Tratamiento quirúrgico controla la diabetes tipo 2 en más de 85% de pacientes

México, AgenciaID (21/08/2017).- La práctica de la cirugía metabólica o bariátrica ha demostrado ser eficaz en el control de la diabetes tipo 2 de pacientes con obesidad moderada. “esto ocurra debido a que el procedimiento impide que los alimentos pasen por la primera porción del intestino delgado, lo que da lugar a modificaciones en las hormonas que regulan la glucosa”, refiere el doctor Fernando Serrano Berry, especializado en cirugía de obesidad adscrito al Hospital ABC, ubicado en la Ciudad de México.

Resalta que la cirugía permite la remisión de los síntomas de la diabetes en más del 85 por ciento de los pacientes, así como una mejoría notable en el porcentaje restante. “Si bien este tipo de intervención se realiza desde hace más de 30 años en Estados Unidos, apenas hace cerca de 20 años se publicaron los primeros estudios serios que garantizan el éxito del procedimiento en las personas con poco sobrepeso”.

En este contexto, destaca que la cirugía bariátrica tiene su fundamento en la práctica de la intervención quirúrgica para tratar la obesidad, es decir, el bypass gástrico, pues se observó que quienes eran sometidos a esta intervención quirúrgica mejoraban considerablemente las enfermedades adicionales que sufrían. Por ejemplo, diabetes, incremento en la concentración de grasas en sangre y síndrome metabólico.

Por ende, está comprobado que tal procedimiento quirúrgico es capaz de modificar el curso clínico de la diabetes. Incluso, los seguimientos realizados a los pacientes por un periodo mayor a 15 años comprueban que quienes fueron intervenidos no sólo han dejado el tratamiento, sino que las complicaciones propias de la enfermedad no se han presentado.

“Por dichas razones, se considera que la cirugía metabólica es un procedimiento recomendable para el paciente con obesidad y diabetes. Debido a mecanismos que aún no están claramente entendidos, ocurren cambios en la secreción de algunas sustancias enzimáticas que tienen influencia en el metabolismo del azúcar”, resalta el doctor Serrano Berry.

Por otra parte, se ha demostrado que el efecto antidiabético de la técnica quirúrgica es de tipo primario y no la consecuencia de que el paciente pierda peso, como inicialmente se creyó. “A diferencia de la operación bariátrica o el bypass gástrico, la cirugía metabólica puede realizarse en pacientes con un Índice de Masa Corporal (IMC) menor a 35, pues el objetivo de la misma es el tratamiento de la diabetes y no de la obesidad”, aclara el experto.

El doctor Serrano Berry detalla que la cirugía metabólica requiere dos tipos de intervenciones de bypass. El primero es gástrico, es decir, consiste en la reducción del tamaño del estómago. Y el segundo es denominado duodeno-yeyunal, con el que se excluye el tránsito de los alimentos en las primeras porciones del intestino delgado, porque ello genera cambios en las hormonas y los receptores ubicados en esta área y tal acción repercute en el control de la glucosa.

De esta manera, dos de los grandes problemas del paciente con obesidad pueden ser controlados. Se estima que cerca del 90 por ciento quedan sin diabetes aparente, y un porcentaje mayor al 92 por ciento regulariza su hipertensión al perder peso.

El doctor Serrano Berry aclara que ya está comprobado que funciona la cirugía metabólica en pacientes con diabetes tipo 2, aunque es importante tener presente que las personas sólo pueden ser intervenidas si son menores de 65 años y tienen menos de ocho años con la enfermedad. (Agencia ID)

Cada año, 40 mil nuevos casos de mexicanos con enfermedad renal crónica

México, AgenciaID (05/08/2017).- Según información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad renal crónica afecta al 10 por ciento de la población mundial. Y de acuerdo con el último estudio Epidemiología de la Insuficiencia Renal en México, realizado por la Secretaría de Salud (Ssa), cada año se suman 40 mil casos nuevos.

