unión Americana con la labor de todos los sectores de la sociedad mexicana organizada que tienen vínculos con EU.

Pero el gobierno no debe abordar solo esa gran política de Estado, lo debe hacer acompañado por las organizaciones empresariales, no gubernamentales y sociales, y fundamentalmente de las universidades. Es necesaria una tarea de coordinación, añadieron.

En una mesa de análisis sobre la elección presidencial en EU, en la que el exrector de la UNAM y presidente del Consejo Directivo del Instituto Aspen México, Juan Ramón de la Fuente, dialogó con Paz Consuelo Márquez-Padilla, exdirectora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN); Francisco Suárez Dávila, exsubsecretario de Hacienda y exembajador de México en Canadá; y Juan José Bremer, escritor y exembajador de México en Estados Unidos, también se coincidió en que el triunfo del magnate fue “sorpresivo”.

Su victoria representa un cambio histórico y es síntoma de problemas sociales y económicos muy serios en la Unión Americana, en donde hay un sector de la sociedad molesto, sobre todo la población blanca, a la cual nadie pudo entender, más que Trump. Entre esos grupos captó un gran número de votos y ganó.

En la Casa de las Humanidades, De la Fuente señaló que en la relación bilateral con EU será importante la estrategia completa del gobierno y del Estado mexicanos. La nueva relación que se construya no será sólo un asunto de la Cancillería, sino de todas las instituciones, las organizaciones sociales, la ciudadanía, las instituciones académicas y el sector privado.

Por su parte, Márquez-Padilla opinó que en el proceso electoral la democracia se vio afectada porque no hubo deliberaciones, ni se explicaron las políticas públicas que se seguirán. Eso es lo que crea gran incertidumbre con el triunfo del empresario: nadie sabe qué va a hacer de todo lo que ha dicho, ni cómo lo hará.

No obstante, añadió Bremer, el respeto al voto de la ciudadanía demuestra que Estados Unidos tiene un vigoroso andamiaje institucional que funciona bien.

“Pero entramos ahora al segundo capítulo; la campaña terminó ayer y el gran reto de la democracia americana es cómo este sistema tradicional, para muchos paradigmático, de división de poderes, de pesos y contrapesos, va a contribuir para que las aguas de este río enojado no se desborde”.

Suárez Dávila mencionó que en su mensaje como presidente electo, Trump dio señales de moderación, a favor de la unidad entre los estadunidenses, sin agredir a ningún país. Demuestra así que un presidente electo se comporta de manera distinta a un candidato.

Asimismo, refirió que en el ámbito económico y financiero internacional habrá que esperar una enorme volatilidad en los tipos de cambio y los mercados bursátiles, hasta la toma de posesión de Trump, en enero próximo.

En tanto, De la Fuente comentó que necesitamos articular un frente de unidad nacional para que el Estado mexicano sea el que trate de establecer una nueva relación con el vecino país del norte, y no la Secretaría de Relaciones Exteriores a través de acciones asiladas; en ese contexto multidimensional estará el tema del muro. Al respecto, advirtió, “veremos cómo resolver, disuadir o confrontar al nuevo gobierno, si no hay otra alternativa”.

Los especialistas coincidieron en señalar que con lo ocurrido en la Unión Americana estamos ante el inicio de un nuevo orden mundial.

Blindar la economía mexicana ante la incertidumbre en los mercados financieros internacionales por triunfo de Trump

 

Palacio Legislativo, 09-11-2016 (Notilegis).- El presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Francisco Martínez Neri (PRD), afirmó que es indispensable blindar la economía mexicana ante la incertidumbre en los mercados financieros internacionales, derivado del triunfo electoral del republicano Donald Trump.

 

“Es responsabilidad del gobierno federal erradicar el clima de incertidumbre que se ha generado a raíz del triunfo de Trump. Hoy más que nunca requerimos de un presidente con carácter, que anteponga con firmeza las necesidades de México y no sea sumiso ante Estados Unidos”, dijo en un comunicado.

 

El también coordinador de los diputados del PRD exigió al jefe del Ejecutivo y a todo su gabinete entablar un diálogo abierto y directo con el equipo de transición del virtual presidente electo de Estados Unidos, a fin de encontrar coincidencias y fortalezas en temas torales para ambas naciones.

 

Hizo un llamado a los titulares de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y del Banco de México (Banxico) para que tomen las decisiones necesarias, a fin de fortalecer al peso y con ello evitar desequilibrios financieros que afecten a los mexicanos.

 

“Hemos sido críticos de que las reformas estructurales, que tanto solicitó el Presidente, no han dado los resultados esperados. Hoy es el momento de que tanto Agustín Carstens como José Antonio Meade demuestren su capacidad para manejar las finanzas nacionales”, insistió.

 

Recordó que Estados Unidos es el principal socio comercial de México, por ello es insoslayable mantener las vías de comunicación abiertas, para que se respeten y se refuercen los tratados internacionales, como el Tratado de Libre Comercio (TLC) de América del Norte.

 

Agregó que se requiere entablar el diálogo en temas delicados como el respeto a la migración, los asuntos de seguridad y el combate al narcotráfico, “el cual tendrá que ser reforzado con la aprobación del uso lúdico de la marihuana, pues es evidente que la demanda incrementará al ser legal este estupefaciente en varios estados del país vecino”.

 

Iraq: 295 ex soldados iraquíes secuestrados por el ISIS en paradero desconocido

08 de noviembre, 2016 — La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas (OHCHR) informó hoy que el grupo terrorista ISIS tomó como rehenes a casi 300 ex soldados iraquíes en los alrededores de la ciudad iraquí de Mosul.


Según la portavoz de la Oficina, Ravina Shamdasani, estos secuestros se realizaron durante los últimos días en medio de la ofensiva de las fuerzas del Gobierno iraquí y sus aliados para recuperar esa ciudad situada al norte del país.

“Entre el 1 y el 4 de noviembre, 195 antiguos soldados fueron secuestrados en varios pueblos cerca de la ciudad de Tel Afar, y la misma acción tuvo lugar durante la medianoche del 3 de noviembre con otros 100 ex soldados en un pueblo a 20 kilómetros al oeste de Mosul. Se desconoce el paradero de esas personas”, dijo Shamdasani.

Asimismo, la portavoz indicó que está pendiente de confirmar si la fosa común hallada hace dos semanas en la ciudad de Hamam al-Alil contiene los restos de 50 policías iraquíes supuestamente asesinados por el ISIS.

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que la principal preocupación médica en la zona continúa siendo las enfermedades respiratorias provocadas por humos contaminantes.

Hasta el momento se han notificado unos 1.400 casos por inhalaciones tóxicas provenientes de la quema de pozos de petróleo.