El feminicidio, un fenómeno histórico, crónico y sistemático

 

El feminicidio u homicidio de una mujer, doloso, con premeditación, alevosía, ventaja e, incluso, traición, que se lleva a cabo con extrema crueldad, no es un fenómeno en aumento. “Si se revisa la historia de la humanidad, las violaciones y asesinatos en nuestra contra han existido siempre”, afirmó Alicia Elena Pérez Duarte y Noroña, integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

Hoy hemos logrado poner el tema sobre la mesa, llamar la atención de los gobiernos y las sociedades sobre esta problemática, y en el establecimiento de mecanismos que definen y sancionan, dijo en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se conmemora hoy, 25 de noviembre.

No obstante, desde que se tiene definido el feminicidio, “estamos frente a una situación preocupante. Además, en el grueso de los casos el responsable es alguien cercano a la asesinada, empezando por el esposo, novio, compañero o amante”, resaltó.

Ese concepto deriva del inglés femicide, que la feminista Diana Russell propuso para hacer referencia a una situación histórica, crónica y sistemática de violencia de género en contra de las mujeres, que además tiene una connotación de tolerancia social, de impunidad y generalidad. No ocurre en una, sino en todas las sociedades patriarcales, es decir, en todo el mundo, aclaró la universitaria.

Sin embargo, abundó Pérez Duarte y Noroña, el tipo penal es muy complejo, porque abarca una serie de elementos “que nuestros juzgadores no están acostumbrados a valorar”.

Ese tipo penal señala que se trata del asesinato por “razón de género”, lo que significa que las matan sólo por ser mujer, sin ningún otro motivo. No hay otro móvil para cometer el delito: no es por venganza, robo o crimen pasional. Es una cuestión relacionada con las raíces profundas de la misoginia, del odio o del temor hacia las mujeres. Un hombre simplemente se siente con derecho a agredirla hasta el asesinato.

Como tipo penal es difícil de definir y, sobre todo, de analizar y probar frente a un caso concreto, refirió la experta. En México, el primer concepto legal que apareció fue el de violencia feminicida: en contra de las mujeres, sistemática, en un lugar y tiempo determinados, y que engloba la impunidad. No se refería a un crimen concreto, sino a una situación de violencia.

Primero en Chihuahua, luego en el resto de las entidades federativas, se comenzó a definir el tipo penal del feminicidio. El concepto es nuevo, tanto que la primera de las definiciones se estableció en 2011. Se buscó para significar la problemática de la violencia de género y mandar una señal clara del rechazo a la misma.

“Como feminista concibo la necesidad del nuevo concepto, pero como jurista entiendo las dificultades que hay en el ministerio público y en tribunales para investigar y luego sancionar el delito”.

El sujeto activo responsable de un feminicidio sólo puede ser un hombre, y la víctima, una mujer. “Si una mujer mata a otra, estamos frente a un homicidio que puede ser calificado, pero no frente a un feminicidio, porque falta la razón patriarcal que aglutina al concepto”.

Entramos en una fuerte problemática si la víctima es una mujer transgénero, ejemplificó; si quien la asesina no tiene idea de que lo es, si no hay otra razón más que considerarla mujer, habría feminicidio; pero si la matan por homofobia, no lo es. Es una situación compleja para quien va a sancionar, remarcó.

Llamar la atención sobre la violencia de género ha dado resultados. Desde luego, “no son satisfactorios, porque ahí sigue y hay situaciones inmanejables”. En promedio, según el INEGI, se estima que durante 2013 y 2014 fueron asesinadas siete mujeres diariamente en el país.

Entre 2011 y 2013 las entidades que presentaron las tasas más altas fueron Guerrero, Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Durango, Colima, Nuevo León, Morelos, Zacatecas, Sinaloa, Baja California y Estado de México.

Para prevenir el fenómeno se requieren dos elementos: información constante a la población de que la violencia hacia este género es inaceptable en un país democrático. Y que las autoridades hablen un mismo lenguaje para poder prevenir, investigar y sancionar.

“Si cada autoridad entiende de manera distinta lo que significa violencia de género en contra de las mujeres, si cada una planea sus propias estrategias de trabajo, o no las tiene, y establece por separado criterios para la investigación de un acto violento, seguirá habiendo impunidad”, concluyó.

Difícil que México pueda generar un mercado interno sólido


La economía mexicana está en un momento de alta vulnerabilidad e incertidumbre; no existen condiciones para generar un mercado interno sólido, coincidieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIEc) de la UNAM en la conferencia “El aumento a la tasa de interés y sus repercusiones en la población y en la economía nacional”.

No sólo es el efecto Trump, también arrastra un problema estructural en la economía: el precio del petróleo, la inflación, la devaluación del tipo de cambio peso-dolar (que en menos de tres años ha pasado de 13 a 20 pesos), la fuga de capitales y el aumento de la deuda externa, señaló Alicia Girón, coordinadora del Seminario Universitario de Estudios Asiáticos.

