Aprueban diputados reforma que crea Registro Nacional de Cáncer

 

Por unanimidad, con 440 votos a favor, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó el dictamen que modifica la Ley General de Salud para crear el Registro Nacional de Cáncer.

 

Dicho registro tendrá una base poblacional que se integrará con información proveniente del Sistema Nacional de Información Básica en materia de salud y contará con los datos generales del paciente y demográfica.

 

Asimismo, lo relacionado a la situación médica, como información del tumor, fecha de diagnóstico, localización anatómica, incidencia, estado de la enfermedad, histología del tumor primario y su comportamiento, tratamiento aplicado, curación y supervivencia.

 

De igual forma, la fuente de información utilizada para cada modalidad de diagnóstico y tratamiento y aquella otra adicional que determine la Secretaría de Salud.

 

Al fundamentar el dictamen, el diputado Octavio Íñiguez Mejía, presidente de la Comisión de Salud, indicó que al crearse el Registro Nacional de Cáncer, las instituciones de salud podrán promover una campaña de prevención, brindar atención oportuna y dar seguimiento a quienes lo padecen.

 

Reconoció el trabajo de la diputada Sylvana Beltrones Sánchez (PRI), proponente de la iniciativa, al impulsar reformas en favor de quienes padecen algún tipo de cáncer, enfermedad que, “de acuerdo con la Secretaría de Salud, generó la muerte de 79 mil personas tan solo en 2012”.

 

Iñiguez Mejía destacó que la leucemia ocupa la primera causa de mortalidad en la población infantil y juvenil con 2 mil 150 casos, la mayor parte de ellos, menores de 19 años de edad.

 

“Desgraciadamente, cada cuatro horas muere un niño por esta causa. La tasa más alta de letalidad en los hospitales es del sexo femenino de entre 15 y 19 años; en segundo lugar están los de cinco a 14 años”.

 

En tribuna, el legislador comentó que anualmente se registran en México entre cinco y seis mil nuevos casos de cáncer en menores, cuyo tratamiento oscila entre 150 y 200 mil pesos anuales. “El 70 por ciento de los casos son curables, si se detectan a tiempo y además, se les brinda un tratamiento adecuado”.

 

Al fijar el posicionamiento de su grupo parlamentario, la diputada Sylvana Beltrones Sánchez, del PRI, resaltó que el Registro Nacional de Cáncer, con Base Poblacional, es un esfuerzo para atender a personas que padecen la enfermedad, misma que es ya un problema de salud pública por las muertes que genera y por el costo no solo económico, sino emocional tanto de pacientes como de quienes los rodean.

 

“Desde 1982 se hablaba de la importancia de contar con un registro de este tipo. Hoy ponemos a México al día, ya que es de los pocos países en América que no cuentan con un instrumento que es reconocido internacionalmente para la planificación y valuación de los programas de control de cáncer”.

 

La diputada Teresa Lizárraga Figueroa, del PAN, mencionó que el cáncer es la tercera causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. “Algunas estimaciones señalan que cada año se suman más de 128 mil casos nuevos, aunque la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer eleva esta cifra hasta los 140 mil”.

 

La mayoría de los tipos de cáncer son curables o tratables si se detectan a tiempo; sin embargo, el 60 por ciento de los casos se diagnostican en etapas avanzadas, de ahí que contar con la información, permitirá a futuro controlar el cáncer, lo que no implica su erradicación, pero sí una disminución de los casos.

 

El diputado Guadalupe Hernández Alcalá, del PRD, se pronunció en favor del dictamen e hizo votos para que la reforma dé un giro en torno a la atención del cáncer, padecimiento que cada año provoca 120 mil muertes. “Es decir, 333 decesos por día; 14 cada hora”.

 

Se pronunció en favor de que el Pleno de los Diputados se sume a la exigencia de la Comisión de Salud para que el recorte presupuestal del que está siendo objeto el sector salud no sea efectivo y “se ayude a recuperar los recursos para beneficio de las y los mexicanos”.

