Se estancó presencia de mujeres en noticieros televisivos


Cimacnoticias | Sevilla, Esp.- 02/01/2017 La presencia de la mujer en los informativos televisivos se estancó, según reveló el “Informe sobre la distribución por sexo de los tiempos de palabra en los informativos de las televisiones públicas andaluzas en 2015” que cada año desde 2009 elabora el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA).

Las voces femeninas que intervinieron en las noticias de 2015 para explicar o analizar la realidad no superaron el 31.3 por ciento, frente al 68.7 por ciento que representan los hombres.

En 2009, la intervención de la mujer en la televisión fue de 28 por ciento y sólo en 2014 alcanzó la cifra más alta con el 31.6 por ciento, frente al 68.4 por ciento de intervenciones masculinas.

El CAA manifestó su preocupación por esta situación porque en la actualidad se refleja una enorme diferencia de género que además mantiene la transmisión de una imagen estereotipada de hombres y mujeres, al asociar sus discursos y sus conocimientos a asuntos tradicionalmente asignados a cada sexo.

A este ritmo, dice el informe, se necesitarían 24 años para obtener una presencia igualitaria de las mujeres en la información.

Para realizar este informe, el CAA analizó las intervenciones y los tiempos de palabra de hombres y mujeres que aparecieron en las noticias (excepto los periodistas) en los informativos de la RTVA, incluidas sus ocho canales de provincia, así como informativos de TVE en Andalucía, y un noticiero que se trasmite a diario en 10 televisiones municipales (Fuengirola TV, Huelva TV, Interalmería, Onda Algeciras, Onda Cádiz, Onda Azul -Málaga-, Onda Jaén, Onda Jerez, Telemotril y TG7 -Granada-) en 2015.

Esos tiempos de palabra se analizaron en función de distintos indicadores cuantitativos (temática de la noticia, número de intervenciones, rol de los protagonistas de la información, representación de hombres y mujeres en las noticias), esto permitió obtener resultados cuantitativos y cualitativos.

Se verificó que solamente en temas relacionados con el cuidado de la familia, la salud o la educación, es donde las voces femeninas tienen igualdad con los hombres. Mientras que en noticias relacionadas con ciencia, tecnología, mercado laboral o deportes es prácticamente residual.

Las noticias donde se registra menor presencia femenina son, en primer lugar, las relacionadas con educación (52 por ciento de tiempo de palabra masculina y 48 por ciento femenina), seguidas de noticias sobre sanidad (62 por ciento voces masculinas y 38 por ciento femeninas). También tiene la misma distribución en las noticias referente a conflictos sociales.

La desigualdad más evidente en la representación de ambos sexos en los noticiarios de la televisión está en la crónica deportiva, donde los hombres acaparan el 93 por ciento del tiempo de palabra, frente al 7 por ciento para las mujeres. Si se diseccionan estas noticias, el desequilibrio aumenta: de todos los actores deportivos con tiempo de voz, el 95 por ciento son varones y solo el 5 por ciento son mujeres.

Tres de cada cuatro minutos que se dedican a las noticias sobre medio ambiente, ciencia y tecnología, crónica internacional, tráfico y transportes e información meteorológica son explicadas por hombres. Las voces femeninas en este rubro representaron un 25 por ciento.

De hecho, los perfiles sociales que reflejan los informativos de los hombres son más plurales, que el de las mujeres. La mayoría de las mujeres que aparecen en los informativos son responsables institucionales (35 por ciento).

Este porcentaje se debe a la paridad en la integración de las instituciones autónomas porque en muchas ciudades las mujeres están al frente de las alcaldías, cuya televisión municipal se incluyó en el informe. Sigue en relevancia el perfil de partidos políticos (18.7 por ciento).

Sin embargo, el siguiente grupo en importancia de voces femeninas corresponde al rubro “sin identificar“, que supone al menos el 15.4 por ciento de las mujeres que aparecieron en las noticias.

Se trata de personas anónimas que fueron encuestadas en la calle o que fueron testigos circunstanciales de algunos sucesos o hechos noticiables, cuyo testimonio careció de autoridad. Llama la atención que este tipo de actores representa tan sólo el 8 por ciento del total de las voces masculinas que aparecen en los noticieros.

