Migración centroamericana, otro pendiente para el gobierno

CIMACFOTO: Itandehui Reyes Díaz

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 30/01/2017 Con la llegada del presidente de Estados Unidos (EU), Donald Trump y sus recientes órdenes ejecutivas que atentan contra los Derechos Humanos (DH) de las personas migrantes, resulta imperante que el gobierno mexicano tenga un estrategia política para la protección de las mujeres que podrían ser deportadas a nuestro país, concuerdan especialistas.

Durante el 25 y 26 de enero académicas, especialistas en DH y las organizaciones ONU Mujeres, Sin Fronteras, el Instituto de Migrantes Mexicanas (Imumi) y el Instituto de Estudios y Divulgación sobre Migración (Inedim), se reunieron en el IV Simposio Internacional “Feminización de las Migraciones. Panorama de la Agenda Global” en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), para debatir los retos que enfrenta el país en este escenario.

Las especialistas de las agrupaciones refirieron que las políticas públicas para atender a las mexicanas que regresen a México deberán estar enfocadas en los rubros de salud, empleo, educación y reinserción en sus comunidades tanto de ellas como de sus hijos o hijas, pues se calcula que el número de deportaciones aumenté, de 2011 a 2016 se deportaron 42 mil 928 mexicanas según cifras del Instituto Nacional de Migración (INM).

La directora de Sin Fronteras, Nancy Pérez, manifestó en entrevista con Cimacnoticias, su preocupación ante la falta de acción del gobierno para atender a las mexicanas, “existe un gran vacío, no se han intencionado, ni siquiera retomado en el discurso de nuestro presidente”.

A partir de la entrada del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en 1994, la migración de las mujeres hacia EU aumentó en busca de mejores oportunidades laborales, ya que el tratado genero grandes cantidades de desempleo y empobrecimiento sobre todo en el campo.

Ahora las mexicanas tendrán que regresar a sus estados de origen que se encuentran en con condiciones totalmente precarias, señaló Pérez, pues llegarán a un lugar “que no cuenta con las condiciones mínimas de arraigo”; sin empleo, servicios básicos de salud y sobre todo, en un clima de violencia por el crimen organizado.

En el caso de las mexicanas que en su mayoría se emplea como trabajadoras del hogar y servicios de limpieza -41 por ciento según el Consejo Nacional de Población- y corren mayores riesgos de ser deportadas, la directora de Imumi, Gretchen Kuhner, dijo que podrían retomar sus trabajos en el país pero con pagos que les permitan apenas “la sobrevivencia mínima” en comparación con los que tenían en el país vecino.

Por otra parte, a las madres mexicanas que podrían ser separadas de sus hijos e hijas se les deberá dar apoyo tanto legal como emocional, señaló Kuhner. En 2016, 890 mexicanas dejaron a sus hijos o hijas y otros familiares en EU, reporta el informe de Migración y Movilidad Internacional de Mujeres en México de la Secretaria de Gobernación.

Cabe destacar que estas madres que fueron deportadas regresaron a entidades con altos niveles de violencia como es: Guerrero, Michoacán, Jalisco, Sonora, Chihuahua y Coahuila.

“Necesitan ser abordados desde un política pública para evitar el riesgo de adiciones al crimen organizado, de suicidios, intentar cruzar la frontera de nuevo o que se agudice la violación a derechos porque se tengan que colocar en empleos donde no hay la menor regulación y se les explote descaradamente”, añadió Pérez.

La directora de Sin Fronteras destacó que estas políticas deberán de ser coordinadas tanto por el gobierno federal, como estatales y locales para su ejecución, y tendrán que generar programas a largo plazo, pues podrían estar en lucha los pocos recursos disponibles y empleos, para las personas que ya habitan en las comunidades y las que regresen.

TAMBIÉN A MIGRANTES DE CENTROAMERICA

México también se tendrá que hacer cargo del flujo de mujeres migrantes de Centro América en la frontera sur del país, asimismo en caso de construirse el muro si no avanza el flujo de personas migrantes, el gobierno tendrá que proveerles asilo, concluyeron las especialistas.

