Decenas de estudiantes muertos en un ataque islamista en Nigeria

Terroristas islamistas han asesinado a decenas de estudiantes en la ciudad de Potiskum, en el noreste de Nigeria, donde asaltaron una escuela, incendiaron los edificios con los alumnos y profesores dentro y dispararon contra los que trataban de huir. Fuentes médicas citadas por la agencia France Presse hablan de 42 víctimas mortales, mientras que Reuters señala que han muerto al menos 28 personas. El ataque tuvo lugar el viernes aunque no ha sido conocido hasta hoy.

 

Se trata del ataque más brutal de los tres que se han producido contra escuelas desde que, en mayo, el Ejército lanzó una ofensiva contra el grupo terrorista Boko Haram, cuyo nombre significa “la educación occidental es pecado”. Potiskum se encuentra en el Estado de Yobe, uno de los tres que están actualmente en Estado de Emergencia decretado por el presidente Goodluck Jonathan en mayo, cuando envió refuerzos de tropas a la región para enfrentarse a la rebelión islamista que actualmente representa el mayor problema de seguridad para este país, el mayor productor de petróleo de África.

 

Las fuentes policiales que informaron del ataque respondieron por mail, ya que la mayoría del Estado no tiene en la actualidad redes de telefonía móvil, que han sido cortadas por el Estado de Energencia. "Hemos recibido muchos cadáveres de alumnos y de miembros del personal de la escuela de enseñanza pública de Mamudo, en la noche del viernes", declaró Haliru Aliyu, del hospital general de Potsikum.

 

 

EL PAÍS

La ofensiva militar no ha logrado frenar los ataques de Boko Haram, que lucha por el establecimiento de un estado islámico en el norte de Nigeria. La mayoría de sus víctimas son cristianos. Solo en el último mes se han producido otros dos ataques contra escuelas, uno en Maiduguri, donde fueron asesinados nueve estudiantes, y otro en Damaturu, donde se produjeron siete víctimas mortales.

 

Boko Haram fue fundado en Maiduguri, la capital del estado de Borno y auténtico feudo de este grupo radical, a inicios de la pasada década por el carismático líder islamista Mohammed Yusuf. A partir de una ideología extremista contra Occidente y desarrollando vínculos con otros grupos similares que operan en África, como Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y Al Shabab (Somalia), la secta de Yusuf se fue nutriendo del descontento y la falta de horizontes de los jóvenes del norte de Nigeria, con los peores indicadores de empleo y miseria del país y de amplia mayoría musulmana. Sus ataques se dirigían no sólo contra las fuerzas de seguridad nigerianas sino, sobre todo, contra iglesias y comunidades cristianas.

 

Desde la ascensión al poder del sureño y cristiano Goodluck Jonathan en 2010, la Secta le ha declarado la guerra. De hecho, el mismo día de su investidura la capital nigeriana, Abuya, fue objeto de dos graves atentados. El presidente ha intentado hacer frente a la amenaza terrorista que viene del norte siempre con mano dura. Mientras a los insurgentes del Delta del Níger, en el sur, les ha ofrecido la posibilidad de una amnistía si entregan las armas, en el norte se opone. Y la escalada de violencia va en aumento.

 

Nigeria es un país de más de 160 millones de habitantes, el más poblado de África. Potencia regional y exportador de petróleo, las turbulencias que puedan desestabilizar a este gigante acabarán por afectar a toda la región. Tras los enfrentamientos de la pasada primavera, Estados Unidos hizo un llamamiento a Jonathan a dar una respuesta contundente ante el avance del terrorismo yihadista en el norte del país.

Celebran al Dalai Lama en su cumpleaños 78

Miles de tibetanos ondearon pancartas y bailaron y niños cantaron oraciones el sábado en una universidad tibetana del sur de la India en celebración del cumpleaños 78 del Dalai Lama.

 

Después de una reunión interconfesional, el líder espiritual de los tibetanos hizo un llamado al amor y la compasión como medios para promover la paz mundial. El evento se llevó a cabo en un monasterio budista en Bylakuppe, aproximadamente a 220 kilómetros (137 millas) al sur de Bangalore.

 

Mientras miraba a un sacerdote musulmán, el Dalai Lama dijo que el verdadero significado del yihad, o guerra santa, era "combatir nuestras emociones negativas".