Entre los últimos grupos de perfiles sociales femeninos se encontraron las expertas con el 3.5 por ciento del total; en el caso de los varones, este perfil representó el 4 por ciento del total, por detrás de los actores que pertenecen a partidos políticos (14.6 por ciento), deportistas (14.6 por ciento), gobierno de ayuntamientos (14 por ciento) y del 8 por ciento de actores ocasionales.

Estos datos demostraron la mayor pluralidad de perfiles masculinos en las noticias frente a las voces femeninas.

Uno de los datos positivos del informe está, precisamente, en las voces de mujeres expertas, que en 2015 aumentaron ligeramente su presencia respecto de los varones, hasta llegar al 27 por ciento del total, una cifra aún lejos de la igualdad, pero que representa un avance de siete puntos respecto de 2009.

Cuando el CAA comenzó a realizar estos informes se situaban en el 20 por ciento del total a pesar de la plena incorporación de la mujer al mundo en la ciencia, la universidad o la judicatura, entre otros ámbitos especializados.

Precisamente esta es una de las cuestiones que el Consejo ha valorado de forma positiva en la decisión que acompaña a este informe: “Corregir este desequilibrio es el mayor paso que pueden dar los medios de comunicación para eliminar las diferencias por razón de género en la programación informativa, decisión que depende exclusivamente de los propios medios“.

*Este artículo fue retomado del portal de la Asociación de Periodistas – Asociación de la Prensa de Almería (AP-APAL) y el Colegio de Periodistas de Andalucía en Almería (CPPA).

¿Un gran asteroide podría impactar la Tierra?

 

 

Tonantzintla, Puebla. 13 de diciembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El impacto de un asteroide es el único fenómeno natural predecible que se puede evitar. Aunque el riesgo de impacto en la Tierra es muy bajo, las consecuencias pueden ser catastróficas y no se descartan o consideran como algo improbable en su totalidad, consideró en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt el doctor en ciencias aeroespaciales, Sergio Camacho Lara, secretario general del Centro Regional de Enseñanza de Ciencia y Tecnología del Espacio para América Latina y el Caribe (CRECTEALC).


CRECTEALC fue establecido por los gobiernos de México y Brasil bajo la tutela de la Oficina para Asuntos del Espacio Ultraterrestre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1997, con la finalidad de enriquecer el conocimiento en las disciplinas espaciales, a través de programas de enseñanza, investigación y aplicación práctica orientada a la teleobservación, telecomunicación por satélite, meteorología mediante satélites y los sistemas de información espaciales. El CRECTEALC tiene un campus en Brasil y otro en México.

El Campus México del CRECTEALC fue hospedado por el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) en 2002. El investigador del INAOE y director del Campus México, el doctor José Guichard Romero, destacó que entre los proyectos que el Campus México realiza en colaboración con el INAOE está la observación astronómica de objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés). Los NEO incluyen asteroides y cometas, aunque la gran mayoría de los objetos cercanos a la Tierra son asteroides.

Por sus órbitas, a una categoría de asteroides se le conoce como asteroides potencialmente peligrosos y son estos los que preferentemente se observan con la cámara Schmidt en Tonantzintla y con el telescopio de 2.2 metros en el Observatorio Guillermo Haro del INAOE. Este monitoreo fotométrico y espectroscópico de asteroides sirve para determinar sus parámetros físicos (periodos de rotación, forma, tamaño, orientación del eje de rotación, etcétera). El conocimiento de estos parámetros permite calcular la probabilidad de que un asteroide impacte la Tierra.

Riesgo y consecuencias de impacto a la Tierra


Asteroides y cometas han impactado la Tierra desde su creación. Se sabe que los dinosaurios, junto con 80 por ciento de la biodiversidad que existía, se extinguieron hace unos 65 millones de años como consecuencia del impacto de un asteroide de entre 10 y 14 kilómetros de diámetro en Chicxulub, Yucatán. A la fecha se han encontrado del orden de 16 mil asteroides, chicos y grandes, en órbitas cercanas a la Tierra. De los que miden más de un kilómetro ya se han detectado más de 95 por ciento.

El astrofísico investigador del INAOE, doctor José Guichard, explicó en entrevista que la atmósfera protege en general a la Tierra de impactos por asteroides de tamaños de 30 metros y menores. Sin embargo, se calcula que hay del orden de un millón de asteroides de más de 30 metros y menos de un km de diámetro orbitando cerca de la Tierra. Por ser muy numerosos y aún no detectados, estos son un peligro.

