Aprueban sancionar hasta con cinco años de cárcel las peleas de perros

El Pleno cameral aprobó el dictamen que adiciona el artículo 419 Bis al Código Penal Federal, para incluir las peleas de perros como delito y sancionar con seis meses a cinco años de prisión y el equivalente de 200 a dos mil días de multa, a quien posea, crie o entrene estos animales con el propósito de hacerlos participar en riñas.

 

También, a quien organice, promueva, patrocine o venda entradas para asistir a peleas de perros; posea o administre una propiedad donde se realicen; permita que menores de edad las presencien, y los realice con fines de lucro.

 

Las mismas sanciones se incrementarán hasta en una mitad cuando se trate de servidores públicos y se impondrá un tercio de la pena a espectadores o asistentes a peleas de perros, establece el dictamen que fue avalado con 291 votos a favor y 1 en contra, y enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales.

 

En la fundamentación, el presidente de la Comisión de Justicia, diputado Álvaro Ibarra Hinojosa (PRI), expresó que una de las prácticas más deplorables que puede utilizar un ser humano es la violencia hacia otro ser vivo, que por sus propias características y condiciones se encuentran en desventaja, es decir, indefenso. “Este tipo de patología incluye al maltrato animal”.

 

Indicó que, en la actualidad, una de las formas más comunes del maltrato animal es la pelea de perros, la cual ha proliferado exponencialmente casi en todo el mundo en las últimas décadas, debido a las fuertes sumas de dinero que se manejan en apuestas y, por ende, el reporte de grandes ganancias para quienes participan en ellas. “Es decir, desde la clandestinidad se ha construido una industria”.

 

Es primordial, afirmó, tomar cartas en el asunto y hacer lo propio para inhibir esta lamentable práctica y con reformas adecuadas, como los que se contemplan, combatir el crecimiento de un negocio basado en la crueldad hacia los seres vivos.

 

Ibarra Hinojosa subrayó que lo que se busca con esta propuesta es combatir el maltrato animal, específicamente la pelea de perros. Con estas reformas se sancionarán, entre otras conductas, a quienes organicen u ocasionen que menores asistan a eventos en los que se lleven prácticas tan lamentables. Con esta reforma, detalló, México se une a países como Chile, Estados Unidos y Suiza, que cuentan con una sanción específica para las personas que fomenten esta actividad.

 

En los posicionamientos, la diputada Norma Edith Martínez Guzmán (Encuentro Social) señaló que un acto tan cruel y vandálico como la organización de peleas de perros es una conducta antisocial que merece ser perseguida, castigada y reprendida con severidad. Se trata de un fenómeno social de alta complejidad y lesividad que niega todo indicio milenario de domesticación y rompe con una relación muy antigua, explicó.

 

De acuerdo con un estudio realizado por la organización Personas por un Trato Ético de los Animales, de Latinoamérica, las peleas de perros a menudo están ligadas a otro tipo de delitos, incluyendo las apuestas ilegales, inherentes a este tipo de situaciones, pero también drogas y asesinatos.

 

Francisco Javier Pinto Torres, diputado de Nueva Alianza, argumentó que conforme a la Declaración Universal de los Derechos del Animal, el desconocimiento y desprecio de las garantías de los animales han conducido al hombre a cometer crímenes contra la naturaleza y contra ellos mismos.

 

“Es nuestro deber proteger el planeta y las especies que lo habitan. Es momento de demostrar que verdaderamente somos humanos y nos preocupan esos animales que nos han acompañado desde hace más de 10 mil años”, añadió.

 

La diputada Verónica Delgadillo García (Movimiento Ciudadano) precisó que en México no existe una legislación que pueda prohibir las peleas de perros. En algunos estados, hay algunas leyes que sólo los sancionan como falta administrativa, y “lo que hoy aprobamos establecerá la penalización y la prohibición de las peleas de perros en el propio Código Penal Federal, y todo lo relacionado con estos espectáculos”.

 

Este es un tema que tiene un gran respaldo de la sociedad. Un estudio demostró que el 99 por ciento de los mexicanos rechaza y repudia las peleas de perros, y el 85 por ciento pide que se sancione a los organizadores de las peleas de perros, subrayó.

 

Por Morena, el diputado Alfredo Basurto Román consideró que en la tipificación de este precepto legal, hay incongruencias y existen tecnicismos jurídicos que no han sido abordados, incluso de técnica legislativa que faltó de abordar, para que fuera perfectamente tipificado este delito.

