NOTICIAS DE ÚLTIMA HORA

Las muelas del juicio pueden extraerse sin complicaciones en personas con diabetes

 
En algunas personas, los terceros molares –o muelas del juicio– al brotar provocan el desplazamiento de los dientes aledaños y causan dolor e inflamación de la encía, por lo cual deben extrtaerse. En el caso de las personas con diabetes este procedimiento de extracción, con los cuidados necesarios, no representa ningún riesgo para su salud.
De acuerdo con la odontóloga Verónica del Rocío Espinosa López, adscrita a la Federación Mexicana de Diabetes, este tipo de muelas se extraen principalmente a jóvenes que padecen diabetes tipo I, ya que entre los 18 y 21 años de edad aparecen estos molares.
Sin embargo, pueden llegar a extraerse igual en personas con diabetes tipo II, padecimiento que hasta hace poco era más frecuente en adultos mayores de 40 años y que ahora, por el estilo de vida, la sufren personas muy jóvenes.
La doctora Espinosa López destacó que también pueden llegar a aparecer estos molares después de los 30 años, sobre todo cuando la persona se somete a otros tratamientos como la ortodoncia (corrección de los dientes en mala posición) donde son detectados en los estudios radiográficos, aunque esto se da en uno de cada 50 pacientes.
“Las muelas del juicio siempre vienen en parejas; sin embargo, hay pacientes a los que sólo les brotan las dos inferiores o superiores e incluso solamente uno de los pares de arriba o de abajo”, mencionó la odontóloga.
Abundó que cuando llega un paciente al consultorio por la aparición de las muelas del juicio el primer paso es realizarle una radiografía para saber si el molar todavía está cubierto por el hueso y la encía y necesita de una cirugía o ya está erupcionado, y sólo se lleve a cabo la extracción.
Paralelamente se realiza un historial clínico para conocer su estado metabólico (glucosa, colesterol, presión arterial) y saber de esta manera qué anestesia se va a aplicar durante la cirugía, así como los medicamentos como antibióticos para evitar una infección que se pueden indicar después del proceso de extracción.
Regularmente este tipo cirugías se realizan por la mañana cuando el paciente ya ingirió algún alimento y se aplicó su dosis de insulina o tomó su medicamento, además de haber revisado sus niveles de glucosa.
La doctora Espinosa López indicó que el procedimiento se inicia con una anestesia en la zona afectada y después se realiza la cirugía. Posteriormente se pide al paciente que regrese al día siguiente para verificar su proceso de cicatrización y entre los cinco y ocho días posteriores a la intervención se retiran los puntos.
Resaltó que la mayoría de los jóvenes con diabetes tipo I están muy conscientes de su enfermedad, ya que fueron diagnosticados desde muy pequeños y como resultado casi nunca existen complicaciones después de la extraccion del molar.
En contraste con los de tipo II que son personas que llevan con el padecimiento tres o cuatro años, y en ocasiones tardan más tiempo en asimilar su enfermedad; por consecuencia el especialista tiene que ser más estricto en su control metabólico.
En cuanto a los cuidados después de la extracción, es necesario mantener una higiene bucal adecuada, evitar alimentos que sean grasosos e irritantes, no fumar y tampoco tomar bebidas alcohólicas; guardar reposo mínimo de 24 horas después de la intervención y aplicarse fomentos de agua fría y cliente en la parte externa para disminuir la inflamación.
La especialista en diabetes advirtió que en el caso de que un paciente no éste cooperando y su control metabólico no esté estable, las complicaciones que puede presentar son infección y un proceso de cicatrización más lento.
Añadió que es importante que las personas que viven con diabetes asistan con el especialista en  salud bucal entre cada cuatro y seis meses, para estar alerta ante cualquier cambio y se pueda intervenir a tiempo.

Factores de riesgo de la hipertensión arterial

Colima, México  (03 de julio de 2013) En las últimas dos décadas la salud de las personas se ha deteriorado a consecuencia del estrés, la mala alimentación y el sedentarismo que han provocado que los factores de riesgo cardiovasculares, entre ellos la hipertensión, se hayan incrementado en forma exponencial.

