El sindicalismo universitario y el movimiento estudiantil en la UTdeM


El capitalismo entró a su fase neoliberal desde la década de los setentas del siglo pasado y desde ese entonces estableció acciones contra los derechos de los trabajadores y demás grupos sociales con la finalidad de reorganizar el mundo laboral. Aquellos que resisten a las políticas de restructuración que desde entonces se efectúa, se les combate por diversas vías, sin excluir, claro está, la represiva. Es toda una ingeniería social que avanza a partir del principio metodológico del acierto y error, y de las condiciones en que está la economía. En el caso mexicano fue un proceso blando en un inicio para pasar a uno duro e intransigente, es decir, primero fue paulatino y a largo plazo, para de esa manera desmantelar los principios básicos que otorgaron al Estado mexicano alta legitimidad. Después, en la década de los ochenta, el Estado combatió, principalmente, a dos grupos sociales ampliamente politizado que estaban al margen del control corporativo, nos referimos al sindicalismo independiente, principalmente existente, en aquellos tiempos, en los centros de educación superior y al movimiento estudiantil. Hablemos del primero.
El crecimiento, extensión y maduración del sindicalismo universitario fue difícil, de manera que constantemente enfrentó al Estado y a los empresarios. La primera etapa contra el sindicalismo universitario conjugó eventos legales y actos de represión. En las instituciones privada de educación superior los empresarios actuaron violentamente con la complacencia gubernamental en todo momento para impedir a los trabajadores de esos centros la formación de sindicatos, casos como el de la Universidad Anáhuac y la Universidad de las Américas sirven para ejemplificar; de las instituciones mencionadas, la primera de ellas al primer brote organizativo despidió a todo al personal implicado; la intolerancia es la característica de los Legionarios de Cristo, mientras la segunda, además de rescindir el contrato a trabajadores docentes y administrativos, cerró sus puertas por varios años para “desinfectar” sus instalaciones.
Mientras en las Universidades públicas las autoridades federales y locales impulsaron sindicatos de protección. Hubo hasta intentos de modificar el artículo 123 constitucional agregándole un apartado más y su correspondiente reglamentación para impedir el avance del sindicalismo universitario. En ese tiempo es lanzada una ofensiva política y legal para desarticularlos e impedir la formación de un sindicato nacional universitario que agrupara a trabajadores docentes y administrativos. En un segundo momento, en la llamada fase de la austeridad y el inicio de políticas claramente neoliberales, hay una ofensiva contra los contratos colectivos de trabajo; muchos de los avances logrados hasta ese momento son desechados en varias universidades y junto con aquellos, los sindicatos -soporte de la racionalidad- son diezmados, tenemos como ejemplo al SUTUAP (Universidad de Puebla).
En muchos lugares son despedidos los trabajadores sindicalizados, con apoyo de las instancias laborales que también declaran improcedentes las huelgas para la obtención del reconocimiento de la titularidad de contrato colectivo en la institución educativa. Con esta convulsa situación, al interior de las centros educativos, aunque no en todos, sino en aquellos donde el sindicato independiente no pudo ser desterrado, se establecieron mecanismos racionales de contratación del personal docente a través de exámenes públicos, reglamento para la contratación del personal administrativo, formas de ascenso a través de exámenes, definitividad para el personal, reglamento del personal docente. Se redujo de manera importante la discrecionalidad de la autoridad y se dio estabilidad al trabajador. Mejoró la calidad educativa.
El proceso de expansión del sindicalismo concluyó a mediados de la década de los ochenta. Como lo señalé, no todas las instituciones fueron permeadas por esta racionalidad, un gran número siguió, hasta la fecha, con formas patrimonialistas y verticales, pues para las autoridades universitarias y los gobiernos federal y estatal, lo importante no es la mejora educativa sino el control de los centros educativos. En este caso, la discrecionalidad para los ascensos, contratación y promociones están bajo la autoridad educativa. Aunque le duela a la clase política, el sindicato universitario representativo de los trabajadores fue factor de racionalidad, hoy está demostrado. Después de casi 20 años apenas se están instrumentando algunas formas racionales de contratación y promoción del personal en aquellas instituciones donde no hubo organización sindical con la característica señalada.