 

“Le estamos aventando una bronca a los ministerios públicos para que puedan integrar una averiguación o una investigación. Queda al libre arbitrio, tanto del ministerio como del juez, tipificar con exactitud qué es el maltrato animal y qué no. Es decir, cómo determinar con exactitud en qué momento se está, en un momento dado, en una pelea de perros”, agregó.

 

El diputado José Refugio Sandoval Rodríguez (PVEM) destacó que esta reforma incorpora como tipo penal la promoción, inducción, asistencia, participación y ayuda para la realización de peleas de perros. Con esto, dijo, se atenderá un serio problema sobre el cual diversas organizaciones civiles en México han venido manifestándose y exigiendo una solución.

 

Las peleas de perros involucran tortura, maltrato y explotación, por lo cual rompen con los principios de respeto a todas las formas de vida e invalidan el derecho de los animales a tener bienestar. Por ello, resulta indispensable contar con un marco jurídico elemental que garantice su derecho a vivir y a ser respetados, agregó.

 

Arturo Santana Alfaro, diputado del PRD, puntualizó que hoy se generan sanciones penales tendentes a combatir el maltrato animal, específicamente el relativo con los caninos. “Debemos conocer a los animales, entenderlos para protegerlos y evitar la extinción de muchos de ellos”.

 

El dictamen, abundó, trata de respetar cualquier forma de vida, fortaleciendo la perspectiva de que los animales son seres vivos, dotados de plena capacidad de sentir y sufrir y, por tanto, se les debe garantizar una vida digna, libre de sufrimiento innecesario.

 

De Acción Nacional, la diputada Patricia Sánchez Carrillo relató que las peleas son organizadas por personas que al hacerlo no solamente demuestran su total carencia de escrúpulos, sino exhiben una conducta patológica que pudiera derivar en actos criminales en el futuro, al no tener absolutamente nada de sensibilidad. “Nadie, en su sano juicio, puede disfrutar de este tipo de eventos”.

 

Añadió que en los últimos años la sociedad ha desarrollado una sensibilidad hacia las especies animales. “Estamos conscientes de que muchas de ellas nos aportan alimento y abrigo, esto nos obliga a no incurrir en prácticas que infrinjan dolor innecesario o excesivo, sobre todo con las que de manera natural convivimos”.

 

El diputado Pablo Elizondo García (PRI) indicó que las peleas de perros son una expresión categórica de la violencia, representan un espectáculo bárbaro e involucran la tortura, el maltrato y la explotación animal, en el cual dos o más caninos se enfrentan a muerte ante muchos espectadores.

 

Puntualizó que la lucha para erradicar el maltrato animal, es una responsabilidad de todos. “A nosotros nos corresponde legislar para contribuir a que si un país puede juzgarse por la forma en que trata a sus animales, México está del lado incorrecto de la historia”.

 

Posteriormente, concluyó la sesión y se citó a la que tendrá lugar el martes 13 de diciembre, a las 11:00 horas.

Encuentran cráneo humano de más de diez mil años en Quintana Roo

Colima, México, Comunicado (06/12/16).- El cráneo de un hombre muerto hace más de 10 mil años; restos de megafauna y un altar maya prehispánico en un estado de conservación inaudito, se cuentan entre los hallazgos más destacados del proyecto Gran Acuífero Maya (GAM) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), registrados durante sus primeros seis meses de prospección arqueológica.

Tales descubrimientos se realizaron en diferentes cuevas ubicadas en un transecto de 50 km radiales que abarca las zonas de Muyil, Tulum y Chumpón, en Quintana Roo, primera ruta trazada por el GAM dentro de su iniciativa de investigación denominada “Localización de fuentes de agua ancestrales”. Liderados por el doctor Guillermo de Anda Alanís, estos trabajos contaron con los aportes de geólogos, biólogos, arqueólogos y exploradores subacuáticos, en virtud de que varios de los contextos se hallan en cavidades inundadas.

Para el arqueólogo, director del proyecto Gran Acuífero Maya, los hallazgos son relevantes por la información que pueden aportar sobre el cambio climático, los primeros pobladores de América —en particular en la península de Yucatán— y de las manifestaciones materiales de la ritualidad maya. Ello sin considerar los datos que también se obtienen sobre la hidrogeología de esta zona.

