Analizan zonas de sumideros en Yucatán

 

Morelia, Michoacán. 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- En Yucatán hay amplias zonas de suelos kársticos o calizos que se disuelven formando depresiones o agujeros, llamados sumideros, que representan un peligro para la población, pues ocasionan derrumbes en carreteras, mientras que en zonas urbanas afectan la estabilidad estructural de casas y edificios. Sin embargo, tienen una función importante en el ecosistema al ser lugares de recarga de los acuíferos y en su interior hay ríos o arroyos de agua dulce, por lo que son una reserva natural necesaria de conservar.


El doctor Francisco Bautista Zúñiga, del Instituto de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Morelia, dirige un grupo que trabaja sobre este tema, el cual realizó diversos mapas en los que se ubica una gran cantidad de sumideros o agujeros que hay en el estado y sus diversos tipos. Estos mapas pueden servir a la población, gobierno, a los constructores y empresas para evitar riesgos y, a la vez, para cuidar los afluentes de agua potable que en ellos se encuentran. En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor Bautista Zúñiga aborda los beneficios y riesgos de este fenómeno natural.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cuáles son las características de las depresiones que se forman en los suelos kársticos?

Francisco Bautista Zúñiga (FBZ): Son agujeros que se forman en el suelo y en la roca de las zonas kársticas, lugares en donde la roca es de carbonato de calcio principalmente, o calizas.

Se forman diferentes tipos de agujeros, desde las sencillas o redondas que se llaman dolinas o cenotes, cuando estas se unen con sus vecinas se forman uvalas, y también hay unos muy grandes que se llaman poljés, además de las cuevas.

En estos lugares, los suelos son muy diferentes a los de roca volcánica o metamórfica que usualmente conocemos porque se va disolviendo. Muchas veces no nos damos cuenta de la superficie en que se forman estas depresiones y llega un momento en que se derrumban. Esto ha ocasionado colapsos en las carreteras de la península de Yucatán en donde el flujo vehicular se interrumpe y puede motivar que los vehículos choquen o caigan en estos hoyos.

Es bien conocido el anillo de cenotes, en Yucatán, en la depresión que formó la caída de un gran meteorito. En Campeche hace algunos años se formó un inmenso hoyo sobre un campo de cultivo, afortunadamente sin pérdidas humanas,


En Florida, Estados Unidos, en donde también hay suelos kársticos, ha habido casos en donde las casas y edificios se han derrumbado; y también en Guatemala, en donde se formó un enorme agujero en la ciudad.

AIC: ¿Cuáles han sido los mapas que se han generado en el CIGA para detectar estos sumideros?

FBZ: Elaboramos, en conjunto con la doctora Yameli Aguilar y el doctor Manuel Mendoza, del CIGA, un mapa en el que determinamos la cantidad de depresiones que se encuentran en el estado y su diversidad. Registramos seis mil 717 sumideros o depresiones en un área de 454 kilómetros cuadrados. Estas son solamente las que se han detectado, pero seguramente existen muchas más.

Ello da cuenta de que en Yucatán hay un porcentaje muy alto de riesgo de colapso, sobre todo en el centro del estado, en el noreste y en el oeste.

Es muy importante que conozcan este mapa el gobierno, las asociaciones civiles, la academia, los empresarios, los constructores y la población para mejorar la calidad de vida de las personas, que se conozcan y disminuyan los riesgos.

AIC: ¿Cuáles serían las medidas que se pueden tomar para que la población no se vea afectada por derrumbes?

FBZ: Es necesario que los ingenieros que construyan las casas conozcan el tipo de suelo en que estas se van a localizar y si estos se encuentran en zonas que pueden derrumbarse, generen nuevos tipos de edificación, que incluyan cimientos que no se localicen superficialmente sobre la roca, sino que sean profundos, además de que se incluyan pilotes que los soporten con mayor firmeza.

Es decir, dependiendo del área de riesgo en donde se encuentre la edificación debe de darse un distinto sostén.

Para la construcción de carreteras no solamente debe tomarse en cuenta que estas sean rectas para acortar las distancias de traslado, sino que deben construirse sobre los mejores suelos y sitios sin agrupaciones de depresiones kársticas.