Basada en sus investigaciones y en datos del Country Information Report del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijo que México no alcanzará su expectativa de crecimiento para 2017, y se ubicará en dos por ciento.

“El FMI insiste en llevar hasta las últimas consecuencias las llamadas Reformas Estructurales, pero lo que se requiere son cambios en las políticas monetaria, fiscal y financiera”, indicó la ex directora del IIEc.

La fuga de capitales es un hecho, pues las reservas del país pasaron de 192,365 mil millones de dólares en diciembre de 2014, a 174,498 mil millones de dólares en noviembre de 2016, por lo que en el curso de casi dos años han decrecido más de 20 mil millones de dólares.

Vulnerabilidad

En su oportunidad, César Armando Salazar López, también del IIEc, comentó que no existen condiciones para generar un mercado interno sólido, por lo que estamos altamente vulnerables a los golpes y choques externos.

“No contamos con una política económica que ayude en forma adecuada a enfrentar las situaciones y movimientos financieros del exterior; la política actual no distingue lo que es mejor para la economía nacional, no se buscan condiciones de crecimiento, sólo de estabilización”.

Intentar mantener la política monetaria con instrumentos tradicionales en un contexto donde ya no funcionan, llevará a impactar los costos del Estado por su deuda, apuntó.

“Los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana han caído para 2016, y para 2017; pasamos de un rango de 1.5 a dos por ciento”, reiteró Salazar López.

Al referirse al mercado cambiario, expuso que éste reaccionará conforme haya anuncios en el plano internacional, por lo que se padecerá “una incertidumbre completa”.

TLCAN

En cuanto a la posibilidad de la reapertura del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), César Salazar subrayó que nuestro país debería aprovechar la ocasión para replantear las condiciones en materia agroalimentaria, pues México es un gran importador de alimentos estadounidenses, mayoritariamente de maíz.

Al respecto, Alicia Girón, manifestó que esa reapertura también es una oportunidad para reintentar una renegociación de la deuda externa y especificar con qué sectores se ha contraído.

Segunda oportunidad para policías que no aprobaron primera evaluación de control de confianza

 Sólo será para elementos que no tengan historial de sanciones por indisciplina

La Comisión de Seguridad Pública, que preside el diputado Jorge Ramos Hernández (PAN), aprobó reformas a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, a fin de establecer que en los controles de confianza los elementos policiacos pueden realizar una segunda evaluación para su permanencia si es que no pudieron acreditar en la primera.

El dictamen, que modifica los artículos 73, 88 y 108, de dicho margo legal, puntualiza que para dar una segunda oportunidad, los elementos no deberán contar con antecedentes de indisciplina o sanciones, o que repercutan o pongan en peligro el desempeño de sus funciones policiales.

La propuesta, avalada en reunión de trabajo, señala que al existir la opción de una segunda evaluación, se fortalece el propósito que tienen estas pruebas de ser un medio de confiabilidad y eficiencia en los elementos que pertenecen a las corporaciones de seguridad pública.

Subraya que la prueba “no debe ser un mecanismo de separación de buenos elementos” que, en sus casos, han acreditado otros exámenes, tienen antecedentes impecables, y muchos de ellos con una experiencia probada en su ejercicio.

“Si un policía realizó conductas que ameritaron su suspensión o remoción, no pueden ser beneficiados por esta segunda oportunidad”, sostiene el texto.

Desde 2010, los exámenes de control de confianza se usan como filtros para la contratación, permanencia o baja de agentes en corporaciones de seguridad pública, así como de diversos funcionarios de gobiernos federal, estatal o municipal, explica la reforma.

Integrar en el RNPED la historia de violencia de género

De igual forma, la comisión aprobó un dictamen que reforma el artículo 4 de la Ley del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), para integrar en su catálogo de indicadores la “historia de violencia de género”, a fin de ser una referencia a destacar, lo que ayudaría a reforzar su seguimiento.

Se considera fundamental su inclusión debido a que este lamentable fenómeno es cada vez más frecuente en niñas y mujeres mexicanas. “No existe una cifra de cuántas de las mexicanas que desaparecen tuvieron una historia de violencia de género previa al suceso”.

“Dicha modificación abonaría en la identificación de cuáles son las causas adyacentes a la desaparición de niñas y mujeres en todo el territorio nacional”, señala el dictamen.

México ocupa primeros lugares en violencia obstétrica

En México no existen estudios o informes cuantitativos sobre violencia obstétrica; sin embargo, nuestro país ocupa el cuarto lugar a nivel mundial en el uso de la práctica de cesárea sin indicación médica, en los sectores público y privado, lo que lleva a una forma común de violencia hacia las mujeres.

 

A este tipo de daño se exponen, en promedio, más de 6 mil 800 mexicanas al día, debido a que se registran alrededor de 2 millones 500 mil nacimientos anuales, de los cuales 475 mil son de madres adolescentes en situación vulnerable.