“Un asteroide de 50 metros es capaz de destruir en su totalidad la zona metropolitana de una ciudad grande, como la Ciudad de México o Londres, de ahí que sean potencialmente muy peligrosos y la urgencia por encontrarlos antes de que uno de ellos nos encuentre a nosotros”, advirtió el investigador.

Cálculos por los siguientes 100 años

Por su parte, el doctor Sergio Camacho Lara relató que en 1999 la ONU, dentro de sus iniciativas, estableció la necesidad de estudiar el estado de conocimiento sobre NEO a nivel internacional a fin de determinar el riesgo de impacto a la Tierra y posibles acciones que permitieran evitarlo o mitigar las consecuencias. El tema cobró importancia en diciembre de 2004 por el descubrimiento de Apofis, un asteroide con altas probabilidades de impactar la Tierra en 2036. Observaciones adicionales de este asteroide permitieron bajar la probabilidad de impacto a uno en 250 mil.


“Hasta el momento no hemos encontrado un asteroide que vaya a impactar la Tierra de aquí a 100 años. Cada vez que se encuentra un asteroide, se determina su órbita por medio de múltiples observaciones y se proyecta la órbita que seguirá en los próximos 100 años, o más si se quisiera”, aclaró el doctor Sergio Camacho Lara.

No obstante, añadió que iniciar con la planeación de medidas de respuesta no es un asunto de menor importancia, ya que si un asteroide de un kilómetro se impactara contra el planeta, se estima que mataría a la mitad de la población en el mundo, es decir, morirían miles de millones de personas.

Explicó que la NASA recibió un mandato del Congreso de Estados Unidos en los años noventa para encontrar 90 por ciento de los asteroides cercanos a la Tierra que fueran de un kilómetro o más. La NASA aceleró la búsqueda y hasta la fecha se han encontrado entre 95 y 97 por ciento de lo que se estima puede ser el total de asteroides de esos tamaños. De ahí la confianza de que en los próximos 100 años no haya un asteroide de ese tamaño con posibilidad de impactar la Tierra; sin embargo, aún falta de tres a cinco por ciento de esa búsqueda, indicó el doctor Camacho Lara.

“La buena noticia es que los asteroides más grandes son más fáciles de ver, pero hay muchos más asteroides de menos de un kilómetro cercanos a la Tierra que aún debemos encontrar”.

Iniciativa internacional para la seguridad de la Tierra

La Asociación de Exploradores Espaciales, integrada por astronautas y cosmonautas que han viajado al espacio, organizó un panel de expertos para preparar un informe sobre asteroides, riesgos de impacto a la Tierra y acciones necesarias para preparar una respuesta internacional ante una amenaza de impacto. El informe motivó que el tema fuera tomado a nivel de gobiernos en 2009 por la Subcomisión de Asuntos Científicos y Técnicos (SACT) de la Comisión de Naciones Unidas para la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos (COPUOS).

La subcomisión condujo su trabajo a través de un Equipo de Acción sobre Objetos Cercanos a la Tierra compuesto por expertos provenientes de agencias espaciales, universidades y otras instituciones con actividades afines. Entre 2009 y 2013, el equipo presentó informes anuales a la subcomisión, la cual a nivel de gobiernos, los consideró por medio de un Grupo de Trabajo sobre Objetos Cercanos a la Tierra. México tomaría la Presidencia del Equipo de Acción y del Grupo de Trabajo sobre NEO, a través del doctor Sergio Camacho.

El resultado fue un acuerdo de la Asamblea General de Naciones Unidas en 2013 para que se creara una Red Internacional de Alerta de Asteroides (IAWN, por sus siglas en inglés) y un Grupo Consultivo de Planificación de Misiones Espaciales (SMPAG, por sus siglas en inglés). Los miembros de IAWN son instituciones con telescopios para buscar y caracterizar asteroides y SMPAG incluye agencias espaciales que podrían evitar que un asteroide impacte la Tierra.

Entre IAWN y SMPAG se prepararía una respuesta internacional en caso de amenaza de impacto a la Tierra por un NEO. La Agencia Espacial Mexicana (AEM) es miembro de SMPAG.

