Suma Colima 114 ejecutados en 191 días


Colima, México (15 de julio de 2013).- El número de asesinatos con la marca del crimen organizado no ha parado, sigue en aumento en el estado, así lo confirman los medios de comunicación social, quienes continuamente dan testimonio del deceso de alguna persona con arma de fuego, principalmente. 
En lo que va del año se reportan al menos ciento catorce víctimas mortales. Aunque en este mes la incidencia ha bajado, todavía se cuentan desgraciadamente varios casos.
Justo el pasado sábado 13 de julio fue localizado un cuerpo sin vida en una brecha ubicada a unos metros de lo que se conoce como “La Herradura”, en Campos, sobre la autopista Manzanillo-Colima.
Según fuentes no oficiales se trata de un masculino, del que se desconocen sus generales. En la hermética situación solo se dio a conocer que el cuerpo al parecer fue abandonado en el sitio, y presentaba impactos de arma de fuego.
El martes 9 de julio se confirmó el homicidio en una brecha de Las Humedades, en el municipio porteño, a casi 2 kilómetros del ingreso principal a la Universidad Tecnológica de Manzanillo.
Se trató de un masculino de alrededor de 65 años de edad, el cual fue encontrado por trabajadores de las parcelas, alrededor de las 7 de la mañana.
El cadáver presentaba signos de violencia, al parecer se trataba de un presunto indigente, quien mostraba golpes en diferentes partes del cuerpo, por lo que se presume que esa fue la causa de su muerte.
Antes, la madrugada del 7 de julio se registró una agresión a balazos contra dos jóvenes que se encontraban en la esquina de las avenidas Niños Héroes y Solidaridad, frente al Oxxo de la colonia Los Trabajadores, a una cuadra del complejo de seguridad estatal en Colima; uno de ellos murió y otro resultó herido.
El fallecido llevaba por nombre José Amador Martínez González y tenía 32 años, mientras que el herido fue Carlos Andrés Arrmenta Avalos, de 27 años.
Al parecer los dos jóvenes se encontraban platicando en la esquina cuando pasó una camioneta color blanco, desde donde sujetos desconocidos les empezaron a disparar luego se dieron a la fuga con rumbo desconocido. En el lugar fueron localizados casquillos percutidos de pistola calibre 9 milímetros.
Mientras, el sábado 6 en Tecomán, dos hombres fueron agredidos a balazos por la mañana a las afueras de una tienda de comida denominada “El Chocolate”, la cual se ubica por la avenida Insurgentes en la colonia Elba Cecilia a escasos metros del árbol limonero. Uno de los baleados murió en el lugar, mientras que el otro está siendo intervenido quirúrgicamente en el Hospital general.
Al lugar arribaron dos sujetos cada uno a bordo de una bicicleta y sin mediar palabra empezaron a disparar en contra de dos personas que se encontraban sentadas comiendo en el lugar.
Ahí falleció Gabriel Figueroa López, de 41 años de edad de oficio campesino y con domicilio en la calle Marte 845 en la colonia Miguel Hidalgo, está persona presentaba cinco impactos de arma de fuego uno en la cabeza y los demás en el pecho, su compañero Abraham González Chávez, de 29 años de edad de oficio lavador de carros y con domicilio en la calle Jorge Cabrera en la colonia Elba Cecilia, presentaba dos impactos, uno en la espalda y el otro en el dedo meñique, su estado de salud se reportó como grave.
En el lugar, peritos de la procuraduría localizaron 15 casquillos de calibre 9 milímetros, y según testigos de los hechos refieren que los dos agresores dispararon contra las dos personas que desayunaban en el lugar.
En junio, el miércoles 26, se dio otro deceso. Aunque no se confirmó si fue consecuencia del crimen organizado, algunos testigos consideraron que sí. Ese día por la mañana en el balneario Cuyutlán, del municipio de Armería, fue localizado un cuerpo sin vida.
Se trató de un masculino, el cual presentaba extremidades carcomidas, al parecer por los animales salvajes, aunque otras versiones afirman que se fueron calcinadas.
Antes, el martes 25, se dio a conocer el hallazgo de un cuerpo sin vida, correspondiente a un masculino, el cual presentaba un impacto de arma de fuego. Al parecer se trató de un elemento perteneciente a una empresa de seguridad privada, aunque son escasos los datos emitidos al respecto.
El hallazgo del cadáver se llevó a cabo el domingo por la noche, en una brecha ubicada a unos metros de la caseta de peaje Manzanillo-Colima, hacia el lado de la playa.
El hombre de alrededor de 40 años de edad presentaba un impacto de arma de fuego en la cabeza. No se dio a conocer si al momento de ser encontrado portaba el uniforme de la empresa para la cual laboraba.
Además, extraoficialmente se supo que la mañana del lunes 24 fue localizado el cuerpo de una mujer entre 40 y 50 años de edad a 300 metros de la localidad de El Salto, en Minatitlán.
La víctima presentaba signos de violencia, entre ellas contusiones y huellas de tortura. Otras versiones apuntan que presentaba lesiones por arma de arma blanca y otras con arma de fuego, sin embargo se han dado a conocer más detalles.
Mientras, el domingo 23, alrededor de las 8 de la mañana, fue asesinado a cuatro balazo un hombre en la calle Lázaro Cárdenas de la colono Francisco Villa en Colima.
Los vecinos confirmaron ver cómo la víctima se desangraba ante las múltiples heridas de balazos mientras otro se daba a la fuga. El hoy occiso llevaba por nombre Artemio Mellín Ruiz.
Antes, la mañana del pasado miércoles 12 de junio se registró una intensa movilización de los cuerpos policiacos luego de que fue localizado un hombre de aproximadamente 25 a 30 años, ejecutado en una brecha que conduce de La Estancia hacia el Isenco, en Colima.
El cuerpo sin vida fue trasladado al Servicio Médico Forense para su identificación y las investigaciones de ley correspondientes.
El lunes 10 de junio fue localizada una persona del sexo masculino en el interior de una huerta de plátano que se ubica a un costado de la carretera Cerro de Ortega-Callejones. La víctima fue identificada con el nombre de Santos Zúñiga Cisneros, de 24 años de edad.
El cuerpo tenía un balazo en cabeza, y según fuentes policiacas en este mismo lugar pudo haber sido ejecutado. El arma que se utilizó para este homicidio fue una de calibre 9  milímetros.
Por otro lado se informó que la noche del domingo fue baleado en el jardín de la población de Tecolapa Pedro Galván Farías, de 43 años de edad. Tras el atentado que sufrió Pedro Galván, éste fue traslado con urgencia en un vehículo particular a la clínica del seguro social.
Un día antes había desaparecido el empresario del autotransporte, y agricultor, Javier Bueno Trujillo de aproximadamente 75 años de edad. Fue secuestrado por hombres armados en un rancho de su propiedad en las inmediaciones de Aquila Michoacán y fue hallado muerto cuatro días después en las Peñas, en la zona limítrofe de Michoacán y Colima.
Antes, la tarde del pasado sábado 08 de junio se dio a conocer que fue localizada sin vida con tres impactos de bala calibre 9 milímetros, una persona del sexo masculino, la cual permanece en calidad de desconocida, ya que no traía identificación alguna.
El hallazgo se realizó al filo de las 5 de la tarde de este sábado por la carretera Tecomán-Cerro de Ortega, en el rancho “Juan Pablo” propiedad de la empresa “Citrojugo”  y según el reporte policiaco el hoy occiso presentaba tres impactos de bala: uno en el brazo y dos más en la espalda.  Tenía entre 30 y 35 años de edad.
Antes, el miércoles 05, fueron encontrados los restos de una mujer, de alrededor de 40 años de edad, en un rincón del predio perteneciente al rastro de Santiago, en la colonia Barrio Nuevo.
Se cree que el cuerpo tenía más de 5 días en ese sitio y fueron los fétidos olores los que alertaron a los habitantes de los alrededores. Las primeras versiones indican que presentaba impactos de arma de fuego, mientras que otros señalan que fue muerta a golpes. El cuerpo se encontró debajo de un viejo tanque de agua.
Mientras, el sábado 01 de junio se confirmó la muerte del hombre que fue baleado por la madrugada de ese día  afuera del table dance Banda Bing, sobre el libramiento Ejército Mexicano. Andrés Salvador Sánchez Aguilar falleció cuando recibía atención médica en una clínica de la ciudad de Colima.
Antes, el jueves 30 de mayo un repartidor de agua fue asesinado a balazos por dos personas luego de una discusión en la colonia la Floresta del puerto de Manzanillo.
Al parecer los presuntos responsables persiguieron al repartidor de agua a bordo de una camioneta con placas de Michoacán y le dieron alcance entre la calle Roble y la avenida Manzanillo del fraccionamiento La Floresta. Inmediatamente después, dispararon contra el conductor que logró bajarse del vehículo, pero cayó en una banqueta de la calle.
La tarde del pasado sábado 25 del presente mes fue asesinado de dos balazos Gabino Sotomayor López, de aproximadamente 50 años de edad, en hechos que se registraron por la calle “Plutarco Elías Calles” en la colonia Lázaro Cárdenas, en Armería.
Información policiaca obtenida en el lugar de los hechos revela que el hoy occiso se encontraba dentro de su camioneta Toyota color gris estacionada a las afueras de una tienda de abarrotes donde al parecer fue sorprendido por otro individuo.
Sotomayor López recibió  dos impactos  de arma de fuego calibre 9 milímetros, uno a la altura de la cabeza y otro más en el pecho, se revela que su muerte fue instantánea.
Ese mismo día, mediante comunicado de prensa, el coordinador general de Seguridad Pública, Félix Vuelvas Aguilar dio a conocer que falleció una persona del sexo masculino, tras enfrentarse con elementos de la Policía Estatal, los cuales repelieron una agresión del hoy occiso.
Los hechos ocurrieron en la calle Naranjo, en las inmediaciones de la calle Reforma, a la altura de la colonia El Mezcalito de la ciudad capital, cuando los elementos policiacos intentaron realizarle una revisión de rutina al sospechoso, quien se opuso e intentó darse a la fuga, agrediendo con disparos a los policías, quienes repelieron la agresión e hirieron al presunto responsable, quien falleció minutos después.
