Científicos del Tec innovan terapia acústica para enfermedades del oído

México, Agencia ID (21/03/2017).- Zumbido, campanillas o cantos de grillos son algunos ruidos constantes de pacientes con acúfeno o tinnitus, enfermedad del oído en la que se escuchan sonidos sin que una fuente externa los esté provocando. Ésta afecta a cerca del 12.7 por ciento de la población mundial, en su mayoría de la tercera edad. Con el fin de disminuir o desaparecer el sonido y así mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen, científicos del Tec de Monterrey desarrollaron una terapia neurológica que trata y evalúa el resultado de la misma.

Se trata de terapias acústicas para mejorar la salud, es decir curar con sonidos y monitorear el comportamiento del cerebro mientras se rehabilita. El doctor David Isaac Ibarra Zárate, investigador de la escuela de Ingeniería del campus Monterrey, detalló que la terapia inicia con la evaluación del paciente, “se analiza la frecuencia y el nivel del zumbido para poder generar un sonido que lo contrarreste.

Buscamos estimular las ondas cerebrales y poder regenerarlas; por lo que también podemos hacer que el nivel del acufeno disminuya a través de la adaptación del zumbido mediante otro similar pero con menor intensidad para que el paciente se acostumbre y pueda percibirlo cada vez menos”.

La terapia acústica, que trabaja a nivel neurológico, no tiene una metodología de uso en general, sino que se adapta a la necesidad del paciente, no tiene efectos secundarios y mejora su calidad de vida. Si se utiliza de 30 a 60 minutos diarios, después de tres meses se notará un 50 a 70 por ciento la eliminación del zumbido.

La terapia es de bajo costo, inicia con el diagnóstico del médico especialista, con la audiometría o acufenometría y se diseña la terapia por los científicos del Tec de Monterrey, ellos establecen la rutina a seguir y desde casa con un dispositivo móvil, un teléfono inteligente o reproductor de música, el paciente escucha la terapia. Una vez ésta se evalúa de forma subjetiva, “es decir lo que el paciente informa al doctor, aunque esta manera a veces no es muy confiable porque la intensidad del sonido depende del estado anímico y emociones del paciente.

La segunda valoración es la innovación de estos investigadores, “observamos el comportamiento del cerebro mientras se rehabilita con sonidos específicos, es decir evaluamos si la terapia es efectiva o no”, describió el doctor Ibarra Zárate, también ingeniero acústico.

Este tipo de terapias acústicas para la salud son idóneas para tratar enfermedades neurológicas y neurodegenerativas como alzheimer y parkinson, entre otras.

Después de crear este innovador método, el equipo de investigadores conformado por los doctores Ibarra Zárate y Luz María Alonso Valerdi, buscan instalar un laboratorio de neuroacústica para tratar estas enfermedades con alta tecnología. “Tenemos la responsabilidad de ayudar a la sociedad y transformar su vida a través del conocimiento que adquirimos”, finalizó el doctor David Isaac Ibarra Zárate. 

Uno de cuatro pacientes con diabetes desarrollará algún grado de daño renal

México, Agencia ID (18/03/2017).– La principal función de los riñones es limpiar la sangre de toxinas, eliminar agua, secretar hormonas como la eritropeyetina (estimula la formación de glóbulos rojos) y la renina (regula los niveles de sal en el cuerpo), además de colaborar en la actividad de la vitamina D (se encarga de graduar los niveles de calcio y fosforo en la sangre).

El riñón filtra 100 mililitros por minuto y la capacidad para llevarla a cabo disminuye con el paso natural del tiempo, aunque hay más factores que influyen para que así suceda a cualquier edad, como padecer diabetes y/o hipertensión o heredarlo de los padres.

La tendencia a nivel mundial dicta que uno de cada cuatro pacientes diagnosticados con diabetes desarrollará algún tipo de insuficiencia renal, afirma el doctor Juan Manuel Ardavín Ituarte, director General de la Clínica de Hemodiálisis Nefros Diálisis del Hospital Sedna.

Entonces, en México, de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016 que reporta 6.4 millones de adultos diagnosticadas con diabetes, hay 2.5 millones con insuficiencia renal derivada de malos controles de glucosa en sangre.

El nefrólogo refiere que si la capacidad del riñón de filtrar sangre es del 15 por ciento o menor debe recurrirse a la diálisis para cubrir esa insuficiencia, y el costo mensual por llevarlo a cabo va de los 4 mil a los 12 mil pesos.