“La ausencia de un diagnóstico temprano genera consecuencias graves, pues la pérdida progresiva del funcionamiento de los riñones deriva en un pronóstico mortal. De hecho, la enfermedad renal crónica tiene cinco estadios, en el último de ellos ya se requieren procesos de diálisis”, refiere el doctor Víctor Argueta Villamar, especializado en Nefrología en el Hospital General de México de la Ssa (donde también labora).

Agrega que el problema es que muchos pacientes llegan a consulta con el especialista indicado cuando hay poco por hacer, es decir, el padecimiento se encuentra en fases avanzadas. “Lo ideal es brindar tratamiento en etapas tempranas para prevenir que la enfermedad evolucione a insuficiencia renal crónica”, recomienda el también catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Instituto Politécnico Nacional (IPN) y de la Universidad Anáhuac.

El doctor Argueta Villamar explica que el primer paso es determinar si se trata de enfermedad renal primaria o secundaria a una enfermedad que dañe la función renal. Las causas más frecuentes son la diabetes y la hipertensión arterial, “lo que nos obliga a controlar estos padecimientos en forma muy cuidadosa”.

Posteriormente, explica, es necesario valorar la condición del paciente a fin de impedir que exista un daño mayor, para lo cual es preciso solicitar análisis clínicos de forma periódica. Esta información permite al especialista diseñar un esquema de tratamiento, a base de medicamentos y una dieta muy específica, que mantenga al paciente en condiciones satisfactorias.

En la primera etapa hay una pérdida mínima de la función renal, por lo que es fundamental controlar la hipertensión y la diabetes para impedir que el deterioro de los riñones sea mayor. Si el paciente se encuentra en la segunda, donde el daño a estos órganos es de leve a moderado, se requiere, además, determinar la existencia de infecciones asociadas o un consumo de sustancias tóxicas y automedicación.

En el tercer estadio, los riñones ya han perdido la capacidad de eliminar una enorme cantidad de toxinas, por lo que es fundamental revisar lo que el paciente come. Se le diseña un régimen alimenticio personalizado, acorde a su condición renal, edad, peso y estatura.

La cuarta fase se define como la etapa previa a la necesidad de emplear los procedimientos de diálisis. Además, se caracteriza por el deterioro progresivo de la capacidad funcional de los riñones para limpiar la sangre de impurezas, hasta prácticamente un 80 por ciento.

“Los medicamentos que requiere el paciente son múltiples. Tienen que manejarse antihipertensivos; si es diabético insulina (no se usan hipoglucemiantes orales); complementos alimenticios (como hierro, calcio, ácido fólico y complejo B); fármacos que modifiquen el metabolismo del calcio y el fósforo, así como eritropoyetina, sustancia que favorece la producción de glóbulos rojos”, detalla el nefrólogo.

Si en el estadio tres y cuatro, pero principalmente en este último, manejamos cuidadosamente la dieta y los medicamentos, es posible retrasar varios años la llegada de la insuficiencia renal crónica terminal. 

Hipoglucemia, un peligro para el cerebro

México, AgenciaID (10/07/2017).- De acuerdo con la Asociación Americana de Diabetes, cuando los pacientes presentan hipoglucemia y no reciben atención inmediata pueden presentan daño en el cerebro debido a que la glucosa es su principal fuente de energía. Entre las consecuencias se encuentran deterioro neurológico irreversible, estado de coma o muerte cerebral.

“Por tales razones es muy importante que los pacientes que viven con diabetes estén atentos ante los primeros síntomas, como nerviosismo, irritabilidad, sensación de hambre, angustia, sudoración y palpitaciones”, refiere el doctor Rodríguez Saldaña, director del Centro Multidisciplinario de Diabetes de la ciudad de México.

Y agrega que de no recibir atención inmediata existe el riesgo de que la concentración de glucosa se reduzca más y de lugar a pérdida del sentido de alerta, convulsiones y estado de coma (falta de respuesta a estímulos externos), lo que puede derivar en la muerte de la persona.