El cráneo humano se localizó cubierto por una capa de mineral endurecido, hallándose prácticamente completo y bien preservado por el equipo del GAM. El que se encontrara rodeado por estas concreciones, las cuales requieren de un goteo constante durante cientos de años, refiere que este elemento óseo estuvo expuesto en un ambiente seco antes de que subiera el nivel del agua en la cueva.

De comprobarse mediante análisis arqueométricos la antigüedad del cráneo perteneciente a un hombre del periodo Precerámico, la cual podría rebasar los 10 mil años, “estaríamos ante un hallazgo único, en el contexto de la arqueología referente a los primeros pobladores de la zona”, expresó De Anda, también explorador de la National Geographic Society.

Al respecto, el grupo de geólogos encabezado por el especialista Agesandro García Arriola, explica que el hecho de que el mineral, posiblemente aragonito, cubra un resto óseo humano, le confiere a este último, la capacidad de fungir como indicador cronológico del desarrollo de espeleotemas (formaciones de las cavidades), de manera que se puede determinar su época y correlacionar la línea de tiempo que siguió la ocupación de los primeros humanos en la península de Yucatán, con la de algunos eventos geológicos de formación de estos sistemas.

El biólogo Arturo Bayona, responsable de los estudios medioambientales del proyecto GAM, advirtió que los análisis de muestras de agua del sitio donde se encuentra el cráneo, indican la posible alteración de las condiciones de preservación del material arqueológico sumergido, debido a los altos niveles de nitratos, fosfato, un pH ácido y detección de bacterias coliformes.

La ubicación de un altar maya del periodo Posclásico Temprano (900-1200 d.C.), revestido todavía con estuco, fue otro de los resultados de las prospecciones hechas dentro de la investigación auspiciada también por el Banco de Desarrollo para América Latina, el Aspen Institute México, la Universidad Tecnológica de la Riviera Maya, la National Geographic Society y el Tecnológico Superior de Felipe Carrillo Puerto.

Dicho altar, reportado por el explorador subacuático y miembro del proyecto GAM, Robbert Schmittner, resulta el mejor preservado de los hasta ahora reportados en el área y en sus relieves presenta figuras antropomorfas, zoomorfas y algunas abstractas. Sobresale el nivel de conservación del estuco que lo recubre casi en su totalidad y la ofrenda, que consiste en un gran fragmento de estalagmita (formación calcárea que los mayas vinculaban con la fertilidad) que permanece in situ.

En la cueva, de la que se hace un modelo digital con base en trabajos de escaneo y fotogrametría, también se registraron diversas ofrendas cerámicas y modificaciones arquitectónicas, tales como muros y senderos de piedra.

Los reconocimientos en trayectos circulares han resultado exitosos, anotó Guillermo de Anda. Las cavidades localizadas en el transecto antes citado siguieron deparando sorpresas al proyecto GAM, en una de ellas se observó la sección de una mandíbula de un ejemplar de megafauna, es decir, perteneciente a la última Edad de Hielo, con un antigüedad de por lo menos 10 mil años.

Tal fragmento óseo, que al parecer pertenece a un gonfoterio, presentaba al menos cinco piezas dentales todavía articuladas. Se harán más estudios y una digitalización del resto de mandíbula para conocer mejor su morfología y confirmar si pertenece a ese proboscídeo ancestral.

Un objeto a destacar dentro de los hallazgos registrados de este periodo, corresponde a una vasija maya, posiblemente del Posclásico Temprano (900-1200 d.C.), hallada completa a 500 metros de la entrada de una gran cueva inundada y a 10 metros de profundidad.

Guillermo de Anda concluyó que “hasta el momento no se sabe de accesos cercanos a esta pieza cerámica, lo cual nos lleva a pensar que fue depositada cuando el nivel del agua era más bajo, durante alguna etapa de extremo estrés climático, ocasionado por una de las fuertes sequías documentadas por los paleoclimatólogos. Depósitos similares han sido registrados en otras zonas de la península de Yucatán, pero nunca a una distancia tan grande con respecto a la entrada”.

Vigente la esclavitud en México, asegura académica de la UNAM


¿Aún existe la esclavitud en nuestro país? Lamentablemente sí, y mucho más de la que se cree. Aunque se ha transformado conceptualmente en una forma multidimensional de explotación, como la trata de personas, sigue vigente y es un fenómeno delictivo altamente lucrativo, considerado el tercer negocio ilícito más fructífero del mundo, resaltó Carmen Gabriela Ruiz Serrano, de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM.