Otros dos delincuentes murieron en manos de policías el jueves 23 de mayo en Comala. El gobernador de Colima, Mario Anguiano Moreno, explicó que esto fue producto de las estrategias de inteligencia de los grupos que hacen investigación para identificar a delincuentes.
Dijo que cuando agentes llegaron a detenerlos hubo reacción de los delincuentes que lanzaron algunas granadas para defenderse y esto generó la reacción de los elementos policíacos en su defensa, para lograr su captura. “Hubo dos delincuentes muertos, otro más detenido y tres policías con heridas, algunos por fragmentos de granadas”.
Por otro lado, el coordinador general de Seguridad Pública de Gobierno del Estado, Félix Humberto Vuelvas Aguilar, dio a conocer que un hombre perdió la vida la noche del domingo cuando intentó dispararles a elementos de la policía, durante un operativo desarrollado en la colonia San Carlos, de la ciudad de Tecomán.
El funcionario estatal explicó que los hechos ocurrieron cuando en estado de ebriedad el hoy occiso conducía una camioneta a exceso de velocidad y tras hacer caso omiso a la indicación de la autoridad para que se detuviera, comenzó la huida y terminó impactando el vehículo en una banqueta.
Tras el choque, el hombre descendió del vehículo, corrió e intentó disparar a los elementos de la policía, quienes al darse cuenta que el sujeto les apuntaba con el arma, repelieron el intento de agresión y le dispararon.
Afirmó que aún lesionada por el impacto recibido, esta persona continuó su huida y siguió amagando con el arma de fuego a los policías, sin embargo, perdió la vida en un predio de la misma colonia San Carlos, donde el ministerio público dio fe de lo ocurrido y ordenó el traslado del cuerpo al Servicio Médico Forense (Semefo).
Ese mismo día 19 de mayo encontraron a un joven ejecutado en El Colomo, cuyo cadáver fue hallado por la mañana en una brecha entre plataneras. La víctima respondía al nombre de Juan Abarca y tení alrededor de 27 años de edad. Presentaba un impacto de bala en la cabeza.
Horas antes, la madrugada de ese domingo, se registró una fuerte movilización policiaca luego de que fue localizado el cuerpo de un hombre ejecutado, envuelto en una sábana sobre la calle Colón cerca de la estación del Ferrocarril en Colima.
Antes, el viernes 17 de mayo, con un impacto de arma de fuego, fue encontrado sin vida un hombre de aproximadamente 35 años de edad, el cual según versiones policiacas se le conocía con el apodo de El Tarzán. Los hechos se dieron cerca de las 2 de la tarde, por la calle México en la colonia Lázaro Cárdenas a un costado de las vías del tren, en Armería.
Información recabada en el lugar de los hechos se señala que el individuo el cual en estos momentos se encuentra en calidad de desconocido, presentaba un impacto de bala de arma de fuego en el cuerpo, ignorando el calibre del arma que se utilizó ya que no se encontró ningún casquillo en la zona.
Mientras, el miércoles 15 un hombre de 39 años de edad, identificado como Germán García y originario de Cihuatlán, Jalisco; fue ejecutado de múltiples impactos de arma de fuego, al ser sorprendido en un palenque de gallos ubicado en Santiago, en el municipio de Manzanillo.
El palenque, en el que ya está habilitado el ruedo, las sillas, hieleras y un buen número de jaulas con gallos de pelea se ubica en un predio conocido como “Rancho Los Gemelos”, a unos metros del libramiento a Cihuatlán.
Al parecer comenzaban a llegar los apostadores, cuando comenzó la balacera y entonces todos salieron corriendo, incluyendo al probable responsable, quien se dio a la fuga en un vehículo.
En Tecomán mataron a una mujer dos días antes. Fue ejecutada dentro de su camioneta, la cual fue localizada en un predio denominado La Peña, en Cofradía de Morelos.
De acuerdo a los primeros reportes, la finada tenía entre 20 y 25 años de edad, vestía una blusa y un short; presentó un impacto de bala en el lado izquierdo del abdomen, así como heridas de arma blanca en diferentes partes del cuerpo y golpes en el rostro.
Fuentes policíacas revelaron que alrededor de las 9 de la mañana, el propietario del predio arribó al lugar y observó que en el interior se encontraba una camioneta Cherokee azul marino, sin placas, y dentro de la misma se hallaba el cuerpo sin vida de una mujer, por lo que de inmediato avisó a las autoridades.
De igual forma, se informó que la mujer se encontraba del lado del chofer, y junto a ella, los agentes investigadores hallaron un casquillo percutido .380, un cuchillo tipo cazador, así como una piedra de gran tamaño, con la que al parecer la golpearon.
Las mismas fuentes mencionan que de acuerdo a una calcomanía que portaba en la parte trasera, la camioneta pertenece a una mujer que tiene su domicilio en la colonia La Joya, en Salagua, Manzanillo.
Ese misma mañana de lunes 13 de mayo, reportaron un hombre baleado en un predio sobre la calle Mercedes Zamora en El Diezmo. Al parecer la víctima tenía 29 años y presentaba un balazo en el cráneo, se desconoce cómo ocurrieron los hechos.
El jueves 09 de mayo fue asesinado Martín Omar Vázquez, cuyo cuerpo sin vida fue localizado alrededor de las 11:50 de la noche cerca de un predio en la carretera de Quesería hacia Cuauhtémoc.
Al parecer el hombre fue torturado y degollado, para luego abandonarlo en el predio. La víctima fue encontrado luego de un reporte a la central de emergencias 066, por lo que hasta el lugar se presentaron policías estatales y municipales.
El sábado 04 de mayo por la noche, de un solo disparo en la espalda, fue asesinado José  Ortega Sánchez, de 44 años de edad.
Se señala que la víctima estaba en la puerta de su domicilio ubicado en la calle Carlos de la Madrid No. 156, en la colonia Santa Elena, en Tecomán; cuando repentinamente arribaron al menos dos sujetos a bordo de una motocicleta disparándole a quemarropa con una pistola calibre 38 súper.
La herida que le provocó el proyectil fue mortal, ya que Ortega Sánchez murió en el lugar.
Otros dos casos se dieron el domingo 28 de abril, tras el hallazgo de una presunta narcofosa en el ejido Emiliano Zapata, en la zona limítrofe entre Manzanillo y Cihuatlán, Jalisco; reveló Colimanoticias.com al presumir que fueron encontrados al menos dos cuerpos de los cuales se desconoce la identidad debido al estado avanzado de putrefacción.
Los intentos de homicidio y tiros a balazos contra otras personas y negocios han continuado en la entidad, sin embargo otro incidente mortal se dio la tarde del sábado 27 de abril en Villa de Álvarez, cuando varios individuos asesinaron a Luis Mercado Ahumada, a quien también le robaron su camioneta de la cochera de su domicilio en la calle Vicente Guerrero 329 en la zona centro.
El hoy occiso fue localizado por un amigo tirado en el suelo con una herida en el cuello aunque momentos después se reportó que ya había fallecido. Hasta el lugar arribaron policías municipales y estatales quienes reforzaron el operativo aunque no lograron detener a los responsables de este crimen
La mañana del jueves 25 el Ministerio Público inició la indagatoria correspondiente, tras la localización del cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino dentro de un vehículo incendiado en la calle Lerdo de Tejada del centro de la ciudad de Colima.
Se trató de un hombre de aproximadamente 1.70 metros de estatura y complexión delgada, que hasta el momento no ha sido identificado, y cuyo cadáver fue trasladado por instrucciones del representante social al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.  
Además, el martes 23 de abril, en una balacera ocurrida en la comunidad de Emiliano Zapata, mejor conocido como La Ciénega en Manzanillo; perdió la vida un elemento de la corporación municipal de Seguridad Pública de Cihuatlán.
El policía, según reportes extraoficiales, fue ejecutado a balazos en dicha población, iba acompañado de otro hombre quien al parecer es su compadre; éste último resultó lesionado y fue trasladado de emergencia a un hospital de Manzanillo.
Los hechos se registraron aproximadamente en el kilómetro 37 de la carretera que conduce de Manzanillo a Cihuatlán y se concretaron a las cinco de la tarde. El policía se encontraba de descanso, no estaba uniformado ni portaba arma de fuego al momento de la balacera.
Antes, el miércoles 17 de abril, un delincuente perdió la vida en medio de la ola de violencia en Colima. El coordinador general de Seguridad Pública del Gobierno del Estado, Félix Humberto Vuelvas Aguilar, dio a conocer que la tarde de ese día murió José Apolinar González Morales, tras un enfrentamiento con elementos de la Policía de Procuración de Justicia.
Según el coordinador general de seguridad pública, este individuo habría participado en por lo menos 10 homicidios y contaba con una orden de aprehensión vigente por el delito de delincuencia organizada y homicidio calificado en agravio de Francisco Javier Vélez Ramírez, agente del Ministerio Público de la ciudad de Tecomán, quien fue privado de la vida en septiembre del año 2011.
El funcionario estatal señaló que cuando los agentes de esta corporación pretendían cumplimentar dicho ordenamiento judicial en la vía pública de la colonia Palma Real, de Tecomán, el hoy occiso ingresó a un domicilio y desde el interior disparó en varias ocasiones contra los policías, quienes ingresaron al mismo y de nueva cuenta fueron agredidos a balazos, por lo que repelieron legítimamente la agresión.
La madrugada del lunes pasado 15 de abril se dio otro incidente lamentable: Cerca de las 5:30 de la mañana fue asesinado de un impacto de arma de fuego Aristeo Alfaro Garibo, de 52 años de edad, en hechos que se registraron en la bodega de la tienda de abarrotes “Alfaro” que se ubica en la calle Melquiades Rubalcaba No. 101 en la colonia Tuxpan.
