Del SUTUC a la FEC: Sin necesidades de bules para nadar concerniente al FOSAP

Tarde se le hacía a la dirigencia de la FEC  hoy encabezada  por Hector Magaña Lara el mostrar como popularmente se dice de “cual lado masca la iguana” en el  diferendo millonario actual entre la elite directiva universitaria y los trabajadores universitarios en general.  Poder estudiantil tajantemente manifiesto al servicio del rector en turno traducible en: edificio estudiantil en Manzanillo, automotores, viajes, callejoneadas, y comidas con  música de banda  para la chamacada estudiantil  despolitizada promedio cada vez que hay cambios de sociedad de alumnos en las escuelas y Facultades de la Universidad de Colima,aunque desde luego  no sin crecientes rispideces interestudiantiles en algunas escuelas en forma creciente y notoriamente.  

I

Tanto en Info/Colima del Ecos de la Costa como en ColimaNoticias de este  22 de octubre en curso, el líder estudiantil Héctor Magaña Lara fuerte y engalladamente    a través del Comité Ejecutivo Estatal de la Federación de Estudiantes Colimenses (FEC) –o séase Magaña- con la “intención de que no involucren a estudiantes de en la organización sindical del SUTUC”, se manifestó en los términos siguiente:  “Ante los recientes sucesos ocurridos en diversos planteles de la U de C, en la que algunas integrantes del Comité Ejecutivo del SUTUC (sic) han intentado involucrar estudiantes en la dinámica de su organización sindical”:

1). Que rechazamos enérgicamente (gulp) “el hecho de que se utilicen los espacios de clase para tratar de involucrar a los estudiantes en el asunto totalmente ajeno a la dinámica estudiantil”.  

Posicionamiento del SUTUC:¿en cuales escuelas  y quienes son desde las aulas los que  intentan involucrar a los estudiantes ? bajo los propósitos aviesos que señala la FEC, pues  para los profesores  no tiene ningún caso involucrar al sector estudiantil   en la lucha por el FOSAP. A propósito Marcos Buenrostro estudiante del 7 “B” de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en  mi presencia y a la vista de estudiantes  afirmó solamente que “estaba enterado que un profesor de la Facultad de Derecho  había dedicado toda la hora en clase a hablar del FOSAP”, pero también subrayó  “que dicho profesor en ningún momento intentó  invitar y/o involucrar a los estudiantes en dicho asunto. Recordarte también Héctor que en todo caso la U de C  practica la libertad de Cátedra establecida por  mandato constitucional, aunque   desde luego los alumnos en clase  respetuosamente pueden  solicitar a los  profesores centrarse propiamente en el contenido académico de la materia correspondiente. 

           Manifestar pues al líder estudiantil que desde el SUTUC no sólo no hay consigna para que los profesores hablen del FOSAP y menos para involucrar a los alumnos, sino  también expresarle que como sindicato tenemos la fuerza organizativa y las herramientas legales  suficientes  para exigir y hacerle entender a la autoridad universitaria  que el asunto millonario del FOSAP debe ser   aclarado y transparentado para beneficio de los trabajadores definitivamente. 

2). Que apelando a la fr. XII del artículo 7 del Estatuto General de la FEC que establece “la obligación de velar por el respecto irrestricto a los derechos de los estudiantes colimenses”, entre los que se destaca “el derecho de recibir educación”, 

SUTUC responde   preguntando  al líder estudiantil  que entiende por “educación integral” , y  sobre todo le   recomendaría   legalmente hacer  “valer dicho respecto irrestricto”  si es que  realmente ello sucede dada la gravedad  que   implica  institucionalmente pero con pruebas como única garantía y no con manifiestos  panfletarios y propagandísticos que suponen  pero nunca definen lo que significa “recibir una educación integral.”   

