Chile en la memoria, hoy más que nunca

Los sucesos de Chile que dan inicio en 1970 y concluyen con el violento golpe de Estado y la muerte del Presidente Salvador Allende, constituyen una etapa emblemática en tanto que marca el fin de la democracia entendida como espacio de exposición de proyectos conservadores (derechos individuales egoístas), reformistas y alternativos de sociedad (derechos sociales). Para su nacimiento, en muchos países se conjugaron, positivamente, factores internacionales y propios de cada país que posibilitaron la construcción de una montura democrática con reconocimiento de derechos sociales. Es necesario recordar el triunfo en Rusia de los Bolcheviques en 1917 derrocando al régimen zarista, y posteriormente, edificando, en 1922, la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) con una constitución política que reconoce los derechos sociales, siendo la primera en el mundo en su género.

Hoy la importancia de la otrora URSS en la existencia de la democracia con justicia social en los países capitalistas es negada bajo la falsa idea de que el capitalismo por naturaleza es democrático. Es indispensable recordar que el triunfo del partido bolchevique obliga a muchas burguesías de países fronterizos, para evitar el contagio ideológico, a incorporar institucionalmente la participación política de los trabajadores y sus derechos, presionadas por el ascenso de las masas en sus respectivos países, en Europa Occidental.

La democracia con equidad social no es propia del sistema capitalista en tanto que la visión del mundo en que se basa es el individualismo egoísta. Las organizaciones colectivas de defensa y sus medios como la huelga, ejemplo de solidaridad entre sus integrantes, son negadas y declaradas ilegales en el siglo XIX y principios del XX; corren la misma suerte los partidos políticos que reivindican los derechos sociales, al ser proscritos en gran parte del mundo.

Los únicos partidos políticos aceptados legalmente en el mismo lapso de tiempo son el partido conservador y el partido liberal (partidos de cuadros), promotores de los principios del liberalismo. Al ser reconocidos los derechos sociales, los caminos se bifurcan en la escena política, de manera que empieza la participación de partidos políticos (partidos de masas) que promueven los derechos sociales y llevan la ideología socialista, en contraposición al pensamiento liberal; unos acentúan, otros matizan o algunos más combinan estos pensamientos, de esa manera se generaliza la existencia de una multiplicidad de opciones políticas; ya para 1946 en adelante se generaliza en la escena política, en varios países, la presencia de partidos liberales, partidos conservadores, partidos socialdemócratas, partidos demócrata cristianos, partidos comunistas, entre otras variantes. Se da la legalización de la participación popular vía partidos políticos y, al mismo tiempo, al reconocerse la forma sindicato y los derechos de los trabajadores, la población alcanza niveles de vida que pueden ser calificados de aceptables a muy aceptables.

En América Latina, la construcción de un andamiaje democrático de la escena política fue más complejo al combinarse remanentes históricos propios, entre ellos, la presencia de caciques y caudillos fragmentaba la vida social y dificultaban la participación política de la gente, también contribuyó la escasa industrialización y la exigua clase obrera, así como la fuerte presencia de los Estados Unidos en la región, cuyas múltiples intervenciones imponían dictadores y promovían la inestabilidad, lo que entorpecía el establecimiento de la vida institucional. Por características propias de las fuerzas políticas de cada lugar, en algunos países fue posible la construcción de la democracia con un fuerte andamiaje institucional, como en Chile.

El impacto ideológico de la Revolución Rusa fue universal y de ello hay constancia en la región latinoamericana, en 1919 emergen embrionariamente partidos comunistas. En el caso que nos detiene, nace el Partido Comunista de Chile (PCCH) en 1922, con una breve interrupción debido a la aprobación, en 1948, de lo que fue conocida popularmente como “Ley Maldita” que lo proscribió durante diez años, ya para 1958 el PCCH es devuelto a la legalidad, en tanto el partido socialista (PS) se constituye en 1933, y juntos serán actores reconocidos en la escena política chilena que reivindican los derechos sociales, influenciados por el pensamiento marxista y con presencia, que irán acrecentando, entre trabajadores, campesinos y grupos populares.

