Realizan en México primer trasplante de corazón artificial en un infante


De acuerdo con especialistas del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG), cada año 12 niños están en lista de espera de trasplante de corazón y en promedio tardan tres a cinco meses en recibir un donante. A fin de mantener con vida a los infantes con falla cardiaca progresiva se realizó en la Ciudad de México el primer trasplante de corazón artificial.

La receptora fue Dafne Verónica García Guzmán, una niña de cuatro años de edad y originaria de San Juan de los Lagos, Jalisco, diagnosticada con miocardiopatía restrictiva; es decir, una falla cardiaca que consiste en la discapacidad del corazón en contraerse, lo cual evita un bombeo sanguíneo adecuado hacia los órganos.

La innovación es un dispositivo externo llamado Excor que realiza de forma artificial el latido del corazón a partir de dos válvulas que se conectan a las arterias y que hace circular la sangre con ayuda de una bomba mecánica.

La operación se realizó el 22 de septiembre por un equipo de especialistas del HIMFG y era la única alternativa para salvar la vida de Dafne debido a que cuando existe este tipo de falla cardiaca al paso del tiempo se deterioran los órganos como riñón e hígado.

Durante la operación “la menor entra a cirugía de corazón abierto y se usa una bomba de circulación extracorpórea, -la cual sustituye la función del corazón y oxigena la sangre durante la intervención- después se hace la conexión de las cánulas directamente a las arterias de la niña, la bomba queda por fuera, se conecta y programa el aparato, una vez en función se cierra el tórax y se deja el aparato en función”, mencionó el doctor Alejandro Bolio Cerdán, jefe de Cirugía Cardiovascular de este instituto.

“La bomba tiene una manguera que se conecta a un aparato que regula la entrada y salida de aire para hacerla funcionar. Es como si estuviéramos manualmente con una jeringa empujando y sacando. Cada que empujamos la sangre se bombea y al jalar el aparato se llena de sangre que debe regresar hacia la niña, de esta forma se simula la función del corazón”.

Los especialistas esperan recibir un trasplante de corazón en tres meses para Dafne; sin embargo, existen pacientes en países como Alemania y Estados Unidos que llevan dos años y medio con un corazón artificial. Además representa una alternativa ante la falta de donadores de órganos y al 33 por ciento de infantes que fallecen al año por falta de un corazón.

Aunque la menor seguirá hospitalizada hasta encontrar un donador, el implante ha permitido mejorar la función renal y estado nutricional del paciente, así como retirarle los fármacos.

El costo aproximado para los primeros tres meses es de un millón y medio de pesos, el cual es absorbido por diversas fundaciones, el seguro de gastos médicos de la menor y el Hospital Infantil de México.

Nueva clase de fármaco aparte de regular glucosa del paciente diabético posibilita otros beneficios


En México, tres de cada cuatro pacientes diagnosticados con diabetes no logra un control eficaz de su enfermedad. Las razones pueden ser varias, desde la falta de apego por parte del afectado, la mala comunicación de éste con su médico tratante, hasta la falta de información por parte del facultativo sobre nuevas terapias.

Al respecto, la doctora Rutila Castañeda Limones, especialista en endocrinología y nutrición, señala que cada paciente requiere un traje a la medida, desde el punto de vista de su tratamiento.

“Podríamos tener un traje unitalla, con medidas generales, pero cada paciente es único y el médico tiene el privilegio de indicar el tratamiento va a sugerir de acuerdo a las características del afectado. Por fortuna, la ciencia y la tecnología ofrecen grandes productos, como las diversas insulinas o medicamentos altamente eficaces que nos ayudan no solo a tener mejor control de la glucosa, sino además que disminuyen triglicéridos, aumentan el colesterol bueno, regulan la presión arterial y logran que el paciente baje de peso”.

La endocrinóloga e investigadora del “Mexico Center for Clinical Research” (Centro de Investigación Clínica de México) refiere que esta nueva clase de fármacos son denominados inhibidores del co-transportador de sodio y glucosa (SGLT2), cuyo mecanismo de acción se realiza a través de los riñones y el intestino delgado, pero no en el páncreas.

Uno de los medicamentos de este tipo que se comercializa en México es Canagliflozina y al actuar sobre los riñones logra eliminar glucosa por la orina, lo que se traduce en un mejor control glucémico.