3).  Que la FEC reprueba tajantemente “la práctica recurrente” del SUTUC (sic) de intentar involucrar estudiantes “en sus estrategias mediáticas” (sic), a favor de “intereses de grupo” (sic) que pretenden desestabilizar “la armonía universitaria” (sic);   

SUTUC  responde y cuestiona a la FEC de nueva cuenta  con que  pruebas dispone  más allá del sólo manifiesto declarativo aludiendo a “práctica recurrente”, además de que aclare que clase de “estrategias mediáticas” usa el SUTUC pues éste ni siquiera  periódico sindical tiene, aunque  lo peor y más  grave es la  confusión de Héctor Magaña de confundir “interés de grupo” con la  legítima lucha del SUTUC por  transparentar el  manejo y administración del FOSAP  apegado  exclusivamente  a la normatividad signada entre la autoridad universitaria y el SUTUC   donde está en juego la certidumbre  futura de los pensionados y jubilados universitarios.     

Que existe una  diferencia irreconciliable hasta hoy  entre las altas autoridades universitarias y el SUTUC  por el uso y destino final del dinero faltante del FOSAP es innegable, así como la postura irrestricta del SUTUC que se  respete lo firmado, y si ello es motivo suficiente para afectar la  “armonía universitaria”, que quede claro que en todo caso su desenlace recae en  la responsabilidad de las  autoridades universitarias para que tal ruptura no suceda.   

4). Que aludiendo  a la capacidad  y criterio de los estudiantes universitarios “quienes nos hemos caracterizado” (sic) por tomar nuestras decisiones de manera “autónoma, responsable e informada” (sic y ¡What!)  declarando  la FEC el de mantenerse al margen de un proceso sindical que “en nada cumple a nuestra formación”.   

SUTUC: efectivamente reconoce que  el conflicto del FOSAP  nada tiene que ver ni afectar  a la función sustantiva universitaria relacionada a  la formación educativa dentro de la  U de C, por lo que sin proponérselo y  coincidentemente FEC y SUTUC estamos de acuerdo total e indudablemente en ello. Sin embargo  en los hechos entonces la cuestión es cual es la razón que la actual  dirigencia estudiantil  meta su cuchara donde no llaman siendo un pleito ajeno y lo cuestionable  aliándose a la rectoría en el conflicto del FOSAP si es que quieren contribuir a solucionarlo.       

5). Que la FEC ratifica su  “convicción histórica” (sic) de pugnar por la mejora constante de “las condiciones estudiantiles y educativas”  en el estado;

SUTUC: pregunta muy interesado a la dirigencia estudiantil tomarse la molestia de explicar que  entienden por “convicción histórica”, esto a modo de poder  continuar abiertos y en  comunicación en aras de una U de C cada vez mejor académicamente.    

6). Que frente a la sociedad colimense la FEC garantiza que “estaremos atentos al desarrollo de las acciones sindicales”, con la única finalidad de que estas no afecten ni interfieran en las actividades propias del proceso formativo universitario;

SUTUC: interroga y pregunta si dicha garantía tiene que ver con alguna función de gendarmería o labor policiaca estudiantil de corre, ve y dile al Sr. Rector. Estará tan sustancial acción estudiantil  implícita pero no escrita en los Estatutos de la FEC.    

III

Significado de la postura del líder estudiantil Héctor Magaña Lara ante el manifiesto con “la intención de que no involucren a estudiantes en la organización sindical del SUTUC”:

Primero: la FEC refrenda estructural e institucionalmente la subordinación  e incondicional  obediencia ciega a las directrices rectorales trazadas cuyas raíces históricas se remontan a la década de 1980;

Segundo: constituir  literalmente un golpe dado al vacio pues no existe acuse de recibo por parte del SUTUC;

Tercero. La FEC tratar de crear un problema inexistente en cuanto  “involucramiento estudiantil” por parte del Comité Ejecutivo del SUTUC”, pues no existe  fundamento para ello y si  declaraciones sólo de impacto  mediático.