Los estadíos previos al señalado pueden ser atendidos por tratamiento médico que incluya dieta especial y fármacos. No obstante, quien vive con algún factor de riesgo debe realizarse periódicamente exámenes para conocer la condición de sus riñones, pues algo más puede denotar problemas: la presencia de proteínas en la orina.

El doctor Ardavín Ituarte explica que de manera natural la orina no debe tener proteínas, pero la presencia de éstas suele deberse a infecciones en vías urinarias que han afectado al riñón, así como otros padecimientos o al consumirlas en la alimentación, por ejemplo, en las carnes rojas.

Si el grado de proteínas en la orina es de 150 miligramos diarios o menos se considera normal, pero al incrementarse empezarán los problemas, al grado que de llegar a tres gramos al día el riesgo nefrótico es alto.

Ahora bien, si en la orina hay presencia de la proteína llamada albúmina podría revelar daño en las estructuras más delicadas de los riñones y requerir tratamiento médico. De no atenderse a tiempo, la afectación en estos órganos puede ser considerable, al grado que se requerirá trasplante.

La albúmina es la proteína más abundante del plasma sanguíneo, donde también están inmersos los glóbulos blancos y rojos, así como las plaquetas. Se produce en el hígado y cumple diversas funciones, como controlar la salida y entrada de líquidos a los vasos capilares, nutrir tejidos y transportar distintas sustancias por todo el cuerpo (hormonas, vitaminas, fármacos, enzimas e iones como el calcio).

Es así que resulta normal que la orina genere una cierta espuma que se disuelve rápidamente, pero si esta se torna abundante y permanece así por varios segundos, es signo de presencia de proteínas y los indicado es acudir al médico para que remita a exámenes de laboratorio.

Sin embargo, si se trata de pacientes con diabetes y/o hipertensión la evaluación de la función renal y exámenes de proteinuria deben ser periódicos, pues de atender cualquier enfermedad en el riñón en etapa temprana evitará que los problemas avancen.

“Lo indicado es el diagnóstico temprano, saber cuál la condición renal, pues aun en 50 a 60 por ciento de la función renal hay mucha oportunidad de ayudar al riñón para evitar llegar a la diálisis. Hay que tener en cuenta, además, que el trasplante es la mejor medida cuando hay daños de consideración, y puede recuperarse la función renal entre 70 y 100 por ciento.

“No hay un medicamento que recupere la eficiencia renal, pero si los hay para controlar los factores de progresión, así como evitar una dieta alta en sal y / o proteínas, así como no llegar a niveles altos de glucosa en sangre ni de presión arterial”, concluye el nefrólogo Ardavín Ituarte, quien es socio fundador de Meducando.com, un medio de información dirigido a pacientes sobre temas médicos, que tiene el objetivo de contestar sus dudas y recomendar especialistas cuando lo requieran. 

En México hay más mujeres con diabetes que hombres, ¿qué es lo que influye?

Fotografía: Agencia ID.

México, Agencia ID (06/03/17).- De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de Medio Camino 2016, del total de la población adulta en México, 6.4 millones de personas reportó tener un diagnóstico de diabetes por un médico, cifra que por sexo se divide en 2.84 millones de hombres y 3.56 millones de mujeres.

Al respecto, el doctor Rubén Román Ramos, profesor-investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa (UAM-I), señala que la población femenina registra mayor índice de sobrepeso y obesidad lo cual es uno de principales detonantes que conducen a la diabetes mellitus tipo II.

Asimismo, destacó al aspecto psicológico es un factor predominante, ya que las mujeres están expuestas a mayores niveles de estrés, tensión, ansiedad y depresión que aumentan la secreción de hormonas como adrenalina, noradrenalina y cortisol, las cuales incrementan la concentración de glucosa (azúcar) en sangre.

Durante el embrazo, explicó el académico de división de ciencias biológicas y de la salud de la UAM-I, las hormonas causan resistencia a la insulina y generan lo que se conoce como diabetes gestacional, un padecimiento que a menudo desaparece con el nacimiento del bebé, pero quienes llegan a padecerla tienen de 30 a 70 por ciento de presentar después diabetes tipo II.