 

José Refugio Sandoval Rodríguez (PVEM) dijo coincidir en la necesidad de establecer en la Ley General de Salud, el Registro Nacional de Cáncer para garantizar la obligatoriedad de la Secretaría del ramo y homogeneizar la información con la que se cuenta en torno a esta enfermedad.

 

Reconoció la transcendencia de la propuesta e hizo hincapié en la urgencia de establecer un registro diferenciado para los casos de cáncer de niños y de adolescentes. “La justificación radica en las diferencias existentes”.

 

Delfina Gómez Álvarez (Morena) refirió que a pesar de que el cáncer es la tercera causa de mortalidad en México, no existe un registro nacional de casos. “Los oncólogos solo cuentan con datos aislados sobre la problemática de alrededor de 100 tipos de tumores malignos y se carece de un programa nacional de atención a la enfermedad”.

 

El registro sistémico de los enfermos de cáncer resulta indispensable para la evaluación epidemiológica de esta enfermedad, y permitirá identificar grupos de población con mayor número de casos y algunas de las variedades asociadas a exposiciones específicas.

 

Rosa Alba Ramírez Nachis, de Movimiento Ciudadano, indicó que la reforma en materia de Registro Nacional de Cáncer es urgente y necesaria, porque es la única manera para conocer el número real de esta enfermedad que en los últimos años ha generado el aumento de muertes.

 

“Si no estamos atentos a la afectación de la salud del pueblo mexicano, estaremos condenados a tener una incidencia mayor y a pasar por un subregistro y un desconocimiento de ese asesino tan atroz”, mencionó.

 

La diputada Karina Sánchez Ruiz (NA) se pronunció a favor del dictamen y consideró que la medida es por demás oportuna, ya que permitirá comparar e interpretar la incidencia del cáncer en la población, a fin de fundamentar las acciones tendentes a su reducción.

 

“La comprensión de las variaciones geográficas permitirá conocer las causas, casos nuevos y estimación de supervivencia, además de evaluar y mejorar la calidad del diagnóstico y el tratamiento, cuidados paliativos y rehabilitación a sobrevivientes”, concluyó.

 

Se turnó al Senado de la República para su trámite constitucional.

Buscan igualdad de género en Latinoamérica para 2030

 

Ciudad de México, noviembre 03 de 2016.- En el marco de la XIII Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, organizada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, del 25 al 28 de octubre, en Uruguay, se aprobó la Estrategia de Montevideo para alcanzar la igualdad de género en la región en el año 2030.

Dicha estrategia comprende 10 ejes para la implementación de la agenda regional de género con un total de 74 medidas, y engloba todos los compromisos asumidos por los gobiernos de América Latina y el Caribe con los derechos y la autonomía de las mujeres, y la igualdad de género, desde la primera Conferencia Regional realizada en 1977 hasta la actualidad.

Entre los ejes de implementación de la estrategia se encuentran: marco normativo, igualdad y Estado de derecho, políticas multidimensionales e integrales de igualdad de género, participación popular y ciudadana (una mayor intervención de la ciudadanía en la construcción de políticas públicas), construcción y fortalecimiento de capacidades estatales y financiamiento (un mayor aporte de recursos destinados a fortalecer la igualdad de género).

A ellos se suman comunicación (acceso a la información y el cambio cultural), tecnología (gobierno electrónico y economías innovadoras e inclusivas), cooperación (gobernanza multilateral democrática), sistemas de información (transformar datos en información), información en conocimiento y conocimiento en decisión política, y monitoreo, evaluación y rendición de cuentas (garantía de derechos y transparencia).