Cuarto: Mostrar el verdadero rostro que como organización estudiantil tiene la FEC que en teoría y estatutariamente  establece “la obligación de velar por el respecto irrestricto a los derechos de los estudiantes colimenses”, entre los que se destaca “el derecho de recibir educación”, pero en los hechos posee como   función toral constituir de  soporte fundamental mayoritario en el Consejo Universitario para asegurar la sucesión y relevo rectoral por siempre y para siempre mientras no sea modificado la legislación universitaria.

El desplante machacoso  de Héctor Magaña Lara  sin querer  hace recordar aquella frase inmortalizada por Cantinflas cuando actuando como policía desaliñado    cuadrándose frente al jefe policiaco sólo atina a decirle “a sus órdenes jefe”.    

El SUTUC no necesita bules para nadar pues la razón le asiste, en todo caso hay  pregunta abiertamente  si  la otra parte del conflicto universitario  lo requiere, y para que ya que no estamos jugando luchitas?   

Colima, Col., 24 de octubre de 2013

 

Convivir para vivir

Descubriendo como somos entendemos a los demás,  aprendiendo de uno mismo descubrimos al otro en nuestra identidad.

Cambiando nuestra perspectiva del mundo encontramos que  cada ser esta en una posición distinta y que  por ello opinamos diferente, que vivimos los mismos problemas quizá, pero vistos  con otros ojos, con visión contrapuesta, y sentidos así los problemas se asimilan en tiempo o a destiempo  de distinta manera.

A unos nos afectan los cambios,  a otros les favorecen los mismos, unos los superan, otro quizá queden en el camino de la confusión y sin más información se limiten a vivir en la espera del aprendizaje que no llega.

La realidad, es la complicidad entre miles de seres humanos, es la complicación de referirnos a los demás  desde la perspectiva del Yo mismo para poder descubrir  nuestro mundo a partir no solo de mis objetivos y proyectos sino también desde los intereses no del Yo sino del otro,  del nosotros que en ocasiones se contraponen con los míos como un principio básico de alteridad.

Convivir para vivir es simplemente analizar y responder cuestionamientos que nos hacemos, siempre dentro de los zapatos de los demás.

Una posición no es solamente propia, es la posición de un todo unido en alternancia el uno con el otro, más allá de las coincidencias están las diferencias, pero  ¿Qué al final las diferencias  no son más que simples coincidencias? ¿Y no son ambas  una buena oportunidad para que  la cosas funcionen?

Tú, ¿Qué opinas?

¡Tu  opinión es lo más importante!

Cosas de nuestro sistema: 'El ridículo en Cuauhtémoc'

 

Algunos “distinguidos” priistas no pierden la oportunidad para seguir haciendo el ridículo en Cuauhtémoc. En días pasados sin invitación alguna, se aparecieron en un  recibimiento en las fiestas de ese municipio. Usted dirá que el evento es abierto para todo el público, lo cual es cierto, sin embargo ellos llegaron directamente a la llamada mesa de honor, lugar reservado para las personas que ofrecen dicho evento, para los propietarios de los toros que se juegan ese día y por supuesto que para la autoridad municipal anfitriona. Al ver aquello y en un acto que es de aplaudirse, la presidenta Indira Vizcaíno decidió retirarse y no presentarse a los toros para no encontrarse nuevamente con ellos. En aquel lugar también existe el llamado palco de honor, parece ser que los mencionados, al darse cuenta que por culpa de ellos la presidenta se retiró, se hicieron los dignos y se pusieron a unos metros de ahí y una mujer, esposa de uno de ellos se encargó de intentar llevar casi de la mano hacia ellos a personas que se encontraban en el palco mencionado. Se me hace una falta de respeto querer agandallar todos los espacios y eventos posibles, creo que definitivamente perdieron piso estas gentes y se niegan a entender que hay muchas formas de hacer proselitismo y politiquería, pero eso que hacen no es una de ellas. Allá ellos y sus procedimientos, porque en este caso se trata de una parte del PRI o de un PRI, porque es de todos sabido que la herida del año pasado  nunca cicatrizó y al parecer como dijo don Teofilito “ni cicatrizará” por lo tanto léase que al interior existen mínimo 2 fuertes grupos y cada uno a su estilo andan haciendo su luchita para verse “simpáticos” esto hablando solo del municipio de Cuauhtémoc, a nivel estatal también hay mucha tela de donde cortar, pero esa es otra historia.

