Mexicanos innovan válvula que disminuye efectos de microcefalia en bebés


La microcefalia es un padecimiento en el que se presenta un tamaño disminuido en el cráneo de los fetos o bebés, lo que impide un desarrollo pleno de su cerebro.

Además de la genética, otra de las causas de la enfermedad son: tabaquismo y alcoholismo durante el embarazo, consumo de anticonceptivos, contagio de virus del zika, falta de ácido fólico de la madre, así como el exceso de líquido cefalorraquídeo en cráneo que puede derivar en una mala geometría de la cabeza del feto.

Ante ello, científicos mexicanos de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) desarrollaron una micro válvula que tiene como función liberar el exceso de líquido cefalorraquídeo y con ello disminuir los efectos originados por microcefalia durante el proceso gestacional.

El doctor Said Robles Casolco, quien se desempeña en el Centro de Investigación en Ingeniería y Ciencias Aplicadas (CIICAp), de la UAEM, explicó que previo a la colocación de la válvula se realiza un ultrasonido para medir pies, cabeza y órganos que se estén en formación y así comprobar si se trata de microcefalia, ya que es a partir de las 24 semanas de gestación cuando se puede detectar la enfermedad.

En caso de resultar con el padecimiento y al tener la imagen craneal del feto, se diseña la medida de la válvula y se fabrica con materiales biocompatibles a través de impresión en tercera dimensión. Posteriormente, se coloca durante una operación en la que se hace pequeña incisión en el cráneo del feto, mismo que por estar en proceso de desarrollo aún tiene características de cartílago, siendo un material blando.

A decir del especialista, la función de la válvula es permitir que el líquido cefalorraquídeo se libere dentro del área de gestación y así evitar que el exceso del fluido en conjunto con el tamaño del cráneo provoquen mayor presión en determinadas zonas del cerebro y con ello más consecuencias en el feto. Con el método se facilita que el bebé pueda nacer con menos problemas.

Cabe señalar que el líquido cefalorraquídeo se encuentra en el encéfalo, que es la masa nerviosa dentro del cráneo y en la médula espinal. Tiene entre otras funciones proteger, alimentar, lubricar y colaborar en el proceso eléctrico del sistema nervioso central. El cuerpo humano produce diariamente este líquido; sin embargo, si se contiene en una cabeza pequeña causa deformación.

Por otro lado, el también académico de la UAEM, subrayó que la válvula no hace una mejora en el crecimiento del cráneo, ya que está diseñada sólo para evacuar el líquido.

La ingeniería dentro del interior del dispositivo no permite entrar aire ni otras sustancias, permitiendo al cerebro nunca estar expuesto. Además cuenta con un sistema en donde el proceso de crecimiento va en proporción de la liberación del fluido.

Después de colocado, dado al material biocompatible con el que es fabricado, el producto permanece hasta el nacimiento del bebé en donde se cambiaría la válvula por otro tipo de dispositivo, su uso no tiene secuelas.

El científico mexicano mencionó que ya se tiene el prototipo de tamaño verdadero y que los mecanismos de la UAEM han permitido avanzar en el proceso de patente. Se espera que para el 2017 se tenga ya el producto para aplicarse.

A pesar de que aún no se estima el precio del producto, el científico de la UAEM acotó en que se pretende que la universidad y gobierno tengan acuerdos para poder facilitar el acceso a este método.

Finalmente, el especialista recalcó que es recomendable hacer una detección temprana para una menor posibilidad de que en el desarrollo del feto haya más problemas.

Crea estudiante programa que mejora terapia de Alzheimer en pacientes extra hospital

El desarrollo se utiliza por medio de un teléfono inteligente y estimula al paciente para un eficaz tratamiento médico


En México existen más de 800 mil personas con Alzheimer y se registran 30 casos por cada mil habitantes, de acuerdo a datos del Instituto Nacional de Geriatría. Las terapias actuales para detener el avance de esta enfermedad se basan en pruebas realizadas en hospitales que resultan difíciles de llevar a cabo en el caso de los adultos mayores. Ante esta situación, una joven estudiante Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolló un programa de cómputo que permite al paciente seguir el tratamiento desde casa.

Itzel Iraís Montiel Bernal, estudiante de la Escuela Superior de Cómputo (Escom), creó un programa atractivo y sin distractores que se manipula desde cualquier dispositivo electrónico como tableta o smartphone con sistema operativo Android.

La joven mencionó que el tratamiento médico para detener los avances del Alzheimer tiene mejores resultados cuando se acompañan de una terapia diaria de estimulación; sin embargo, esto implica gastos de traslado y hay que considerar que la enfermedad se presenta en el diez por ciento de los adultos mayores de 65 años, a quienes se les dificulta la movilidad, por ello el desarrollo del IPN es una alternativa.

El prototipo se compone de una serie de ejercicios que estimulan las áreas mentales afectadas, entre los que se encuentran orientación, memoria, lenguaje, razonamiento y atención.

“El propósito es que el paciente responda correctamente a los ejercicios a la primera oportunidad, si no es así, el programa envía una pista para facilitarle la respuesta, cuando lo logra, aparece en la pantalla un mensaje de felicitación y pasa al siguiente ejercicio, detalló Montiel Bernal.