Ambas organizaciones tendieron a establecer vínculos entre ellos, como parte de la política de la Internacional Comunista, a partir de 1935, en el llamado Frente Popular. Es bajo esta estrategia en que participan con organizaciones liberales, como el Partido Radical, en diferentes procesos electorales. Más tarde, contienden el Partido Nacional (PN) que nace en 1966 y que agrupa a liberales y conservadores, y el Partido Demócrata Cristiano (PDC) que vio la luz en 1957. Para esos años, había ya una multiplicidad de opciones; las fuerzas políticas encarnaban, con sus respectivos matices, dos proyectos de sociedad: el de la sociedad capitalista y el proyecto de una sociedad socialista.

La democracia existente bajo el Estado de Bienestar, permeaba espacios como la fábrica, restringidos a la participación de los trabajadores. Las demandas de las clases dominadas eran canalizadas a través de diversos medios: sindicales, organizaciones barriales, estudiantiles y partidos políticos. Es un régimen político fuertemente articulado y con una amplia participación por parte de los grupos que conforman la sociedad con tendencia a la oligarquización.

Las limitantes de esta democracia son los intereses de la burguesía nacional y la burguesía internacional, cuyas ganancias comenzaban, a finales de la década de los sesentas, a disminuir en la fase terminal conocida como el “ciclo de oro del capitalismo” iniciado en 1945. Una mayor participación social en la toma de decisiones traía aparejada una disminución de las ganancias. Al tiempo que había un ascenso en las movilizaciones populares en distintas partes del orbe. Electoralmente en Chile la izquierda lograba, en tres procesos electorales, un paulatino fortalecimiento, teniendo como candidato a la presidencia a Salvador Allende, médico cirujano, Ministro de Sanidad, cofundador del Frente Popular, diputado y senador. Había ya un torrente incontrolable de necesidades populares insatisfechas que los gobiernos democratacristianos no resuelven; en el marco constitucional, los trabajadores, grupos populares y sectores de la clase media buscan una salida, e inician un corrimiento electoral a la izquierda. El Partido Socialista, para la elección de 1970, impulsa un gran acuerdo electoral: la Unidad Popular (UP) en la que participan el PS, PCCH, PR y el Movimiento de Acción Política Unitaria (MAPU). Mientras, los partidos burgueses se dividen, el Parido Nacional y el PDC lanzan a sus respectivos candidatos.

El 4 de septiembre de 1970 se da un hecho histórico a nivel mundial: por primera vez un frente electoral que reivindica un programa de gobierno de partidos influidos, principalmente, por el pensamiento de Marx y Lenin, alcanza el triunfo por el camino institucional. Entre las líneas programáticas de la UP están la profundización del modelo de sustitución de importaciones por medio de una redistribución del ingreso, que en el primer año permitió más salarios y más poder adquisitivo de los sectores populares; la nacionalización de empresas claves de la economía, como las mineras de cobre, salitre, yodo, hierro y carbón mineral, del comercio exterior, de las grandes empresas y monopolios de la distribución, y la profundización de la reforma agraria. Debido al triunfo, el mito de lograr el socialismo por la vía constitucional se refuerza en sectores reformistas de la izquierda. Hay en ese momento la creencia que la cultura de la burguesía chilena es democrática y, por ende, respetuosa, al igual que el ejército, de la institucionalidad. Pensamiento que en breve chocará con la realidad.

La burguesía nacional monopólica e internacional desde la toma de posición de Salvador Allende recurre a medidas legales e ilegales para bloquear al gobierno a través de marchas y paros. Entre las primeras, en 1971, la llamada marcha de las cacerolas vacías y al año siguiente, el paro camionero conocido como paro patronal, que duró cerca de un mes; se busca también la vía plebiscitaria para destituirlo, con resultados contrarios a lo esperado: triunfa la UP en el proceso electoral de marzo de 1973, ante ello, la burguesía y sus partidos como el Partido Nacional y el Partido Demócrata Cristiano apelan al último recurso que les queda: al golpe de estado para derrocar al Presidente de la República que trae aparejado el asesinato de Salvador Allende por el ejército chileno. Muestras más claras como las señaladas dejan en claro que la burguesía no respeta ninguna institucionalidad, ni la edificada por ella; Susana Bruna habla, como final del proceso chileno, de la legalidad vencida.