La víctima tenía un impacto de bala a la altura de la tetilla izquierda. A la escena del crimen arribaron elementos policiacos de varias corporaciones, mientras que el servicio médico forense se hizo cargo del levantamiento del cadáver.
Antes, la noche del sábado 13, Joel Landín, de 55 años, falleció a balazos cuando se encontraba platicando con una mujer quien resultó herida, en la esquina de las calles Cuauhtemotzin y Jiménez en el municipio de Cuauhtémoc.
De acuerdo a fuentes consultadas, alrededor de las 10:30 de la noche la pareja se encontraba platicando en la esquina cuando llegó un sujeto identificado como José Luis, quien sacó una pistola y les disparó a los dos.
El hombre murió en el lugar, mientras que la mujer quedó herida y fue llevada al Hospital Universitario de esta capital.
Y el viernes 12 por la noche se dio u tiroteo en bar del puerto que dejó como resultado Uun muerto y dos heridos.
Los sujetos fueron agredidos a balazos por un grupo de individuos dentro del bar de micheladas denominado “Acuarius”, sobre el boulevard costero Miguel de la Madrid Hurtado, en Salagua, Manzanillo.
El finado es Armando Hernández Aguilar, de 45 años, originario de Tomatlán, Jalisco, quien recibió varios impactos de bala en diferentes partes del cuerpo. Mientras que los heridos son Urbano Arellano Trinidad, de 35 años, con domicilio en Zapopan, Jalisco, y Juan José Valdez Hernández, de 32 años, de Zacatecas.
Aparentemente un grupo de aproximadamente cinco individuos, todos armados con pistolas .38 súper, ingresó al lugar y disparó contra los clientes.
Además, la mañana del martes 09 de abril, de tres impactos de arma de fuego calibre 38 súper fue asesinado José Luis Núñez Aviña, de 26 años de edad, quien se encontraba trabajando en una parcela que se ubica en el predio “El Pochote” por la carretera Cofradía de Juárez-Rincón de López.
Se reportó que al menos tres individuos que viajaban en un vehículo deportivo tipo Mustang con placas vencidas del estado de Jalisco arribaron a la huerta de limón y de manera artera acribillaron a José Luis Núñez, cuando laboraba en su parcela.
El miércoles 03 de abril en el municipio de Armería se dio otro hecho.  Ese día, con varios impactos de arma de fuego, fue localizado sin vida Germán Cano Valencia, de 21 años de edad, informaron fuentes policiacas.
Los hechos se registraron en una brecha que conduce a una zona que se le conoce como Escaltitán por la carretera Cofradía de Juárez-Rincón de López y en donde se señaló que la víctima fue interceptada por varios individuos que viajaban en un vehículo del cual se desconocen sus características y ahí mismo lo acribillaron.
Mientras, el 28 de marzo se dio el homicidio de dos personas del sexo masculino en el puerto de Manzanillo. Los cuerpos permanecen sin identificar y fueron localizados la mañana de ese jueves a un costado de la carretera Libramiento El Naranjo, a 150 metros del Mirador Solidaridad en Manzanillo.
La Procuraduría de Justicia del Estado (PGJ), informó que el primer cadáver corresponde a un hombre de tez morena oscura, de 1.70 metros de estatura, complexión media regular y cabello negro, que al parecer padecía una enfermedad de la piel y vestía short tipo bermuda a cuadros entrelazados en colores azul, negro y blanco, y camisa negra de cuello redondo con cuadros pequeños de colores blanco y negro.
El segundo de los occisos es de complexión delgada, de 1.68 metros de estatura y tez morena clara, que calzaba sólo el tenis del pie derecho en color blanco y de la marca Nike, pantalón gris de mezclilla que tenía escrito en la parte frontal las palabras IMPERIO BLACK con tinta azul, cinturón blanco de tela con la leyenda Converse, camisa cuello redondo con la leyenda ONLINE al frente y la figura de un rinoceronte en color blanco. Como seña particular el cuerpo presenta un tatuaje en el antebrazo izquierdo con la palabra Orgullo en letra manuscrita.
Al lugar del los hechos acudió el representante social acompañado del médico legista y personal de servicios periciales, para dar fe del hallazgo, asegurar las evidencias existentes y ordenar el traslado de los cuerpos al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.
Dos días antes, el martes 26 de marzo otros dos cuerpos fueron hallados sin vida en una zona cerril del mismo municipio de Manzanillo; cerca de la playa denominada Playa de Oro, por la carretera que conduce al municipio de Cihuatlán, Jalisco.
Se trató de los cadáveres de un hombre y una mujer, que permanecen en calidad de desconocidos y presentan un avanzado estado de descomposición. Ambos fueron trasladados por órdenes del Ministerio Público al Servicio Médico Forense (Semefo) para la necropsia de ley.
El cadáver del hombre es de 1.70 metros de estatura, complexión delgada y pelo negro, que vestía pantalón en color blanco, playera negra de cuello redondo, cinto en color negro, y como señas particulares presenta dos tatuajes: el primero en el brazo derecho a la altura del hombro con la figura de una rosa roja con hojas verdes, y el segundo en el antebrazo izquierdo con la figura de un corazón en color negro.
Asimismo la mujer es de cabello largo, lacio y de color negro, que vestía blusa y brasier en color negro y minifalda naranja. Al lugar de los hechos acudió el representante social acompañado del médico legista y personal de servicios periciales, para dar fe del hallazgo y asegurar las evidencias existentes.
Mientras tanto el domingo 24 de marzo el Ministerio Público inició la indagatoria correspondiente tras haber localizado esa tarde el cadáver de un hombre dentro de un domicilio ubicado en la calle República de El Salvador, en la colonia Los Pinos, en Colima.
El martes 19 del mes en cuestión se contó otra víctima, cuyo cadáver fue encontrado en un camino de brecha que conduce a las aguas del mar en el kilómetro 76+200 de la carretera Manzanillo-Colima, en el Ejido de Campos.
Se trata de un hombre que vestía playera tipo polo color guinda, pantalón de mezclilla verde seco, tenis color azul con blanco, y que de acuerdo a los exámenes periciales tenía varios días de haber fallecido.
Testigos afirmaron que se encontraba “como si estuviera momificado” es decir, huesos con tejido consumido por el intenso calor.
Antes, el domingo 17 de marzo un grupo de individuos asesinó a balazos a un hombre que se encontraba afuera de una casa sobre la avenida de Los Maestros, en la colonia Tuxpan de Tecomán. Según los primeros reportes, el finado es Carlos Jesús Priana Cázares, de 40 años, quien recibió siete impactos de bala de pistola 38 súper.
Eran cerca de las 4 y media de la tarde cuando se dieron los hechos.
Un día antes, el sábado 16 de marzo una mujer fue asesinada a golpes y por disparos de arma de fuego por la noche dentro de una vivienda en la calle Eduardo de la Cruz González 131 de la colonia Azaleas, en Villa de Álvarez.
La finada es Josefina González Mendoza, (a) Doña Pina, de 60 años. Los paramédicos de la Cruz Roja descubrieron que la mujer ya se estaba sin vida; al parecer, tenía varias horas de haber sido ejecutada.
La prensa local reportó que el 8 de marzo del año pasado, afuera de una peluquería sobre la avenida Insurgentes fue asesinado Germán Chávez González, (a) El Chocomilk, hijo de Josefina González.
El martes 12 por la noche unos sujetos privaron de la vida a una persona del sexo masculino, dentro de un billar ubicado en la calle prolongación Matamoros, en la zona centro del municipio de Tecomán. La víctima respondía al nombre de Manuel González Calderón, de 56 años de edad.
Para este crimen los sicarios usaron armas largas de las conocidas como cuerno de chivo y R-15, ignorando la identidad de los responsables ya que se dieron a la fuga presuntamente a bordo de una camioneta negra sin placas de circulación.
Los hechos sucedieron a las 10 de la noche de ayer martes, en el interior del billar “mono puente” el cual se ubica por la calle Matamoros de la colonia centro, a una cuadra del parque “González Lugo”.
Se informó en el lugar de los hechos que el hoy occiso había acudido a dicho billar como periódicamente lo hacía cuando, arribaron al negocio al menos tres sujetos que utilizando armas largas masacraron a Manuel González Calderón, quien quedó sentado en una silla.
El lunes 11 por la tarde se registró otro incidente en el municipio de Tecomán, cuando tres impactos de bala hirieron de gravedad a Luis Omar Anguiano Chavarría, de 22 años de edad. Los sicarios viajaban a bordo de una motocicleta por la calle Río Balsas de la colonia Indeco, en donde encontraron a su víctima.
Un día antes, el domingo 10 de marzo por la noche, se cuenta la última ejecución de lo que va del año. La víctima fue un hombre de aproximadamente 30 años que se encontraba dentro de su vivienda en la calle 10 de junio en la colonia Los Trabajadores, en Colima.
Aparentemente el hoy occiso se encontraba acompañado de una mujer dentro de la casa cuando fue agredido a balazo por un individuo que llegó caminando, luego se dio a la fuga con rumbo desconocido. El hombre falleció cuando era trasladado a una clínica de esta ciudad.
El sábado 09 se cometió otro homicidio contra una persona del sexo masculino, cuyo cadáver fue localizado por la mañana de ese día en la calle Progreso, a la altura del puente "Río Pereyra" en la colonia Patios del Ferrocarril en Colima.
Se trata de una persona de entre 35 y 40 años, complexión delgada, tez morena, pelo lacio y negro, que vestía playera tipo polo color naranja con rayas horizontales en color rojo, pantalón de mezclilla negro y tenis negros con franjas rosas; reportaron las autoridades estatales.
Mientras asesinaban al hombre en Patios de Ferrocarril, el gobernador Mario Anguiano Moreno anunciaba cambios en el gabinete de seguridad, entrando como titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) Marcos Santana Montes en sustitución de Yolanda Verduzco Guzmán.

