NOTICIAS DE ÚLTIMA HORA

“Para soñar que no estamos huyendo”: llamado a la insumisión

Cimacnoticias | México, DF.-  En un país convulsionado por la guerra, que lo mismo puede ser la Inglaterra del siglo XV o el México actual, dos mujeres huyen para salvar su vida, pero en su travesía se dan cuenta de que ellas también tienen ambición de poder.

 

Esa idea es uno de los hilos que se desatan en “Para soñar que no estamos huyendo”, la obra teatral que, bajo la dirección de la actriz Ana Francis Mor, invita a reflexionar sobre el abuso de poder y “el placer” de vivir bajo la dominación. 

 

A diferencia de la obra original, “Ricardo III” de William Shakespeare, esta puesta en escena deja de lado al rey y encumbra como protagonista a una reina que es acompañada por su esclava y un asesino a sueldo que se hace llamar “contratista”.

 

Al puro estilo de la escritora y también integrante de la compañía de teatro-cabaret Las Reinas Chulas, el público espectador verá un drama complejo que a cada momento se convierte en comedia y hace guiños a la realidad mexicana.

 

Y es que si el teatro hace una sátira sobre la relación amo-esclavo durante la guerra civil de Inglaterra, no puede dejar de hacer mención de la política mexicana, de las luchas de poder, de los asesinos a sueldo, y de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos.

 

El elenco conformado por las actrices Claudia Ríos, Amanda Schmelz y el actor Antonio Cerezo, representa a las víctimas del rey Ricardo III, pero al mismo tiempo diserta sobre Dios, los  hombres que no les gusta trabajar y las mujeres abnegadas.

 

Pero en palabras de Ana Francis Mor, la obra retrata a una sociedad que tiene vocación de víctima, y por ello también resulta ser una crítica a la condición social de las mujeres que viven bajo la dominación por destino o por decisión. 

 

Agrega que ser víctima se relaciona con la religión, porque “así te ganas el cielo, porque, como está la vida, uno sabe que no te vas a ganar el dinero, ni el poder; lo que sí puedes tener es un lugar en el cielo, y el mejor lugar para ganárselo es poniéndose como la víctima”, dice la actriz.

 

La obra se presenta jueves, viernes, sábados y domingos, en el Teatro Benito Juárez, del Sistema de Teatros de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y estará en cartelera hasta el próximo 8 de febrero.