UNESCO declara al vallenato patrimonio cultural de la humanidad

El vallenato es un género musical tradicional surgido de la fusión de expresiones culturales del norte de Colombia: canciones de los vaqueros del Magdalena Grande, cantos de los esclavos africanos y ritmos de danzas tradicionales de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta. Todas estas expresiones se han mezclado también con elementos de la poesía española y el uso de instrumentos musicales de origen europeo.

 

 

Nostálgicas, alegres, sarcásticas y humorísticas, las letras de las canciones del vallenato interpretan el mundo a través de relatos en los que se combinan el realismo y la imaginación. Los instrumentos tradicionales del vallenato son tres: la caja (pequeño tambor que se toca con las manos), la guacharaca (pedazo de madera con ranuras que se raspan con un peine de alambre) y el acordeón.

 

 

Este género musical, que posee cuatro aires principales con esquemas rítmicos propios, se interpreta en festivales musicales específicos y también, esencialmente, en parrandas de familiares y amigos, por lo que desempeña un papel esencial en la creación de una identidad regional común.

 

 

Además de su transmisión en esas ocasiones, el vallenato es objeto de una enseñanza académica formal. Actualmente, la viabilidad de este elemento del patrimonio cultural afronta una serie de amenazas, en particular las derivadas del conflicto armado existente en el país, exacerbado por el narcotráfico.

 

 

Además, un nuevo tipo de vallenato está marginando el género musical tradicional y atenuando el papel que éste desempeña en la cohesión social. Por último, cabe señalar que cada vez se usan menos los espacios callejeros para las parrandas vallenatas, con lo cual se corre el peligro de que desaparezca un medio importante de transmisión intergeneracional de los conocimientos y prácticas musicales.

 

 

La marimba, invento de un esclavo africano y su esposa oaxaqueña: Rafael Tortajada

*El historiador autodidacta expuso a los estudiantes de la U de Colima cómo llegó este folclórico instrumento a nuestro país durante la época de la Colonia. La charla se realizó en el Museo de Artes Populares como parte del programa “Noches de encaladillas”.

Como parte del Programa “Noches de encaladillas” que realizan el Museo de Artes Populares “Ma. Teresa Pomar” (MUAP) y la Facultad de Letras y Comunicación de la Universidad de Colima, se presentó Rafael Tortajada Rodríguez, historiador autodidacta y ex cronista de las ciudades de Colima y Villa de Álvarez, para impartir la charla “Historia de la marimba”.

 

En su exposición, explicó que la marimba se encuentra ligada con la historia de México por la forma en que ésta llegó a nuestro país. “Bartolomé de las Casas, al ver que diezmaban los indígenas por las enfermedades y los trabajos forzosos, sugirió que trajeran esclavos negros porque eran mucho más fuertes y resistentes”, recordó.

 

Mencionó que, con la llegada de los españoles, murió casi el 50 por ciento de la población indígena; “tres fueron las principales causas: ser usados como animales de carga, las peleas en las conquistas y las enfermedades”, dijo.

 

Rafael Tortajada reveló que, en cierta ocasión, trajeron a México una carga de negros, entre los que llegó uno llamado Marimbo, quien con unas tablillas hacía música. “Este negro se casó con una mujer llamada Lugarda, de origen oaxaqueño, quien le ayudó a modificar su instrumento hecho de madera de hormiguillo para diseñar la marimba que hoy en día conocemos”, comentó.

 

Señaló que tuvo tanto éxito que fue necesario ponerle un nombre a este instrumento: “Como su inventor se llamaba Marimbo, pues le pusieron marimba”. Además, agregó que existen dos tipos, una que se usa en América Central y la que se toca en el Istmo. “Es una delicia escuchar las serenatas con marimba”, concluyó.

 

Las “Noches de encaladillas” se realizan todos los martes a las 20:30 horas en el MUAP, donde los asistentes pueden disfrutar un rico café y unas deliciosas encaladillas. Los estudiantes de la Universidad pueden acreditar actividades culturales y deportivas.

 

Estará la guitarrista canadiense Dale Kavanagh, en “Sonidos del Vitral”

Es una de las intérpretes más aclamadas del mundo, Dale Kavanagh, se presentará en la ciudad de Colima como parte del programa “Sonidos del Vitral” que organiza la Dirección General de Difusión Cultural de la Universidad de Colima. La cita es este 15 de octubre a las 20:30 horas, en la Pinacoteca Universitaria.

 

Dale Kavanagh ha ofrecido más de mil recitales y conciertos en más de 40 países como solista, con orquesta y junto con el guitarrista alemán Thomas Kirchhoff, con quien integra el Dúo Amadeus. 

 

Es invitada con regularidad a impartir clases en Europa, América y Asia. Se ha presentado numerosas veces con las orquestas Prague Chamber Orchestra, Gewandhaus Orchestra Leipzig, Würtemberger Chamber Orchestra, Philharmonic Orchestra of Ankara, Izmir y Antalya, la Edmonton Symphony y la Thüringen Philharmonic Gotha, por mencionar algunas.