PERIODO DE YOLANDA

El último incidente durante el trabajo de la procuradora Yolanda Verduzco, se reportó el jueves 07 de marzo, cuando un grupo de sicarios asesinó de tres balazos en la cabeza a un médico cuando se encontraba en su automóvil, estacionado en un área del Hospital Civil, en la avenida Elías Zamora Verduzco, en Manzanillo.
El occiso es Mario Alberto Velásquez Araiza, de 24 años de edad, quien presentó tres disparos de arma de fuego calibre .38 súper. Hasta el momento se desconoce el móvil del crimen.
Testigos mencionaron que tres sujetos arribaron al estacionamiento del nosocomio, donde descendieron de un automóvil Nissan, tipo Tsuru, sin placas de circulación, y uno de ellos se acercó al galeno y, sin mediar palabra, le disparó en tres ocasiones en la cabeza.
Ese jueves por la mañana continuaba la búsqueda de quienes la noche de un día antes, el miércoles 06 de marzo privaron de la vida a una persona del sexo masculino, afuera de una tienda de abarrotes ubicada en la población de Periquillos, en el municipio de Armería.
Para el lunes 04, al filo de las 14:15 horas, un hombre fue ejecutado por dos individuos que viajaban a bordo de una motocicleta, sin que hayan sido detenidos. Los hechos se registraron por la avenida José Espinoza Rivera, en la colonia Vicente Guerreo en el domicilio marcado con el número 199, en Tecomán.
Fuentes policiacas informaron que dos individuos a bordo de una motocicleta arribaron a dicho domicilio y sin mediar palabra alguna uno de ellos disparó contra Fidel Virgen Novela, de 65 años de edad, quien recibió un impacto de bala calibre 9 milímetros a la altura del pecho, aún con vida fue trasladado por una ambulancia de la cruz roja para que recibiera atención médica, pero debido a la gravedad de las lesiones falleció cuando era atendido.
Ese mismo lunes se informó del hallazgo de un cuerpo humano sin vida, con tres impactos de arma de fuego, identificado como Juan José Macías, originario de Rincón de López. El sujeto, fue presuntamente levantado el día anterior, el domingo, y la tarde del día 04  fue localizado en un predio conocido como "La Tacotera", que se ubica por una brecha, a 5 kilómetros de la carretera Cofradía de Juárez-Rincón de López, en el municipio de Armería.
El sábado 02 de marzo la prensa reportó el homicidio de una persona del sexo masculino, cuyo cadáver fue localizado descuartizado la mañana de ese día por la carretera rumbo a Las Guásimas, aproximadamente un kilómetro adelante de donde se encuentra un motel.
Se trata de un hombre de entre 30 y 35 años de edad, no presentaba impactos de bala y el cuerpo descuartizado se encontraba en dos bolsas de plástico y una hielera, el sujeto se encuentra en calidad de desconocido.
Un día antes, el primer caso del mes de marzo se dio en una brecha paralela a la carretera Manzanillo-Cihuatlán, a 500 metros de su cruce con la carretera a Minatitlán, fue encontrado el cuerpo sin vida de un masculino, pesentaba ataduras con cinta en pies y manos, además que presentaba el característico tiro de gracia. Se encontraba además sobre una especie de lona o cobija.
Ese mismo día la PGJE abundó sobre el homicidio de la persona del sexo masculino cuyo cadáver fue localizado en el kilómetro 95+200 de la carretera Manzanillo- Cihuatlán. La víctima es un hombre de 1.75 metros de estatura, complexión delgada, tez blanca y bigote poblado, que vestía pantalón de mezclilla en color azul, playera negra resacada, calcetines blancos y cinturón café.
"Como señas particulares el hoy occiso presenta cuatro tatuajes en diferentes partes del cuerpo: uno en el tórax con la leyenda “PERDIDO”, uno en cada brazo con la figura de símbolos aztecas y uno más en el brazo derecho con la leyenda, “SAD BOT TRUE”
Mientras, el jueves 28 de febrero el Ministerio Público dio fe y ordenó el levantamiento del cadáver de una persona del sexo masculino que no ha sido identificada, y que fue atropellada por la tarde en el kilómetro 34 de la carretera Cihuatlán-Manzanillo.
Se trata de un hombre de entre 28 y 30 años de edad, de 1.65 metros de estatura, complexión delgada y tez morena clara, que vestía camisa de color negro, pantalón de mezclilla azul, calcetas y tenis color blanco.
Ese día otro hombre de entre 25 y 30 años de edad fue ejecutado de varios impactos de bala, cuando se encontraba dentro de un comercio de artículos religiosos ubicado sobre la calle Cuauhtémoc, en la zona centro de Manzanillo.
Un sujeto, de cabello largo y tatuado llegó al establecimiento, ubicó al hombre de nombre Carlos y abrió fuego, para luego echarse a correr rumbo a la calle México. Llegó la Cruz Roja pero sólo decretó que el sujeto estaba muerto y lo cubrieron con una sábana.
Otras dos ejecuciones se reportaron ese jueves, los cadáveres de tres hombres fueron encontrados en distintos puntos de la entidad.
El primer cuerpo se localizó en la esquina que forman la Avenida Canal Peñitas y Calle La Nogalera de la colonia Bosques del Sur, en Colima.  El sujeto tenía aproximadamente 30 años y al parecer fue ejecutado a golpes y asfixiado, su cuerpo sin vida fue abandonado en la calle.
El segundo se encontraba en una huerta de limón, cerca del Callejón Ave María que conduce al Rancho El Mayorazgo en el municipio de Tecomán. Presentaba heridas de arma blanca en varias partes del cuerpo.
Se informó también que fue encontrado amordazado, atado de pies y manos. El cuerpo del hombre de aproximadamente 30 años de edad, presentaba heridas en la cara, abdomen y espalda, por lo que se deduce que esto pudo haber sido la causa de su muerte. El hoy occiso vestía pantalón de mezclilla y una playera blanca y se presume que pudo haber sido asesinado por la noche.
Un día antes, el miércoles 27 de febrero, el Ministerio Público inició la indagatoria para esclarecer el homicidio de tres personas, dos hombre y una mujer,  de entre 25 y 30 años de edad, cuyos cadáveres fueron localizados la mañana de ese miércoles, en el Km. 2 carretera Colima-Las Guásimas, a 500 mts. del crucero de El Alpuyequito, en Colima, afuera de un botanero.
Además, el lunes 25 por la tarde privaron de la vida a una persona del sexo masculino, en la calle José María Sevilla del Río de la colonia San José, en la ciudad de Tecomán, según reportó la PGJE.
Mientras, el viernes 22 de febrero, alrededor de las 4:40 de la tarde, fue localizado sin vida una persona del sexo masculino, el cual presentaba dos impactos de bala en la cabeza, ignorando hasta el momento la identidad del o los responsables.
El cuerpo de la persona asesinada fue identificada con el nombre de Álvaro Chávez Aguilar, de aproximadamente 25 años de edad, y con domicilio en la comunidad de Madrid, fue encontrado por su propio padre en las inmediaciones de la presa de Madrid, Tecomán.
Según datos recabados, se supo que Chávez Aguilar habría salido a cazar por la mañana de este viernes acompañado de otra persona. A varios metros de distancia donde se encontró el cuerpo de Álvaro Chávez fue localizada una camioneta Toyota blanca y en su interior un rifle calibre 22, ambos propiedad del hoy occiso.
Un día antes, hallaron el cuerpo de otro hombre ejecutado, al parecer a golpes. Fue encontrado por la noche en un lote baldío en la calle Árnica del fraccionamiento Valle Real, en Villa de Álvarez, a espaldas de donde se encontraba un centro de espectáculos.
Aunque se desconoce la identidad de la víctima, se especula que su edad era de entre 50 y 60 años.
Fuentes policíacas revelaron que alrededor de las 7:20 de la noche una persona que pasaba por el lugar observó el cadáver, el cual se encontraba boca abajo, por lo que avisó a los equipos de emergencia
Antes, el jueves 14 de febrero, dieron a conocer que un hombre con vestimenta de mujer fue ejecutado de varios impactos de bala por la tarde, en una brecha ubicada sobre la carretera rumbo a Las Guásimas, aproximadamente un kilómetro adelante de donde se encuentra un motel, en esta ciudad.