“El medicamento puede llegar a eliminar el equivalente al azúcar contenido en dos refrescos normales, lo que ayuda a controlar la glucosa en ayunas, pero también a no producir triglicéridos y que aumente el colesterol bueno.

“Además interviene a nivel del intestino delgado y bloquea la absorción de glucosa, con lo que se evitan los picos de glucosa después de comer, De manera que hay control de glucosa en ayunas y después de las comidas, por el desecho de glucosa en la orina por la que se eliminan sodio y agua, y con ello mejora la presión sanguínea”, detalla la doctora Castañeda Limones.

Asimismo, explica que si bien Canagliflozina colabora a que el paciente con diabetes tipo I pierda peso, debe ser prescrita por un médico que conozca muy bien la condición del afectado, y que éste debe llevar una buena alimentación y hacer ejercicio periódicamente, o el medicamento no funciona.

Finalmente, la doctora Castañeda Limones hace hincapié en que Canagliflozina no interviene en la acción de otros medicamentos prescritos, como insulina o metformina, de forma que complementa el tratamiento en beneficio del paciente.

Eso quiere decir que cuando la diabetes ha avanzado y ha hecho que la reserva del páncreas se agote, y que necesariamente debe requerir insulina o bien al inicio del tratamiento, debe buscar la mejor insulina acorde a su condición.

Canagliflozina es fabricado y comercializado en México por el laboratorio Janssen, y fue aprobado en nuestro país antes de cualquier otro país latinoamericano.

Identifican bacteria que podría estar implicada en el desarrollo del cáncer cervicouterino

 

Ciudad de México. 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Investigadores de la Dirección de Infecciones Crónicas y Cáncer, del Centro de Investigación sobre Enfermedades Infecciosas del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), han identificado una bacteria en el cuello uterino en una muestra de estudio de mujeres mexicanas que podría estar implicada en el desarrollo del cáncer cervicouterino, el cuarto tipo más frecuente en mujeres en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Estudios reportados por la comunidad científica internacional indican que algunas especies bacterianas están asociadas al desarrollo del cáncer cervicouterino, una de ellas es Chlamydia trachomatis (responsable de la infección por clamidia). En este contexto, el grupo de investigación del INSP, liderado por el doctor Vicente Madrid Marina, inició un proyecto que pretendía averiguar la relación entre esta bacteria y el cáncer cervicouterino en pacientes mexicanas. No obstante, los resultados apuntaron en otra dirección.


“Razonando que en México 98 por ciento de las mujeres que presentan este tipo de cáncer son pobres, pensamos que podríamos encontrar clamidia en el estudio, para nuestra sorpresa hallamos otras bacterias que están asociadas a otros tipos de cáncer y que pueden ser un punto de partida para el cambio de pensamiento en la neoplasia cervical”, señaló en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Vicente Madrid Marina.

El especialista en técnicas de biología molecular y medicina genómica trabaja desde hace varios años en el estudio del virus del papiloma humano (VPH) —un factor de riesgo alto implicado en el desarrollo del cáncer cervicouterino—, es así que se analizaron muestras biológicas de mujeres sin y con la infección del virus, así como aquellas con neoplasia cervical.

Por un lado, en el análisis de mujeres sin la presencia del virus del papiloma humano (mujeres sanas), los investigadores observaron la presencia de una bacteria que actúa como barrera protectora ante la amenaza de una infección vaginal. “Los lactobacilos son bacterias que acidifican el medio, una estrategia de la naturaleza que evita que un patógeno produzca una vaginosis. Esta bacteria ya se ha reportado en otros estudios internacionales. En Estados Unidos, se identificó que la presencia de un Lactobacillus gasseri facilita la eliminación del virus del papiloma humano de forma más rápida”, dijo.

En tanto, en mujeres con lesión por la presencia del virus del papiloma humano se identificó la presencia de Sneathia spp., una bacteria que se ha clasificado como un posible marcador biológico asociado a la infección por este virus.

Un hallazgo significativo fue la presencia de Fusobacterium spp. en mujeres con cáncer cervicouterino, una bacteria que se ha asociado al desarrollo de cáncer colorrectal. “Se han realizado estudios en los que se ve que ciertas proteínas de la bacteria promueven la carcinogénesis del tejido epitelial del colon. A raíz de estos resultados hicimos un prueba para detectar específicamente la bacteria en nuestro biobanco de muestras”, comentó.