Pasando a otras cosas de nuestro sistema, el domingo pasado estuvimos presentes en un evento que reunió a varios liderazgos del PRD en el estado. El motivo fue escuchar el mensaje del profesor Carlos Sotelo en su calidad de pre candidato para presidente del llamado secretariado de ese partido a nivel nacional. Con un discurso sencillo nos expuso el proyecto que impulsa para transformar al negroamariilo y hacer de él el instrumento político para el que fue diseñado y poco a poco se ha dejado de lado. Sin echar lodo a sus adversarios o presuntos adversarios, (Carlos Navarrete y Marcelo Ebrard) expuso lo que cambiaría en este partido en caso de ganar y también a lo que le daría continuidad. Me sorprendí al escuchar su posicionamiento en lo que respecta al llamado Pacto por México, ya que en lo personal he criticado la actitud del actual dirigente Jesús Zambrano al ser parte pasiva de él. Dijo que en su calidad de presidente no estaría en contra de ser parte de ese Pacto, que el PRD no puede rezagarse o excluirse a la hora de discutir y acordar los grandes temas de México; en todo caso critica la forma en el cómo lo hizo el actual presidente, prácticamente a escondidas del partido, sin una consulta a los órganos de dirección y discusión como es el caso del Consejo Nacional; mencionó también no estar de acuerdo en que con frecuencia, el PRD sea visto por la sociedad como un tapete de EPN y que esto no es nuevo, lo mismo sucedió en gran parte del sexenio de FECAL; dijo también que ya basta que los grandes temas sean acordados sin discusión, sobre todo contando con la complicidad del PRI y el PAN en las más altas esferas. Entre anécdotas y propuestas transcurrió el tiempo de manera agradable. En la siguiente parte se escuchó a los asistentes con preguntas, inquietudes y algunas aportaciones, a lo que él cerró con respuestas y nuevas aportaciones. Se pudo notar a gente ávida de información, con ganas de debatir, de escuchar, de analizar tal y como lo hacíamos antes. Ese es el PRD que se quiere. Se espera que entre el 7 y el 10 del próximo mes, en el marco del Congreso Nacional se apruebe la convocatoria y abran los registros de candidatos, tanto para lo nacional como para lo municipal e irnos a la elección en marzo del 2014. Cabe señalar que en esos tiempos se aprobará también el método con el cual se elegirán que puede ser el voto de los militantes con urnas en todo el país o de forma indirecta a través de los consejeros nacionales en un pleno convocado para ello. En lo particular estoy a favor de que lo decida la militancia en urnas, eso movilizaría al partido, le daría vida, aunque sabemos que nuestro talón de Aquiles siempre ha sido el padrón, el cual en estos momentos está peor, ya que no se ha logrado encontrar la metodología adecuada para hacer que los módulos de afiliación y reafiliación funcionen de tal forma que todas las expresiones queden satisfechas. Aquí se aplica aquello de candil de la calle y oscuridad de tu casa, porque siempre estamos desde el PRD criticando al IFE y su padrón y nosotros nunca hemos logrado tener uno al 100%.