Para mantener la función cerebral, el organismo debe suministrar el azúcar necesario en forma continua, lo cual se logra al tener una dieta saludable que incluya los diferentes grupos de alimentos en las porciones recomendadas por el médico y el nutriólogo.

De acuerdo con el doctor Rodríguez Saldaña, la aparición de la hipoglucemia puede deberse a diferentes causas. Una de ellas es la administración de medicamentos, como la insulina e hipoglucemiantes orales (sobre todo sulfonilureas). “Generalmente lo anterior sucede cuando las dosis son excesivas con relación en la cantidad de alimentos consumidos o cuando se omite alguna de las comidas del día”.

“Además, de los fármacos antes mencionados, hay otros capaces de producir hipoglucemia, como la pentamidina, un antimicrobiano utilizado para tratar infecciones graves. A su vez, el consumo excesivo de alcohol, sin haber ingerido alimentos, también puede dar lugar al padecimiento en cuestión, en vista de que se agotan los hidratos de carbono almacenados en el hígado”, resalta el especialista.

La otra condición capaz de ocasionar hipoglucemia ocurre porque el organismo produce mayor cantidad de insulina que la requerida para mantener las cifras de glucosa en ayunas en los límites normales (entre 70 y 99 mg/dl de sangre). Una vez más, la persona afectada presentará los síntomas antes citados, así como disminución del estado de alerta o pérdida del conocimiento, dependiendo de la magnitud del descenso.

“En el caso de las personas con diabetes, el primer paso del manejo es la prevención, que consiste en explicarles el riesgo de esta complicación en caso de que sean tratados con insulina o sulfonilureas”, explica el doctor Rodríguez Saldaña. Asimismo, hay que enseñarle al afectado y a sus familiares a identificar el problema y a medir la glucosa en sangre.

Cuando se presente un cuadro de hipoglucemia en estos casos y que los individuos sean capaces de deglutir, deberá administrárseles un vaso de jugo de fruta o de agua con tres cucharaditas de azúcar de mesa. Si el paciente no puede ingerir comestibles o si las cifras de azúcar no mejoran con la administración de glucosa por vía oral, el siguiente paso consiste en aplicar glucosa (vía intravenosa) o de glucagón (hormona que incrementa los niveles de glucosa) vía subcutánea o intramuscular, procedimientos que deberá realizar un médico.

“La aparición de esta complicación en personas con diabetes obliga a revisar todo el plan de tratamiento, incluyendo el horario, la cantidad y la composición de las comidas, ajustar la dosis de medicamentos y reforzar la educación de los pacientes”, acota el especialista. (Agencia ID)

Menstruación no interfiere con habilidades cognitivas, revela nuevo estudio

Cimacfoto: César Martínez López

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 06/07/2017 Desde hace años, se ha hablado mucho en la comunidad científica de que las hormonas sexuales de mujeres y menstruación se han relacionado con el comportamiento cognitivo.

En un nuevo estudio publicado por el periódico, Frontiers in Behavioral Neuroscience, investigadores estudiaron esta relación y no encontraron una correlación entre los dos.

Frontiers in Behavioral Nueroscience es un periódico dedicado a publicar grandes percepciones sobre el comportamiento animal y humano con el fin de comprender los mecanismos neuronales que subyacen al comportamiento.

“Como especialista en medicina reproductiva y psicoterapeuta, trato con muchas mujeres que tienen la impresión de que el ciclo menstrual influye en su bienestar y desempeño cognitivo”, dijo la profesora Brigitte Leeners que es una de las investigadoras involucradas.
El estudio tomó 88 mujeres de Hannover, Alemania y Zúrich, Suiza y las evaluaron durante un ciclo menstrual. Después, 68 de las 88 fueron evaluadas otra vez durante un segundo ciclo.

Los investigadores evaluaron la memoria visual, la atención, el sesgo cognitivo y los niveles hormonales de cada mujer en cuatro ocasiones consecutivas durante los dos ciclos.