Imumi calcula que cerca de 20 mil mujeres transita esta frontera cada año para llegar a EU, la directora del Instituto señaló que el país tiene la obligación legal de proteger a las mujeres que transitan por el -independiente de su condición migratoria- y brindar los derechos básicos según la Constitución y los instrumentos internacionales que ha ratificado.

Sin embargo, las especialistas concordaron que esta medida se torna casi imposible ya que las autoridades mexicanas no cuentan con recursos e infraestructura para convertir a México en un país de asilo para las migrantes.

Por el contrario, las organizaciones apuntaron que han detectado en la frontera sur casos de violaciones de DH, como discriminación hacía las mujeres, problemas para comprar su identidad, para acceder al sistema de justicia, y servicios de salud.

ONGS PODRÍAN VERSE AFECTADAS POR TRUMP

El panorama también se dificulta para las organizaciones civiles, la directora de Sin Fronteras informó que en las próximas semanas Trump podría aprobar un recorte de presupuesto para las Naciones Unidas, que ayuda de posicionar a nivel mundial la defensa de los DH de personas migrantes.

“A estos gobiernos les causa cierto tipo de recelo que se les señale como violadores de derechos humanos. Si estos espacios se reducen, no tendremos quien nos apoye a nosotros para visibilizar lo que estamos pasando”, dijo Nancy Pérez.

Tan sólo en la primera semana de su gobierno, Trump firmó una serie de órdenes ejecutivas que afectan a las organizaciones civiles que promueven la salud sexual y reproductiva de las mujeres, con Ley Mordaza o “La Política de Ciudad de México” como se le conoce, EU que establece que cualquier organización internacional que proporcione o promueva servicios de aborto, tiene prohibido recibir fondos del gobierno.

También el 23 de enero en la sede del Departamento de Seguridad Nacional, Trump reafirmó su decisión al firmar la orden de construcción del muro fronterizo con México.

Está medida incluye la adición de 10 mil oficiales de inmigración y 5 mil nuevos agentes de la Patrulla Fronteriza. Aunque aún necesita la aprobación del Congreso para su financiamiento -oscila entre los 15 y 20 millones de dólares-, que se encuentra dominado por republicanos.

Moneda de oro en EU llevará por vez primera imagen de mujer afro

Imagen retomada del portal de AmecoPress

Madrid, Esp.- 20/01/2017 La Casa de Moneda de Estados Unidos dio a conocer que acuñará una moneda de oro en la que, por primera vez, una mujer afroamericana representará la Libertad.

La Casa de Moneda dijo que el objetivo de las monedas es reflejar “la diversidad cultural y étnica de Estados Unidos”.

La moneda de 24 kilates se emitirá con motivo del 225º aniversario de la institución, y en ella aparecerá la mujer de perfil con una corona de estrellas, una toga como vestido, el año 1792 -el de la fundación de la Oficina de Grabado e Impresión de los Estados Unidos (Mint)-, y las palabras “Liberty” y “In God we trust”.

El reverso llevará otro gran símbolo norteamericano, el águila en pleno vuelo, junto con el lema en latín "E pluribus unum" (de muchos, uno).

“Esta será la primera moneda de una serie con diseños de una Libertad alegórica en una variedad de formas contemporáneas, entre las que se encontrarán representaciones de mujeres asiáticas, hispanas e indias, para reflejar la diversidad cultural y étnica de Estados Unidos”, explicó el comunicado de prensa del Mint.

A PARTIR DEL 6 DE ABRIL

La nueva moneda, con un valor de 100 dólares, estará disponible a partir del próximo 6 de abril.

En abril del año pasado, el Tesoro imprimió en los billetes de 20 dólares, también por primera vez a la esclava abolicionista afro Harriet Tubman (1822-1913), en sustitución del presidente esclavista Andrew Jackson.