De acuerdo a información del Instituto Nacional de Perinatología (INPer) “Isidro Espinosa de los Reyes”, una de cada diez mexicanas gestantes desarrollará este padecimiento. El riesgo se eleva hasta un 45 por ciento si la futura madre tiene obesidad, más de 35 años de edad y/o antecedentes familiares de la enfermedad.

Asimismo, el doctor Román Ramos advirtió que las mujeres presentan más probabilidades de padecer diabetes mellitus por situaciones de desventaja social, caracterizada por pocas oportunidades de desarrollo en los ámbitos social, económico y cultural.

“Aunque la mujer ha ganado terreno en diversos aspectos, las diferencias de género han prevalecido ante la menor participación en el trabajo, bajos salarios o dependencia económica, lo que también involucra la presencia de diabetes mellitus debido a la neurosis de ansiedad causada por dicha desigualdad”, aseguró el experto.

¿La menopausia puede afectar?

El aumento de peso es uno de los efectos más notables en la mujer menopáusica, así como el cambio en la distribución de la grasa, que si en etapas anteriores de la vida se almacenaba en las caderas ahora se acumula más fácilmente en cintura y abdomen, favorece mayor resistencia a la insulina.

Así lo explica la doctora Graciela Alexanderson Rosas, miembro de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALAD), quien añade que alrededor de los 40 años de edad las mujeres atraviesan por un lapso en el que concluyen su vida reproductiva, que generalmente se caracteriza por que los ovarios dejan de producir las hormonas estrógenos y progesterona.

Al existir menos progesterona en el organismo aumenta la sensibilidad hacia la insulina, lo que facilita a las células del organismo captar la glucosa que produce el cuerpo. Por el contrario, al disminuir los estrógenos crece la resistencia a la insulina, lo que impide a las células nutrirse y eleva los índices de azúcar en sangre.

Por lo expuesto, factores sociales, económicos, físicos y genéticos elevan las posibilidades de que la mujer desarrolle diabetes a lo largo de su vida, ante lo cual solo queda acotar las medidas preventivas al alcance de la mano, principalmente cuidar no subir de peso. 

Ingenieros mexicanos crean dispositivo no invasivo para la detección de osteoporosis

México, Agencia ID (06/03/17).- La osteoporosis es un padecimiento en el que los huesos se vuelven más porosos, adelgazan y se debilitan, lo cual aumenta el riesgo de sufrir fácilmente alguna fractura. Entre los métodos más comunes de detección se encuentran los rayos X y el ultrasonido; Sin embargo, los primeros mencionados se consideran invasivos, ya que generan radiación que afecta el cuerpo, y el segundo únicamente mide si ya existe alguna fractura y que tan grave es.

Con el propósito de hallar un nuevo método de detección efectivo, una investigadora de la Universidad Politécnica del Bicentenario (UPB) y doctores de la Universidad de Guanajuato desarrollaron en conjunto un dispositivo que a través de impulsos eléctricos emitidos hacia el hueso mide su grado de descalcificación. Dicho instrumento no es invasivo y facilita la detección temprana de la osteoporosis.

La ingeniera en electrónica Ana Laura López Orocio, quien forma parte del equipo innovador, explicó que como primera fase de la investigación se tomaron algunos cortes de hueso animal y fueron sometidos a un proceso de descalcificación a diferentes grados mediante el uso de una fórmula química.

Posteriormente, se tomaron los modelos obtenidos, ya con distinta porosidad, y se les inyectaron “parámetros eléctricos” como resistencia (R), impedancia (Z) y capacitancia (C) a diferentes grados con el objetivo de observar cuál arrojaba alguna información sobre el hueso.

Tras encontrar que la impedancia, fenómeno relacionado con la resistencia eléctrica, era el tipo de carga que podía indicar el estado de los huesos con que se experimentó, se logró crear un dispositivo en forma de pulsera con unos electrodos que emiten impulsos eléctricos no invasivos y que se colocan en ambos extremos del brazo o pierna del usuario. Así se obtiene información en cuanto a porosidad del hueso. “Se logró un aparato que por medio de la electricidad sabe el avance que tiene la enfermedad”, expresó la experta.

Asimismo, sobre el funcionamiento del mecanismo que mide el porcentaje de descalcificación la también maestra en Ingeniería Biomédica profundizó: “El dispositivo cuenta con un medidor de impedancia eléctrica conectado a la pulsera, éste arroja gráficas e indica el nivel de enfermedad del hueso, ya que al pasar la onda eléctrica por un sistema óseo sano es muy distinta a cuando atraviesa uno con mayor porosidad”.