Bajo este susto de la burguesía mundial y debido a una profundización de la crisis mundial del capitalismo, este tipo de democracia social, predominante en la fase de oro del capitalismo, llega a su fin. En ella se institucionalizaron medios y canales de representación de las clases dominadas y explotadas, facilitando la existencia de espacios en la solución de problemas que el capitalismo genera. Con el golpe de estado en Chile, el 11 de septiembre de 1973, inicia la contrarrevolución y se emprende entonces una embestida contra todo el tejido social y en particular contra los derechos sociales; inicia el neoliberalismo que pronto se hace extensivo al mundo entero, con sus tiempos y ritmos acorde a la situación histórica de cada país. Nace la Comisión Trilateral en 1973 y desde su inició es considerada como el primer tanque de pensamiento de alcance global, impulsa el pensamiento neoliberal y la idea de la “crisis de la democracia”, proponiendo una democracia estrictamente electoral, conocida como “democracia minimista” o “democracia gobernable”, donde el actor principal es el voto y no la justicia social. Esta democracia blinda al sistema capitalista en crisis y a los intereses de la burguesía monopólica internacional de la cascada de exigencias sociales insatisfechas.

En un proceso no lineal, se va imponiendo como pensamiento hegemónico la visión individualista y fragmentada de la sociedad. En cada uno de sus segmentos son establecidos sus respectivos actores; por ejemplo, a los partidos les corresponde el ámbito político electoral, a lo económico, los empresarios, a lo ideológico, los grandes medios de comunicación, en lo político administrativo, a los tecnócratas empresariales. Quedan fuera, las organizaciones sindicales, los partidos de masas y los derechos sociales. El mercado es el gran soberano a partir de ese momento y los economistas de la Universidad de Chicago, conocidos como los Chicagos Boys, son sus guardianes.

Con Salvador Allende mueren, no sólo para los chilenos sino para los latinoamericanos, los derechos de los trabajadores y del pueblo en general, como son los de salud, educación, pensiones de calidad y techo que permiten mejores condiciones de vida y trabajo, y la posibilidad de construir un futuro mejor para los jóvenes. Esa es la importancia de Allende. Recordemos algunas de sus últimas palabras, previas a su asesinato por el ejército al mando de Augusto Pinochet, que nos dan aliento para seguir luchando por un mundo mejor:

“En nombre de los más sagrados intereses del pueblo, en nombre de la patria, los llamo a ustedes para decirles que tengan fe. La historia no se detiene ni con la represión ni con el crimen. Ésta es una etapa que será superada. Éste es un momento duro y difícil. Es posible que nos aplasten. Pero el mañana será del pueblo, será de los trabajadores, porque la humanidad avanza hacia la conquista de una vida mejor. Pagaré con mi vida la defensa de los principios que son caros a nuestra patria.”