Aunque la clase política hoy presuma de alta racionalidad y eficiencia, estos comportamientos son una pincelada, lo contrario es lo predominante en muchas universidades. Un ejemplo lo tenemos en la Universidad Tecnológica de Manzanillo. Una institución con poco tiempo de haber abierto sus puertas tiene las mismas deficiencias que las más antiguas. La falta de racionalidad y de respeto a la legalidad es su característica. Su estructura es vertical sin autonomía para que la comunidad universitaria decida los destinos de la institución. Los integrantes de su Consejo Directivo, máxima autoridad de la Universidad, está formado por funcionarios del nivel estatal y federal sin la participación estudiantil y de los trabajadores (ver Ley Orgánica), es decir, en personal externo a la universidad recaen las decisiones.
En este momento de reflujo del movimiento popular y con gobiernos neoliberales, contrarios tanto al diálogo como a la pluralidad democrática, las condiciones de la lucha sindical y estudiantil son muy difíciles para alcanzar éxito, no obstante hay que emprender las acciones necesarias. Con la llegada de un tecnoburócrata como gobernador cuya carrera política ha sido través de cargos administrativos y poco acostumbrado a escuchar y conciliar, tiende a ser un gobierno sumamente autoritario; simplemente observemos como resuelve situaciones como el del parque regional, el conflicto con el SNTE, el problema de los terrenos de la Campana y de la Universidad Tecnológica de Manzanillo.
Acorde a su ideología, el gobernador designó como rector a una persona intolerante y acostumbrada a decidir detrás del escritorio sin importar a quien tenga que afectar. La formación del rector Humberto Uribe Preciado evidencia a un tecnócrata de cuerpo completo. Es otro egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México o sea, del grupo que forman Meade Kuribreña, Videgaray Caso y Peralta Sánchez. Su área de trabajo por excelencia ha sido la empresa privada y como complemento, la docencia en instituciones privadas tipo Universidad Anáhuac. Lo acontecido hace unos días en Manzanillo confirma lo señalado. En lugar de política usa la policía. Los toletes, escudos, cascos, hombre vestidos de civiles agrediendo a estudiantes, polvo pica-pica y gas pimienta son su forma de diálogo con los estudiantes cuyas exigencias son la permanencia de sus maestros que han mostrado, en su ejercicio profesional, calidad y calidez, rechazo al aumento de cuotas y, ante la intolerancia del rector, exigen su renuncia como el camino para avanzar en la solución del conflicto
El rector, violando el contrato colectivo, ha despedido de manera injustificada a 40 profesores por no haber firmado un contrato individual y temporal. Así busca diezmar la fuerza sindical y escamotear el contrato colectivo, generando una total incertidumbre en la planta laboral. Hace caso omiso del mensaje que pronunciara el año pasado la encargada del despacho de la Secretaria de Educación al momento de firmar el Contrato Colectivo de Trabajo con el Sindicato de la institución quien señaló acertadamente que: “En la medida en que los trabajadores, de acuerdo con su ámbito docente o administrativo tengan mejores circunstancias, igualmente habrá garantía de que los alumnos recibirán un mejor servicio, apoyo y conducción.” Estas palabras reconocen la importancia que tiene una organización sindical pues además de otorgar racionalidad a la toma de decisiones confiere estabilidad a la planta laboral. No es la represión el camino para la solución de problemas sino el diálogo público y la disposición del rector de reconocer a la contraparte, lo que hasta el momento ha negado. La solución debe darse en los marcos de la institución con la participación de la comunidad universitaria, -funcionarios universitarios, estudiantes y trabajadores- reivindicando los valores democráticos que tanto presume la clase política de inculcar en los centros escolares.
Contra la represión y la intolerancia, las organizaciones democráticas deben de blindar la lucha de los estudiantes de la Universidad Tecnológica de Manzanillo. Entre las fuerzas políticas solidarias está la Organización Política del Pueblo y los Trabajadores (OPT-Corriente Anticapitalista), que ha expresado su plena confianza en la lucha que libran los estudiantes de esa universidad, al tiempo que está segura que están enseñando el camino a seguir en la defensa o promoción de demandas, que contribuye a que en un futuro, como producto de las luchas estudiantiles, emerja una organización estudiantil democrática e independiente del Estado y los partidos políticos, que reivindique la gratuidad en todos los niveles, mejores instalaciones, laboratorios, comedores con precios accesibles, apoyos para la adquisición de material escolar y bibliotecas. Acompañado lo anterior de una estructura en que los integrantes de los centros educativos sean quienes tomen las decisiones sin intervención de instancias gubernamentales, reivindicando así su autonomía.