De acuerdo a los primeros reportes, el finado tenía entre 20 y 25 años, vestía blusa de manga corta, short con cinto negro, pelo hasta los hombros y presentaba un impacto de bala en la cabeza con orificio de salida; se desconoce su nombre, debido a que no le encontraron identificación.
Por otro lado, el lunes 11 de febrero por la tarde, el cuerpo de un hombre ejecutado fue localizado a un lado de la autopista de Manzanillo hacia Colima, en el tramo conocido como “El Edén”, en el ejido de Campos, sobre una brecha junto al restaurante Las Isabeles, en el municipio porteño.
La víctima es un hombre de entre 25 y 30 años, aún no ha sido identificado.
El sábado 09, alrededor de las 9 de la noche, fue ejecutado un joven dentro de un restaurante que se encuentra a bordo de carretera en Cerro de Ortega. En este hecho, el finado es José Luis Infante Guzmán, de 18 años, quien recibió un balazo en la cabeza.
Fuentes policíacas mencionaron que el joven comía en el establecimiento familiar cuando llegaron dos sujetos, uno de los cuales sacó una pistola y le disparó a quemarropa.
Antes, esa mañana, se reportó otro incidente al localizar el cuerpo de una mujer ejecutada en un predio junto a la carretera de tepames hacia Puerta de Anzar, lo que generó la movilización de las diversas corporaciones policiacas.
La finada de aproximadamente 30 a 35 años presentaba dos balazos en el cráneo, aún se encuentra en calidad de desconocida debido a que no le encontraron identificación.
El viernes por la madrugada se dio otro lamentable suceso. La víctima, otro taxista: fue ejecutado de tres balazos dentro de su vehículo por la carretera a Cihuatlán, cerca del crucero del aeropuerto Playa de Oro, pasando el poblado de La Central, en Manzanillo.
El finado es Gabriel Chávez Torres, de 36 años, quien presentó tres balazos en la cabeza.
Ese mismo día pero por la noche, un grupo de individuos asesinó a un elemento activo de la Secretaría de Marina-Armada de México, en Tecomán.
De acuerdo a los primeros reportes, el finado es Francisco Javier Pano Ortega, de 24 años de edad, quien fue acribillado cuando llegaba a su vivienda en la calle José Antonio Torres, de la colonia Cofradía de Juárez.
La víctima fue sorprendida por individuos que viajaban a bordo de un vehículo negro, al parecer Tsuru, marca Nissan, quienes le dispararon en repetidas ocasiones.
El miércoles 06 de febrero dos hombres que habían sido reportados como desaparecidos el domingo pasado fueron localizados por la madrugada sin vida y con señas de haber sido torturados, dentro de una huerta ubicada al borde de carretera en el tramo de Coalatilla a Armería.
Los finados son José Martínez Manzo, (a) El Bocho, de 40 años, y Daniel Valencia Farías, de 56, quienes presentaban huellas de tortura y al parecer fueron ultimados mediante el “torniquete”; no presentaban heridas por impacto de bala.
En los primero minutos de ese miércoles, el sacerdote del templo Cristo Rey en Placetas Estadio, Colima; José Flores Preciado, de 83 años de edad, falleció luego de ser atacado con un ladrillo por sujetos en un intento de robo.
Alrededor de la 1:10 de la madrugada perdió la vida en el nosocomio debido a la gravedad de las heridas ocasionadas por los golpes recibidos en el cráneo. Agentes de la Policía de Procuración de Justicia localizaron el martes 05 un cuerpo semienterrado y mutilado dentro de una bolsa de plástico en un predio sobre una brecha, 100 metros antes de llegar a las albercas Selva Acuática, en el ejido Emiliano Zapata de Manzanillo.
En el lugar fueron localizadas tres bolsas de plástico negro, en una de las cuales se encontraban los restos óseos de una persona que al parecer tenía varios meses de haber sido ejecutada y mutilada, por lo que se desconoce su identidad.
Antes, la madrugada, del domingo 03 de febrero, un hombre fue ejecutado en Armería alrededor de las 7 de la mañana, en la colonia Lienzo Charro de la comunidad de Rincón de López. El cuerpo fue localizado sin vida y pertenece a un joven de entre 25 y 30 años de edad, quien al parecer fue agredido a balazos y con una piedra.
El sujeto, quien se encuentra en calidad de desconocido debido a que no portaba identificación, vestía playera blanca, pantalón de mezclilla y calzaba huaraches; presentaba una fuerte herida en la frente, además, cerca del lugar los agentes investigadores presuntamente incautaron varios casquillos percutidos de arma corta.
Antes, el sábado 02, al repeler una agresión, agentes de la Policía Estatal Acreditable abatieron a dos presuntos hampones, quienes les dispararon cuando intentaron hacerles una revisión de rutina, en la esquina de las calles Díaz Mirón y J. Jesús Carranza.
Los finados son Rodolfo Ruiz de la Cruz, (a) El Bofo, de 21 años, con domicilio en la calle J. Jesús Carranza, y Silvestre Montes Almánzar, de 19 años, con domicilio en la colonia de Los Trabajadores, quienes recibieron varios impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.
El jueves 31 de enero por la mañana, fue hallado otro ejecutado, estaba envuelto en una sábana y presuntamente lo ultimaron a golpes y con un machete. El cuerpo estaba dentro de una vivienda en la calle Matamoros de la colonia Cristo Rey, en el municipio de Armería.
De acuerdo a fuentes policíacas, el finado es un hombre de entre 20 y 25 años, de quien se desconoce su nombre, pues no portaba identificación; falleció debido a los golpes y heridas recibidos, pues a simple vista no presentaba disparos de arma de fuego.
Un día antes, el miércoles 30, la cabeza de un hombre fue localizada alrededor de las 12:10 de la madrugada afuera de una casa en la calle Canal de Amela, en la colonia Las Palmas, en Tecomán. Fue encontrada dentro de una bolsa de plástico junto con un narcomensaje dirigido a presuntos miembros de una organización delictiva de Jalisco, señalando que eso les iba a pasar a todos ellos. Estaba firmada por un R4.
Después, cerca de la 1:45 de la tarde, en el jardín de la colonia El Chamizal, junto a un poste, a 200 metros del Complejo de Seguridad Pública, localizaron una reja de madera con una bolsa negra que contenía los pies de un cuerpo.
Fuentes policíacas señalan que al parecer la última bolsa con las piernas habría sido dejada en dicho lugar por sujetos a bordo de una camioneta Cherokee blanca, con placas de Jalisco.
Presuntamente, los restos pertenecen a un hombre que fue levantado la noche del martes en la esquina de Javier Mina y Veracruz, de Cofradía de Juárez, por sujetos que portaban armas largas.
Otro trágico incidente y que despertó nuevamente la indignación de la sociedad colimense, se dio el lunes 28 de enero: Una menor de 11 años de edad que había sido reportada como extraviada desde el domingo pasado, fue localizada sin vida con señas de tortura y calcinada dentro de un predio cerca de la Laguna de Alcuzahue, en Tecomán.
Por otro lado, dos hombres fueron ejecutados en Manzanillo, mientras que en Armería otra persona murió y una resultó lesionada, en hechos relacionados con la delincuencia organizada ocurridos por la madrugada.
De acuerdo a fuentes policíacas, primeramente en la esquina de las calles Reforma y Revolución, cerca del jardín de Santiago, fue ejecutado el conductor de un taxi, el cual quedó sin vida dentro de la unidad.
Señalan las fuentes que el finado es Fernando Rivera Álvarez, originario de Sonora, quien recibió nueve balazos de una pistola .38 súper.
Minutos más tarde, sobre la carretera Manzanillo-Cihuatlán, a la altura del puente del hotel Gran Festival, otro grupo de sujetos armados asesinó a un hombre para despojarlo de una camioneta Explorer. En este hecho, el finado es Antonio Cortés Reyes, quien recibió cuatro balazos de pistola 38 súper.
El hombre conducía su camioneta sobre la carretera cuando le salieron al paso los desconocidos, quienes lo amenazaron con pistolas para despojarlo de su camioneta.
Sin embargo, debido a que al parecer opuso resistencia, los sujetos le dispararon a quemarropa, lo asesinaron y huyeron a bordo de la camioneta robada.
