Vaticano dicta normas para sepultura de muertos, cremación y conservación de cenizas

VATICANO, 25 Oct. 16 / 05:45 am (ACI).- El Vaticano ha presentado un documento acerca de la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación, elaborado por la Congregación para la Doctrina de la Fe que está presidida por el Cardenal Gerhard Müller.

Con estas nuevas normas incluidas en la instrucción titulada Ad resurgendum cum Christo, se prohíbe algunas prácticas ampliamente difundidas en la actualidad entre los católicos como la conservación de las cenizas en el hogar, esparcir las cenizas del difunto en el mar o usarlas para confeccionar recuerdos.

La cremación es lícita y las cenizas deben conservarse en un lugar sagrado

La Iglesia establece ahora que “cuando razones de tipo higiénicas, económicas o sociales lleven a optar por la cremación, ésta no debe ser contraria a la voluntad expresa o razonablemente presunta del fiel difunto, la Iglesia no ve razones doctrinales para evitar esta práctica, ya que la cremación del cadáver no toca el alma" ni tampoco niega "la doctrina cristiana sobre la inmortalidad del alma y la resurrección del cuerpo”.

El texto precisa que la Iglesia "sigue prefiriendo la sepultura de los cuerpos, porque con ella se demuestra un mayor aprecio por los difuntos; sin embargo, la cremación no está prohibida a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la doctrina cristiana”.

Las cenizas, precisa el texto, "deben mantenerse en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia o en un área especialmente dedicada a tal fin por la autoridad eclesiástica competente”.


La instrucción establece que la conservación de las cenizas en un lugar sagrado (cementerio) ayuda a evitar "la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas”.

No se puede conservar las cenizas en el hogar

La Congregación para la Doctrina de la Fe señala que está totalmente prohibida “la conservación de las cenizas en el hogar”. “Sólo en casos de graves y excepcionales circunstancias, dependiendo de las condiciones culturales de carácter local, el Ordinario (obispo), de acuerdo con la Conferencia Episcopal o con el Sínodo de los Obispos de las Iglesias Orientales, puede conceder el permiso para conservar las cenizas en el hogar”.

“Las cenizas, sin embargo, no pueden ser divididas entre los diferentes núcleos familiares y se les debe asegurar respeto y condiciones adecuadas de conservación”, dice también.

No se puede esparcir las cenizas

El Papa Francisco también ha aprobado que “para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no sea permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos, teniendo en cuenta que para estas formas de proceder no se pueden invocar razones higiénicas, sociales o económicas que pueden motivar la opción de la cremación”.

¿Por qué estas prohibiciones?

“Siguiendo la antiquísima tradición cristiana, la Iglesia recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en los cementerios u otros lugares sagrados”.


El texto recuerda que en 1963 la Santa Sede estableció que “la Iglesia aconseja vivamente la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos”, pero “agregó que la cremación no es contraria a ninguna verdad natural o sobrenatural y que no se les negaran los sacramentos y los funerales a los que habían solicitado ser cremados, siempre que esta opción no obedezca a la negación de los dogmas cristianos o por odio contra la religión católica y la Iglesia”.

Sin embargo, la Congregación para la Doctrina de la Fe destaca que la cremación se ha extendido “notablemente en muchos países” y “al mismo tiempo también se han propagado nuevas ideas en desacuerdo con la fe de la Iglesia”.

El Vaticano también recuerda que “la inhumación (entierro) es en primer lugar la forma más adecuada para expresar la fe y la esperanza en la resurrección corporea”.

“Enterrando los cuerpos de los fieles difuntos, la Iglesia confirma su fe en la resurrección de la carne, y pone de relieve la alta dignidad del cuerpo humano como parte integrante de la persona con la cual el cuerpo comparte la historia”.

La Iglesia advierte por tanto que no puede permitir "actitudes y rituales que impliquen conceptos erróneos de la muerte, considerada como anulación definitiva de la persona, o como momento de fusión con la Madre naturaleza o con el universo, o como una etapa en el proceso de re-encarnación, o como la liberación definitiva de la ‘prisión’ del cuerpo”.