Sobre la importancia de la observación de asteroides, el doctor José Guichard Romero destaca en entrevista que el INAOE fue una de las cinco primeras instituciones a nivel mundial en signar un compromiso para observar y monitorear asteroides. Este compromiso incorporó al INAOE y al CRECTEALC a IAWN.

¿Cómo evitar el impacto de un asteroide?

“Hay varias formas para evitar el impacto de un asteroide. Una forma es lanzar una misión con dos satélites: uno para examinarlo de cerca y otro para posicionarlo enfrente o detrás, para que por gravedad lo acelere o lo frene a lo largo de su órbita. Esto funcionaría si tenemos de 10 a 20 años antes del impacto. Con menos tiempo disponible se puede aumentar o reducir la velocidad del asteroide a lo largo de su órbita más rápidamente para evitar la colisión impactándolo con uno o más satélites”, explica el doctor Sergio Camacho Lara.


Si el tiempo de impacto no es suficiente para utilizar alguna de las formas mencionadas, se podría recurrir a un dispositivo nuclear que estalle junto al asteroide para que el calor de la explosión queme un lado del asteroide y, por consiguiente, aumente o disminuya su velocidad a lo largo de su órbita.

Sin embargo, en el uso de un dispositivo nuclear intervienen otros factores que tienen que ver con políticas internacionales, ya que están prohibidas las explosiones nucleares en el espacio. Dependiendo de la gravedad de las consecuencias del impacto, correspondería a la comunidad internacional, quizá a través del Consejo de Seguridad de la ONU, tomar la decisión.

“Hay mucho por estudiar y resolver, ya que a veces los asteroides están conformados por una gran roca sólida, o a veces son un montón de rocas pequeñas que se van moviendo como si fueran un cuerpo y la gravedad las mantiene juntas, así que una misión satelital puede que no surta efecto, o bien una explosión nuclear sea contraproducente”, dijo el doctor Camacho Lara.

La experiencia con los asteroides

A pesar de las certezas y los riesgos, existen pruebas realizadas por el ser humano para conocer más de cerca un asteroide o cometa. Fue en septiembre de este año cuando la sonda Rosetta, emitida por la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), concluyó su misión al impactarse con el cometa 67P-Churyumov Gerasimenko, conocido como Chury. La misión abre nuevas líneas de investigación y posibilita que, sumada a las experiencias de las misiones DAWN de la NASA y Hayabusa de la JAXA de Japón, se tenga información detallada de objetos celestes de este tipo.

“La importancia de la observación de NEO permitirá tomar una decisión adecuada. Por ejemplo, nosotros como INAOE y CRECTEALC ya tuvimos acercamiento con la Agencia Espacial Mexicana y el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), para iniciar con la formación de un grupo de trabajo que identifique a las instituciones nacionales que deben coordinar las acciones que se deban tomar en México en caso de una eventualidad. Se espera una propuesta de legislación al respecto para que se instituya un protocolo de seguridad, que permita más adelante realizar simulacros y la población, tanto como el gobierno, puedan estar preparados ante un fenómeno que no podemos descartar”, concluyó el doctor Camacho Lara.

Los conflictos y desastres afectan a 535 millones de niños, revela UNICEF


El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) advirtió hoy que unos 535 millones de niños viven en países que se encuentran afectados por algún tipo de conflicto o desastre, a menudo sin acceso a cuidados médicos, educación de calidad y alimentación adecuada.


UNICEF destacó que la mayoría de los menores afectados por emergencias, casi un 75%, vive en África subsahariana, seguida por Oriente Medio y el norte de África.

Las cifras fueron dadas a conocer en vísperas del 70º aniversario de UNICEF, este domingo, y son un recordatorio de la misión cada día más urgente que lleva a cabo el organismo, dijo su director ejecutivo, Anthony Lake

Entre las emergencias actuales, UNICEF señaló que casi 50 millones de niños fueron desplazados de sus hogares, más de la mitad de ellos por conflictos, o que en Afganistán casi la mitad de los menores en edad de recibir educación primaria no van a la escuela.

En el continente americano, 90.000 menores de 5 años precisan de asistencia humanitaria dos meses después del huracán Matthew en Haití.