Pero es necesario considerar que las depresiones representan zonas de recarga de agua y que en su interior se encuentran ríos o arroyos subterráneos. De ahí la necesidad de conocerlas para incidir en su cuidado.

En estas zonas se presenta una vulnerabilidad a que el agua se contamine debido a que se encuentran en algunas ocasiones en lugares en donde se realiza actividad agrícola, cuyos residuos y plaguicidas se filtran al agua que la gente bebe. Por ello debe establecerse que los cultivos se encuentren al menos a quinientos metros de distancia.

En este sentido, hemos desarrollado un mapa más que nos permite conocer las depresiones kársticas en Yucatán, así como el clima y el tipo de suelos existentes, con el objetivo de que se contribuya en el cuidado de los acuíferos.

Es necesario conformar lo que algunos investigadores llaman Reserva del Agua en Yucatán, que se ubicaría principalmente en las zonas noreste, centro y oeste del estado.

Actualmente estamos formando la Academia Mexicana de Estudios del Karst (AMEK), en donde se encuentran los investigadores que se interesan por este tipo de rocas calizas que se disuelven y estamos conjuntando esfuerzos con nuestros pares para conocer este fenómeno natural y aprender a convivir con él.

AIC: Este tipo de depresiones, sobre todo los cenotes, son turísticos y en algunos casos forman paisajes muy especiales. ¿La investigación que realizan contempla este aspecto?

EBZ: Por supuesto. Existen zonas turísticas muy bonitas a lo largo y ancho del estado en donde se forman balnearios y depresiones que las personas escalan y exploran. Son lugares que deben mantenerse como zonas de recarga de los acuíferos y que hay que conservar.

Precisamente es necesario que en la planeación territorial se consideren estos lugares con estos destinos y se evite su uso agrícola, industrial o urbano. Los mapas que hemos construido buscan contribuir a la localización y cuidado de los ríos y arroyos subterráneos, que son la mayoría en Yucatán en donde casi no existen los ríos superficiales. Si no hacemos una reserva de agua, vamos a tener problemas de abastecimiento en un futuro próximo.

Nos queda pendiente realizar un mapa de riesgos en el que se determine en dónde se encuentran las zonas que se van a hundir en algún momento y que nos ayude a estar preparados para enfrentarlo.

Conocí a Juan en un grupo de Facebook donde todos usan pañal

“Algunas personas les excita sexualmente mojar su pañal, les genera comodidad y confort, otras lo ven como parte de ser inocentes, de perder el control. A mí, un poco de todo…” Él es Juan (como desea ser llamado), un ingeniero bisexual de 25 años, originario de la Ciudad de México y a quien le gusta usar pañales a cualquier hora.

“Hay veces que los uso diario por toda una semana, otras que no los uso por meses y cada que lo hago me encanta hacerme del baño en ellos”, continúa.

Lo conocí luego de encontrar en Facebook una comunidad llamada “Hombres lindos en pañales”, que se caracteriza por compartir experiencias, intercambiar gustos, dar consejos sobre marcas de productos para bebé y realizar “quedadas”, encuentros entre sus miembros para actuar como bebé, tener sexo y por supuesto para cambiarse el pañal unos a otros. De ahí me atrapó su perfil y sus fotografías, en ninguna de ellas se ve su cara, pero sí los momentos en que los usa, incluso cuando llega a mojar su cama por las noches. En seguida lo contacté…

Aceptó darme una entrevista, pero no en persona y tampoco por teléfono, prefería hacerlo a través de inbox… Por un momento pensé que se arrepentiría, pero no, comenzamos a platicar y lo primero que le preocupaba era qué fotografías utilizaría para esta publicación, por ningún motivo quería revelar su verdadera identidad.

¿Desde cuándo usas pañales? -Le pregunté-, “Desde los 7 u 8 años sentí una gran necesidad de usarlos, pero empecé en la secundaria a los 14, cuando tenía un poco de libertad de salir solo, sin mis padres y cuando tenía un poco de dinero para ir a comprarlos a la tienda”.

Luego de unos segundos en los que veía la pluma del navegador escribir y borrar, me escribió: “siempre sentía vergüenza de que alguien supiera mi gusto, sentía que era algo prohibido, no lo entendía bien en el momento”.