El 11.9 por ciento de niñas y niños mexicanos reconocen que en su familia los golpean

24-10-2016.- La diputada Luz Argelia Paniagua Figueroa (PAN) impulsa un punto de acuerdo para exhortar a las dependencias educativas y de procuración de justicia, federal y estatales, a promover acciones para prevenir y atender la violencia en los hogares contra niñas, niños y adolescentes.

 

Enfatizó que la violencia no sólo se da en las calles, en el trabajo o en las escuelas sino también en los hogares, “toda vez que es una práctica cotidiana en las vidas de los pequeños y adolescentes, quienes son víctimas silenciosas de este delito; esta práctica se oculta y, en muchas ocasiones, es aprobada socialmente”.

 

Subrayó que, de acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la violencia contra los menores en sus casas “es un factor determinante de la deserción escolar e, incluso, una causa importante de muertes infantiles”.

 

Además, de acuerdo con el Informe del experto independiente para el estudio de la violencia contra los niños, de las Naciones Unidas, la violencia puede ocasionar en las víctimas problemas sociales, emocionales y cognitivos durante toda la vida, y producir comportamientos perjudiciales para la salud como ansiedad, trastornos depresivos, alucinaciones, desempeño deficiente de las tareas profesionales, alteraciones de la memoria y comportamiento agresivo.

 

Mencionó que, de acuerdo con cifras de la Consulta Infantil y Juvenil 2015, realizada por el Instituto Nacional Electoral, el 11.9 por ciento de niñas y niños -entre 6 y 9 años-, reconocen que en su familia los golpean.

 

Agregó que en el caso de los menores, de entre 10 y 13 años, que han sufrido algún tipo de violencia en su hogar, el 9 por ciento fue física; 16.4 por ciento, verbal; 6.6 por ciento, emocional, y 2.6 por ciento, sexual. Asimismo, el 21.1 por ciento reconoce no saber a quién o donde pedir ayuda si tiene un problema o está en peligro.

 

Entre los adolescentes de 14 a 17 años, el 19.5 por ciento sufre o ha sufrido violencia donde viven: el 44 por ciento, física; 67.3 por ciento, verbal; 32.8 por ciento, psicológica, y 11.6 por ciento, sexual. Sin embargo, sólo el 5 por ciento se acercaría a una institución del gobierno en caso de tener problemas o estar en peligro, precisó la diputada.

 

Paniagua Figueroa resaltó que dicha situación es preocupante, pues si bien las niñas, niños y adolescentes saben que viven en hogares donde son violentados, el 95 por ciento de ellos no buscaría apoyo de alguna institución gubernamental.

 

Por ello, propuso exhortar a las Secretarías de Educación de las entidades federativas y de la Ciudad de México, para que instrumenten las medidas necesarias orientadas a promover entre las niñas, niños y adolescentes la cultura de la denuncia de los actos violentos en su contra, que se presenten en sus hogares.

 

También plantea solicitar a las procuradurías de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, federal y estatal y de la Ciudad de México, coordinarse con la procuradurías de justicia, para que utilicen mecanismos de denuncias confidenciales, accesible, y amigables con los menores, en instituciones, escuelas, centros de detención, hospitales, entre otros, proveyendo apoyo legal, enjuiciando a los presuntos autores y rehabilitando y compensando a las víctimas.

 

Del mismo modo, exhorta a los sistemas para el Desarrollo Integral de la Familia, nacional, estatales, de la Ciudad de México y municipales, promover campañas y cursos para padres, madres y tutores, con la finalidad de prevenir la violencia de los menores en los hogares.

Preocupantes recortes en rubro de comunicaciones

 

La presidenta de la Comisión de Comunicaciones, diputada Ivonne Ortega Pacheco (PRI), informó que al analizar el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017, se encontraron asuntos muy preocupantes en el ramo que atiende la comisión, particularmente recortes al “Programa Estratégico de Telecomunicaciones” y “México Conectado”.

 

El primer programa, el año pasado tenía asignados 2 mil 500 millones de pesos (mdp) y para 2017 está en cero. “Por la importancia del programa, debemos trabajar con la Comisión de Presupuesto y Cuenta Público”.