De las cosas graciosas que a veces vemos en el interminable tercer anillo de nuestra ciudad capital, en el puente a desnivel del cruce de esta vialidad con Constitución, que todavía no está funcionando, viniendo de oeste a este, te hacen pasar por la lateral y se ve curioso que en el suelo hay un transformador o centro de carga de la CFE me supongo, es el clásico que está dentro de una caja metálica de color verde que al frente tiene 2 puertas que, claro está abren hacia afuera, pues resulta que ha quedado en un nivel más bajo y al ponerle adoquín a ese tramo bajo el puente, ya no podrán abrir las puertas porque casi la mitad de él quedó sepultado. Esperamos que no haya una emergencia que amerite desconectar o bajar las cuchillas de ese aparato.

Hasta la próxima en más cosas de nuestro sistema.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Universidad de Colima: La rectoría al descubierto, parte II

 

El deterioro y robo al Fondo Social de Apoyo al Pensionado (Fosap) continúa hoy en día. Vayamos por partes. No existe duda sobre los incumplimientos del rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, en el acuerdo firmado el 28 de febrero de 2013, donde se pretendía concluir el mal manejo administrativo y financiero del Fosap que realizó la universidad del 2001 al 2011. Dicho sea de paso, este conjunto de irregularidades fueron las que se pudieron detectar con la documentación incompleta que la rectoría entregó al equipo de trabajo del gobernador que realizó la auditoría al Fosap.

Uno de los acuerdos no cumplidos que se ha mencionado en diferentes comunicados, entrevistas y ruedas de prensa, es que a partir del 15 de abril de 2013, el 5% del salario base de los trabajadores universitarios y otra cantidad equivalente al 10% por el mismo concepto aportada por la universidad, se depositarían íntegros a la cuenta del Fosap. Además, la rectoría se comprometía  a que a partir del 1 de mayo de 2013, la nómina del Fosap se cubriría  con la citada cuenta mediante cheque mancomunado entra la rectoría y el Sutuc.

Del conjunto de irregularidades administrativas y financieras detectadas por el equipo de trabajo del gobernador y que se estableció en el acuerdo citado, es importante también señalar lo acordado en el numeral 10: “Es de señalar que, con cargo a los recursos del FOSAP, se cubrieron a Jubilados y Pensionados conceptos como el de Retroactivo, Aguinaldo, Bonos, Reintegros, Días de Complemento, Canasta Básica, Fondo de Retiro y Prima de Antigüedad. La universidad lo hizo así, porque todas las instituciones que pagan Nómina de Pensionados y Jubilados lo cargan a un solo Fondo, y porque  además  la Universidad no tiene una partida de su presupuesto para cubrirla; sin embargo, de acuerdo al reglamento del FOSAP, no prevé  que dichos conceptos deban de pagarse con cargo a los mencionados fondos, ello implica que hay una laguna jurídica en los ordenamientos legales, es decir, no precisa de cuales fondos se deban pagar los citados conceptos”. Para precisar, no debemos perder de vista que los Jubilados y Pensionados deben de recibir una cantidad de dinero por cada uno de los conceptos señalados, sin embargo, con cargo al Fosap, sólo se debe pagar el concepto de salario base; la rectoría tiene la obligación de obtener recursos económicos para pagar los otros conceptos. 

También, de la lectura del párrafo anterior, puedo apreciar las buenas intenciones del equipo responsable que elaboró el acuerdo cuando pretende suavizar los malos manejos administrativos y financieros del Fosap por parte de la rectoría al establecer la existencia de “…lagunas jurídicas en los ordenamientos legales…” A pesar de ello, y como prueba de los malos manejos administrativos y financieros  del Fosap, se estableció en el numeral 11 de citado acuerdo la penalización a cumplir: “Por ello, y con el propósito de llegar a acuerdos  que contribuyan a la armonía de la UdC, se acordó que la institución aportará a la cuenta del Fosap la cantidad de $90´000,000.00, mismos que se cubrirán en el transcurso de los próximos 4 años. En ese sentido, es recomendable que se establezca con claridad en sus ordenamientos legales de qué fondo se deben cubrir los citados conceptos de ingresos  de Jubilados y Pensionados, para evitar en el futuro problemas como los aquí expuestos”.