 

Profesora en la Escuela Superior de Música de Detmold en Alemania, también se le otorgó el cargo de “Músico en Residencia” en la Universidad de ACADIA durante los años 2003 al 2010. Actualmente forma parte del cuerpo docente de la Academia Internacional de Guitarra de Koblenz, en Alemania.

 

Dale Kavanagh es artista exclusiva de la disquera Hänssler Classic desde 1999 y ha grabado 17 discos. Muchos compositores le han dedicado sus obras; entre ellos Christian Jost, Harald Genzmer, Carlo Domeniconi, Roland Dyens, Jaime Zenamon, Stephen Dogson, Stephen Funk-Pearson y Bruce Shavers.

 

El programa de la noche de este jueves incluye obra de Michael Courante, J.S. Bach, Nicolo Paganini, Jaime M. Zenamon, Carlo Domeniconi, Joaquín Rodrigo y de su propia autoría. Cuota de recuperación: 100 pesos.

 

Abre Univerdanza sus ensayos al público

La danza contemporánea no consiste sólo en movimientos y sonidos; “se trata de crear, innovar, arriesgar, pero sobre todo mostrar disciplina y pasión en el escenario; la danza en sí no es sólo un baile o copiar formas, pues siempre está viva”, dijo Alejandro Viera, director de la compañía Univerdanza, en uno de los ensayos abiertos que ofrece al público en general los viernes de este mes.

 

Durante una hora, la compañía permite conocer tras bambalinas parte del trabajo creativo, calentamientos y ensayos previos a cada función, pero sobre todo permite a los asistentes formar parte de este gran elenco, así como conocer algunos de los números que presentarán en el próximo Festival Colima de Danza y Foro Arte Joven.

 

Los ensayos abiertos son espacios para que los interesados conozcan qué hacen los bailarines antes de sus presentaciones. Son ellos quienes invitan a los asistentes a disfrutar de las emociones y sensaciones que vive un bailarín día a día arriba del escenario, lo que le permite al espectador ser uno más de este trabajo artístico.

 

El próximo ensayo abierto será este viernes 18 de septiembre en punto de las 18:30 horas, en el salón Guillermina Bravo, ubicado en el Instituto Universitario de Bellas Artes (IUBA).

 

Destaca Colima en el área de música: David Rodríguez

*El director del Conservatorio Nacional de México aseguró que la actual administración rectoral y la visión del maestro Anatoly Zatin, han contribuido a la formación de estudiantes que prometen ser grandes músicos.

El maestro David Rodríguez de la Peña, director del Conservatorio Nacional de Música de México, pianista y también director de orquesta, dijo que “es innegable que Colima está destacando a nivel nacional en el aspecto musical, y mucho tiene que ver esto con el apoyo que da la Rectoría al Instituto de Bellas Artes y, por otro lado, la visión del maestro Anatoly Zatin, una personalidad de nivel internacional que sabe lo que se está haciendo en todo el mundo, que viaja por todas partes y trae esa experiencias aquí, a su comunidad, y los alumnos lo aprovechan”.

 

En el Concierto de Gala de este sábado 28 de agosto, uno de los eventos con que la Universidad de Colima celebra su 75 aniversario, el maestro Rodríguez de la Peña interpretó, de Manuel M. Ponce, “Balada mexicana”.

 

Sobre la escuela de música del Instituto Universitario de Bellas Artes de la UdeC, añadió que los alumnos “tienen un nivel de piano excepcional y también de chelo, sobresaliente en el ámbito nacional”.

 

Para él, la unión entre los conservatorios de San Petersburgo, Moscú y México, que cumplen 150 años de vida, y la alianza con la Universidad de Colima, “significa reunir las fuerzas académicas y pedagógicas de los mejores músicos del mundo para que los alumnos de ambos países se conozcan y compartan el escenario entre ellos y al lado de sus maestros”.

 

“Esto, además, refleja un efecto de comparación constructiva, de tal forma que nuestros estudiantes mexicanos se dan cuenta del gran potencial que tienen y, por otro lado, nuestros invitados extranjeros reconocen las fortalezas de nuestro país”, agregó.

 

Este trabajo conjunto, añadió, eleva el nivel formativo de los alumnos en poco tiempo, de ahí la importancia que tiene reunirse al menos una vez en una academia internacional como la realizada en días pasados en Tequila, Jalisco, con el patrocinio de la Fundación José Cuervo y la Secretaría de Cultura de ese estado.

 

Dijo también que el arte en general sensibiliza, pero que el arte de gran calidad sensibiliza mucho más, y que no es necesario saber de música para apreciarla. El arte y su práctica, añadió, desarrollan en los niños y adolescentes una sensibilidad que “en un futuro evita los actos sociales nocivos”.

 

Por último, dijo que la sociedad mexicana todavía no reconoce a la música como una profesión en sí misma: “La ve más como un pasatiempo, pero para los músicos es una profesión. Si los padres comienzan a reconocer que la música es una profesión, llevan a sus hijos a una escuela y deciden ser músicos, tienen que saber que serán muy felices porque las fuentes de trabajo son muy amplias y ningún músico se muere de hambre, sino que realmente tiene sueldos muy decorosos y una vida plena”.