Necesitamos retomar los espacios públicos: Minerva Ante

Colima, México, Comunicado (21/05/2017).- Es en las ciudades donde pueden percibirse contrastes no sólo sociales, sino en la condición de vida de sus habitantes; se puede apreciar cómo estas urbes sufren procesos de gentrificación [cuando la población original de un sector o barrio, generalmente céntrico y popular, es progresivamente desplazada por otra de un nivel adquisitivo mayor] “y es donde se están viviendo las peores condiciones de vida”.

Lo anterior lo compartió Minerva Ante Lezama, psicóloga social especializada en investigación sobre transformaciones urbanas y su efecto en el sentido de comunidad, durante su charla “El derecho a la ciudad y la ciudad en los museos”, como parte de los eventos que realiza el museo “Fernando del Paso” de la Universidad de Colima para conmemorar el Día Internacional de los Museos.

Si bien, dijo, es en las grandes ciudades donde se tienen más oportunidades de trabajo, “también es donde menos ganan, sobre todo las mujeres; además, en las ciudades se están viviendo las peores condiciones de vida; existe más precarización. Vemos por un lado grandes tiendas, edificios, y al lado pequeñas casas; es decir, se ven estos procesos de gentrificación”.

Ante Lezama comentó que, por ejemplo, la Ciudad de México y Guadalajara se conforman de zonas habitacionales, de casas muy pequeñas donde la presencia de árboles, áreas verdes y espacios recreativos son casi nulos y la relación con los vecinos casi no existe, “cuando esto pasa, las ciudades se expanden, el verde ya no se ve, la violencia crece; parece que en las ciudades se tienen claros los derechos, pero en realidad las mecánicas no funcionan bien del todo”.

¿Qué tendríamos que hacer para mejorar a las ciudades y los barrios?, cuestionó la académica; “en realidad no tengo una respuesta exacta, pero hemos visto que artistas hacen intervenciones en las calles, realizan muestras de cómo se ven las ciudades y se retoman los espacios públicos. Creo que ésta ya no es una situación solamente de gobiernos, sino de los ciudadanos”.

“La pregunta seguirá siendo cómo vamos a asumir esta responsabilidad, qué estamos dispuestos a hacer, cómo pasar del fatalismo al qué vamos a hacer ahora. Me gusta pensar que hacer ciudad no sólo es de los políticos; el hacer ciudad es un arte político y también poético”, finalizó.

La charla tuvo muy buena participación de los asistentes.