En su momento, la rectoría no quiso perder la oportunidad de mencionar en  sus comunicados de prensa que depositaría estos 90´000,000.00 al Fosap como un acto de unidad y buenos deseos para apoyar a los trabajadores, para no reconocer que la penalización impuesta, se debió a un ejercicio de justicia  y al inicio de un proceso para respetar el dinero de todos los trabajadores universitarios que aspiran a tener una jubilación o pensión digna.

A pesar de todo lo señalado, el robo al Fosap continúa hoy en día. No debemos perder de vista que los malos manejos administrativos y financieros del FOSAP fueron detectados del periodo 2001 al 2011. Desde 2012 y hasta nuestros días, el pago de la Nómina del Fosap se sigue pagando de la misma forma. Durante el 2012, el pago de la Nómina de Jubilados y Pensionados por concepto de salario base, aguinaldo, prima de antigüedad, canasta básica,  retroactivo, días complementarios, reintegros y fondo de retiro fue de $91´711,873.38. Correspondiendo únicamente al concepto de salario base la cantidad de $69´486,075.03. En pocas palabras, considerando la diferencia entre las cantidades señaladas, durante el 2012, el Fosap fue asaltado nuevamente con  $22´225,798.35. Si consideramos que en 2013 la situación se mantuvo como en 2012, es decir, no se pensionaron o jubilaron mas trabajadores, tendríamos un acumulado de robo adicional al Fosap de $44´451,596.70 que se deben de sumar a los $90´000,000.00 del periodo 2001 al 2011. 

Por lo anterior, resulta razonable, desde el punto de vista de las autoridades universitarias y del pequeño grupo de universitarios que se han beneficiado con el Fosap, sus intentos por dividir al Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima (SUTUC) y confundir a la sociedad de Colima con el conflicto del Fosap. Los presuntos responsables del Fosap apostaron que con el paso del tiempo, la desinformación, la intimidación, el acoso laboral  y, recientemente, con el  intento fallido por destituir al Secretario General del SUTUC, lograría salir bien librados del problema y continuar recibiendo cantidades obscenas de dinero de las aportaciones de dinero que todos los trabajadores universitarios hacemos cada quincena para aspirar a una pensión o jubilación digna.

Para concluir, el Fosap nunca podrá ser considerado un tema concluido, discutido, firmado y cerrado como declaró el rector, José Eduardo Hernández Nava;  el tema Fosap, por las implicaciones, beneficios y alcances que tiene para  las trabajadoras y trabajadores universitarios sindicalizados y de confianza de nuestra universidad, debe ser un tema siempre abierto, dinámico, transparente y apegado a un reglamento que debe actualizarse para que se garantice siempre el objetivo de tener acceso a una pensión o jubilación digna.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

NO HAGAN OLAS QUE EL FOSAP ESTÁ PRIMERO


    En el actual conflicto protagonizado entre la alta dirección universitaria y los trabajadores del SUTUC, en el que está en juego la bolsa millonaria del FOSAP, la posición firme, decidida y resuelta de Leonardo César Gutiérrez Chávez como figura central indiscutible está sustentada en dos argumentos a su favor como es tanto la legalidad y legitimidad de su liderazgo como también el que le asiste la razón al exigir sea aclarada, restituida, y a la vez se otorgue certidumbre en el manejo transparente y consensuado del FOSAP definitivamente y apegándose siempre a la reglamentación interna prevaleciente. Nada más, ni nada menos.

    La legalidad a favor de Leonardo César se basa en el documento original que sellado y firmado emitió la Junta Local de Conciliación y Arbitraje el 11 de febrero de 2013, la que con fundamento en lo dispuesto en la Fracción II, del Artículo 377 y Fracción IV, del Artículo 692, de la Ley Federal de Trabajo en vigor, se le reconoce al Dr. Leonardo César Gutiérrez Chávez el carácter de Secretario General del Comité Ejecutivo Central del “Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad de Colima” con que se ostentan, para el periodo 2013-2017, mismo que se le tiene por acreditado con el original de las Actas del XV Congreso Estatal Permanente de su representada de fechas 18 de agosto de 2012 y 05 de febrero de 2013, que se exhibe.