Vislumbres. Entrada

Vislumbres. Entrada
Aun cuando el tema que abordaré hoy no tiene una carga noticiosa, ni ofrece el glamur de los artistas, ni describe los avatares candentes de los políticos, quiero sacarlo a la luz porque tiene mucho qué ver con los procesos de que se valen los cronistas para escribir lo que mañana será historia.
XL Congreso.-
En este sentido cabe mencionar que desde el domingo 3 hasta el viernes 9, seis elementos de nuestro estado estuvimos participando en el XL Congreso Nacional de Cronistas de Ciudades Mexicanas, celebrado en Cancún, Quintana Roo, convirtiéndonos, sin querer, en la delegación proporcionalmente más numerosa porque siendo sólo 10 los municipios de nuestra entidad, representamos el 60 por ciento de la misma, y ninguna otra delegación estatal se acercó a ese porcentaje.
Aun cuando, insisto, estos detalles no sean del interés de algún segmento de nuestros lectores, quiero destacar que quienes hemos tenido la oportunidad de asistir a esos congresos, lo hacemos llevando la representación de nuestros municipios y hablamos, frente a decenas de cronistas del resto del país, frente a los medios y frente al público que se da cita en los foros, de algunas particularidades de la historia, los paisaje y personajes del ámbito que representamos. Tarea que realizamos con el mayor interés pese a que numerosas ocasiones nuestras autoridades municipales se niegan a brindarnos siquiera el costo de nuestros pasajes.
Alcaldes omisos.-
No pretendo, con lo anterior, que ni mis compañeros ni yo nos “levantemos el cuello” ante los lectores por hacer lo que nos gusta hacer, pero sí señalar que, lamentablemente, aunque por ley formamos parte del organigrama de cada uno de los municipios locales, algo ha ocurrido en la perspectiva de nuestros alcaldes, pues en las dos últimas administraciones, como si se hubieran puesto de acuerdo, la mayor parte de los 10 que se fueron y los 10 que ahora están no nos han apoyado prácticamente en nada y se han hecho de oídos sordos para aportar los mínimos apoyos que requerimos tanto para publicar nuestros libros (individuales o colectivos), como para acudir a dichos congresos y otros eventos similares, pero más cercanos, sin que, por lo visto, les importe la difusión cultural que realizamos.
Tenemos, por ejemplo, terminados desde hace más de un año, dos libros colectivos que no hemos podido publicar, debido a que aun cuando hace diez meses se le hizo a cada alcalde una solicitud formal para aportar siete mil doscientos pesos para su edición, es fecha que sólo Horacio Mancilla y José Guadalupe García Negrete, alcaldes de Minatitlán y Tecomán, han autorizado ese apoyo. Apoyo que, cabe aclarar, no es para que nos paguen a nosotros, ni para que nos quedemos con los libros que se produzcan, sino para que cada Ayuntamiento reciba cien ejemplares de esos libros, para que los distribuyan entre sus gentes, dando preferencia a las bibliotecas municipales y escolares que en cada municipio existen.
El más antiguo de estos libros se titula Migraciones Familiares Entre los Estados de Colima, Jalisco y Michoacán, y el más reciente, Rostros Elementales. El primero contiene diferentes testimonios que fueron obsequiados por 24 compañeros de las tres entidades mencionadas, relativos al hecho incontrovertible de que, desde hace muchísimos años, la migración han sido un fenómeno social de grandes proporciones que ha transformado nuestras localidades, y que (por hablar de nuestro entorno más cercano) hoy se manifiesta con mayor énfasis en el crecimiento poblacional en las cabeceras municipales de Manzanillo y Villa de Álvarez; así como hace seis décadas se comenzó a manifestar en Armería y Tecomán. Pueblos que por aquellos años eran diminutos pero que se estaban convirtiendo en verdaderos emporios agrícolas y demandaban gran cantidad de mano de obra. Mano de obra que fue necesario invitar o traer de muchas otras partes.
El segundo de esos dos libros (titulado Rostros Elementales), fue elaborado exclusivamente por 15 colegas de Colima y contiene más de 60 biografías de otros tantos paisanos del siglo pasado que, desde la profesión u oficio que cada uno de ellos tuvo, hicieron notables aportes a la vida de los pueblos donde nacieron, o a los que por la vía de la emigración llegaron. Pero no hemos podido publicar ninguno porque, como dije, 8 de los 10 alcaldes en turno, han hecho caso omiso a nuestras solicitudes.
Más acciones.-