La aplicación cuenta con 20 ejercicios y a fin de asegurar que el paciente realice los ejercicios, el software está desarrollado para avisarle al usuario si la terapia del día ya se realizó o aún no y se sincroniza automáticamente con la computadora del médico para indicarle el número de errores uy acierto, el tiempo en que se realizó y el avance obtenido.

La innovación cuenta con la asesoría de especialistas del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía y catedráticos de la Escom Ulises Vélez Saldaña y Rocío Reséndiz Muñoz.

Detectan patologías mamarias con impedancia superficial

 

 

Santiago de Querétaro, Querétaro. 18 de octubre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- En el marco de la ExpoCiencias Bajío 2016, el Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada (CFATA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, presentó un modelo experimental para la identificación de patologías en glándulas mamarias utilizando un sistema de impedancia superficial que, a través de imposición del flujo de corriente alterna a diferentes frecuencias, analiza la conductividad eléctrica en el seno, con lo que se puede hacer una detección oportuna de cáncer de mama, entre otras patologías.


La investigadora residente del CFATA a cargo del protocolo, María del Rosario Huerta Urquiza, informó que este proyecto está asesorado por el investigador y responsable del área de Termografía de Glándulas Mamarias de ese centro, Ángel Luis Rodríguez Morales, y que el objetivo es ofrecer una alternativa de tamizaje complementaria a la mastografía y el ultrasonido, que pueda ser utilizada en pacientes de todas las edades que presenten síntomas de alguna patología o con una carga genética identificada.


“En este sistema de impedancia se utiliza un osciloscopio; colocamos electrodos de manera superficial en algunas partes del cuerpo y hacemos un barrido de frecuencias, que van de 100 hertz (Hz) a 24 megahertz (MHz); dependiendo de lo que se va encontrando se realiza un análisis de datos. Este estudio no es invasivo ni genera molestias", destacó.

Huerta Urquiza explicó que al no existir valores de impedancia ya establecidos para toda la población, porque intervienen diferentes factores como ambientales o dietéticos, lo que se realiza en el estudio es un modelo de autorreferencia, en el que se miden los valores obtenidos del músculo femoral largo —donde se analiza el tejido muscular y adiposo del seno—, así como la región del mesogastrio, hipocondrio derecho y la mama.

Pacientes jóvenes

Dependiendo la tendencia que tenga la gráfica de impedancia tras la medición, puntualizó, se puede diferenciar una patología maligna, como el cáncer, o una benigna, como la mastopatía fibroquística.


“La impedancia en el cáncer disminuye porque en la bicapa lipídica de la célula se da un cúmulo de sodio alrededor, lo que le da mayor conductividad. La mastopatía fibroquística es una hiperplasia de los lobulillos de la glándula mamaria y las células. En condiciones normales están dispersas, pero en la patología se conglomeran, provocando una disminución de líquido extracelular y electrolitos, lo que las hace menos conductivas y hay un aumento de la impedancia”, explicó.

La investigadora residente del CFATA aseguró que este estudio no tiene restricción de edad, por lo que puede hacerse a partir de los 13 años, ya que, dijo, a diferencia de la mastografía o el ultrasonido, los parámetros de medición se enfocan en la actividad celular a través de la impedancia y no en la densidad de las glándulas mamarias.

“¿Qué pasa con las pacientes que son más jóvenes y que presentan síntomas, características de patología maligna o que tienen una carga genética importante? Para estas personas es muy difícil hacerse un ultrasonido, porque la densidad de la glándula mamaria no permite identificar el tejido sano y diferenciarlo del patológico; por eso trabajamos en técnicas complementarias que ayuden al diagnóstico oportuno y ofrezcan resultados eficaces”, finalizó.

El modelo experimental para la determinación patológica de glándulas mamarias por medio de impedancia superficial del Centro de Física Aplicada y Tecnología Avanzada de la UNAM, campus Juriquilla, obtuvo el primer lugar en la categoría de Tecnologías y Ciencias de la Salud en la ExpoCiencias Bajío 2016.

El ruido urbano causa sordera y enfermedades cardiovasculares


El ruido afecta la salud y causa tanto sordera como enfermedades crónico-degenerativas (cardiacas, cáncer, afecciones respiratorias y diabetes, entre otras), expuso Santiago Jesús Pérez Ruiz, investigador del Centro de Ciencias Aplicadas y Desarrollo Tecnológico (CCADET).

En la Facultad de Ciencias de la UNAM, el experto señaló que los vehículos son la principal fuente de contaminación acústica en las urbes. Ésta es difícil de controlar y la de mayor impacto, por la cantidad de población afectada.

“A pesar de que la industria del ramo gasta millones de dólares para fabricar mejores autos (incluidos los más silenciosos), la cacofonía derivada de éstos crecerá por la tendencia demográfica en aumento”, advirtió Pérez Ruiz.