A propósito del Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, que se conmemora hoy, 2 de diciembre, la académica mencionó que según el más reciente estudio del Departamento de Estado de Estados Unidos, México ingresa a la Unión Americana el mayor número de personas que son explotadas por bandas de trata. En la actualidad nuestro país se ha posicionado como uno de los principales exportadores de víctimas.

De acuerdo con la Comisión intersecretarial para prevenir, sancionar y erradicar los delitos en materia de trata de personas, del gobierno mexicano, de 2009 a 2015 se identificaron 951 víctimas. Sin embargo, la asociación civil AGAPE afirma que en nuestro territorio hay aproximadamente 300 mil, y el 70 por ciento fue "tratada" por el crimen organizado que opera en complicidad con autoridades de los tres niveles de gobierno, refirió Ruiz Serrano.

“El nuestro es el país del continente con mayor número de personas en esclavitud. Para la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la trata en México es un problema del que tenemos una fotografía incompleta, porque no hay datos o cifras que reflejen realmente su magnitud”, resaltó.

Ese organismo de la ONU clasifica como zonas de alta incidencia a urbes como Tijuana, Mexicali, Nogales, Ciudad Juárez, Cancún, Tapachula, Acapulco, Tlaxcala, Puerto Vallarta, Los Cabos, Veracruz, Oaxaca y la Ciudad de México.

Esclavitud

La esclavitud ha aumentado, se ha diversificado y afinado en sus métodos, apuntó la académica.

La Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los delitos en materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia a las Víctimas de este delito (LGPSETP) reconoce como formas de explotación a la esclavitud, la condición de siervo, la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual.

Además, explotación laboral, mendicidad forzada, adopción ilegal o utilización de personas menores de 18 años en actividades delictivas, matrimonio forzoso o servil, tráfico de órganos, tejidos o células de seres humanos vivos y experimentación biomédica ilícita en seres humanos, subrayó la académica de la ENTS.

“¿Por qué existe gente aún que esclaviza?, porque el reducir a una persona a calidad de objeto de intercambio se le asigna un rol de mercancía y hay un mercado que lo demanda, lo que se traduce en un beneficio monetario para el tratante, quien además, sin gran inversión, obtiene ganancias considerables”.

Esta situación se debate actualmente en el Legislativo: la modificación de 22 artículos de la LGPSETP, en donde se discute si se debe o no sancionar también al “consumidor”, concluyó.

Amenazas a periodistas en redes sociales aumentaron el último trimestre


Ciudad de México, 2016.- El espacio digital se ha convertido en uno que complementa la participación en las protestas en las calles, asambleas y discusiones presenciales. Por su relevancia como campo para la participación social y política, el ejercicio de derechos y el intercambio de información e ideas, las plataformas digitales son un campo de batalla donde la libertad de expresión es atacada. En este sentido, el acoso en internet, especialmente mediante amenazas en plataformas de redes sociales, se ha consolidado en el periodo como una forma para intimidar, infundir miedo y censurar.

Por ello, ARTICLE 19 realiza un análisis de la situación en su tercer informe trimestral: De lo digital a lo tangible. Durante el periodo de julio a septiembre, se documentaron 88 agresiones contra la prensa, lo que eleva el total de 2016 –hasta este periodo– a 306 agresiones.

Destaca que 2016 es el año con más asesinatos de periodistas: ARTICLE 19 ha registrado 10 casos. Durante el tercer trimestre, Pedro Tamayo, reportero de Tierra Blanca, Veracruz; Agustín Pavia, locutor de Huajuapan, Oaxaca, y Aurelio Cabrera, reportero y director de un medio de Huachinango, Puebla, fueron asesinados. En ninguno de estos 3 casos documentados durante este trimestre por ARTICLE 19, la FEADLE ha ejercido su facultad de atracción para investigar los homicidios en contra de los periodistas.


Las amenazas en general constituyeron las agresiones más comunes del total de agresiones registradas por ARTICLE 19 a nivel nacional este trimestre, y representaron casi una cuarta parte (23), del agregado total de agresiones trimestrales. De este cúmulo de amenazas, 6 de cada 10 fueron realizadas vías redes sociales. Durante este periodo ARTICLE 19 ha notado con especial preocupación que las amenazas en redes sociales han incrementado: mientras que en los primeros seis meses de 2016, se documentó en promedio una amenaza mensual por esta vía; durante el tercer trimestre del año, se documentaron 4.6 amenazas promedio por mes.