Vislumbres. ¿Cordonazo?

Existe una muy antigua creencia entre los campesinos y agricultores de Villa de Álvarez, en el sentido de que los días del “novenario de San Francisco de Asís” (del 26 de septiembre al 4 de octubre) son, por lo regular, los más lluviosos del año, y a este fenómeno llamaron, precisamente, “El Cordonazo de San Francisco”. Tal y como si el pacífico santo tomara la decisión de apoyar los arduos esfuerzos de los campesinos de estos rumbos para que sus milpas tuvieran agua suficiente para que sus elotes alcanzaran la talla máxima, porque después del día cuatro “las aguas comienzan a irse, y los elotes que no hayan logrado crecer sólo podrán hacerlo mientras que dure esta humedad”.
Aquellas gentes carecían de elementos para predecir el clima y tampoco asociaban la presencia de las lluvias a la existencia de una temporada de ciclones, como se sabe hoy, pero había suficientes observaciones registradas en la memoria colectiva como para ratificar que los “días del novenario de San Francisco de Asís” sí son (al menos en esta región) algunos de los más lluviosos del año. Como precisamente acabamos de constatarlo en estos días que hemos comido más empanadas de las que médicos y nutriólogos nos pudieran autorizar.
Formato caduco.-
Lo que comentaré enseguida no tiene nada qué ver con lo que JIPS dijo (o decidió ocultar) durante la ceremonia de entrega de su Segundo Informe de Gobierno, sino con el hecho de que conforme han ido pasando los años del siglo XXI, en México al menos ya son muy pocas personas a las que les interesa lo que los mandatarios en turno hagan o dejen de hacer los días de sus respectivos informes, tal vez porque habiendo quedado hartos de escuchar tantas mentiras y medias verdades, la gente prefiere realizar cualquier cosa que perder una buena parte de sus domingos para presenciar y escuchar una ceremonia cuyo formato (heredado de las épocas en las que había cortes reales) caducó hace demasiado tiempo, y no le dice nada ni a la gente de a pie, que pugna cada día por tener lo suficiente para comer, ni a las clases medias a las que muchas acciones equívocas o descaradamente abusivas de esos gobiernos han obligado a trabajar mucho más para tener mucho menos.
Ayer leí la crónica del segundo informe de JIPS que un reportero de la fuente del Congreso decidió compartirme, y en la que resaltó que la inmensa mayoría de los líderes de oposición, incluidos los legisladores federales ajenos al partido del gobernador, NO HICIERON ACTO DE PRESENCIA en dicha ceremonia. Señalando que tales ausencias podrían, por un lado, implicar un desaire al primer mandatario sobre todo por parte de los legisladores federales; pero anotando, por otro, que tal vez ni siquiera habían sido invitados. Y yo creo que tal vez sean las dos cosas a la vez, más una que dicho compañero no contempló: la de que el desaire no ha sido de ellos hacia él, sino de él hacia ellos, a los que simplemente ha estado ignorando durante los casi dos años que lleva de ir haciendo como que gobierna.
¿Motivos de fondo?-
Hace ya casi un año, justo cuando el Secretario de Educación del Gobierno del Estado acudió también al Congreso para dilucidar los temas candentes que había en esa materia, una de las principales declaraciones que hizo iba en el sentido de que en la SE no había aviadores, aunque sí “un déficit  de mil 396 millones 819 mil pesos”.
Si aquello que dijo Oscar Hernández Rosas fue cierto, ¿por qué guardaron silencio los diputados priístas y los medios afines al gobierno estatal? Y si no lo era, ¿por qué no lo refutaron?
Otra de sus declaraciones para desmentir a quienes afirmaban que sí había aviadores allí, fue la siguiente: “La nómina magisterial es constantemente auditada. Todas las personas que están en esa nómina realizan una función específica”.
Aunque algunos articulistas no estuvimos de acuerdo con esa aseveración, no sólo porque sabíamos que ésa era una mentira para tapar a alguien, sino porque cada uno de nosotros conocíamos a más de una decena de “maestros comisionados” para realizar tareas que nada tienen que ver con la docencia.
Un poco con la idea de explicar todos estos movimientos digamos dudosos, Oscar Javier comentó que “la nómina es extremadamente dinámica en términos administrativos y financieros, debido al importante número de movimientos que quincena tras quincena se generan por los trabajadores 
de la educación”; y que por eso mismo se puede prestar a confusiones, tomando en cuenta que entre los muchos movimientos que esa nómina gigante tiene, están, entre otros, las “jubilaciones, los cambios de adscripción, las solicitudes de licencias (con o sin gonce de sueldo), 
licencias médicas, bajas, promociones, etcétera”.