 

"El yihad no es golpear o matar (a otros)", indicó.

 

Durante el evento, dijo que 150 mil tibetanos que viven en el extranjero representan "a seis millones de tibetanos (en China) que no tienen libertad ni oportunidad para expresar lo que sienten".

 

El Dalai Lama vive en el exilio en la India desde 1959. Beijing lo acusa de buscar la separación del Tíbet de China, pero él asegura que sólo desea mayor autonomía bajo el régimen chino.

Viernes de furia en Egipto;protestas dejan 30 muertos

Al menos 30 personas murieron y cientos resultaron heridas este viernes en Egipto por la violencia desatada en el llamado viernes de furia en el que decenas de miles de islamitas repudiaron el derrocamiento de Mohamed Mursi y llamaron a mantener las movilizaciones hasta que el presidente sea reintegrado en sus funciones.

 

Pese a la violencia del viernes, los islamitas llamaron a mantener la movilización en Egipto, “hasta que el presidente sea reintegrado a sus funciones.

 

El partido saluda a los millones de egipcios que se movilizaron en todas las provincias de Egipto en enormes manifestaciones pacíficas para expresar su rechazo al brutal golpe de Estado militar y (su deseo de) ver el retorno del presidente Mohamed Mursi a sus funciones constitucionales, indicó el Partido Libertad y Justicia (PLJ) en un comunicado.

 

El PLJ es la rama política de la Hermandad Musulmana a la que pertenece Mursi, el mandatario derrocado el miércoles por el ejército.

 

Las protestas de los islamitas en todo el país habían sido, al principio, pacíficas. Las personas exclamaron ¡Mursi es el presidente! y manifestaron su enojo por que el primer mandatario libremente elegido en las urnas en toda la historia de Egipto fue derrocado.

 

La mayor manifestación se registró en la mezquita Rabia al Adawiya, en el distrito de Nasr City en la capital egipcia. Miles de personas salieron a las calles también en Luxor y Damanhur.

 

En Alejandría, feroces choques entre simpatizantes y detractores de Mursi dejaron 12 muertos y 200 heridos. Un funcionario del Ministerio de Salud precisó que la mayoría de las muertes se debieron a disparos de balas y perdigones.

 

En la localidad sureña de Asiut, una persona perdió la vida en los enfrentamientos que dejaron 19 heridos.

 

En El Cairo, miles de manifestantes islamitas desfilaron delante de la sede de la Guardia Republicana, situada cerca del palacio presidencial. Los manifestantes intentaron colgar en el alambre del púas que rodea al edificio una imagen de Mursi y desafiaron en dos ocasiones las advertencias de los soldados antes de que comenzaran a registrarse tiros.

 

Los bandos se dispararon con armas automáticas, lo que desencadenó el pánico entre la gente; muchos heridos permanecían en el suelo. Según las autoridades, cuatro personas fallecieron.

 

Un vocero de las fuerzas armadas dijo que las tropas abrieron fuego contra manifestantes y que los soldados utilizaron balas de salva y gases lacrimógenos.

 

Partidarios armados de Mursi atacaron la sede de la gobernación del Norte Sinaí en El-Arich, antes de izar su bandera. Los manifestantes armados entraron al edificio, que fue abandonado por las fuerzas de seguridad luego de los tiroteos.

 

El ejército egipcio anunció el estado de emergencia tras el atentado contra la sede de la gobernación.

 

Más temprano, cinco policías fueron muertos en el Sinaí egipcio, poco después de la muerte de un soldado en esta región inestable, fronteriza con Gaza e Israel, según fuentes de seguridad.

 

Hombres armados que circulaban en moto dispararon contra los policías y luego huyeron. Un puesto policial y un edificio de inteligencia militar en la ciudad de Rafá, fronteriza con la franja de Gaza, fueron atacados con cohetes, agregaron las fuentes. Las autoridades egipcias cerraron el cruce de Rafá por tiempo indeterminado.

 

Por la mañana, el guía general de la Hermandad Musulmana, Mohamed Badie, prometió que él y millones de simpatizantes del destituido Mursi sacrificarán su vida por nuestro presidente electo. Badie hizo la declaración ante un multitud en El Cairo.