La resolución indica que estos ejes están interrelacionados y su puesta en marcha contribuirá al establecimiento y la sostenibilidad de las políticas sectoriales y transversales orientadas a eliminar las desigualdades de género y garantizar el goce efectivo de los derechos humanos de todas las mujeres. Están, además, en sintonía con los medios de implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por la comunidad internacional en septiembre de 2015. Todos los Estados miembros de la CEPAL, en total 38, deberán adaptar a sus prioridades planes de igualdad de género y de derechos, planes de desarrollo sostenible y políticas y presupuestos nacionales.

Rendición de cuentas

Asimismo, la declaratoria establece que los gobiernos podrán informar voluntariamente sobre sus avances en la aplicación y adaptación de este instrumento político-técnico en una de las dos reuniones de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer que se realizan cada año y en las conferencias regionales que se lleven a cabo desde hoy y hasta 2030.

Además, cada año, la Presidencia de la Conferencia Regional sobre la Mujer, con el apoyo de la Secretaría de la CEPAL, informará al Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible acerca de su implementación. Estos informes contribuirán al proceso mundial en el marco del Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible y el Foro del Consejo Económico y Social sobre el Seguimiento de la Financiación para el Desarrollo.

Como medida para alcanzar la igualdad de género, se consideró necesario superar nudos estructurales en las actuales relaciones desiguales de poder en la región, entre ellos, la desigualdad socioeconómica y la persistencia de la pobreza; los patrones culturales patriarcales discriminatorios y violentos y el predominio de la cultura del privilegio; la división sexual del trabajo y la injusta organización social del cuidado; y la concentración del poder y las relaciones de jerarquía en el ámbito público.

“Estos nudos se refuerzan mutuamente y generan complejos sistemas socioeconómicos, culturales y de creencias que obstaculizan y reducen el alcance de las políticas para la igualdad de género y la autonomía de las mujeres. La Estrategia de Montevideo busca erosionar estos nudos estructurales y así avanzar hacia la igualdad sustantiva”, indica el documento aprobado por todas las naciones integrantes del organismo interamericano.

A su vez, se conformó la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre la Mujer, presidida por Uruguay, y en la que México tomará parte hasta 2019 cuando se celebre la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer en Santiago de Chile.

Feminicidios

Durante el evento, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, señaló que se debe finalizar con la violencia de género pues hay cifras que indican que en la región, en promedio, mueren 12 mujeres diariamente por el solo hecho de ser mujeres, es decir, son asesinadas por su condición de género.

Indicó que esto es parte de una desigualdad social que se observa en hechos como que por cada 100 hombres en situación de pobreza, hay 118 mujeres en la misma situación, aunado a que “un tercio de las mujeres latinoamericanas no logra generar ingresos propios y cerca de la mitad no tiene vínculo con el mercado laboral” y a que hay un bajo nivel de participación de las mujeres en el ámbito político, con sólo 30 por ciento de los espacios de toma de decisión.

Según el organismo, 29% de las mujeres no tiene ingresos propios (12,5% de los hombres) y 26% percibe un salario inferior al mínimo (18,3% de los hombres). En el otro extremo, solo un 7% de las mujeres latinoamericanas recibe ingresos iguales o superiores a cuatro salarios mínimos, porcentaje que se eleva a 16% en el caso de los hombres.

Más de 45 % de las adolescentes no usaron un método anticonceptivo en su primera relación sexual


Ciudad de México,.- De acuerdo con la Encuesta Nacional de Dinámica Demográfica (ENADID 2014), 45.2 por ciento de las adolescentes, de entre 15 y 19 años, no utilizaron ningún método anticonceptivo en su primera relación sexual debido a que 33.5 por ciento de éstas no lo tenían planeado y no previó tampoco infecciones de transmisión sexual. La encuesta también reveló que por cada mil embarazos 77 son de mujeres de ese sector de la población.