Pero en algún punto de su discurso advirtió que “para evitar que en el transcurso de esos movimientos se generen situaciones irregulares como podrían ser personas 
que cobren sin trabajar, que cobren plazas que no les corresponden o que 
hubiera errores en las percepciones salariales”, ya se estaban aplicando (y seguramente se seguirían aplicando) “diversos programas” y auditorías permanentes. Dando a entender, por ejemplo, que “la Contraloría General del Gobierno del Estado llevó a cabo 
una auditoría llamada también Pase de Lista 2015, a todas las unidades 
administrativas dependientes de la Dirección de Educación Pública, para 
verificar que todo el personal que aparece en la nómina estatal se 
encuentre ubicado realizando la función que le corresponde en la unidad 
administrativa.
Y ya casi por último “señaló que después de un análisis minucioso de los estados 
financieros y contables de la Coordinación de los Servicios Educativos 
del Estado de Colima, se detectaron un conjunto de irregularidades que 
se arrastran desde el año 2013, las cuales propiciaron un déficit  de 
mil 396 millones 819 mil pesos”, debido a que se contó con “enteros 
y participaciones patronales no cubiertos, de 219 millones 954 mil 354 
pesos”; con “recursos de programas federales aplicados en otros rubros no 
convenidos, 282 millones 261 mil 015 pesos”; con “reintegros no solventados a 
auditorías federales, 678 millones 890 mil 618 pesos” y con un adeudo a la Sección VI del SNTE “por convenios estatales y retenciones no enteradas”, del orden de 83 millones 389 mil 814 pesos”. Entre otros interesantes datos.
En aquellos días nadie (ni en el PRI ni en el SNTE) quiso seguir hablando más al respecto, porque si lo hacían y se ponían a escarbar, podría resultar que todo ello era obra de los dos anteriores titulares de la misma Secretaría, de los cuales uno era (y sigue siendo) coordinador de la bancada del PRI, y el otro su hermano. Un candidato que había perdido unas elecciones contra otro familiar político del PRImero, habiendo sido los tres, en rigurosa sucesión, secretarios generales de la Sección XXXIX del SNTE.
Hoy, a casi 11 meses de aquellas declaraciones emitidas por Oscar Javier Hernández Rosas, hay un gran conjunto de sindicalistas de ambas secciones que gritan a todo pulmón que lo saquen ya de la SE. ¿Será esa la explicación de fondo?
“¡Volare, oh, oh!”
Hace como año y medio, el Secretario Administración y Gestión Pública, Kristian Meiners Tovar declaró que antes, cuando se tenía el avión que había comprado MAM, se gastaban 60 mil dólares al mes por el gasto de combustibles, mantenimientos y pago a pilotos y mecánicos, pero que “con venta del avión el Estado ahorrará 15 mil dólares al mes en gasto por vuelos”. Sin embargo, el día en que le tocó comparecer también en el Congreso prácticamente les dijo a los diputados algo que a ningún ciudadano le gustó: que a pesar de la venta del avión, nuestro flamante gobernador todavía nos estuviera generando un gasto mensual de 900 mil pesos en transporte aéreo, para él, sus compas y/o familiares. Porque cambiando ese dineral al cambio de 20 pesos por un dólar, resultan ¡45 mil dólares al mes en puros viajes de JIPS!
Dato que acaba de ratificar el Grupo Reforma al denunciar hace pocos días que ese nuestro gran viajero frecuente lleva ya gastado en el lapso que ha sido gobernador casi 14 millones de pesos de puro pasaje en líneas comerciales y renta de aviones particulares. Por lo que al paso que va, si llega a concluir sus seis años, no habrá (como no hay) nada que justifique esos gastos. ¿O nos va a venir a decir que cada que viaja fuera de Colima trae más dinero de allá que el que se lleva de aquí y gasta para ir a donde se le antoja?
Un día, hace poquito, le preguntaron a él que por qué tanto viaje, y él respondió que son viajes que se tienen que hacer y punto. Pero esa pregunta sigue en pie: ¿Si JIPS viaja tanto al De Efe quiere decir que aún siendo tan conocido de Enrique Peña Nieto y de todos los secretarios de estado, no puede hacer una sola gestión, y ni un solo trámite por teléfono o por internet, para ahorrarse esos desplazamientos?
Para este redactor es claro que los tours meramente políticos ya deben de terminar. Que ningún otro viaje para asistir, por ejemplo, a los informes de otros gobernadores, debe realizarse, pues los informes de gobierno sólo son, o deberían ser, del gobernador de que se trate para el Congreso y el pueblo de que se trate también, y no para los políticos de otras entidades.
En tiempos de crisis, simplemente no podemos admitir que nuestros gobernantes se den esa clase de lujos. Austeridad es la palabra que debería clavárseles en las sienes.