    Al respecto incluso el propio rector, maestro José Eduardo Hernández Nava, mediante documento oficial y la prensa, a nombre de la comunidad universitaria extendió una amplia felicitación al SUTUC, en especial a su secretario general Dr. Leonardo Cesar Gutiérrez Chávez por la elección del nuevo Comité Ejecutivo Central para el periodo 2013- 2017 (El Comentario, 6 de febrero de 2013)

    A la vez, la legitimidad se basa en el apoyo mayoritario de los actuales Delegados del SUTUC –Campus Colima, Villa de Álvarez, Tecomán y Manzanillo- acreditados, junto con profesores y personal universitario en general, quienes se hicieron presentes en la rueda de prensa y posicionamiento ofrecido por el propio Leonardo César el pasado martes 8 de octubre en curso a las 19:00 horas P.M. en las instalaciones centrales del SUTUC.

    De la actitud de la tripleta traidora pero anémica ya, protagonizada por Jorge García Pérez, Juan Rogelio García Mora y Ramón Rodríguez Arellano y demás despistados corifeos que les hicieron eco, que hoy tienen sólo como argumento principal de lucha la doble plaza que posee Leonardo César –como PTC y de confianza- y que según su decir lo inhabilitan para ostentar el cargo de secretario general del SUTUC basándose en los Estatutos del SUTUC –Art. 6, parte IX—, dos cuestiones a la consideración expongo como respuesta:

a). La primera -dándoles la razón que el líder Leonardo César percibe un salario como empleado de confianza-,  es que en los hechos la categoría de director de área o subdirector general que posee es sólo formalmente, ya que es inexistente tal  nombramiento mediante escrito firmado por el rector, y por lo tanto no ejerce realmente dicha función laboral en la Universidad de Colima, por lo que puede desprenderse que dicha comisión más bien constituye un estímulo o compensación otorgada discrecionalmente desde la Dirección General de Recursos Humanos y no un desempeño como empleado de confianza real. De lo contrario, pido a la tripleta de traidores indicar dónde está la oficina dentro de la Universidad de Colima en la que Leonardo César realiza su función de empleado de confianza en forma cotidiana y también sean tan amables en indicar el horario de sus labores.

b). La segunda, es que el doble pago de Leonardo César corrobora de nueva cuenta que la Dirección General de Recursos Humanos particularmente administra, maneja y dispone de recursos financieros cuantiosos a discreción y oscuramente –dobles pagos, becarios, lista de raya, etcétera-, sin que en realidad pueda saberse exactamente a cuando asciende el monto de dicho dinero y cuáles los criterios para ejercerlo. En todo caso, el pago salarial al líder Leonardo César como empleado de confianza es apenas “la punta del iceberg” de lo que significa tanto el control del dinero como la ausencia de transparencia en cómo se manejan los dineros en las entrañas de la Universidad de Colima hoy y siempre.

Atendiendo al ex líder del SUTUC Gustavo Ceballos Llerenas y sus escritos y declaraciones públicas, siempre de bajo perfil y descuidados, aún no termina de asimilar que ya no es más el otrora líder sindical que fue y que si fuera un poquito respetuoso de las formas observaría la máxima “El rey ha muerto, viva el rey”.

    Gustavo resulta “más papista que el papa” cuando dice que Leonardo César pone en riesgo el salario del gremio “si la Universidad de Colima entra en huelga”. Al respecto, además de decirle que dicha medida es un derecho constitucional de los trabajadores y opción laboral válida si las circunstancias la propician, es pertinente acotar que el líder Leonardo César en los recorridos y visitas que ha realizado a los campus universitarios indistintamente, se ha referido siempre al recurso legal de la huelga como última instancia, y que si se llegase a asumir tal medida o recurso estaría como sustento y de por medio la Asamblea Sindical de Trabajadores del SUTUC en pleno. Por favor Gustavo, los trabajadores no necesitamos insultos ni denuestos como arma principal, menos en la Universidad de Colima, donde deben reinar la razón y los argumentos bien sustentados.
   