 

México Conectado, es fundamental para el país y de los mil 815 mdp etiquetados en 2016, hoy le disponen 288 millones, es decir, 85 por ciento menos. “Con ese recorte no se logrará conectividad en escuelas ni hospitales”, advirtió.

 

Ortega Pacheco anunció que la fecha límite de recepción de solicitudes de gestión sobre asuntos de competencia de la comisión es el 25 de octubre, y para propuestas de modificación de asignaciones presupuestales, el 31 del mismo mes.

 

En la reunión, donde la instancia legislativa se declaró en sesión permanente, se aprobó un dictamen que reforma los artículos 7, 118 y 127 de la Ley de Vías Generales de Comunicación, con el propósito de cambiar en dicha norma jurídica, el término Distrito Federal por el de Ciudad de México.

 

El dictamen refiere que no es una modificación de carácter estético, sino una homologación de dicha ley, con los términos derivados de la reforma constitucional que transformó el antes Distrito Federal en Ciudad de México.

 

La secretaria de la comisión Lluvia Flores Sonduk (PRD) propuso a la instancia generar un punto de acuerdo para conocer el estatus y avance de la agenda digital de los estados.

¡Ni una menos! consigna que sonará en varios países hoy

Cimacnoticias | Buenos Aires, Arg.-  El femicidio/feminicidio de Lucía Pérez ocurrido la semana pasada en la ciudad costera de Mar del Plata, Argentina, motivó a organizar el primer "Paro Nacional de Mujeres" bajo la consigna "Si nuestra vida no vale nada, entonces produzcan sin nosotras".

Recién finalizaba el 31 Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, con una participación histórica de 70 mil mujeres, cuando la idea comenzó a circular por las redes sociales.

Una a una, las mujeres fueron compartiendo la propuesta de organizar el primer paro de mujeres argentinas, tal como lo hicieron días atrás las polacas en protesta contra las restricciones para el acceso al aborto. En pocas horas se concretó la primera reunión de organización en la Ciudad de Buenos Aires, y se acordó que este miércoles 19 de octubre todas pararían actividades, para manifestarse contra la violencia machista.

Con los días llegaron las adhesiones de los sindicatos de diferentes sectores: educación, trabajadoras y trabajadores del estado; ferroviarias, entre otros; y decenas de organizaciones sociales se fueron sumando a la propuesta. El paro era un hecho.

El lunes pasado tuvo lugar la segunda y última reunión de organización en Buenos Aires, mientras se confirmaba que en casi todas las provincias del país se realizarían concentraciones y paros para multiplicar el reclamo en todos los rincones.

Mujeres de todos los colores políticos lograron acordar acciones, consignas, métodos de autocuidado y un documento que se leerá este día.

Uno de los acuerdos de estos días es permitir la presencia de varones en la marcha que se incorporarán al final de ésta, detrás de las mujeres. Uno de los representantes de la agrupación “Varones Antipatriarcales”, Luciano Fabbri, agregó "nosotros sólo acompañamos".

La jornada de paro y movilización será transmitida por la radio comunitaria De La Azotea, de la Ciudad de Mar del Plata y por el canal de televisión comunitaria Antena Negra TV a partir de las 17 horas. Entre las 13 y 14 horas (de Argentina) se llamó a realizar un apagón de redes sociales, y finalizado el cese de actividades, se compartirán las imágenes de las actividades que cada una realizó para visibilizar el reclamo.

Actualmente en Argentina una mujer es asesinada cada 30 horas y desde el 2008 al 2015 se registraron más de 2 mil casos de femicidio/feminicidio.

Cientos de acciones y mujeres manifestándose en toda la Argentina, y también en Uruguay, México, Chile, Bolivia, Francia y muchos lugares más. En este día histórico para la lucha de las mujeres latinoamericanas, se gritará muy fuerte ¡Ni Una Menos!

* Red de Mujeres de AMARC Argentina

Discriminación en México

 

Ciudad de México. 19 de octubre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- En México, las mujeres, niños, jóvenes, adultos mayores, personas de la diversidad sexual, minorías étnicas y religiosas, personas con discapacidad, migrantes y trabajadoras del hogar son los más vulnerables a ser discriminados.