De acuerdo con Eloina Meneses Mendoza, directora de Estudios Sociodemográficos en el Consejo Nacional de Población, 18 por ciento de las adolescentes, que iniciaron su vida sexual, no usaron algún método porque “querían tener un bebé”, mientras que 17. 8 por ciento “no creyó que podía quedar embarazada”, 17.4 por ciento afirmó que “no conocían métodos de anticoncepción” y en 5.9 por ciento de los registros, sus parejas “se opusieron” al uso de alguno de estos.

La especialista en análisis demográfico aseguró que tan solo en 2016 se han registrado 400 mil nacimientos de madres adolescentes, de los cuales, ocho mil fueron en niñas de entre 10 y 14 años que, de forma probable, sufrieron abuso sexual.

Los embarazos en la adolescencia representan un problema de salud pública, debido a que, en primera instancia, se incrementan las posibilidades de mortalidad materna y bajo peso en los neonatos, y a nivel social las adolescentes disminuyen las posibilidades de tener acceso a una vida digna que les permita desarrollarse en un ambiente saludable, agregó.

Por su parte, Marcela Eternod Arámburu, secretaria ejecutiva del Instituto Nacional de las Mujeres, declaró que este problema de salud pública requiere atención tanto de las instituciones educativas como de las madres y padres, pues se debe proporcionar información científica y clara sobre sexualidad, ya que mientras más ignorancia exista, hay más probabilidades de que se incrementan los embarazos en edad temprana y se adquieran infecciones de transmisión sexual.

La también coordinadora del Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades, puntualizó que los derechos sexuales y reproductivos no deben ser materia de discusión ya que una mujer que se embaraza a corta edad, tiene mayores probabilidades de vivir violencia, exclusión y discriminación social.

Arámburu, remarcó que en México los embarazos, de niñas y adolescentes, se generan en muchas ocasiones violaciones que sufren por parte de familiares, por ello se debe prestar atención en la prevención de la violencia sexual en éste sector de la población.

Campaña

Con la finalidad de contribuir en la disminución de los embarazos en adolescentes, MSD lanzó la campaña #UnaRazónParaCuidarme, que por medio de jóvenes influenciadores, busca brindar información las y los adolescentes para que puedan tomar decisiones informadas en el ejercicio de su sexualidad.

Esta campaña cuenta con la participación del caricaturista Ricardo Cucamoga, creador del personaje “Cindy La Regia, la niña más cool de México” que, a través de su humorismo mexicano, habla sobre métodos anticonceptivos como el condón y el implante subdérmico con la finalidad de empoderar a jóvenes para que tengan disfrute de su sexualidad con responsabilidad.

Durante cuatro semanas, la campaña se difundirá en diferentes redes sociales por medio de Youtubers Millennials como Caeli, Fichis, Bryan Skabeche, Claudia Dassana, Pau Dub, Ruy Senderos, Raulito Show y hablo Bajito, quienes darán información para que visiten sitios oficiales que les permitan tener herramientas para vivir su sexualidad de forma segura.

De esta forma la campaña se suma a los esfuerzos gubernamentales para prevenir el embarazo en población adolescente.

Cifras

De acuerdo con el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), 23 por ciento de las adolescentes se encuentran casadas o en unión libre y sólo 15 por ciento de ellas usa algún método anticonceptivo moderno.

La encuesta detalló que Baja California Sur y el Estado de México son las entidades con mayor número de embarazos adolescentes, mientras que en Chiapas y Oaxaca existe una prevalencia menor. En este sentido, la escolaridad es un factor importante para la fecundidad, pues quienes tienen menor nivel educativo cuentan con menos información sobre cómo protegerse.

Alto Comisionado reitera que el uso de escudos humanos en Mosul es un crimen de guerra

01 de noviembre, 2016 — La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos expresó hoy gran preocupación por la seguridad de miles de civiles que fueron reubicados forzosamente en la ciudad iraquí de Mosul durante las últimas dos semanas por el grupo terrorista ISIS.