Tenemos ya casi listo para publicar también otro libro colectivo que resultó del Sexto Coloquio Regional de Crónica, Historia y Narrativa que, promovido por nuestra Asociación, se realizó en enero pasado en el pueblo mágico de Jiquilpan, Michoacán, donde nos coordinamos con el Consejo Municipal de la Crónica de allá mismo, y con la Universidad de la Ciénega de Chapala, sita entre Sahuayo y Jiquilpan. Ese otro tercer libro se titula Literatura Vernáncula en los Estados de Colima, Jalisco y Michoacán. Y contiene, entre cuentos, relatos y ensayos, 28 trabajos que de muchos diferentes modos hablan de la literatura hecha como quien dice en casa, y que fueron entregados, sin afán de lucro, por colegas de las tres entidades. Pero ¿qué vamos a hacer con este otro nuevo libro si para los otros dos sólo hemos recibido las aportaciones de únicamente dos alcaldías?
Muy al margen de que los alcaldes en cuestión se decidan a brindarnos su apoyo para esas publicaciones, es claro que nosotros seguiremos trabajando, como lo siguen haciendo tres compañeros que carecen de nombramiento oficial, y como lo estuvieron haciendo otros tres que sólo lo recibieron a mediados de este año, no obstante que las actuales autoridades municipales iniciaron funciones el 16 de octubre de 2015.
Ahora bien, todo esto que expongo no deriva de ningún acuerdo de asamblea o cosa parecida, sino porque personalmente me duele constatar que hay una muy notable indiferencia de nuestras actuales autoridades municipales tanto por el registro, como por la difusión impresa de nuestra historia cercana, quizá porque siendo ellos muy jóvenes crecieron con los jueguitos electrónicos, estudiaron en la Wikipedia, se comunican con los “teléfonos inteligentes” y consideran que los libros ya son objetos de museo.
Próximo Coloquio.-
Independientemente, pues, de que nuestros alcaldes hagan los aportes que les corresponde hacer, el 30 de agosto pasado publicamos la convocatoria para realizar el Séptimo Coloquio Regional de Crónica, Historia y Narrativa, que Dios mediante llevaremos a cabo el segundo sábado de febrero de 2018, en Tuxpan, Jal., “Ciudad de la Fiesta Eterna”, bajo el tema genérico Fiestas, tradiciones y devociones populares en los Estados de Colima, Jalisco y Michoacán. Un tema sobre el que, evidentemente, hay mucho qué decir y estudiar.
A este Séptimo Coloquio estamos invitando a participar no sólo a los cronistas, historiadores y relatores digamos “profesionales”, que existan en esa tercia de estados, sino a cualesquier persona que, sabiendo redactar, esté en la disposición de ponerse a describir las fiestas civiles o religiosas que tradicionalmente se lleven a cabo en el lugar que radiquen. Así que, si algunos de los lectores tienen interés en participar, pueden buscar, por su título, la convocatoria que menciono en el internet, o enviar, por ejemplo, su solicitud a mi correo electrónico (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) y con muchísimo gusto les enviaré una copia al suyo.
Asuntos finales.-
Estamos, como bien se sabe, iniciando la conmemoración de nuestras “Fiestas Patrias”. Efemérides frente a las que, por la cercanía que guardan en el calendario civil, muchas de las personas piensan que fueron casi simultáneas, llegando al extremo de creer que “la muerte de los Niños Héroes”, conmemorada el día 13 de septiembre, estuvo íntimamente vinculada con “el Grito de Independencia”, pero sin darse cuenta que entre uno y otro eventos transcurrieron 37 años.
De igual manera casi todos los que tuvimos oportunidad de asistir a las escuelas primaria y secundaria sabemos, en lo general, qué fue lo que ocurrió en el lapso de la Guerra de Independencia en nuestro país. Pero ¿cuántos saben o tienen idea de lo que ocurrió en ese mismo lapso en nuestra querida Colima y si hubo paisanos o ancestros nuestros participando en esa guerra?
Para indagar un poco al menos de cuanto aconteció durante el proceso de la Guerra de Independencia, pasé casi dos años (2008 y 2009) revisando antiguos libros y viejos legajos que se refieren a esos hechos y, en septiembre de 2010, tuve el gusto de ver publicado un libro sobre ese tema, que patrocinó la Secretaría de Cultura, encabezada entonces por Rubén Pérez Anguiano.
Se tiraron 1000 ejemplares, de los que a mí me dieron 100. Y éstos ya hace mucho que se me terminaron. Pero no sé qué fue de los otros 900 con que se quedó la dicha Secretaría. No obstante lo anterior, el próximo lunes 18 estaré dando una breve charla sobre La Guerra de Independencia en Colima, en el Archivo Histórico del Municipio de Colima (frente a la puerta sur del Teatro Hidalgo) en punto de las 8 de la noche. Charla a la que todos ustedes, lectores, están cordialmente invitados.