La prueba permitió identificar la presencia de Fusobacterium spp. en 25 por ciento de mujeres con cáncer cervicouterino. La frecuencia de esta bacteria en mujeres sin el virus del papiloma humano fue de uno por ciento, mientras que la frecuencia de este microorganismo en mujeres con la presencia del virus fue de cinco por ciento.


“Observamos que una de cada cuatro mujeres tiene Fusobacterium spp. También nos dimos a la tarea de buscar en el biobanco de muestras del INSP la presencia de Chlamydia y observamos que solo está presente en uno por ciento de las mujeres con cáncer cervical, siendo que es un factor de riesgo importante para su desarrollo”, expresó el también expresidente de la Sociedad Mexicana del Virus del Papiloma Humano.

Los resultados de este primer estudio piloto se publicaron en la revista PLOS One; de acuerdo con el doctor Vicente Madrid se trata del primer reporte científico en que se indica la presencia de la bacteria Fusobacterium en mujeres con cáncer cervical.

El investigador, miembro fundador de la Academia de Ciencias de Morelos (Acmor), añadió que la presencia de Fusobacterium está asociada con citocinas que producen inmunosupresión y bajan la respuesta inmune contra el virus. “Entonces nos surgió la pregunta de qué fue primero: la infección por el virus del papiloma o la infección por la bacteria. Creemos que es primero la infección por el virus, luego viene la bacteria, mantiene el microambiente favorable para que permanezca la infección del papiloma y entonces permite que se desarrolle el cáncer”, detalló.

Hasta ahora, el grupo de investigación sabe que la presencia de esta bacteria está asociada con citocinas que producen una disminución de la respuesta inmune que podría favorecer el desarrollo de la neoplasia cervical. Un siguiente paso en la investigación es ampliar el número de muestras para corroborar los resultados obtenidos. “Ya se han hecho estudios directos de esa bacteria sobre células epiteliales del colon y en ellos se observa que Fusobacterium altera estas células. Queremos emular estos estudios para el tema del cáncer cervicouterino”, añadió.


Un cáncer que puede prevenirse


De acuerdo con el especialista nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), cada año se presentan entre 10 mil y 11 mil nuevos casos de cáncer cervicouterino, y cobra la vida de entre cuatro mil y cinco mil mujeres. En 2011, este padecimiento representó la segunda causa de muerte en mexicanas, y aunque uno de los factores de riesgo para su desarrollo es el virus del papiloma humano, el doctor Vicente Madrid comentó que se trata de un cáncer que puede prevenirse.

“La infección por el virus del papiloma humano es un factor de riesgo, pero no es suficiente para el desarrollo del cáncer cervicouterino; las mujeres pueden infectarse y un año después eliminarlo gracias a la respuesta de su sistema inmune. Solo aquellas que tienen una alteración en su sistema inmunológico —que puede derivarse por desnutrición, estrés, alcoholismo, tabaquismo y el uso de hormonas anticonceptivas por largo tiempo— tendrán una lesión precancerosa en el cuello uterino y desarrollarán cáncer”, concluyó el especialista.

Buscan regenerar tejidos e inhibir infecciones con nanomateriales

El proyecto franco-mexicano apunta a sanar huesos lesionados y heridas por diabetes, entre otras aplicaciones


La llamada medicina regenerativa tiene como principal objetivo restituir a nivel celular tejidos dañados en seres vivos. Se trata de una de las ramas de la bioingeniería que en nuestros días llama la atención de diversas ciencias, ya que permite la interacción entre ellas, por ejemplo, química, biología, ingeniería de materiales y medicina, entre otras.

Sobre esta área del conocimiento ha perfilado su desarrollo académico y profesional Heriberto Rodríguez Tobías, quien actualmente trabaja en el Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), con un proyecto en el que también participa el Institut de Chimie et des Materiaux Paris-Est (ICMPE), en Francia. El proyecto es dirigido por la doctora Graciela Morales, investigadora Titular del CIQA, y el doctor Daniel Grande, investigador Titular del ICMPE, y aborda el desarrollo de nanocompuestos fibrosos a los que se adhieren partículas de óxido de zinc para regenerar tejido, al mismo tiempo que evita posibles infecciones por bacterias.