Juan es una de cada 100 personas en el mundo, en su mayoría hombres heterosexuales, que comparten esta filia y mantienen sus gustos sexuales en secreto por temor a ser discriminados, porque suelen verse como una perversión, esto los ha llevado a formar comunidades de amigos donde se sienten comprendidos, liberados y con la plena seguridad de no ser juzgados.

Me platicó que su ingreso a las comunidades online ocurrió en la adolescencia, cuando la curiosidad lo llevó a buscar en internet y allí se dio cuenta de que había más personas a las que les gustaba usar pañales “…se me hizo interesante que existiera más gente como yo, siempre pensé que era el único con este gusto”.

Mientras lo leía, mis preguntas iban en aumento, quería saber más de él, su infancia, su relación de pareja y por supuesto sobre las “quedadas”.

¿Recuerdas algún evento en tu infancia donde pudo desarrollarse esto? -le escribí-. No que yo recuerde, respondió, pero en segundos contestó que en la escuela tuvo dos accidentes, en una ocasión “le ganó del baño” en medio del salón de clases y otra en el patio de la escuela. “No sé si de ahí haya ocurrido algo en mi inconsciente o subconsciente que tal vez necesitaba regresar a los pañales para sentirme seguro”.

De acuerdo con la doctora Beatriz Cerda de la O, especialista en Género y Sexualidad del Instituto Nacional de Psiquiatría, el deseo de usar pañales, ropa de bebé, beber biberón y ser tratado como un niño pequeño se denomina Infantilismo Parafílico y se divide en dos: Los que gustan de actuar, vestir y comer cosas de bebé se les llama AB (Adult Baby, bebé adulto) y los que solo tienen gusto por los pañales son DL (Diaper Lover, amante de los pañales).

“El sueño de todo AB/DL es que alguien cambie su pañal, algunos son muy afortunados para que su pareja lo acepte y lo haga, otros como es mi caso, tienen una pareja que acepta su gusto pero no participa, otros van a “quedadas” donde lo hacen unos a otros”, me explicó Juan y reveló que él es un 85% DL y un 15% AB.

Por fin Juan se decidió a hablarme de las “quedadas”, me dijo que se realizan entre los miembros del grupo, en este caso “Hombres lindos en pañales”, se quedan de ver en una casa, platican, ven películas, tienen sexo y por supuesto, se cambian el pañal unos a otros. Algunas personas se excitan al tocar u oler los excrementos (coprofilia) y otras sienten placer cuando alguien orina encima de ellas o solo con ver que alguien hace pipí (urofilia).

Durante nuestra conversación de tres días, donde hablamos de marcas de pañales y hasta de tiendas exclusivas para los AB/DL, le pregunté sobre su primer encuentro con un AB/DL, Juan recordó que fue a los 22 años con una chica de su edad, la conoció por internet en uno de los foros dedicado al Infantilismo Parafílico...

“Platicamos un rato por chat, hicimos un par de videollamadas por Skype y acordamos vernos en su casa, fuimos al súper a comprar comida, unas cervezas y claro, pañales; luego fuimos a su casa, nos los pusimos, comimos, y platicamos por horas sobre todo tipo de cosas, obviamente la cerveza llega a la vejiga y sale mojando el pañal y cuando ya está bastante lleno, pues hay que cambiarlo. Así mojamos unos 3 pañales cada quien, nos cambiamos mutuamente, y seguimos platicando, al final hicimos conexión, el asunto se fue erotizando, y tuvimos sexo. Después seguimos en contacto por algunos meses, pero no se volvió a repetir”.

Oye, pero ¿qué sientes cuando ves a un bebé con pañal? -no dudé en preguntarle-. “No, nada en especial, tal vez ganas de estar en su lugar, libre de toda preocupación de la vida adulta, usando pañal y sin preocuparse por lo que sucede en el mundo, pero es como ver a una persona rica e imaginarse estar en su lugar, con su auto o su casa, solo un pensamiento”.

Para la doctora Beatriz Cerda de la O, este tipo de parafílias inconscientemente todos las tenemos, basta con recordar un par de momentos, desde que tratamos de relacionarnos con niños pequeños y empezamos a hablar como ellos, hasta cuando deseamos que alguien nos apapache y terminamos haciendo pucheros o simplemente cuando usamos toallitas de bebé para limpiar nuestras cosas.