Nada que celebrar en combate a la pobreza

La semana pasada el Coneval presentó los resultados del estudio de pobreza en México en 2016, basado en la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2016, realizada por el INEGI. El primero en congratularse con lo mostrado fue el gobierno federal, porque, como era de esperarse, agarraron los números que más les convenían y los presumieron en el Quinto Informe de Gobierno de Enrique Peña Nieto.

¿Qué fue lo que se presumió? Que la pobreza se redujo de manera importante en México, y pues sí, pero no. En los datos presentados por Coneval, institución encargada de la evaluación de la política social, se aprecia una reducción del 3.5% en el número de pobres que viven en el país, eso respecto a la medición realizada en 2014, pero, si los resultados del año pasado se comparan con los de 2010 y 2012, la situación cambia. En estos años había en México un total de 53 millones 813 mil y 53 millones 349 mil personas en situación de pobreza, respectivamente.

Para el 2014 la cantidad ascendió a 55 millones 341 mil, un incremento del 3.7%, respecto a 2012, y de aquí el “sí descendió, pero no”, pues la cantidad de pobres en el país del año pasado es aún mayor a las de 2010 y 2012, pero como hay que mostrar lo bueno porque cuenta mucho, pues eso no se tomó en cuenta para el informe y el gobierno federal, así como algunos medios, han resaltado el descenso de 2014 a 2016.

Lo curioso aquí es cómo se dio este incremento en cuatro años y descendió de nueva cuenta en solo dos. Esto situación hasta parece oferta del “Buen Fin”, en donde las tiendas departamentales inflan los precios de sus productos días antes para una vez llegado el fin de semana “más esperado de México”, venderlos como grandes ofertas. Así que no hay avances en pobreza a nivel nacional, al menos de 2010 para acá, pues prácticamente se regresó al lugar en donde se estaba.

¿Cómo está Colima?

Para el estado de Colima la situación es peor. Porcentualmente la cantidad de pobres es menor que en años anteriores, colocándose en 33.6% en 2016, respecto a la población total, pero en número brutos la realidad es otra, pues se pasó de que en la entidad 230 mil 300 personas vivieran en esta condición en 2010, a un total de 248 mil 700 en 2016, y aquí no hay altibajos, los resultados muestran un aumento sostenido del número de pobres en el estado, con totales de 237 mil 200 en 2010 y 244 mil 900 en 2012.

Aquí la tendrá difícil el gobernador Ignacio Peralta para su informe de labores, pero seguro sabrá manejar la información y nos saldrá con que el porcentaje de pobres en Colima descendió, y tendrá toda la razón, pues porcentualmente se descendió, pero los pobres aumentaron.

Por mandato constitucional, el Gobernador debe pedir permiso al Congreso para viajar

Al gobernador de Colima lo he visto en fiestas con Carlos Salinas y Slim, en otros estados, inaugurando el Champ Boat Fórmula 1, presentando la Agenda 20-30, en la toma de posesión del gobernador del estado de Puebla, en el informe de gobierno de otro mandatario, corriendo en las faldas del Castillo de Chapultepec, en eventos partidistas en el Estado de México vitoreando a su candidato.