Además, ese lunes, alrededor de la 1 de la madrugada, en la comunidad de Coalatilla del municipio de Armería, el pasajero de otro taxi fue ejecutado mientras que el conductor resultó herido de gravedad.
Fuentes policíacas informaron que el finado es Jesús Ramos González, de 30 años de edad, quien padece síndrome de Down, quien recibió varios balazos de pistola calibre 38 súper. Mientras que el herido es Miguel Ángel Jiménez, quien también recibió impactos de bala en tórax y un brazo.
En otro hecho, el domingo 27 por la tarde encontraron el cuerpo sin vida de un hombre en un canal, a la altura de la curva de La Cuarta, aproximadamente 800 metros antes de llegar al cocodrilario.
Al parecer la víctima estaba amordazada y con signos de haber sido torturado. De acuerdo a fuentes policíacas, el finado es un hombre de entre 25 y 30 años, de quien se desconoce su nombre, pues no le encontraron identificación.
Por otra parte, alrededor de las 2 y media de la tarde, también fue localizada una osamenta en un predio que se ubica por el camino de Pueblo Juárez hacia El Colomo, en el municipio de Coquimatlán.
Al parecer, se trata de un hombre que tenía aproximadamente una semana de haber sido ejecutado; también estaba atado de manos.
Mientras, el sábado 26 de enero se registraron tres lamentables incidentes: El primer hecho se dio por la mañana, cuando un hombre llegaba a una tienda a comprar tortillas cuando fue ejecutado; el hecho se registró en la comunidad de Cerro de Ortega, Municipio de Tecomán, justo en los límites de Colima con Michoacán.
De acuerdo con información proporcionada por la Policía local, la víctima respondía al nombre de Manuel Castrejón, de 27 años.
El hombre había llegado a un expendio de tortillas que se localiza sobre la Calle Guillermo Prieto; mientras pretendía realizar sus compras, un sujeto a bordo de una camioneta llegó al lugar y le disparó con un arma de fuego.
Castrejón recibió un balazo en el cuello y quedó herido; posteriormente arribó una ambulancia de la Cruz Roja para trasladarlo a un hospital, pero falleció.
Tras el ataque se montó un operativo en el que participaron la Procuraduría de Justicia, Policía Estatal y Ejército, para dar con el probable responsable; no se reportó ningún detenido.
Más tarde, alrededor de las 9 de la noche de ese mismo día, se dio el hallazgo de dos cuerpos ejecutados dentro de un predio en la comunidad de Alzada del municipio de Cuauhtémoc.
Los cuerpos sin vida al parecer pertenecen a Artemio Mesina Macías, de 37 años y otra persona de nombre Ricardo Ceballos Guzmán, de 40 años, ambos, con domicilio conocido en Alzada. Fueron trasladado al Servicio Médico Forense, para la necropsia de ley.
El jueves 24 dos individuos a bordo de una motocicleta ejecutaron a un menor de 15 años de edad en un potrero del fraccionamiento Real del Valle, entre las calles Real del Valle y Valle Querido, en el municipio de Tecomán.
Fuentes policíacas informaron que el adolescente, de quien no se reveló el nombre, recibió seis balazos, tres de ellos en la espalda, uno en la cadera y otro en la cabeza.
Eran cerca de la 1:50 de la tarde cuando el menor se encontraba en el lugar señalado y llegaron los dos sujetos, uno de ellos vestía camisa cuadrada, quienes sacaron un arma de fuego y le dispararon a quemarropa.
El martes 22 de enero, el cuerpo de un hombre ejecutado fue localizado por la tarde dentro de un rancho de puercos sobre la calle Miguel Álvarez García, aproximadamente 100 metros adelante de las vías del tren del lado sur, en el camino de La Estancia hacia Cardona.
Alrededor de las 3:50 de la tarde, una llamada anónima alertó a las corporaciones de seguridad que en el lugar señalado se encontraba el cuerpo sin vida de un hombre de aproximadamente 30 años; presentaba un impacto de bala a la altura del cuello con orificio de salida.
El cuerpo estaba cubierto con cañas y se desconoce su nombre, pues no portaba identificación; únicamente como referencia se informó que portaba playera blanca, pantalón de mezclilla azul y tenis blancos.
Los medios locales reportan además que el pasado sábado 19 de enero, dos hombres murieron y otro resultó herido en diferentes hechos ocurridos en Armería.
De acuerdo a fuentes policíacas, alrededor de las 8 de la noche sobre el camino que conduce de Coalatilla hacia la cabecera municipal, junto a un basurero fue encontrado el cuerpo sin vida de Ismael Rodas Rosas, de aproximadamente 30 años de edad, originario del estado de Guerrero, pero con domicilio en Cofradía de Juárez, quien presentaba tres balazos de pistola .38 súper.
Una persona que pasaba por el lugar descubrió el cadáver del hombre, el cual se encontraba junto a una motocicleta, por lo que de inmediato avisó a los cuerpos policíacos. Al parecer era taxista y conducía el 45 del sitio Linda Vista, a quien primeramente lo bajaron violentamente de la unidad, para luego aparecer sin vida en dicho lugar.
Más de una hora después, alrededor de las 9 y media de la noche, dos hombres que viajaban a bordo del taxi número 1 del sitio Cofradía de Juárez fueron agredidos a balazos en el tramo de dicho poblado hacia Armería, muriendo en el lugar el acompañante, mientras que el conductor resultó herido de gravedad.
El finado es Óscar Chávez Alves, de 33 años, quien presentó tres impactos de bala en diferentes partes del cuerpo, mientras que el herido es Felipe de Jesús Sánchez Narez, de 30 años, quien recibió balazos en el pecho y en un brazo.
Se cuenta que el conductor del taxi fue a recoger al pasajero (hoy finado) en un domicilio de Cofradía de Juárez, sin embargo, a la altura del tramo carretero señalado, en un lugar conocido como “El Rinconcito del Diablo”, les salieron al paso varios individuos, quienes les dispararon con pistolas .40.
Luego de ser alertados, paramédicos de la Cruz Roja auxiliaron a los dos hombres, pero descubrieron que el pasajero ya se encontraba sin vida, por lo que al conductor, que se encontraba herido de gravedad, le dieron las primeras atenciones y de emergencia lo trasladaron a una clínica de Tecomán.
Un día antes, otra persona murió y una más resultó herida. De acuerdo a fuentes policíacas, alrededor de las 7 de la tarde, Julio Jurado Vázquez, de 30 años y conductor del taxi 228 del sitio Villas del Sol, fue ejecutado por dos sujetos que viajaban a bordo de una motocicleta cuando circulaba por la calle Hidalgo, afuera de una fábrica de hielo, en la colonia Las Palmas.
Por otro lado, cerca de las 5:50 de la tarde, Miguel Zambrano Limón, de 22 años, conductor del taxi 3 del sitio El Ranchito, Michoacán, fue baleado por otros dos individuos que viajaban a bordo de una motocicleta. Los hechos ocurrieron cuando el taxista se dirigía de Cerro de Ortega hacia El Ranchito, pasando el retén militar, donde los sujetos se le emparejaron, uno de los cuales sacó un arma corta y le disparó a quemarropa, por lo que el taxista perdió el control del volante y se volcó. Fue trasladado de emergencia a una clínica de Tecomán.
El jueves 17 de enero, el propietario de una tienda de abarrotes fue ejecutado por la noche dentro de su establecimiento ubicado en la esquina de las calles Alcatraz y Orquídeas de la colonia Lázaro Cárdenas, al oriente de esta ciudad de Colima.
La víctima es Adrián Alberto Martínez Rocha, de 54 años, originario de Tamaulipas, pero con domicilio en la calle Orquídeas de dicha colonia; el sujeto recibió un impacto de bala en la cabeza con orificio de salida y otro más en la espalda.
Fuentes policíacas revelaron que alrededor de las 7:50 de la noche el hombre atendía el negocio, cuando llegó un individuo de playera blanca, quien sacó de entre sus ropas un arma corta y le disparó a quemarropa.
Un día antes, el miércoles 16, fue localizado el cuerpo de un hombre ejecutado por la tarde en un islote del Río El Naranjo, en la zona cerril de Pihuamo, en los límites con el estado de Colima; al parecer, tenía varios días de haber sido ultimado, pues ya había sido devorado por las aves de rapiña.