A pesar de que el artículo primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece el principio de igualdad y derecho a la no discriminación, aún persisten actos que laceran a estos sectores de la población, ya sea desde ámbitos públicos o privados, así como en la vida cotidiana de los mexicanos.

Con el propósito de erradicarlos, se estableció el 19 de octubre como el Día Nacional contra la Discriminación, describiendo esta como la distinción, exclusión o restricción que, basada en el origen étnico o nacional, sexo, edad, discapacidad, condición social o económica, condiciones de salud, embarazo, lengua, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra, tenga por efecto impedir o anular el reconocimiento o el ejercicio de los derechos y la igualdad real de oportunidades de las personas.

La conmemoración se estableció hace seis años —en el marco de la celebración del bicentenario de la abolición de la esclavitud ordenada por don Miguel Hidalgo y Costilla el 19 de octubre de 1810—, a fin de impulsar la eliminación de actitudes y acciones que afectan el ejercicio de los derechos y las libertades debido a prejuicios, estereotipos y estigmas en todos los ámbitos de la sociedad.

En nuestro país, la población indígena (15.7 millones de personas se consideraron indígenas, según el Censo de Población y Vivienda 2010) es la que sufre más violaciones a sus derechos humanos y constitucionales.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (Enadis) 2010, el principal problema que perciben las minorías étnicas es la discriminación, siendo la lengua uno de sus principales problemas.


La Enadis —realizada por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)— muestra que casi cuatro de cada diez miembros de un grupo étnico consideran que “no tienen las mismas oportunidades” que los demás para conseguir trabajo; tres de cada diez consideran que no las tienen para recibir apoyos del gobierno y uno de cada cuatro dijo no tenerlas para acceder a servicios de salud o educación.

Discriminación a indígenas

Este problema que parece endémico de México es estudiado desde diversas disciplinas. El doctor Guillermo de la Peña Topete, académico del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), ha abordado el tema desde el análisis de las políticas sociales y culturales hacia los indígenas, el sector de la población que sufre discriminación a causa de su fenotipo, vestimenta, idioma y costumbres.

Y es que, contrario al discurso y acciones en torno a una mayor inclusión, el académico de la unidad Occidente de este centro público de investigación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) señala que a la fecha 80 por ciento de la población indígena vive en condiciones de pobreza y 30 por ciento en pobreza extrema.


Ello a pesar de que la Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación estipula las bases para establecer una política nacional orientada a erradicar todas las formas de discriminación y promover la igualdad de oportunidades y de trato.

De la Peña Topete, uno de los más prestigiosos antropólogos mexicanos, ha identificado diversos aspectos que contribuirán a saldar la deuda histórica que tanto gobierno como sociedad civil tienen con este sector de la población.

Destaca como preponderante combatir su problema de visibilidad, porque ante los actos de discriminación por su vestimenta, fenotipo o idioma, prefieren ocultar su identidad étnica para no ser considerados ignorantes o atrasados.

Otro aspecto relevante es sensibilizar a la población respecto a que los indígenas no solo viven en zonas rurales, debido a que principios del siglo XXI al menos un tercio de la población indígena mexicana vive en las grandes urbes.

Asimismo, señala la importancia de promover en las instituciones de gobierno y en los programas sociales una política de reconocimiento de los sujetos indígenas y medidas de atención para ellos, eliminando las barreras culturales y de lenguaje para que tengan acceso a sus servicios.

En la parte de justicia, el investigador destaca que es preciso hacer más eficientes los tribunales e instituciones públicas donde se exponen los casos de violaciones de derechos indígenas, debido a la ausencia de procedimientos judiciales claros para llevar a los infractores a juicio.

El miembro de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) identifica que es indispensable erradicar la idea errónea de que la pobreza en que viven los pueblos indígenas es a causa de factores endógenos a su cultura, así como hacer valer los preceptos constitucionales de su derecho a decidir sobre el uso y destino de sus recursos naturales.

Además subraya que debe definirse claramente y hacer valer lo que significa la representación política indígena frente a los diferentes niveles del gobierno mexicano.