El billete de 20 dólares es el tercero que más circula en Estados Unidos, por detrás del de un dólar, que tiene la imagen de George Washington; y del de 100, que ilustra un retrato de Benjamín Franklin. El de 5 dólares (con Abraham Lincoln) representa 7 por ciento de los billetes en circulación y el de 10, el más falsificado, solo 5 por ciento. Periódicamente hay que renovar los diseños para reforzar la seguridad.

En riesgo de ser deportadas 5.5 millones de migrantes

CIMACFoto: César Martínez López

Cimacnoticias | Ciudad de México (16/01/2017).- Este 20 de enero el republicano Donald Trump asumirá la presidencia de Estados Unidos (EU) y con ello iniciará un gobierno que ha prometido implementar una política migratoria de persecución a personas sin documentos de estancia legal; y deportaciones masivas.

Ante este panorama, 5.5 millones de mujeres mexicanas indocumentadas –cifra que representa 46 por ciento de la población mexicana que viven en el país vecino– corren el riesgo de ser deportadas, ser obligadas a separarse de sus familias, perder sus empleos, o trabajar en la clandestinidad.

En su campaña para llegar a la Casa Blanca, Trump propuso una política migratoria y aunque lo que llamó la atención mediática fue la construcción de un muro fronterizo con México, la propuesta también incluye deportaciones, la cancelación de “amnistías” otorgadas por el gobierno de Barack Obama, y el bloqueo de fondos para las ciudades “amigables” con estas poblaciones, entre otras acciones.

De concretarse, la medida afectará no solamente a las mexicanas que radican en aquel país –que representan 26 por ciento de la población femenina migrante, de acuerdo con el Instituto de los Mexicanos en el Exterior (IME) – sino a mujeres migrantes de otras nacionalidades, y a las familias que emplean migrantes para realizar tareas domésticas y de cuidado.

MIGRACIÓN FEMENINA EN EU

Las mexicanas van a EU en busca de empleos. Principalmente se ocupan en sectores como la industria empacadora y procesadora de alimentos, pues la mayoría de ellas tiene niveles escolares bajos y su condición de indocumentadas les impide desempeñar ocupaciones calificadas con mayor remuneración, indica el Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi).

La directora de este Instituto, Gretchen Kuhner, dijo en entrevista con Cimacnoticias, que ante la situación demográfica de aquél país, con un aumento de personas de la tercera edad, las migrantes se emplean como cuidadoras y con ello contribuyen a sostener a las familias en las labores de cuidado para que las mujeres y hombres estadounidenses puedan trabajar.

A 2012, de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Población, 41.3 por ciento de las migrantes se dedicaba a trabajos de servicio de baja calidad, esto incluye ocupaciones relacionadas con la preparación de comida, mantenimiento y limpieza de inmuebles, y trabajo en el hogar.

Estudios del Imumi destacan que las condiciones laborales que enfrentan las mexicanas migrantes son deplorables y negligentes; reciben pagos menores a los salarios establecidos por las industrias, los despidos injustificados son recurrentes, y en la mayoría de los casos se niegan a acudir a servicios de atención médica por temor a perder su trabajo.

HERENCIA DE OBAMA

Si bien el año que inicia enciende una alerta por la situación que vivirán las personas migrantes, el incremento en el número de deportaciones se ha dado desde años atrás. Datos de 2012 de la organización Pew Hispanic Center (dedicada a la investigación sobre población hispana en ese país) indican que de 1995 a 2010 bajó el número de extranjeros que ingresaron a EU y aumentó el número de deportaciones.

Luego de las amenazas de Trump, organizaciones civiles recordaron que de acuerdo con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), en la gestión de Obama -de 2009 a 2016- fueron expulsadas de EU más de dos millones de personas sin estancia legal.

Obama tampoco logró una reforma migratoria pero impulsó programas a favor de esta población como la Acción Diferida por la Llegada de Infantes (DACA, por sus siglas en inglés) para autorizar a la juventud migrante tener un trabajo y estudiar sin ser deportados; beneficio que Trump promete derogar.