Por la dignidad del maestro, a luchar contra la reforma educativa

Fotografía tomada de la red social Facebook.

Llama la atención que buen número de comentaristas políticos en Colima tratan al SNTE como una organización con gran potencial capaz de hacer temblar a gobernadores, directores y hasta altos funcionarios locales y federales, y se impresionan cuando la organización convoca, como sucedió hace unos días, a marchas, por cierto muy insípidas, como la de automóviles y otra con la participación directa de trabajadores de la educación a favor de las “demandas” en defensa de privilegios y prebendas de la burocracia sindical entremezcladas con demandas legitimas del magisterio. La prensa otorga a la organización magisterial una fuerza inexistente al titular sus ocho columnas con encabezados como :”El SNTE muestra músculo”. Al título le falta agregar que es un músculo flácido que nunca hizo uso de instrumentos de lucha para su fortalecimiento, como las asambleas democráticas, la huelga, el paro general, el cuestionamiento a políticas gubernamentales estatales y federales, entre otros.
Hoy se encuentra en sus últimos estertores el charrismo sindical después de haber firmado su carta de defunción al aceptar la reforma educativa; es imposible que un cadáver pueda levantarse y efectuar un paro de labores, que ni en sus mejores tiempos fue capaz de realizar. El mitin que mantienen a las puertas del edificio de la SE es un engaño a los trabajadores por parte de la dirigencia sindical de la sección 6 y 39 encabezada la primera por Héctor Prisciliano González Aguilar y la otra por Heriberto Valladares, pues el enojo de estos está en haber sido marginados por parte del gobierno de Peralta Sánchez en la asignación de plazas en definitividad e interinato de trabadores administrativos, último reducto de poder que le queda al SNTE al haber aceptado el fin de toda relación bilateral en cuestiones laborales para el personal docente regulado hoy por la Ley del Servicio Profesional Docente que tiene en la indefensión total al magisterio, traicionado por su dirigencia sindical.
Como lo hemos señalado, ahora resulta que los garantes de la Ley de Servicio Profesional que va contra los docentes es la dirigencia sindical que exige al gobierno, autor de la misma y principal beneficiario, su correcta aplicación. No faltaba más para evidenciarse; es más papistas que el papa. La actitud pasiva de los trabajadores es por falta de una cultura de participación independiente debido a su apoliticismo que los lleva al inmovilismo; un ejemplo extremo es la sección 39 dominada por la parálisis, producto del paternalismo sindical. Esa sección sindical lleva años sin que grupo alguno haya siquiera cuestionado el dominio corporativo y enfrentado al charrismo sindical reivindicando la democracia sindical, y menos han existido voces contra la Ley de Servicio Docente. En las marchas que hiciera el magisterio disidente colimense contra la reforma educativa fue triste percatarse de la inasistencia de miembros de la 39; en su totalidad eran de la sección 6. Esto debido a que los diferentes grupos hegemónicos que han existido en el SNTE se han encargado de formar cuadros para la clase política que en estos momentos embiste contra los derechos magisteriales; en Colima tenemos actualmente como ejemplo a los hermanos Rangel Lozano y Nicolás Contreras y demás burócratas que o son legisladores de partidos políticos que hacen suyo el programa neoliberal o prestan sus servicios en dependencias gubernamentales, principalmente en la SEP como Directores de escuela y supervisores de zona. Todos avalan la política privatizadora y extractivista del actual gobernador del estado, y la aplicación de la Ley de Educación.
Las últimas movilizaciones dan muestra de lo señalado; no fueron eventos propios de los trabajadores del magisterio emanados de las asambleas delegacionales, por el contrario, fueron acciones sin consulta y discusión previa entre los agremiados. La tradición se impuso; al llamado de la dirigencia corrupta y traidora, los trabajadores concurren creyendo todavía en ellos. Actualmente los maestros ven la urgencia e importancia de construir una corriente de sindicalismo revolucionario para luchar por la recuperación del SNTE y desarrollar una cultura democrática en el seno magisterial con una visión de amplio aliento, reivindicando pan, techo y el buen vivir para la población. El miedo a ello por parte de la dirigencia sindical es notorio; evita la realización de asambleas e impide -y lo seguirá haciendo- que los participantes porten demandas laborales, educativas y de bienestar social en sus protestas. En las manifestaciones convocadas por el SNTE, la imaginación y lo festivo de toda protesta de los de abajo fueron liquidadas para convertir los actos en eventos burocráticos: sin gracia, sin colorido y sin contenido. Como todo contingente que es engañado a participar, era claro el desanimo de los participantes al corear consignas sin referencia a la defensa de sus derechos laborales, sin entender la razón de su movilización. La demanda más coreada por mandato de la burocracia sindical, fue la solicitud de la destitución del Secretario de Educación Oscar Hernández, acción que para el magisterio democrático no es fundamental, lo importante es impedir los despidos y garantizar la permanencia en el trabajo, acompañado de una capacitación de calidad para el desempeño de las labores.
No hay nada que esperar de la dirigencia sindical del SNTE, el charrismo sindical está en su fase final, no porque se haya democratizado a la organización, sino porque la función asignada es distinta hoy en día por los cambios en el aparato de Estado en el sector educativo al aprobarse e implementarse la reforma educativa. Su función como sindicato de servicio, como gustan llamarse, es coadyuvar con las autoridades educativas en la aplicación de sus políticas y programas. Son los guardianes o mejor dichos, los policías del área educativa en las filas de los trabajadores, sin grandes prebendas y privilegios como antaño. En sus análisis los comentaristas de prensa alargan excesivamente el tiempo de la otrora estructura sindical y dejan de lado la contextualización y, por ende, no captan lo nuevo de la etapa actual, debido a ello, sus análisis carecen de objetividad y veracidad, que los lleva a asustarse con la llamarada de petate del paro de labores con la que amenaza la gerontocracia sindical al gobierno neoliberal de Ignacio Peralta.
La burocracia sindical negociará sus prebendas y privilegios y dejará a los trabajadores de la educación, como siempre lo ha hecho, “colgados de la brocha”. Una defensa real de la dignidad del magisterio inicia con la realización de asambleas democráticas en cada centro de trabajo de donde emane un pliego de demandas que tenga como articulación la exigencia a derogar la Ley educativa, pues la exigencia de un secretario “humanista” y “sensible”, es una demanda que da risa. El asunto es un problema de leyes y proyectos, no de personas. No se trata de tener dirigentes con sotana en la dirigencia sindical, de lo que se trata es de establecer, con la participación de los trabajadores de la educación, un proyecto educativo gratuito en todos sus niveles y de calidad que contribuya al desarrollo de la capacidad crítica del estudiante, y a la vez, queden garantizados los derechos de los trabajadores.
La defensa de la dignidad magisterial inicia levantando la bandera en que se exija la derogación de la reforma educativa, causante de la desaparición de turnos, de los despidos de profesores, de la falta de promociones, de la incertidumbre laboral y de la fusión y saturación de grupos. Es decir, causante de todo lo que hoy afecta al magisterio. La bandera debe ser entonces: “A luchar: organicémonos escuela por escuela y salgamos a enfrentar la Reforma Educativa”.