Las agresiones en el espacio digital tienen como objetivo y infundir miedo, sentimiento de persecución e inseguridad ante la percepción de un riesgo inminente. Además, logran extender la sensación hacia los círculos cercanos como familiares y amigos e incluso las fuentes de los periodistas. Esta virulencia se pudo documentar con mayor claridad durante el tercer trimestre, donde se observan ataques directos contra quienes defienden derechos humanos y comparten información crítica de los gobiernos, principalmente.

Hasta el momento de cierre de este informe y a pesar de existir investigaciones judiciales abiertas para algunos de los casos presentados, ARTICLE 19 no tiene conocimiento de que algún responsable intelectual ni material de las amenazas haya sido identificado y llevado ante la justicia como resultado de una investigación diligente y exhaustiva.

Esta impunidad en casos de agresiones en el espacio digital se suma al clima existente para crímenes y violaciones en contra de la libertad de expresión en México. La ausencia de justicia impide que se brinden garantías de no repetición, lo que representa un caldo de cultivo para que este tipo de amenazas se incrementen en el corto plazo.

 

 

 

Tercer Informe Trimestral: De lo digital a lo tangible by ARTICLE 19 MX-CA on Scribd

Gabinetes de coalición o segunda vuelta electoral darían gobernabilidad a México

Ante un escenario político cada vez más fragmentado se requieren fórmulas que garanticen gobernabilidad en México, tales como los gobiernos de coalición, la segunda vuelta electoral para cargos ejecutivos y una representación proporcional estricta para los congresos, señalaron los ponentes del Foro “Coaliciones políticas. ¿Solución del régimen político mexicano?”.

El excandidato presidencial de Acción Nacional, Diego Fernández de Cevallos; el expresidente del Instituto Federal Electoral, José Woldenberg y el investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, Diego Valadés, debatieron sobre estos tópicos en una mesa moderada por el exrector de la UNAM, Juan Ramón de la Fuente, en el marco de la 30 Feria Internacional del Libro (FIL). La introducción al diálogo la ofreció el presidente de la feria, licenciado Raúl Padilla López.

Woldenberg señaló que hay tres tipos de coaliciones: electoral, legislativa y de gobierno. La primera se ha hecho en México a través de casi todos los partidos y la segunda, por necesidad, pero tratando tema por tema, lo que ha provocado desgaste. La tercera no se ha dado, pero la Constitución ya prevé esta posibilidad a raíz de la reforma de 2014, en la que un presidente que no tenga mayoría puede pactar un programa de gobierno y un gabinete, siempre y cuando sea refrendado por el Senado.

“En 2018, gane quien gane, lo más probable es que el próximo presidente no tenga mayoría en ninguna cámara y se le abrirá la posibilidad de esta figura. O puede encabezar un gobierno de minoría y negociar cada asunto por separado, o generar un gobierno de coalición que le garantice votos suficientes para sus propuestas”, afirmó.

Señaló que las segundas vueltas electorales tendrían sentido solamente si hay representación proporcional estricta, es decir, que los escaños en el Congreso se repartan conforme a los votos obtenidos y no como se hace actualmente, con diputaciones de mayoría por distrito y plurinominales.

Fernández de Cevallos afirmó que el Pacto por México fue una suerte de coalición de gobierno, pero que se desfondó porque el presidente de la República presumió los logros como suyos, sin dar crédito a los partidos participantes (PAN y PRD). Recordó que cuando empezó en la política, este tipo de acercamientos se veían como una traición, pero ahora hay más civilidad política.

“Ahora no sólo se aceptan las coaliciones, sino que parece que hay un clamor de la sociedad de que los políticos nos pongamos de acuerdo para trabajar. En lo que no estoy de acuerdo es que la coalición sea obligatoria, como plantea Manlio Fabio Beltrones, cuando un candidato no obtenga 51 por ciento de los votos; tiene que ser opcional. Un sexenio es una eternidad, y debemos pensar en períodos de cuatro años, incluso con reelección y en segundas vueltas”, afirmó Fernández de Cevallos.

Diego Valadés, por su parte, señaló que no está de acuerdo con las segundas vueltas electorales, a las que calificó como una “forma artificial de gobernabilidad. Es una meta-cláusula de gobernabilidad artificial. El gobierno de coalición también es, en cierto modo, artificial, pues el presidente estaría formando con discrepantes un programa de gobierno en el que los partidos convienen cosas que no ofrecieron a los electores. Es cuando el sistema de representatividad llega a tener vulnerabilidad”, reflexionó Valadés.