 

Sacrificaremos nuestras almas por él, dijo Badie en la Plaza Rabia al-Adawiya, en Nasr City. Nosotros y estos millones permaneceremos en las plazas de todo el país para proteger a nuestro presidente electo, señaló en medio de vítores. Se informó con anterioridad que Badie había sido arrestado por las fuerzas de seguridad, entre algunos otros líderes islamitas detenidos luego de la destitución de Mursi, pero su aparición desmintió esas versiones.

 

El ejército protege a los matones del partido gobernante del anterior régimen y preserva la contrarrevolución, dijo Badie a los manifestantes.

 

El procurador general egipcio liberó este viernes a Saad Katatni, jefe del PLJ y adjunto del guía supremo de la Hermandad Musulmana, Rached Bayumi, indicó la agencia oficial Mena.

 

La agencia agregó que Katatni y Bayumi pasaron dos días detenidos y fueron liberados luego de que la fiscalía se aseguró de su lugar de residencia en el marco de una investigación por incitación al asesinato, luego de la muerte de ocho manifestantes que atacaron la sede de esa agrupación en Mokattam, suburbio de El Cairo, el domingo pasado.

 

En la noche, las fuerzas de seguridad arrestaron al influyente número dos de la Hermandad Musulmana, Jairat Chater, la más reciente medida contra esta organización religiosa, 300 de cuyos miembros tienen orden de arresto y cuyos principales líderes son acusados de incitación al asesinato de manifestantes.

 

A todo esto, Adly Mansur, el presidente interino designado por el ejército, anunció este viernes la disolución de la cámara alta del parlamento, dominada por los islamitas.

 

Mansur, quien también nombró a un nuevo jefe para los servicios de inteligencia, disolvió esta cámara, mayoritariamente favorable a Mursi, la cual ejercía la totalidad del Poder Legislativo desde la disolución de la Cámara de Diputados el año pasado.

 

Mursi, el primer presidente democráticamente electo en la historia de Egipto, fue depuesto el miércoles pasado en una medida que los islamitas calificaron como un golpe de Estado, lo que dio un nuevo giro a dos años tumultuosos en Egipto desde la caída de Hosni Mubarak en febrero de 2011, tras 30 años en el poder, según analistas.

 

Varias decenas de personas murieron el mes pasado en los disturbios, durante los cuales grandes multitudes en El Cairo y otras ciudades pedían la dimisión de Mursi, indignados por el estancamiento económico y la percepción de que la Hermandad Musulmana buscaba acaparar el poder.

 

De acuerdo con los expertos, el golpe de Estado en Egipto abre el camino a una delicada transición en el país árabe más poblado del mundo, que ya estuvo dirigido por el ejército durante 16 meses tras la revuelta popular contra Mubarak.

 

Presidente de Nicaragua, dispuesto a dar asilo a Snowden



Managua. El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dijo hoy dispuesto a otorgarle asilo al informante y especialista en servicios secretos estadunidense Edward Snowden, y afirmó que lo haría "con mucho gusto, si las circunstancias lo permiten".

Hablando en un acto político ante simpatizantes del gobierno en Managua, Ortega confirmó que Snowden solicitó refugio en este país, a través de una carta que entregó en días pasados a la embajada nicaragüense en Rusia.

La OMS exhorta a países a emprender acciones contra la obesidad


Viena. La Organización Mundial de la Salud (OMS) exhortó hoy a los países que la integran a emprender acciones más firmes contra la obesidad y el sobrepeso para reducir las enfermedades relacionadas con ambos.

Representantes de 48 países que participaron en la conferencia ministerial europea sobre nutrición y enfermedades no contagiosas firmaron la Declaración de Viena durante la reunión de dos días.

"Reiteramos nuestro compromiso en el contexto de las iniciativas europeas y globales para combatir los importantes factores de riesgo de las enfermedades no contagiosas, en particular una dieta poco saludable y la inactividad física", se indicó en la declaración.

Las medidas recomendadas incluyen un menor consumo de grasa, azúcar y sal en la dieta y una mayor actividad física con lo que se espera generar para el 2025 una reducción del 25 por ciento en la mortalidad prematura derivada de las enfermedades no contagiosas relacionadas con esto.