Cabe señalar que todo funciona gracias a un software que puede ser utilizado en cualquier equipo que contenga una tarjeta de adquisición de datos, por ejemplo, Matlab o labview, que permiten que la computadora interprete fenómenos eléctricos y los muestre a partir de gráficas con los resultados obtenidos.

Finalmente López Orocio subrayó que el siguiente paso de innovación para el dispositivo, que está en proceso de patente, es que pueda determinar cuánto tiempo con un estilo de vida normal, el paciente tendrá una pérdida más grave en su sistema óseo.

Fotografías: Agencia ID.

Veracruz compró medicamentos falsos: COFEPRIS

Colima, México, Comunicado (18/02/17).- La Secretaría de Salud Federal, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), y la Secretaría de Salud del Estado de Veracruz, informan los resultados de la investigación derivada de las denuncias públicas presentadas por el Gobierno del Estado de Veracruz, respecto de la presencia de medicamentos falsos del producto Avastin en el periodo 2010-2016 en la Secretaría de Salud de esa entidad, así como la existencia de medicamentos caducos en los almacenes de la dependencia estatal de Salud y de pruebas rápidas para detección de VIH que no tiene registro sanitario.

Respecto al tema de medicamentos falsos de Avastin, se detectaron un total de 21 ampolletas que no fueron aplicadas a pacientes y adquiridas por el Estado de Veracruz a las empresas Especialidades Médicas del Sureste S.A. de C.V. (1 ampolleta en 2010) y Oncopharma S.A. de C.V. (20 ampolletas en 2011), de las cuales cinco fueron dictaminadas por Laboratorios Roche, quien determinó lo siguiente: “no corresponden a un producto original de Roche y no contienen principio activo, la caja individual no corresponde a las dimensiones y áreas sin barniz, no corresponden al tipo de material, las tintas utilizadas no son las correspondientes a las guías de color, la tipografía no corresponde a las leyendas impresas, tamaño y forma; el vial no corresponde al material del casquillo, el instructivo no corresponde a las dimensiones y al número de dobleces”. El propio laboratorio informó que estas empresas no son sus distribuidores autorizados.
Cabe aclarar que Especialidades Médicas del Sureste S.A. de C.V. y Oncopharma S.A. de C.V. no fueron localizadas en los domicilios sociales que habían sido identificados en las documentales aportadas durante la investigación por la Secretaría de Salud del Estado de Veracruz, y además, dicha dependencia aportó información de cuatro empresas adicionales como suministradoras de dicho medicamento: Labssa S.A. de C.V. (no localizada en el domicilio reportado), Suministros Maxbec S.A. de C.V. (localizada y en funciones actualmente), Bedus S.A. de C.V. (con dos domicilios reportados, uno de ellos en el que ya no se encuentra la empresa y en el otro se encuentra la empresa Dr. Depot, con inicio de actividades en 2013) y Grupo Empresarial Heberen S.A. de C.V. (cuyo domicilio se encuentra en investigación).

Las Secretarías de Salud Federal y Estatal realizaron en conjunto el análisis de un total de 2,055 expedientes de personas que fueron atendidas en el Centro Estatal de Cancerología del Estado de Veracruz en el periodo 2010-2016, de las cuales se concluyó que el medicamento Avastin fue administrado a 119 adultos.
Asimismo, se han asegurado hasta el momento 23 toneladas de medicamentos caducos en diferentes almacenes y establecimientos de la Secretaría de Salud del Estado de Veracruz.

Adicionalmente, se aseguraron 46 mil 984 pruebas rápidas para VIH por carecer de registro sanitario, de un total de 70 mil que fueron adquiridas en 2012 a la empresa Comercio y Servicios Administrativos Integrales del Golfo S.A. de C.V., por un monto de 9.05 millones de pesos, la cual fue investigada por la COFEPRIS pero no pudo localizarse en el domicilio social registrado. Por lo anterior, representantes de la Secretaría de Salud Federal y la COFEPRIS presentaron hoy denuncia de hechos ante el Ministerio Público de la Federación para la determinación de las responsabilidades penales correspondientes.
Por último, las irregularidades identificadas hasta el momento han sido hechas del conocimiento de la Contraloría General del Estado de Veracruz, quien fincará las responsabilidades administrativas correspondientes a los servidores públicos que participaron en estos hechos.