Aislamiento sonoro

Debido al incremento poblacional en espacios urbanos, el aumento de la contaminación ambiental por ruido y la necesidad de crear áreas sanas para reducir costos en salud y hacer más eficientes las actividades laborales y educativas, ha surgido la necesidad de crear edificaciones con aislamiento sonoro.

Sin embargo, existen retos a vencer, como obtener un material de construcción de bajo costo que permita la ventilación, destacó el académico universitario.

Para este propósito se ha intentado el uso de insumos reciclados, orgánicos o poliméricos, así como techos o muros verdes. Incluso, recientemente han comenzado a crearse metamateriales, como el cristal sódico, compuesto formado por un arreglo de dispersores acústicos separados por una constante de enrejado.

“En el CCADET desarrollamos uno inspirado en otras investigaciones ópticas a fin de lograr características físicas artificiales o no usuales en la naturaleza”, refirió Pérez Ruiz.

El panorama

En este contexto, enfatizó, es necesario reconocer el ruido como un contaminante de importancia, legislar sobre cada aspecto relacionado con este problema, cuantificar la población afectada (mediante mapas, mediciones e investigación) y su costo.

Además, hacer una mejor planeación del suelo y dotar a las edificaciones de una protección contra sonidos perturbadores. A nivel mundial, esta tendencia avanza rápido por la demanda y oferta de vivienda para albergar a la demografía creciente, remarcó.

Por ello, a fin de ser competitiva en el extranjero, la industria de la construcción mexicana, encargada de fabricar materiales, ya fijó su atención en estos desarrollos, concluyó.

Exploran nuevas terapias para artritis reumatoide

 

Zacatecas, Zacatecas. 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- Con el objetivo de proponer nuevas terapias para el tratamiento de artritis reumatoide, un grupo de investigadores de la Unidad de Investigación Biomédica de Zacatecas (UIBMZ) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en coordinación con la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) y la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), estudia la participación de los péptidos antimicrobianos en el desarrollo y progresión de dicha enfermedad.


El proyecto de investigación es asesorado por la doctora Mariana Haydee García Hernández y el doctor José Antonio Enciso Moreno, de la UIBMZ IMSS, ambos miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en colaboración con la doctora Diana Patricia Portales Pérez, de la UASLP, y la doctora Susana Godina, de la UAZ.


En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora Mariana García expuso que para el desarrollo de este proyecto, el equipo de investigadores obtuvo recurso a través del Concurso de Apoyo Financiero para el desarrollo de protocolos de investigación y desarrollo tecnológico sobre temas específicos de los temas prioritarios de investigación en salud, del IMSS, el 2 de enero de 2013.

Por su parte, la estudiante de maestría en ciencias farmacobiológicas, Gwendolyne Méndez Frausto, quien realiza su tesis de maestría dentro de este proyecto de investigación, destacó la importancia del estudio de las variables que participan en el desarrollo de la artritis reumatoide.

“La artritis reumatoide es un importante problema de salud, debido a la discapacidad que causa en los pacientes; sin embargo, aún no se conoce exactamente qué factores la provocan y cuál es el desencadenamiento que conlleva la enfermedad en su desarrollo”, manifestó.

La también becaria Conacyt describió que la primera etapa del estudio se llevó a cabo a través de modelo murino —cepas de ratones—, al cual se le indujo la artritis por medio de colágeno tipo 2. “Seleccionamos los modelos murinos porque son los más parecidos a la manifestación de artritis reumatoide en el ser humano. Comparten características como la inflamación, infiltración de células, degradación de cartílago y deformidad del hueso”, explicó.

Posteriormente, el equipo evaluó la participación de los péptidos antimicrobianos, los cuales son producidos por algunas células infiltradas en la cavidad sinovial de la articulación. “Encontramos que los péptidos tienen una actividad algunas veces proinflamatoria y otras veces antiinflamatoria. Esto depende de los receptores a los que se una”, expuso.


Péptidos y artritis

Gwendolyne Méndez añadió que el análisis de los péptidos se hizo con el fin de asociarlo con la infiltración celular, la degradación del cartílago y la erosión ósea y conocer su papel en la progresión o inhibición del desarrollo de artritis.

“Para esto, realizamos técnicas de inmunohistoquímica para saber en dónde se encontraban los péptidos. Dividimos la enfermedad en tres etapas: inicio, en donde se empieza a manifestar la inflamación; pico, en donde hay un daño significativo, con eritema e inflamación; la última, remisión, en donde se disminuye la inflamación”.

La químico farmacéutico bióloga declaró que se encontró una asociación entre el incremento de las enzimas metaloproteasas —encargadas de degradar el cartílago— y el incremento de la expresión de los péptidos de tipo CRAMP, lo que incrementa la expresión de la enfermedad.

“Esto nos da una idea de la contribución de estos péptidos a la artritis. Nuestra hipótesis sería que si bloqueamos ese péptido, o intentamos hacer un anticuerpo que bloquee esos péptidos, evitaría el desarrollo de la artritis. Esa es la etapa siguiente de nuestro proyecto, estamos seguros de que cualquier información que descubramos sobre esta enfermedad es importante y significa un avance más para entenderla”, concluyó.