 

Asimismo, hay un incremento de quejas sobre tratos inhumanos, principalmente hacia las mujeres indígenas que, por no contar con servicios de salud, en ocasiones alumbran en patios de hospitales o en la calle.

 

El daño obstétrico es la característica más representativa de la violencia de género, la cual también implica violencia institucional, debido al trato deshumanizado hacia las mujeres desde el período de gestación hasta después del parto, lo que afecta de manera directa o indirecta su cuerpo y procesos reproductivos.

 

Lo anterior forma parte de la investigación “Violencia Obstétrica”, realizada por el Comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (Coceameg), que preside la diputada Guadalupe González Suástegui (PAN).

 

El documento, revela que en los últimos doce años ha habido un incremento de 50.3 por ciento de cesáreas. En el sector público creció 33.7 por ciento, y 60.4 en el privado.

 

Indica que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado recomendaciones para que todas las mujeres tengan derecho a recibir el más alto nivel de cuidados en salud, incluido el derecho a una atención digna y respetuosa en el embarazo y el parto, y no sufrir violencia ni discriminación.

 

Con la finalidad de dar cumplimiento a lo anterior, recomienda no hacer intervenciones médicas innecesarias, como episiotomía, rasurado, monitoreo fetal y enema.

 

Además, restringir el uso de oxitocina, analgesia y anestesia; mantener la tasa de cesáreas recomendada, máximo entre 10 y 15 por ciento de los nacimientos.

 

Por su parte, el Coceameg reconoce que entre los retos más importantes están incoporar el concepto de Violencia Obstétrica en la Ley General y local para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres; tipificar la esterilización forzada, como delito en los Códigos penales de todas las entidades federativas, y establecer sanciones adecuadas a esta práctica en las leyes locales de salud.

 

Considera prioritario impulsar leyes que protejan los derechos humanos de las mujeres, tanto en centros urbanos como en medios rurales y establecer sanciones administrativas que permitan visibilizar y sancionar la violencia obstétrica.

 

Reducir el número de cesáreas en todas las entidades federativas e instituciones del sistema federal de salud, hasta llegar a los estándares recomendados por la OMS.

 

Por ello, es necesario que médicos, enfermeras, técnicos y personal administrativo esté debidamente capacitado y sensibilizado en derechos humanos de las mujeres y en salud, agregó.

 

Destaca el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y No Discriminación contra las Mujeres (Proigualdad 2013 – 2018), que tiene líneas de acción para prevenir, atender, sancionar y erradicar la violencia contra mujeres y niñas, y garantizarles acceso a una justicia efectiva.

 

También, el Programa Integral para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres 2014 -2018 (PIPASEVM), que fomenta la armonización de contenidos legislativos para contribuir a la no violencia contra las mujeres.

Enseñanza estandarizada impide a niños con alto coeficiente intelectual desarrollarse

Enseñanza estandarizada impide a niños con alto coeficiente intelectual desarrollarse **En muchas ocasiones tienen más conocimiento que los propios maestros

 

La presidenta de la Comisión Especial para impulsar a estudiantes de altas capacidades intelectuales, diputada Juana Aurora Cavazos Cavazos (PRI), planteó implementar un programa educativo para niños con una mentalidad prodigiosa, toda vez que la enseñanza es estandarizada.

 

Afirmó que en México no existe un proyecto específico, aunque sí se tratan, cuando “esos menores requieren una curricula más avanzada y flexible que les permita triunfar a la velocidad que ellos van, pues en muchas ocasiones ellos tienen más conocimiento que los propios maestros”.

 

En entrevista, Cavazos Cavazos precisó que se debe trabajar con la Secretaría de Educación Pública (SEP) y con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) para diseñar diversas acciones que van desde la evaluación, la detección y el trabajo hasta convertirse en una política pública.

 

No será tarea sencilla crear una curricula apropiada para apoyar el coeficiente intelectual; se necesitan alianzas con aquellos sectores que tienen alguna injerencia en este tema como el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), el rubro empresarial, académico, investigador y las universidades.

 

Para ello, la comisión especial llevará a cabo foros, conferencias y seguirá una ruta de trabajo organizado para ayudar a la SEP a que estas acciones se conviertan en una política pública, así como proponer cambios legislativos para que sea a nivel nacional.

 

La legisladora priista expuso que de acuerdo con padres de niños prodigiosos, los menores que acuden a una escuela normal son víctimas de bullying y, en muchas ocasiones, “abortan el sistema escolar, porque no se adapta, ya que ellos pueden tomar el programa de un niño normal en tres meses y se quedan enclavados en un año”.

 

Indicó que así como existe un modelo para atender a menores con alguna discapacidad, se deben crear condiciones igualmente para el segmento de la población con una mente prodigiosa y que tienen un IQ por encima de los 130.

 

“Lo que hay que permitirles a ellos, es avanzar, desarrollarse y hacer las conexiones para que su mentalidad que es prodigiosa pueda ser bien utilizada por un país que necesita una verdadera movilidad social”, afirmó.