Pero en contraste, no he visto el beneficio para Colima de la relación con Luis Videgaray, por ejemplo que bajen recursos para la construcción del C5, ya que Sánchez al tomar posesión como gobernador de Colima prometió que iniciaría de inmediato y a la fecha pasaron 16 meses sin que se coloque la primera piedra.

No puede, quiere ni se ocupa de combatir a los grupos criminales que roban a los ciudadanos, autos, casas, niños, trafican drogas, gasolina, piratería, extorsionan, secuestran, esclavizan personas o las prostituyen, menos hemos sido testigos de que castigue la corrupción de miembros de su partido político en el sexenio pasado, la impunidad que se vive luego de que nos mostró una auditoría en donde el diagnóstico que nos dio fue un Colima con finanzas quebradas, es del nivel de la delincuencia organizada.

Sánchez realizó 140 viajes en 16 meses con cargo al erario, tuvo un costo de 14 Mdp. En lenguaje llano, de los 16 meses de su gobierno, 5 estuvo fuera de Colima.

La Constitución Política del Estado de Colima contempla en el Capítulo III, Artículo 33, inciso XV, que el Congreso de Colima deberá "otorgar permiso al Gobernador para salir del territorio del Estado cuando su ausencia fuere mayor de treinta días".

Es tal la ausencia de gobierno en Colima que en el Congreso del Estado, el mismo gobernador reconoció que "el estado de derecho estaba fracturado", lo que significa que hay un estado fallido. El estado fallido se presenta cuando los criminales saben que pueden delinquir y no serán sancionados, en Colima se denuncian 2 de cada 10 delitos y de las denuncias, se sanciona a 1 de cada 10.

La procuración de justicia falla, Colima es primer lugar nacional en homicidios desde hace más de un año, y el procurador nos repite la letanía sabida que es "una riña entre cárteles de la droga", parece que ignora que él es el responsable de que esos criminales operen impunes en nuestro estado.

Afuera del Palacio de Gobierno hay un plantón a sol y lluvia, de una familia de campesinos desde hace más de 60 días piden la destitución del Secretario General de Gobierno, por un presunto despojo de tierras, este problema lo debió atender en mandatario de inmediato porque Sánchez es el responsable de garantizar los derechos humanos de los ciudadanos, mismos que él, se hace cargo de violentar.

Las oficinas de la SE se encuentran tomadas por la Sección 6 y 39 del SNTE, piden que el gobernador designe a un interlocutor y desconocen al secretario de Educación.

En el sector Salud, los médicos pararon labores para exigir las herramientas necesarias para la realización de su trabajo y atender las necesidades de los derechohabientes.

Cuando el exsecretario de salud Carlos Salazar Silva renunció a esa dependencia, señaló que dentro de esa secretaría había una "fiesta" y no trabajaba el personal, pero que no contó con el respaldo del gobernador para corregir el rumbo.

La exsecretaria de Desarrollo Social dejó la administración evidenciando una parálisis en esa dependencia pues nada caminaba sin la autorización burocrática del mandatario.

Los problemas que aquejan al estado son muchos y Sánchez no los resuelve, él es el único responsable de los yerros de su administración, puesto que él escogió a sus amigos para convertirlos en secretarios de estado y hoy vemos que no dan resultados.

El pueblo de Colima se hunde en la miseria, aún cuando Sánchez se empeña en aparentar prosperidad, las personas no lo perciben así en sus bolsillos. Es ocioso discutir lo evidente.

La ausencia de gobierno en Colima tiene en lo inmediato consecuencias muy graves para el estado.

Por ley, el Congreso debe restringir los vuelos del gobernador, con la salvedad de que explique modo, tiempo, lugar y compromisos de trabajo específicos que justifiquen su ausencia.

Para los "intelectuales orgánicos" que discutan la importancia de las horas burocráticas de Sánchez en el estado, les recuerdo que el derecho se perfecciona según las necesidades sociales, las grandes transformaciones legislativas emanan en ocasiones del riesgo de fractura en el gobierno; y hoy en Colima está en esa situación.

VIVENCIAS. CECATI 183


“No existen ignorantes, ni sabios absolutos”: Paulo Freire.