Según informes recabados por esa Oficina, apenas este lunes, el ISIS intentó transportar por la fuerza a 25.000 civiles de la ciudad de Hamam al-Alil hacia otras localidades cercanas a Mosul, utilizando camiones de gran porte y autobuses pequeños.

El operativo no pudo completarse debido a enfrentamientos con las fuerzas iraquíes, que detuvieron los vehículos y los forzaron a regresar, aunque algunos de esos transportes lograron avanzar hasta una localidad 15 kilómetros al norte de Mosul, indicó Ravina Shamdasanila, portavoz del Alto Comisionado en Ginebra.

“Usar a los civiles como escudos humanos es un crimen de guerra. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional establece que tomar rehenes en un conflicto armado no internacional es un crimen de guerra, además estipula que el desplazamiento forzado de civiles por razones no relacionadas con su seguridad o por imperativos militares también constituye un crimen de guerra”, puntualizó la portavoz en una conferencia de prensa.

La oficina de la ONU urgió a las partes a asegurar el estricto respeto de las leyes internacionales, especialmente en cuanto a los principios de distinción, proporcionalidad y precaución de ataques contra civiles.

México presentó 3 mil 549 víctimas de trata en los últimos tres años

 

 

En los últimos tres años México registró 3 mil 549 víctimas de trata, únicamente 108 de los tratantes recibieron sentencia condenatoria a nivel local, y sólo 12 fueron sentenciados a nivel federal, de acuerdo a datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

 

La presidenta de la Comisión Especial de Trata de Personas, diputada Julieta Fernández Márquez (PRI), dio a conocer lo anterior al destacar que no existe relación entre cantidad de casos que se presentan y los atendidos, por lo que “no podemos hablar de cifras oficiales sobre la cantidad de víctimas en el país”.

 

En reunión de trabajo, la legisladora dijo que el presupuesto para el 2017 no prevé asignación de montos para el Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral de las víctimas, por lo que se requiere asignar recursos.

 

Luego de ser aprobado el Programa Anual de Trabajo de la Comisión correspondiente al Segundo Año de Ejercicio de la actual Legislatura, Fernández Márquez resaltó que el daño moral, social y corporal que sufren las víctimas es tan grande que requieren una reparación del daño y rehabilitación integral.

 

Precisó que se necesitan más albergues que brinden una atención adecuada, por lo que pugnarán para que se asignen recursos al fondo en mención. “Sabemos que hay recortes presupuestales, pero es indispensable que escuchemos a las víctimas”, acotó.

 

El Plan de trabajo destaca que de las víctimas a nivel local, 93 por ciento son mujeres y 26 por ciento menores de edad, de estos 88 por ciento son mexicanos y sólo 8 por ciento extranjeros.

 

Agrega que las entidades federativas con mayor número de averiguaciones previas fueron Puebla, 375; Chiapas, 315; Ciudad de México, 113; Oaxaca 108; Baja California, 95 y Estado de México, 95.

 

De acuerdo a cifras de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en su Diagnostico Nacional sobre la Situación de Trata de Personas en México de 2014, la mayor parte de las víctimas de trata son mujeres con fines de explotación sexual, se menciona en el plan de trabajo.

 

Señala que el combate contra la trata de personas no ha sido un camino sencillo, ya que antes del 2003 México no contaba con un instrumento jurídico a través del cual se pudiera atacar el fenómeno.

 

Sin embargo, refiere, el escaso número de averiguaciones previas y sentencias motivaron que en el 2012 se incorporarán reformas a la Carta Magna, mediante las cuales se facultó al Congreso de la Unión a expedir una ley general en materia de trata de personas.

 

Motivo por el que el 14 de junio de ese año se publicó la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas, a través de la cual se permitió un enfoque del fenómeno con miras a combatirlo de manera global, no sólo tipificando y penalizando el delito, sino introduciendo acciones y medidas de prevención, protección y asistencia a las víctimas, puntualiza el documento.