“Los materiales obtenidos se asemejan a apósitos típicos para protección de heridas, a los cual se agregan nanopartículas de óxido de zinc que tienen propiedades antibacterianas. El problema con una herida es que al estar expuesto al ambiente se pueden adherir bacterias y propiciar una infección, por eso buscamos un efecto antimicrobiano en los materiales fibrosos”, detalla el científico mexicano.

Para la obtención de nanocompuestos fibrosos se utiliza en el ICMPE la técnica de electrohilado, la cual permite fabricar fibras con diámetros desde micras (la millonésima parte de un metro) hasta nanómetros (que equivale a una mil millonésima parte de un metro). Al material fibroso obtenido se incorporan partículas de óxido de zinc de las mismas dimensiones. Asimismo, ha sido evaluado el desempeño mecánico, térmico y, sobre todo, las propiedades antibacterianas frente a microorganismos patógenos de interés.

El siguiente paso en el proyecto es el escalamiento para la producción de mayor cantidad de material fibroso y la determinación de la biocompatibilidad con tejidos de importancia médica, para lo cual se han establecido vínculos con universidades en Texas (EU) y en Nuevo León.

Si bien los nanocompuestos fibrosos tienen una relación directa con la industria textil, en materia de salud se hacen pruebas con células de hueso (osteoblastos y fibroblastos) que deben regenerarse, así como en heridas causadas por diabetes, donde la recuperación de tejido puede ser muy complicada. En ambos casos, los resultados son muy alentadores.

Rodríguez Tobías recibió en agosto de 2015 el premio Estatal de la Juventud en la categoría de Ciencia y Tecnología; hasta ahora ha realizado cuatro estancias en Francia en el tema de biomateriales, concluyó su doctorado en diciembre de 2015 en CIQA, y de cuyo trabajo se han publicado seis artículos científicos, y le ha permitido presentarlo en 14 congresos nacionales e internacionales.

Aborto, quinta causa de muerte materna durante 2015

-- De 659 decesos, 10 por ciento eran menores de 15 años de edad



Ciudad de México, 29 sep 16 (Cimacnoticias).- El aborto fue la quinta causa de muerte materna en México en el 2015 al registrarse 659 decesos de mujeres por esta causa, de las cuales, 10 por ciento eran menores de 15 años de edad, informó la abogada y activista de la organización Ipas México, Julia Escalante de Haro.

En entrevista telefónica, la coordinadora de Política y Abogacía de Ipas México-organización especializada en derechos sexuales y reproductivos- dijo que los códigos penales del país no deben controlar el cuerpo de las mujeres, puesto que deben garantizar sus derechos reproductivos y el cuidado de la salud.

Explicó que Ipas México monitorea la información de Egresos Hospitalarios de la Secretaría de Salud a través de la Dirección General del Sistema de Información y detectaron que en el año 2015, los abortos fueron la quinta causa de muerte materna, lo que indica que las mujeres deben tener acceso al “aborto seguro” en las instituciones de salud para reducir riesgos y proteger sus vidas.

A propósito del 28 de septiembre Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe, la activista de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Silvia Solís, recordó que a partir de la aprobación de la causal de aborto “por voluntad de las mujeres hasta la semana 12 de gestación” del Código Penal de la Ciudad de México, efectuada el 24 de abril del 2007, se inició una serie de reformas a los códigos penales de diferentes estados del país con el objetivo de proteger la vida desde el momento de la “fecundación-concepción”.

Lo anterior, enfatizó, pone en riesgo los derechos reproductivos de las mujeres, su salud y también su libertad, porque se criminaliza a quienes tienen abortos espontáneos acusándolas de homicidio por grado de parentesco o por aborto.

Silvia Solís, mencionó que pese a que el aborto está permitido bajo diversas causales en México, prevalece la criminalización en algunos estados como Guanajuato o Puebla.

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), registra puntualmente las causales por las cuales se permite el aborto en el país: Michoacán y Yucatán son los únicos estados que contemplan las “causas económicas” de las mujeres; por salud de las mujeres en 14 entidades; inseminación artificial no consentida en13 entidades federativas y por alteraciones genéticas o congénitas graves del producto la reconocen 16 estados y solamente en la Ciudad de México se admite la causal por voluntad de la mujer hasta la semana 12 de gestación.