Vivencias. Los miserables.

Para iniciar estas líneas, tengo que acceder a un librero que no está a mi alcance por mis dimensiones físicas, para ello recurro a un banquillo que me permite tomar un libro “clásico” , los miserables , cuyo autor es Víctor Hugo, considerada una de las novelas de crítica social más logradas de la historia de la literatura.
Publicado en el año de 1862, pero con vigencia, la lectura te va adentrando en la vida y obra de jean valjean, quien es condenado a prisión por un pequeño hurto, acto repetitivo que con frecuencia practicaba, su cercanía con un obispo , lo llevo a discernir el bien del mal, todo ello en un ambiente de lucha de clases entre los pobres y los ricos, entre los fuertes y los débiles, entre los que saben y los que no saben, - que coincidencia verdad- ¿ será realidad?
Desde esa fecha hasta hoy en día ya se exigía, dar o brindar a los ignorantes el mayor conocimiento que se pudiera, así como señalar a la sociedad como culpable en los males existentes por no brindar instrucción gratuita a la totalidad de la población- cuantos no pedimos, exigimos, una educación pública y de calidad- al alcance de todos para lograr crecer en lo integral como individuos.
Línea tras línea en la lectura, nos va brindando la fuerte descomposición social que existía en ese momento donde la sociedad representada por la clase gobernante no brindaba trabajo al trabajador, misma que estaba a la deriva sin guía de un mejor porvenir( cualquier parecido con la realidad mera coincidencia) donde la luz natural de los gobernados brillaba en su interior, a diferencia de los que tenían las riendas y la directriz de la comunidad, que padecían de tinieblas y brumas, hoy en día estamos igual.
Las malas acciones de valjean lo obligan a realizar un autoanálisis, después de tantos errores repetitivos en su existencia al grado de sustraer unas monedas a un menor que lo orillo a reconocerse como lo que a decir de el grito, soy un imbécil, como tomo algo que no me corresponde- cuantos políticos se autonombraran así- ¿ tendrán el valor?
Sin duda el mundo de las letras nos lleva a entender una sociedad que desde sus orígenes ha sido clasista, con la anuencia de la clase en el poder, de ahí que dedicar un rato a la lectura nos llevara a entender mejor nuestro presente y que mejor si se trata de un autor o un libro de los clásicos.
Que sin duda vendrá a forjar generaciones completas en su ámbito de competencia, no olvidemos que ser representante popular o político es lo que más desconfianza genera hoy en día, raro es el que tiene aceptación o es querido, en este mundo en que nada es completo y si así lo fuese seria una de las formas más extrañamente perfectas de la felicidad.

A MANERA DE COMENTARIO..
* La comunidad del cecati # 183 tanto profesores, como estudiantes, estamos a diario con el Jesús en la boca ante la ola de actos delictivos que permean esa zona de afluencia vehicular, los cristalazos y robos de autos están a la orden del día, la semana pasada una alumna sufrió la pérdida de su automotor, ante el trabajo de los amantes de lo ajeno, se reporto a la autoridad pertinente de seguridad pública, tardando más de tres horas en llegar al lugar de los hechos.

*Al parecer el conflicto Magisterial está subiendo de tono, empiezan a notarse avances, ya en la nómina de FONE se ven reflejados unos conceptos que se cubrirán el seis de octubre del año en curso,¿ será mera casualidad, coincidencia, o es algo de la mesa de finanzas que se estableció?
* Los legisladores locales se encuentran preparados para la pasarela política , que rendirán los integrantes del gabinete de JIPS, donde habrán de rendir cuentas claras al pueblo de Colima.
* Vocero del Frente Magisterial independiente en Colima. Sígueme en las redes sociales: Facebook che charly Olvera Twiter@checharlyolvera

 

Colima, aún sin el Atlas Estatal de Riesgos


A todos los colimenses debe preocupar que el Gobernador Ignacio Peralta Sánchez declare la inexistencia de un Atlas Estatal de Riesgos del Estado de Colima. Al parecer alguien o algunos integrantes de su equipo de trabajo más cercano están fallando, no le han informado con precisión y lo hacen ver ante la sociedad como un funcionario vulnerable porque desconoce los trabajos que ha padecido el más reciente Atlas Estatal de Riesgos.
El Gobernador declaró, ante reporteros, que se debe conformar un “Atlas de Riesgos a nivel estado” (1) Se mostró sensible ante los desastres recientes, y agregó que daría “instrucción al Secretario General para que dictamine en qué punto nos encontramos y que se generen condiciones para que lo tengamos a la brevedad posible” (2)
Sorprende la declaración oficial del Gobernador porque hace notar que hasta él desconoce el estado del Atlas Estatal de Riesgos del Estado de Colima, proyecto que fue aprobado en el año 2012. Por lo anterior, es oportuno realizar una revisión al proceso que ha sido documentado por los medios locales.

