“No buscamos culpables, buscamos a nuestros desaparecidos, buscamos paz”

Culiacán, Sinaloa, Comunicado (03/02/17) Colectivos de búsqueda provenientes de toda la República anunciaron ante medios de comunicación el cierre de las actividades de búsqueda de personas desaparecidas en apoyo a sus organizaciones hermanas en el estado de Sinaloa.

Compuesta por diversos colectivos de familiares de víctimas a nivel nacional y con el objetivo de reconstruir el tejido social y abonar a la construcción de paz en México, la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas acompañó a las familias en labores de búsqueda directa, compartiendo la experiencia acumulada y técnicas de búsqueda de personas desaparecidas adquiridas a través de la investigación en campo de sus propios casos.

A lo largo de las dos semanas de trabajo, la Brigada Nacional pudo constatar la complejidad del contexto social que vive en el estado de Sinaloa, que entre sus consecuencias se encuentra la normalización de los altos niveles de violencia y la desaparición de miles de personas. Frente a este dolor y a la violencia generalizada que aqueja el país, la Brigada Nacional recurre al diálogo y al encuentro entre personas como herramientas fundamentales para la reconstrucción de la paz cotidiana y del tejido social. Así, el encuentro entre familiares, posibilita un intercambio que fortalece a quienes buscan a sus seres queridos.

Las labores de esta III Brigada Nacional se llevaron a cabo del 21 de enero al 3 de febrero. Previo a las acciones de búsqueda en campo, se llevaron a cabo capacitaciones sobre antropología forense, acompañamiento psicosocial, seguridad y documentación de casos. La búsqueda en campo se realizó en las localidades de el Quelite, el Potrero de Sataya, la Noria y la Huerta en San Pedro.

Resultando en el hallazgo de personas desaparecidas. Es de resaltar que uno de los hallazgos realizados, corresponde a una persona cuyos restos fueron entregados a una familia que no era la suya. Por estas acciones, el gobierno del estado, en voz de su gobernador se ha comprometido a realizar las tareas necesarias que garanticen la puesta en marcha de protocolos de identificación y la exhumasión de fosas comunes para la correcta identificación de entrega de los restos, eliminando así la posibilidad de tales incidentes.

Durante su estancia, la Brigada Nacional participó en reuniones con autoridades federales y estatales con el fin de acordar los procedimientos para garantizar el seguimiento a los hallazgos de estas dos semanas y de generar las condiciones para que las familias de personas desaparecidas en el estado de Sinaloa reciban la atención integral que requieren, esto mediante la realización de Mesas Interinstitucionales permanentes Así mismo, se aprovecharon estos espacios de interlocución para exigir la realización de búsquedas eficaces en conjunto con los colectivos locales de familiares y para hacer hincapié en la importancia de la implementación de políticas públicas que prevengan futuras desapariciones.

Como otra de sus labores, un equipo capacitado de la Brigada Nacional, compuesto por familiares y acompañantes, documentó 30 casos de desapariciones en el Estado, como parte de un proyecto de alcance nacional, haciendo uso de un instrumento de documentación diseñado específicamente para la Brigada.

Así mismo, la Brigada Nacional gestionó la presencia de la División Científica de Policía Federal para que llevara a cabo la toma de muestras de ADN a familiares de personas desaparecidas, misma que se llevó a cabo en El Quelite y en la Unidad Recreativa STASE en Culiacán. En este marco, más de 60 personas con seres queridos desaparecidos acudieron a la toma de muestras. En consecuencia, la Policía Federal, incluyendo su División Científica, se comprometieron a dar continuidad a las labores realizadas.