Así lo informó el cardiólogo adscrito al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)  Samuel Justiniano Cordero, quien señaló que a través del PrevenIMSS, se llevan a cabo  diversas campañas para detectar la hipertensión arterial considerada como el enemigo silencioso de las personas.

El médico especialista indicó que la hipertensión es una enfermedad crónica, que se caracteriza por el aumento de las cifras de presión arterial en forma continua. El rango varía de acuerdo al peso, altura, y edad de cada persona, aunque se podría  establecer como normal hasta 130/ 80

Los factores de riesgos son diversos ya que con los años las arterias se tornan más rígidas, “así como envejecemos por fuera también lo hacemos por dentro, nuestras arterias y mecanismos auto reguladores cambian de manera tal que el adulto mayor frecuentemente tiene hipertensión sistólica, esto es, cuando el corazón se contrae, a diferencia del paciente joven que el componente reactivo en sus cifras de presión arterial se relaciona más a hipertensión diastólica, es decir, cuando el corazón se expande.”, dijo

El alto consumo de sal, embutidos, alimentos en conserva y con alta concentración de grasas saturadas como el colesterol y triglicéridos así como la comida chatarra, provocan que las arterias se endurezcan. Así como el tabaquismo, la vida sedentaria, la obesidad, el sobrepeso y la diabetes son padecimientos que se asocian a la hipertensión.

El aspecto emocional y psicológico, vivir en las grandes ciudades, en un momento de mucho estrés, también pueden aumentar la frecuencia cardiaca y la presión arterial.

Por último, el especialista alertó sobre el aumento de niños y adolescentes obesos con sedentarismo que repercute en problemas cardiovasculares en gente joven.

'Gota', sentir el cuerpo con 'cortaduras'

**Esta enfermedad consiste en una artritis que causa dolor intenso e incapacitante, enrojecimiento e hinchazón primeramente en el dedo gordo de los pies y luego en rodillas, codos y muñecas, entre otras partes del cuerpo.

Colima, México (03 de julio de 2013).- La gota es un tipo de artritis que ocurre cuando el ácido úrico se acumula en la sangre y causa inflamación articular. Mientras la gota aguda es una afección dolorosa que normalmente afecta a una articulación, la gota crónica corresponde a episodios repetitivos de dolor e inflamación que pueden comprometer más de una articulación.
El doctor Óscar Márquez Miranda, reumatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), abunda que esta enfermedad consiste en una artritis que causa dolor intenso e incapacitante, enrojecimiento e hinchazón primeramente en el dedo gordo de los pies y luego en rodillas, codos y muñecas entre otros, "esto es debido a los altos niveles de ácido úrico que contiene el cuerpo y a la disminución del mismo por parte del riñón".
Subraya que estos síntomas corresponden a la enfermedad conocida como “gota” ó hiperuricemia, la cual se produce por una acumulación de cristales de sales de urato, que dan la sensación de estar “cortando” en distintas partes del cuerpo, sobre todo en articulaciones, tejidos blancos y riñones.
La mala alimentación puede incrementar la presencia de ácido úrico en el organismo, lo que provoca un dolor en articulaciones y principalmente en el dedo gordo del pie, insiste el especialista; no obstante, la mayoría de las veces esta enfermedad aparece por cuestiones genéticas en personas mayores de 30 años de edad, y son los hombres quienes tienen mayor predisposición a sufrir el malestar.
Óscar Márquez refiere que a quienes tienen antecedentes de "gota" o sospechan ser portadores de la misma, se les siguiere evitar el consumo de carnes rojas, vísceras, pescado o mariscos, porque son alimentos ricos en purina, que esta eleva el ácido úrico en el cuerpo.
Añade que un estilo de vida poco saludable al consumir alimentos, la obesidad, el abuso del alcohol o la ingesta excesiva de algunos alimentos, actúan como desencadenantes de crisis, mismos que provocan los dolores en las articulaciones.
"A la ciudadanía en general se le recomienda consumir una dieta balanceada que incluya frutas, verduras y dos litros de agua diariamente, además de practicar ejercicio, para motivar la buena circulación en todo el organismo y evitar la atrofia de las articulaciones", mantiene el reumatólogo.
De igual forma invitó a las personas a hacerse revisiones periódicas en los centros de salud para revisar que no tengan 'gota' y tomar medidas preventivas, o si ya la tienen recibir un tratamiento adecuado que les permita tener una mejor calidad de vida.