2012
En diciembre del año 2012, el director de Protección Civil Estatal Colima, Melchor Urzúa Quiroz declaró que se tenían importantes avances y que estaría concluido el atlas estatal en el año 2013, como estaba previsto en el contrato firmado por el contador público Rogelio Valencia Sánchez, Jesús Orozco Alfaro y Urzúa Quiroz (3). El proyecto que encabezó Urzúa Quiroz recibió recursos por 16 millones 566 mil 966 pesos.

2013
El 16 de julio de 2013, el mismo funcionario declaró que el atlas estaría listo en los 20 meses contemplados en el contrato, pero incumplió (4). Entonces se rumoró la compra innecesaria de algunas camionetas, computadoras demás y un equipo GPS demasiado caro para el uso que se le daría.

2014
El proyecto rebasó, en marzo del año 2014, el plazo del contrato, por ello en abril las sospechas comenzaron a empañar la credibilidad. Ante los cuestionamientos, Urzúa Quiroz aseguró a los medios periodísticos que el atlas era una herramienta fundamental para la planeación del desarrollo del estado y que lo entregaría concluido en el mes de noviembre de ese 2014, pero nuevamente incumplió (5).

2015
En marzo del 2015 se acreditó un año más de incumplimiento del contrato y ante los cuestionamientos tranquilamente el funcionario aseguró que hasta noviembre entregaría el atlas, pero otra vez incumplió (6).

2016
El año 2016, Urzúa Quiroz comenzó a recibir 25 mil 687 pesos mensuales por concepto de pensión mensual por su jubilación y además produjo un escándalo mediático debido a la venta de un terreno al Gobierno del Estado. En un período de crisis y austeridad económica, en el que fueron despedidos cientos de burócratas, cientos de adultos mayores quedaron sin apoyo económico y miles de estudiantes no recibieron beca del gobierno, el funcionario recibió 10 millones 400 mil pesos por la venta del terreno al Gobierno del Estado.
En febrero del año 2016 y debido a la incredulidad de la opinión pública, el sobrino de Urzúa Quiroz, y actual director operativo de Protección Civil Estatal Colima, Ricardo Urzúa Moctezuma, aseguró que en unas pocas semanas concluiría el Atlas Estatal de Riesgos, pero para sorpresa de los Bomberos Colima, unidades municipales de Protección Civil y de toda la opinión pública, también incumplió. Pasaron unas semanas, luego meses, un año más y llegó el 2017 (7).

2017
En el año 2017, ante el incumplimiento del millonario contrato y la opacidad de información, la Comisionada de Protección Civil del Congreso del Estado, diputada Leticia Zepeda propuso que el OSAFIG audite a la Unidad Estatal de Protección Civil los ejercicios 2014, 2015 y 2016, porque aseguró que el modelo actual de Protección Civil ee inadecuado y no debe permitir asentamientos humanos en zonas de riesgo, -como ocurre-, y precisó que “tampoco está claro el ejercicio de los recursos en la creación del Atlas Estatal de Riesgos del Estado”(8).

Durante este año, en plena coyuntura desastrosa que se presenta en el país, y a pesar de la utilidad que representa un Atlas Estatal de Riesgos, se carece de esa herramienta en Colima. Por ello sorprende que incluso el gobernador Ignacio Peralta Sánchez declare que ignora la situación del referido instrumento de planeación estratégica pues debió ser pieza fundamental en la elaboración del Plan Estatal de Desarrollo 2016-2021, como lo solicitan las estrategias nacionales propuestas por CENAPRED, SEDATU y otras dependencias.
Desde que el reconocido clan Urzúa tomó el control absoluto de áreas estratégicas para la reducción y atención de desastres, como Bomberos, Cruz Roja y Protección Civil, grandes omisiones han caracterizado a la Protección Civil estatal.
En el año de 1992, el estado de Colima aprobó la primera Ley Estatal de Protección Civil en México, pero desde entonces, en 25 años, hasta hoy no se cuenta con el Reglamento que haga operativa la Ley, por ello cuando se aplica es a discreción y sin criterios específicos (9). Por el contrario, en los municipios más responsables, se cuenta con reglamentos en Colima, Manzanillo y Villa de Álvarez; los demás operan en un amplio margen de discrecionalidad.
En la escuela primaria “Melchor Urzúa Quiroz”, clave: 06DPR0050Z, todos los días, sin excepción, cada estudiante debe cumplir con la entrega de sus tareas escolares, sin embargo “el héroe” que da nombre a esa institución educativa ha incumplido reiteradamente con el contrato para elaborar el Atlas Estatal de Riesgos, amparado en absoluto cobijo institucional. Además ha sido reconocido como “Maestro Distinguido”, todo un logro, considerando que Urzúa Quiroz no terminó la escuela primaria durante su formación académica (10).
Según el criterio de los más célebres gobernadores recientes, como Gustavo Vázquez, Silverio Cavazos, Mario Anguiano e Ignacio Peralta Sánchez, Urzúa Quiroz cuenta con el mayor perfil idóneo para proteger la vida de los colimenses ante las más peligrosas amenazas naturales que han detonado frecuentes desastres. Sin importarles que durante la última década haya sido mínima su capacitación en cursos especializados y acreditaciones profesionales en materia de Gestión Integral de Riesgos y Prevención Desastres, como lo demanda el puesto directivo en Protección Civil, tal vez por ello no existe actualmente ni un solo proyecto preventivo de desastres en el estado de Colima financiado por el CENAPRED y Fopreden.
Por coincidencia, la escuela primaria Melchor Urzúa Quiroz obtuvo una calificación de 3 puntos de 10 en el rubro de “Honestidad y transparencia”, según la encuesta del IMCO Mejora tu Escuela (11). Dicha institución educativa cuenta con serias deficiencias fundamentales, carece de áreas deportivas o recreativas, no tiene patio o espacio cívico, es inexistente el punto de reunión en caso de emergencia; tampoco cuenta con cisterna o aljibe y no existen las salidas de emergencia. Pero tiene algo más importante para enfrentar las adversidades, un nombre y apellido distinguidos.