Pruebas cognitivas se realizaron utilizando un sistema normalizado, validado, asistido por computadora. Las categorías de la prueba incluyeron la atención, la memoria visual y las pruebas ejecutivas de las funciones.

“El estrógeno, la progesterona y la testosterona no se relacionan con las diferencias interindividuales en el funcionamiento cognitivo,” dice el estudio.
El mayor avance se obtuvo al comparar los dos ciclos: incluso cuando una persona experimentaba alguna molestia cognitiva, la misma persona no experimentaba lo mismo el siguiente ciclo.

“Los cambios hormonales que están relacionados con el ciclo menstrual no muestran ninguna asociación con el rendimiento cognitivo, aunque puede haber excepciones individuales, el desempeño cognitivo de la mujer no es, en general, perturbado por los cambios hormonales que ocurren con el ciclo menstrual,” dijo Leeners.

Cinco horas diarias frente a una pantalla ocasiona padecimientos oftalmológicos

México, Comunicado (03/07/2017).- Por asociación a cambios hormonales, se presenta más en mujeres que en hombres y en ambos sexos después de los 45 años de edad.

La exposición visual a las pantallas por más de cinco horas diarias ha provocado el aumento de pacientes que demandan consulta en el servicio de oftalmología con síntomas de visión borrosa, ojo seco, dolor de ojos y cabeza, asociados al esfuerzo ocular.

A raíz de la nueva actividad socio laboral, surge una serie de problemas dependientes del tiempo de exposición a los equipos móviles, computadoras y tabletas, señaló el jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, Julio Alejandro Blanco Mendieta.

Precisó que la sintomatología se ha presentado más en mujeres que en hombres, asociado esto a situaciones hormonales que alteran la película lagrimal y que predisponen a ojo seco.

El especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dijo que aunque la edad es variable, se ha detectado que dichas afecciones son más frecuentes en personas mayores de 45 años, debido a los cambios acomodativos del cristalino (mecanismo mediante el cual sufre cambios en su poder refractivo para poder leer) y en su transparencia.

Las ametropías prexistentes y no corregidas son otro factor que influye para presentar dichos daños oculares. En México, 30 por ciento de la población presenta algún grado de ametropía, mientras que estudios recientes demuestran que la prevalencia de miopía se ha incrementado 50 por ciento en los últimos años, coincidiendo con la generalización en el uso de pantallas, explicó Blanco Mendieta.

A ese ritmo, advirtió, se prevé que la ametropía pase de 22 por ciento en la actualidad, a 33 por ciento en el 2020.

El jefe del Servicio de Oftalmología alertó que otros factores que influyen son la distancia que se guarde respecto a la pantalla, que para un adulto sin presbicia (imposibilidad de ver claramente los objetos próximos) debe ser de 35 centímetros; distancias menores son causa de aumento en la acomodación cristalina y esfuerzo visual, así como el tamaño de la letra, la iluminación y el contraste con el fondo.

Las afecciones se han agravado también por cuestiones fisiológicas del ojo humano, como la acomodación del cristalino, disminución en la frecuencia del parpadeo y aumento de los movimientos aculares conjugados, refirió el oftalmólogo.

Además del tratamiento, el IMSS recomienda a quienes trabajan por periodos mayores a ucatro horas diarias frente a una computadora: revisión anual, si no padecen de una patología ocular prexistente; si usan lentes, revisión de la graduación una o dos veces al año; uso de lubricantes oculares cada seis u ocho horas durante la actividad laboral; uso de pantallas bloqueadoras de radiaciones UV; lapsos de descanso cada 30 minutos alejando la vista de la pantalla y movimientos del cuello y extremidades.

También, usar un tipo de letra entre 11 y 12 puntos, y a personas con algún tipo de debilidad visual, aumentar el tamaño. Si se trata de video juegos, uso de una o dos horas máximo al día.