Los gendarmes explicaron que el occiso tenía desprendida la cabeza y los tejidos habían sido consumidos por los animales, además de otras partes del cuerpo. Los restos fueron llevados al Servicio Médico Forense en Ciudad Guzmán para que se les practicara la autopsia de ley, cuyos resultados revelaron que el cráneo presentaba un impacto de proyectil de arma de fuego.
Mientras, el lunes 14 por la tarde apareció el cuerpo sin vida de un hombre cerca de un rancho, a la altura del kilómetro 1+200, sobre la carretera rumbo a Piscila. El finado es un hombre de entre 25 y 30 años de edad, de quien se desconoce su nombre, pues no portaba identificación; a simple vista presentaba un balazo en el cráneo, vestía bermuda y se encontraba entre una sábana blanca, dentro de una bolsa de plástico color negro.
Fuentes policíacas revelaron que, alrededor de las 6 de la tarde, una persona que pasaba por el lugar descubrió el cuerpo sin vida dentro de la bolsa, por lo que dio aviso a los equipos de emergencia mediante el sistema 066.
El domingo por la noche, otro hombre fue acribillado a balazos cuando llegaba a su vivienda en el número 53 de la calle 7 de Marzo de Cofradía de Juárez, en el municipio de Armería; falleció cuando era trasladado a recibir atención médica a una clínica de Tecomán.
De acuerdo a los primeros reportes, el finado es Nazario Luna Cruz, de 28 años, quien recibió impactos de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo.
Por otra parte, alrededor de las 11:50 de la noche, una mujer de aproximadamente 30 años resultó herida de gravedad al ser agredida a balazos cuando salía de un bar en la esquina de la avenida 20 de Noviembre y calle Hidalgo, en Tecomán. Un individuo vestido de negro le disparó en repetidas ocasiones para posteriormente darse a la fuga en una camioneta Blazer blanca, mientras que la mujer fue trasladada a un hospital para su atención médica
Otras tres personas fueron ejecutadas el jueves 10 de enero, a uno le dispararon afuera de un negocio de venta de raspados, en la cabecera municipal; a los otros dos los asesinaron cerca de Cerro de Ortega, en Tecomán.
Eran alrededor de las 4 de la tarde cuando un hombre fue ejecutado al momento que descendía de una camioneta afuera de un negocio de venta de raspados, ubicado en la esquina de las calles Matamoros y Allende, en el centro del municipio iguanero.
Fuentes policíacas revelaron que el hombre descendió de la unidad para ingresar al negocio, cuando se le emparejaron unos sujetos a bordo de otro auto, con placas de Jalisco, quienes le dispararon y se dieron a la fuga.
En otro hecho, cerca de las 8 de la noche, otros dos hombres que viajaban a bordo de una motocicleta fueron ejecutados junto a una gasolinera ubicada en el kilómetro 1 de la carretera Cerro de Ortega-Tecomán.
Los finados son dos hombres de entre 25 y 30 años, quienes no han sido identificados, pues no portaban documentos; recibieron impactos de bala en diferentes partes del cuerpo.
Además, la noche del martes de esa semana, un hombre murió y otro resultó con heridas de gravedad luego de ser agredidos a balazos en la esquina de las calles Alhóndiga de Granaditas y Valle Querido de la colonia Josefa Ortiz de Domínguez, en Tecomán.
De acuerdo a los primeros reportes, el finado es Crispín Campos Sánchez, de 45 años, al parecer empresario tortillero, quien tenía su domicilio en la calle Campanario de la colonia Miguel Hidalgo de ese municipio; recibió impactos de bala en diferentes partes del cuerpo. El herido es Jorge Alberto Rojas Arroyo, de aproximadamente 30 años.
Fuentes policíacas revelaron que los dos hombres viajaban a bordo de una camioneta Nissan roja por la calle Valle Querido, pero al llegar a la esquina señalada se les emparejó un Jetta negro, desde donde les dispararon con armas largas; luego los agresores se dieron a la fuga.
Momentos después, paramédicos de la Cruz Roja revisaron a los dos hombres y descubrieron que uno ya se encontraba sin vida dentro del auto, por lo que procedieron a darle los primeros auxilios a Jorge Alberto y lo trasladaron de emergencia a una clínica.
Las primeras siete víctimas del año se dieron durante la primera semana: en sólo seis días, siete personas murieron por disparos de arma de fuego.
La noche del domingo 05 de enero en Rincón de López, Armería, dos hermanos menores de edad fueron ejecutadas a balazos dentro de una vivienda en la calle Vicente Guerrero, donde además la madre de los afectados resultó herida de gravedad.
De acuerdo a los primeros reportes policíacos, eran cerca de las 10 de la noche cuando las tres personas se encontraban en el interior de la vivienda y sorpresivamente llegaron hasta el lugar sujetos desconocidos, quienes sin mediar palabra comenzaron a disparar para posteriormente darse a la fuga a bordo de una camioneta con rumbo a la comunidad de Madrid, municipio de Tecomán.
Los finados son Juan Diego Vicente Miranda, de 14 años, y Édgar Eduardo, de 17. La herida es Guillermina Miranda Cázares, de 35 años, mamá de ambos.
Media hora después en Tecomán, otro hombre resultó herido de gravedad luego de ser agredido afuera de una casa en la colonia Tuxpan. Fuentes policíacas revelaron que el herido es un joven de entre 25 y 30 años, quien se encontraba afuera de la casa cuando llegaron dos sujetos vestidos de negro a bordo de una motocicleta.
Mientras, el sábado, otras cinco personas perdieron la vida en hechos diferentes en Tecomán y Armería; en uno, agentes de la PEA ultimaron a cuatro individuos, quienes les dispararon y se negaron a que les revisaran el auto en que viajaban.
De acuerdo a fuentes policíacas, primeramente alrededor de las 2 de la tarde, en la colonia San Isidro, cuatro presuntos delincuentes fueron ejecutados por agentes de la Policía Estatal Acreditable, quienes intentaron revisar el auto en que viajaban, pero los hampones se negaron y dispararon contra los uniformados, quienes repelieron la agresión.
Fuentes policíacas revelaron que tres de los delincuentes son de entre 25 y 30 años, de quienes se desconoce el nombre debido a que no portaban identificación; presentaban heridas producidas por arma de fuego en todo el cuerpo. Otro de los hampones finados es Julio Barreto Montelano, (a) El Chaquetas, de aproximadamente 25 años.
Las mismas fuentes revelaron que los cuatro finados viajaban a bordo de un vehículo Cavalier color arena, placas sobrepuestas; circulaban sobre la calle Nicolás Bravo cuando fueron observados y perseguidos por agentes de la PEA debido a que mostraron actitud sospechosa.
En la esquina señalada, los uniformados les cerraron el paso para interceptarlos, sin embargo, los sujetos hicieron caso omiso a las indicaciones y empezaron a disparar contra los agentes, quienes repelieron la agresión y dispararon a quemarropa contra los sujetos.
Debido a la agresión, tres de los hampones quedaron sin vida dentro del auto, mientras que otro más dejó de existir en un nosocomio cuando recibía atención médica.
Horas después en Armería, alrededor de las 9 de la noche, un hombre que viajaba a bordo de un vehículo fue asesinado de cinco balazos por sujetos que se dieron a la fuga a bordo de otro auto. Los hechos se dieron en la esquina de las calles Díaz Ordaz y Sinaloa, cerca del Centro de Salud de Cofradía de Juárez, en el municipio de Armería.
La víctima llevaba por nombre Pascual Mercado Montaño, de 42 años, quien recibió tres balazos en el brazo izquierdo, otro en tórax y uno más en el cuello.
Algunos testigos manifestaron que el hombre viajaba a bordo de un vehículo, del cual no se proporcionaron características, y cerca de donde se desarrollan las fiestas del lugar se le emparejó un vehículo Jetta gris, desde donde un sujeto sacó una pistola y le disparó a quemarropa.
Debido a la gravedad de las heridas el hombre quedó sin vida dentro del auto.