Te pregunto, Gustavo: en el informe preliminar respecto del FOSAP realizado por la comisión gubernamental firmado entre otros por Arturo Flores García y José Luis Villa Aguijosa el 18 de junio de 2012 el numeral 3 destaca lo siguiente “no fue proporcionado documento alguno que señale mediante firma de recibido los importes cobrados por los CC. Fernando Moreno Peña, Gustavo Ceballos Llerenas y Juan José Guerrero Rolón, por: $ 17’ 428,249.91”. Entonces, el que digas que eres “una persona frontal” no es sinónimo de honestidad. Acusar a Leonardo César de loco y mentiroso, no quita del renglón de quienes se han beneficiado del FOSAP abusiva e injustamente en detrimento del trabajador de a pie.
   
Del actual rector, maestro José Eduardo Hernández Nava, quien mediante oficio No. 2394 este 14 de octubre en curso donde dice no tener “la obligación” de acudir a la convocatoria hecha por el líder del SUTUC Leonardo César Gutiérrez Chávez por el tema del FOSAP con el argumento de que hay “una solución definitiva, discutida y firmada” entre ambos, no está por demás señalar y recordarle que la firma no es garantía de que lo acordado sea cumplido al pie de la letra, es decir, entre firmar y cumplir hay un abismo.
   
Volver a mencionar al Sr. Rector Hernández Nava que no ha cumplido lo firmado, pues quedó que a partir de abril de 2013 quincena a quincena iba a estar descontando a los trabajadores y depositando en el fideicomiso del FOSAP lo correspondiente tanto de los trabajadores como de la propia Universidad de Colima en 5 días como máximo después de los días 15 y 30 transcurridos. No ha cumplido al respecto, ni tampoco en abrir la totalidad de los expedientes pensionados del FOSAP poniéndolos al alcance de la Comisión Técnica del FOSAP.
   
Como escribió el ex rector Humberto Silva Ochoa, a nadie conviene y menos a usted lo que hoy vive la Universidad de Colima respecto del FOSAP. Le propongo dejar la soberbia a un lado sintiéndose intocable y dialogar con Leonardo César en el entendido que este problema no fue generado por usted sino que está enraizado a las rectorías de Fernando Moreno Peña, Carlos Salazar Silva y Miguel Ángel Aguayo López. Reconozca también que hay mal manejo y nula transparencia en el pasado y presente del dinero del FOSAP y ofrezca alternativas benéficas para los trabajadores. Establezca condiciones y plazo para cubrir el dinero ido, y lo disculpamos como garantía. Pida apoyo de dinero al gobernador Mario pero no a cuenta de los trabajadores. Lo que sí debe quedar claro es que de nadie más que de usted depende llegar a un arreglo con el SUTUC conveniente para ambas partes.
   
Dice usted señor rector Hernández Nava que en el affaire protagonizado por la tripleta de traidores nada tuvo que ver, pero ¿desde donde –DGRH- se filtró la información de cuánto cobraba Leonardo César –copia del talón de pago- y hasta el de saber la categoría laboral de confianza que posee?
   
Aunque la repentina y traidora actitud de la tripleta de traidores logró generar olas, no fue suficiente para tumbar y sustituir a Leonardo César de la Secretaría General del SUTUC, como ciertas autoridades y ex autoridades quisieron lograr.

Pero, del tema del FOSAP que es el que nos atañe como problema central a los trabajadores, usted señor rector Hernández Nava, tiene la última palabra.

Colima, Col. 17 de octubre de 2013.