La también abogada destacó que está en riesgo esta política que permitió a las y los jóvenes (conocidos como dreamers) “salir de la sombra”, registrarse ante el gobierno y aumentar sus posibilidades de estudiar y trabajar.

RETOS DE DOS NACIONES

“Preocupa la amenaza del presidente electo Trump que está diciendo que va a deportar a muchos migrantes indocumentados, tiene muchas formas de hacerlo”, y alerta que todos sus dichos se deben tomar en serio.

Muchas de las decisiones del próximo mandatario tendrán que ser aprobadas por el Congreso (dominado por los republicanos). Por si fuera poco Jeff Sessions –conocido por su postura anti inmigrante, sería Procurador General de EU; y para ocupar el Departamento de Seguridad Nacional se nominó a John Kelly, quien habla de refugiados, una postura que parece ser más moderada.

En este escenario Kuhner advierte que la comunidad mexicana y en general migrante que radica en el país vecino, debe conocer sus derechos y estar informada para saber qué hacer en caso de una deportación. Por ejemplo, si son víctimas de violencia intrafamiliar pueden solicitar una visa; o en caso de separación familiar, si dejan a sus hijas e hijos o los llevan consigo. El Imumi estima que al menos 75 por ciento de los 5.5 millones de menores de edad con padres y madres indocumentados en EU son ciudadanos.

“Hay muchas cosas que se pueden hacer para planearlo: firmar cartas de custodia temporal; saber que tienes el derecho de que si te agarran en una redada en el trabajo y tus hijos están en la escuela, puedes arreglar la cuestión de cuidado”, expone.

Tan sólo en el periodo de enero a septiembre de 2016, 890 madres mexicanas dejaron a sus hijos e hijas, y familiares directos o indirectos en Estados Unidos, de acuerdo con el informe de “Migración y Movilidad Internacional de las Mujeres en México” de la Secretaría de Gobernación.

A la probable oleada de deportaciones Kuhner dice que el gobierno mexicano tendrá que contemplar acciones para recibir a estas familias con políticas públicas enfocadas en garantizar trabajo, vivienda, acceso a salud, educación y su reintegración.

“El reto es muy grande. Hay muchas cosas que el Estado podría hacer para asegurar que las personas tengan acceso a servicios públicos pero lo que más va a costar es buscar trabajo y sobrevivir. Debe ser el primer paso”, dijo.

También avizora una sinergia de movimientos sociales: la población LGBTTTI, feministas, mujeres afroamericanas y trabajadores, entre otros, organización que será clave para hacer frente a la campaña anti-inmigrante de Trump.

Mexicanas asistirán a manifestación en EU a favor de sus derechos humanos


Imagen retomada del portal de womensmarch.com


Cimacnoticias | Ciudad de México.- (14/01/2017) El próximo 21 de enero se llevará a cabo la manifestación de mujeres en Estados Unidos, que tiene como finalidad defender los Derechos Humanos de las personas inmigrantes, ante la nueva administración de Donald Trump, quien tomará posición presidencial un día antes de la marcha.

Se tiene contemplado que la movilización sea simultánea en 271 ciudades como Washington, Utah, Chicago y Los Ángeles. La convocatoria está abierta para todos aquellos que estén a favor de la libertad civil, tolerancia y diversidad de género, de acuerdo a varios medios locales.

El evento fue organizado por varias activistas y organizaciones como Amnistía Internacional y Planned Parenthood, así como otros sectores de la sociedad que están preocupados por los discursos discriminatorios que ha hecho Trump.

Es a través de las redes sociales como los habitantes se están organizando, se considera que asistirán alrededor de unas 577 mil personas, según el portal Vanity Fair. Se espera que sea una de las mayores movilizaciones de los últimos años en Estados Unidos.

Natalia Rivas radica en Los Ángeles, California sin documentos desde hace 15 años. Será una las mujeres que asistirá a la marcha.