La agencia de la ONU avisó que el alto número de niños expuestos a estas emergencias amenaza con socavar los progresos realizados en las últimas décadas en materia de mortalidad infantil o escolarización.

Cada vez más animales enferman o mueren por los residuos marinos


06 de diciembre, 2016 — Los desechos marinos dañan a más de 800 especies animales y generan grandes pérdidas económicas para los países costeros. Así lo pone de manifiesto el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) en un nuevo informe de la ONU dado a conocer este lunes en el marco de la Cumbre Mundial de Biodiversidad (COP 13), que se celebra en Cancún, México.

El documento señala que el número de especies afectadas por desechos marinos ha aumentado de 663 a 817 desde 2012. Peces, aves marinas, mamíferos y reptiles, entre otros, ingieren o se enredan en esos residuos que, además de amenazar cada vez más la salud animal y humana, cuestan miles de millones de dólares a los países cada año.

Los residuos más presentes en el mar están hechos de plástico y son sobre todo envases de alimentos, botellas, tapas de bebidas, bolsas de supermercado y colillas de cigarrillo.

Según el informe, el 40% de los cetáceos y el 44% de las aves marinas del planeta resultan afectadas por la ingestión de estos desechos.

Se estima que los 192 países costeros que hay en el mundo generaron en 2010 hasta 275 millones de toneladas de residuos, de los cuales entre un dos y un cinco por ciento fueron a parar al mar.

La eutanasia será un reclamo social: Diego Valadés


El proceso de envejecimiento de la población mexicana, así como el incremento de las enfermedades crónico-degenerativas, hace necesario que en el país se inicie la discusión respecto a la eutanasia y el suicidio asistido, pues los viejos y enfermos tienen derechos que exigir y ejercer, dijo Diego Valadés, integrante del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM.

“Aunque la dirigencia política no esté preocupada por el tema, sí es una inquietud que avanza en la sociedad, de manera que pronto se convertirá en un reclamo social”, sostuvo el abogado constitucionalista.

Muestra de esta preocupación se refleja en la encuesta nacional de la asociación “Por el derecho a morir con dignidad”,en la que 63 por ciento de los entrevistados consideró que ante enfermedades terminales y dolorosas es aceptable la eutanasia, refirió.

La muerte asistida se consideró por mucho tiempo aplicable sólo a quienes tenían enfermedades terminales y dolorosas, pero en algunos países se ha ensanchando el concepto a quienes sufren padecimientos que, sin ser terminales, afectan sus posibilidades de autonomía, lo que genera una merma en su propia percepción de dignidad.

“Desde mi punto de vista, es un derecho de quienes desean preservar su dignidad o no quieren prolongar su dolor”, agregó el exprocurador General de la República y exministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin embargo, prosiguió Valadés, hay polémica al respecto debido a valores religiosos y concepciones éticas, pues algunos afirman que el dolor debe soportarse como un tributo divino, lo que es aceptable para quienes profesan cierta religión, pero no para quienes carecen de alguna deidad a quien ofrecer su sufrimiento. “Por ello, éste se ha convertido en un tema más del Estado laico”.

Lo que se pretende, explicó el también miembro de El Colegio Nacional, es que los sistemas jurídicos permitan la eutanasia dentro de condiciones de seguridad plena, con protocolos médicos y jurídicos rigurosos, a favor de quienes deseen ser privados de una vida que ya consideran innecesaria.

“Si el Estado es laico debe promover la ampliación de los derechos de las personas, que de ninguna manera afectan los de los creyentes; pero por el contrario, los derechos de los creyentes sí afectan a los de los no creyentes, y eso es incompatible con un Estado laico y con un Estado democrático”, sostuvo.

En México la voluntad anticipada, que permite a cualquier persona indicar ante un notario su voluntad respecto a permanecer o no conectado a aparatos que garanticen una sobrevida artificial, es un primer paso.

Falta el siguiente, que es permitir la eutanasia y el suicidio asistido. “¿Qué ocurre en tanto no se acepte y legisle?, que se producen casos eutanásicos de facto, sin que nos enteremos y con un riesgo para quienes generosamente asisten a las personas que lo solicitan”.

La eutanasia, concluyó, evitaría este tipo de decisiones que generan traumas múltiples a quienes padecen una enfermedad, y a sus cercanos, que deben hacer frente a una muerte violenta.