Localizan cuerpo en brecha de Campos

Manzanillo, Col.- Fuentes no oficiales, revelaron que esta mañana fue localizado un cuerpo sin vida en una brecha ubicada a unos metros de lo que se conoce como “La Herradura”, en Campos, sobre la autopista Manzanillo-Colima.

Se trata de un masculino, del que se desconocen sus generales.

En la hermética situación solo se ha informado que el cuerpo al parecer fue abandonado en el sitio, y presentaba impactos de arma de fuego.

La zona se encuentra bajo un fuerte dispositivo de seguridad, ante el paso de constantes turistas que acuden al puerto colimense.

El Servicio Médico Forense, dio fe de los hechos y ordenó el levantamiento de las evidencias y el cadáver.

Encuentran a cinco ejecutados en Guadalupe y Calvo

CHIHUAHUA, Chih. (proceso.com.mx).- Cinco habitantes del poblado Puerto de Yerbitas, del municipio de Guadalupe y Calvo, entre ellos dos jóvenes mujeres, fueron ejecutadas el viernes, informaron las autoridades.

La policía ministerial encontró primero el cuerpo de Alicia Celena Madrigal Escárcega, de 21 años, alrededor de las 8 de la mañana de ayer viernes.

El cuerpo fue localizado en el kilómetro 205 de la carretera que conduce de Parral a Guadalupe y Calvo, en un paraje cercano a la comunidad de Yerbitas, a 10 metros de la cinta asfáltica.

Los familiares de la joven asesinada avisaron a los agentes que había otros ejecutados en el poblado.

De esta manera, en lo que funciona como una pista de aterrizaje, encontraron dos cuerpos de hombres: Aurelio Castillo Vega de 49 años y Francisco Valencia Lazos, de 48.

En una de las calles del pueblo, estaba el cuerpo de Silvia Morelia Cuevas Morales, de 17 años. De acuerdo con los reportes policiacos, la joven había sido “levantada” de su domicilio, por un grupo armado alrededor de la una de la mañana.

Su familia informó que se la llevaron con su teléfono celular, que momentos después escucharon disparos y posteriormente la localizaron sin vida, con disparos en la cabeza y rostro.

Ahí mismo, los vecinos del lugar, avisaron que en la carretera hacia Turuachi, había otro cuerpo. Era un hombre que aún no han identificado, quien se encontraba en el kilómetro 196, recargado sobre un puente.

Las dos mujeres ejecutadas presentaban disparos en la cabeza, mientras que los dos hombres identificados tenían balazos en piernas, tórax, abdomen y rostro.

La víctima que aún no ha sido identificada tenía entre 45 y 50 años, presentaba heridas de bala en diferentes partes del cuerpo y las manos y pies atados.

Video. Abuso policiaco en Guadalajara



Un caso de abuso policiaco ocurrido en Guadalajara es denunciado a través de un video que circula en Youtube, en el cual se puede escuchar que un agente de la policía detiene a un ciudadano que se encontraba grabando otra detención.

{youtube}6ed3qEs_L0Y{/youtube}

 

Rescatan a 10 niños y adolescentes michoacanos traídos a trabajar a Colima

 

Morelia, Michoacán.- En Colima rescataron a diez niños michoacanos originarios de Jacona, municipio de Zamora. Los infantes permanecían en ‘situación de alto riesgo’, al estar en dos embarcaciones del balneario San Pedrito, lugar donde pasaban las noches.

Los pequeños que oscilan entre los trece y quince años de edad, fueron recuperados por elementos preventivos y están a disposición del departamento de Prevención del Delito. Según informó a un medio local el teniente coronel, Julián Velásquez Cobarruvias, director de Seguridad Pública en Manzanillo

Los rescatados acudieron a Colima al ser invitados en calidad de trabajo por una persona mayor de edad, de nombre Gustavo Castillo. Llegaron el domingo pasado y fueron rescatados el martes alrededor de las 21:00 horas.
Los menores ya fueron trasladados a la capital Colima para ser mandados de regreso a su tierra natal.