“Mis hijos crecieron aquí. Somos personas honestas trabajadoras, pero ninguno de nosotros tiene papeles. Desde las elecciones, mi familia está muy angustiada, se han deprimido mucho. No es justo, algo tenemos que hacer.”, expresó Natalia Rivas al medio de comunicación La Opinión.

La “Manifestación de Mujeres Washington”, inspiró a la mexicana Emiliana Guereca, creadora de la Fundación Marcha de la Mujer, en Los Ángeles, quien también se sumará al evento social.

“Este es el momento de juntarnos, todos nos tienen que escuchar”, indicó Guereca. La organizadora recordó que el día de las elecciones se sintió muy decepcionada con los resultados y quiso hacer algo.

“El presidente electo nos insultó y nos faltó al respeto a todos, a las mujeres, a los inmigrantes. No podemos dejar que nos pisoteen”, resaltó la mexicana, durante una entrevista que dio a La Opinión.

Inmigrantes, mujeres, comunidad latina y musulmana temen que sus Derechos Humanos sean violentados. Además Trump tendrá en su equipo de trabajo al vicepresidente, Mike Pence y el fiscal general, Jeff Sessions, ambos han atacado los derechos reproductivos y a la comunidad LGBT.

La presidenta del Centro para el Derecho Reproductivo en EU, Nancy Northup expresó a las mujeres que no se dejen engañar, las políticas propuestas por Donald Trump representan una amenaza directa en contra de quienes decidan interrumpir un embarazo.

Agregó: “Trump dijo en su campaña que habrá una forma de castigo para a las mujeres que se sometan a un procedimiento para interrumpir el embarazo, una vez que revoque la ley actual”.

Explicó que si la ley fuera revocada, al menos en cuatro estados estadunidenses cambiarían en automático su ley y prohibirían la interrupción legal del aborto, otros 11 estados retornarían a misma legislación y solamente 7 estados preservarían ese derecho.

Ocurre un feminicidio cada 18 horas en Argentina

CIMACFoto: César Martínez López

Cimacnoticias/PL | Buenos Aires, Arg .- 10/01/2017 La violencia de género y el feminicidio/femicidio, un fenómeno que golpea fuerte en Argentina; en los últimos 100 días se registraron 133 asesinatos.
El abogado Julio Torrada, del instituto Wanda Taddei declaró al Diario Popular que: “uno de los mayores problemas es que hay mucha clase política y funcionarios que hacen turismo con la violencia de género”.
Ni las masivas marchas, denuncias y campañas han hecho que el fenómeno de los asesinatos de mujeres cese en el país. Las cifras son realmente preocupantes. El abogado apuntó que: “hay una reacción machista con mayor ferocidad y violencia extrema, que se observa claramente por la cantidad de casos que se registraron en el mes de octubre de 2016, con un lamentable récord, cada 18 horas ocurre un feminicidio/femicidio.
Tenemos que darle la importancia que requieren estos hechos, hay mujeres que pierden el miedo, salen de su aislamiento y piden ayuda, pero el Estado no brinda las herramientas necesarias de protección y hay que decirlo, las están matando”, opinó Julio Torrada.
El especialista resaltó la necesidad de un plan integral y manifestó que en el instituto Wanda Taddei, al igual que en otros, existen casos de mujeres que denuncian e interpelan a sus golpeadores, pero reciben constantemente amenazas.
También indicó al Diario Popular que desde esa institución se trabaja fuerte en dos frentes: Ofrece capacitación a personas para que acompañen a las víctimas a sus hogares y además ayudan a mujeres que habitan en zonas rurales.
Torrada explicó que en 2016, sólo en provincia de Buenos Aires, se efectuaron alrededor de 420 denuncias por día, de mujeres que fueron violentadas y que lograron romper el muro de silencio.
Argentina atravesó el año pasado una de las etapas de mayor violencia contra las mujeres, se detectaron al menos 235 víctimas, sin contar las denuncias por maltrato y agresiones. En el país se toma en cuenta un asesinato de este tipo cada 30 horas.