En la actualidad una imagen repetitiva, es la de ver a los menores usando aparatos electrónicos como PC, Ipad o teléfonos inteligentes, los cuales dominan y manejan a la perfección, no así los de edad avanzada –como yo- a los cuales las tecnologías de la información nos denominan “analfabetos funcionales” en el sentido de que no solo basta saber leer y escribir, sino que también limita seriamente la interacción de las personas con las tecnologías de la información-comunicación.
El no saber utilizar un navegador web, un ipad o un teléfono móvil a la perfección, me llevó a incursionar en el mundo del conocimiento informático (la idea es dejar de ser analfabeto) para lo cual me di la tarea de buscar ese centro educativo accesible a mi bol$$illo –los profesores, no es cierto que ganamos mucho, eso es un espejismo- fue así que logre ubicar al Cecati 183 con instalaciones decorosas y profesores capacitados para trasmitir el conocimiento.
Con historia propia, los Cecatis se han abierto paso, que los posiciona como un instrumento de capacitación -oferta laboral, en nuestro país, con un sello distintivo de altura- prestigio con reconocimiento del sector empresarial, ex alumnos y alumnos, pero sobre todo por una sociedad día con día más exigente.
Siendo creación del secretario de educación Jaime Torres Bodet. Quien con vista de águila y olfato de “perro” tuvo certeza en el año de 1963 de lograr estos centros de capacitación para el trabajo, que hay que decirlo se sostiene con recursos propios como bien lo dijo en la primer ceremonia cívica del plantel la directora del Cecati 183, Cecilia Vallejo Lepe, el gobierno federal, sólo se limita al pago de nómina de los profesores, personal administrativo y de apoyo a la educación, -nada raro en un gobierno de corta visión- no olvidemos que un gobierno de avanzada es el que le inyecta recursos económicos, infraestructura y equipamiento, al servicio del pueblo, en busca de mejores oportunidades para sus gobernados.
Dicho centro educativo oferta los siguientes cursos: administración, alimentos y bebidas, asistencia ejecutiva, confección industrial de ropa, contabilidad, inglés, estilismo e informática. El mundo del conocimiento al alcance de las mayorías, en busca de lograr personas de bien, al servicio de la comunidad.
Sin lugar a dudas el analfabetismo funcional, no solo es una cuestión Técnico-pedagógica, sino un problema de profundas dimensiones sociales, que separa esa enorme brecha entre los que tienen y los que no, hablamos de conocimiento, que el factor económico no sea el pretexto para superarnos dado que en este centro educativo como en muchos más a lo largo y ancho de la geografía nacional, está al alcance de la comunidad.
Dado que es bien sabido que una nación con un pueblo ignorante, desperdicia sus recursos, permite la deshonestidad, la intolerancia y fácilmente se corrompe. Apostemos por el fascinante mundo del saber al alcance de tod@s, claro que se puede a ¿a poco no?

A MANERA DE COMENTARIO..
* El frente amplio que suscribieron ciertos partidos políticos, solo genera desconfianza y apatía en electorado, de por si los niveles de abstencionismo son muy elevados en nuestro país, sin duda con esto se incrementarán, dan a entender que son los mismos, disfrazados con otra vestimenta.
Los ciudadanos apartidistas no queremos más "batillidos" políticos, queremos la confianza y certidumbre que ningún político tradicional garantiza.
* Para los que aseguran sin observar, menos preguntar, que nuestro gobernador JIPS es un individuo sin la astucia política necesaria están equivocados, el mandatario estatal, va a jugar la elección del 2018 no solo con su partido y aliados, ante todo va al terreno de juego con sus amig@s que tiene incrustados en partidos de izquierda y de derecha, así como dos o más independientes ¿ya se daría cuenta de ello, el partido Morena? Es pregunta….. serenos morenos.!!!

* Vocero del Frente Magisterial independiente en Colima. Sígueme en las redes sociales: Facebook che charly Olvera, Twiter: @checharlyolvera