* Periodista, historiador y antropólogo. Publicaciones recientes: HYPERLINK "https://ucol.academia.edu/Raypadillalozoya" https://ucol.academia.edu/Raypadillalozoya

Fuentes:
(1) “Medina, Noni “Urgente la conformación del Atlas de Riesgos para Colima: JIPS”, en Va de Nuez (20 de septiembre de 2017), en: HYPERLINK "http://vadenuez.info/wp/urgente-la-conformacion-del-atlas-de-riesgos-para-colima-jips/" http://vadenuez.info/wp/urgente-la-conformacion-del-atlas-de-riesgos-para-colima-jips/
“El Atlas de Riesgo de Colima costó 16 mdp y su contenido es un misterio”, en Avanzada (26 de septiembre de 2017), en: HYPERLINK "http://www.diarioavanzada.com.mx/index.php/locales/22042-el-atlas-de-riesgo-de-colima-costo-16-mdp-y-su-contenido-es-un-misterio" http://www.diarioavanzada.com.mx/index.php/locales/22042-el-atlas-de-riesgo-de-colima-costo-16-mdp-y-su-contenido-es-un-misterio
(2) Ibid.
(3) “Avanza Atlas de Riesgo Estatal, podría concluirse en 2013”, en AF Medios (23 de diciembre de 2012), en HYPERLINK "http://www.afmedios.com/2012/12/avanza-atlas-de-riesgo-estatal-podria-concluirse-en-2013/" http://www.afmedios.com/2012/12/avanza-atlas-de-riesgo-estatal-podria-concluirse-en-2013/
(4) “Tendrá Colima Atlas de Peligros y Riesgos: Melchor Ursúa”, en Colima PM (16 de junio de 2013), en HYPERLINK "http://colimapm.com/Inicio/Noticia/24785" http://colimapm.com/Inicio/Noticia/24785
(5) “Concluirán Atlas de Riesgo en noviembre”, en Ángel Guardián, en angelguardian.mx (22 de marzo de 2014).
(6) “Hasta noviembre entregará PC Atlas de Riesgos del estado de Colima”, en AF Medios (4 de marzo de 2015).
(7) “Atlas de riesgos de Colima está a semanas de ser concluido: Ricardo Ursúa”, en Ángel Guardián (15 de febrero de 2016), en angelguardian.mx
(8) “MC demanda auditar a Protección Civil”, en Ecos de la Costa (13 de mayo de 2017), en: HYPERLINK "http://www.ecosdelacosta.mx/2017/05/13/mc-demanda-auditar-proteccion-civil/" http://www.ecosdelacosta.mx/2017/05/13/mc-demanda-auditar-proteccion-civil/
(9) “Gobiernos Estatales, incluido Colima, deben emitir Reglamento de Protección Civil: María Luisa Beltrán”, en Diario de Colima (25 de septiembre de 2017), en: http://www.diariodecolima.com/nota/2017-09-25-gobiernos-estatales-incluido-colima-deben-emitir-reglamento-de-proteccion-civil-maria-luisa-beltran
(10) “Melchor Ursúa, maestro Universitario distinguido de la UdeC”, en AF Medios (19 de septiembre de 2017), en: HYPERLINK "http://www.afmedios.com/2017/09/melchor-ursua-maestro-universitario-distinguido-la-udec/" http://www.afmedios.com/2017/09/melchor-ursua-maestro-universitario-distinguido-la-udec/
(11) Véase Instituto Mexicano para la Competitividad A. C. (IMCO), Mejora tu escuela, en: HYPERLINK "http://www.mejoratuescuela.org/escuelas/index/06DPR0050Z" http://www.mejoratuescuela.org/escuelas/index/06DPR0050Z