Salpullido, recurrente en época de calor

**Las altas temperaturas incrementan este problema de salud, principalmente entre los menores de edad y trabajadores que se exponen a los rayos del sol.

Colima, México (02 de julio de 2013).- En verano, que es cuando está más cerca el sol de la tierra y en consecuencia sube la temperatura, es cuando se incrementan los casos de salpullido, principalmente en niñas y niños, aunque también en los trabajadores que se exponen a los rayos del sol mientras están realizando su actividad.
Manuel Ochoa Molinares, epidemiólogo del IMSS, anota que se han incrementado los casos de salpullido debido a la temporada de calor, lo cual es común que suceda en estas fechas. Agrega que es común en los menores de edad, sobre todo en algunas partes del cuerpo donde puede almacenarse humedad, como cuello, axilas, inglés, en la parte del pañal y la parte posterior de la rodilla.
Este problema de salud se presenta con erupción cutánea de granitos o ronchas que suele ser muy incómodo, sobre todo por la sensación de estar rascándose, y aunque puede aparecer durante todo el año es más frecuente durante los meses en que hace calor, como junio, julio, agosto y septiembre.
Anota que es común que la gente identifique el salpullido por algún problema de sudoración, sobre todo durante el verano, pero también están considerados como causantes de que salgan estos granitos en la piel por la exposición solar, las reacciones a medicamentos, la contaminación de ropa, que se puede dar por detergentes, hongos, ácaros, etcétera; o hasta puede tratarse de un cuadro temprano de rubéola.
El tratamiento inmediato en todos los casos, dice Manuel Ochoa, es de mantener cuidados generales sobre la piel, debido a que puede manifestarse en cara, hombros o pecho a base de higiene y principalmente en el caso de los niños, además es importante mantenerles cortas las uñas "porque les da por rascarse y hacerles cambios seguidos de ropa". La consecuencia inmediata es que de no tener estos cuidados pueda presentarse una infección por rascarse.
El salpullido es causado por varios factores donde es necesario descubrirlo para atacar el problema de origen, sostiene el doctor del Instituto Mexicano del Seguro Social al invitar a la población a acercarse a los centros de salud para atender el problema.
Con cuidados generales el salpullido tiende a desaparecer, indica el epidemiólogo, pero es de trascendencia que se identifique qué fue lo que lo ocasionó para que se ataque el problema de raíz, por eso insiste en acudir al médico para dar el tratamiento adecuado.

Consejo para prevenir las várices

Realizar actividades de pie o sentado por mucho tiempo, así como usar tacones muy altos favorece la acumulación de sangre en las piernas (estasis venosa), lo cual influye en el desarrollo de las várices, por ello, para  prevenir el desarrollo de várices es recomendable que las personas mantengan un peso adecuado, usen medias de compresión suave y realicen ejercicio a fin de activar la circulación sanguínea en las piernas.
Miguel Ramos Treviño, angiólogo adscrito Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), recomendó hacer algunos ejercicios al estar sentado, por ejemplo, juntar los talones y separar la parte delantera del pie, abrirla y cerrarla consecutivamente en repetidas ocasiones durante la jornada laboral, de ser el caso.
Así también consideró importante  que en caso de pasar mucho tiempo de pie, caminar sobre los talones y de puntillas de manera alternada durante el día.
El angiólogo explicó que la presencia de várices en las piernas es consecuencia de la dilatación excesiva de las venas por la incapacidad de retorno de la sangre al corazón, lo que provoca que la piel se oscurezca a nivel de los tobillos y posteriormente cause úlceras varicosas o inflamadas, consideradas la mayor complicación venosa.
Estas dilataciones permanentes de las venas pueden ser muy pequeñas, como hilos parecidos a las patas de araña o, en grado extremo, muy anchas e inflamadas que parecen racimos serpenteantes, puntualizó.
Añadió que la inflamación, calambres o pesadez en las piernas –siempre en horas de la tarde-- son signos que suelen acompañar este padecimiento que afecta principalmente a las mujeres.