“Cualquier comportamiento sexual es válido, siempre y cuando todos los involucrados lo aprueben y no se violen las leyes. El problema ocurre cuando la conducta se vuelve un trastorno, es decir cuando afecta muchas áreas de tu vida”, consideró la doctora Cerda de la O, quien recordó que todavía por el año de 1964 este tipo de conductas, al igual que la masturbación, eran consideradas una perversión, incluso en los mismos textos científicos y hasta la fecha, son temas señalados por la sociedad que sólo propician discriminación...

La historia de Juan llegó a mi vida de una forma inesperada, tenía pocos días de haber leído el libro de “La marrana negra de la literatura rosa”, todos sus cuentos me encantaron, pero “El club de las vestidas embarazadas” me impactó y pensé que de pronto todo lo que ahí ocurría era ficción, que era parte de la imaginación de Carlos Velázquez, el autor, pero mi sorpresa y mis ganas de conocer más sobre este tema estallaron cuando encontré el grupo de “Hombres lindos en pañales” en Facebook, lo que pasó después ya lo saben...

Los primeros días, el hecho de saber que existían personas adultas que usaban pañales y que disfrutaban mojarlos me provocó insomnio, imaginaba que quizá entre mis amigos, compañeros de trabajo, mi familia o la gente que me encontraba en la calle al menos uno podía tener esta filia.

Ahora lejos de provocarme insomnio, descubrir la vida de Juan e imaginármela a través de un chat me permitió conocer a un joven trabajador, lleno de sueños, como tú y como yo, con un gusto sexual diferente.

La adicción a la tecnología se relaciona con el estrés

• Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, México es el país más estresado del planeta, refirió Erika Villavicencio Ayub, de la Facultad de Psicología • La adicción a Internet aparece cuando se incrementa sin control el uso de dispositivos o el acceso a la red

 

Si usted, lector, tiene la necesidad incontrolable de revisar constantemente sus dispositivos electrónicos (teléfono inteligente, Ipad o tableta) o experimenta el deseo inaplazable de poseer los más recientes equipos o programas para conectarse a las redes sociales, es posible que se encuentre al borde de una adicción.

De acuerdo con Erika Villavicencio Ayub, investigadora de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, este fenómeno se relaciona con el estrés. “La adicción a la tecnología, en general, se presenta desde 1984. Se le denominó tecnoestrés porque parte de esa dependencia deriva del estrés, que ocurre a nivel global. Se divide en tres tipos: tecnofobia, tecnofatiga y tecnoadicción”.

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el país más estresado del planeta, citó la psicóloga.

La tecnofobia es una tensión originada por el uso de tecnologías como Internet y los dispositivos electrónicos.

La mayoría de estos casos se presenta en la gente que nació entre las décadas de los años 40 y 60 del siglo pasado, porque en su trayectoria laboral estaba ausente el uso de la tecnología como la conocemos hoy; en la actualidad algunos de ellos no están capacitados del todo, de manera que hay cierto rechazo a usarla, pues les provoca ansiedad y miedo, indicó Villavicencio Ayub.

Respecto de la tecnofatiga, la investigadora apuntó que se observa principalmente en la generación que nació entre las décadas de los 60 y 80. A ellos les tocó la inmersión a Internet y generalmente están “conectados”; además, la utilización de dispositivos móviles vino a incrementar el uso de la red y el acercamiento al correo electrónico y a otras aplicaciones. En consecuencia, aumentaron los cargos laborales que han asumido, por lo que requieren atender constantemente diferentes comunicaciones.

En relación con la tecnoadicción, si se sigue la línea generacional está más relacionada con quienes nacieron después de los años 80. Ellos están totalmente sumergidos en el uso de la tecnología; reportan más tecnoadicción debido a que tienen una necesidad incontrolable de estar actualizados, de estar al pendiente de las redes sociales, dijo.

Adicción a Internet

En opinión de la titular de la Coordinación de Psicología Organizacional de la FP, la adicción a Internet aparece cuando se incrementa sin control el uso de dispositivos o el acceso a la red. Si no se está “conectado” la mayor parte del tiempo y en cualquier lugar se manifiesta cierta ansiedad.

“Uno de los puntos clave para detectar a un adicto es calcular el tiempo que pasa “conectado” y qué actitud toma cuando no tiene acceso. Hay personas que salen de su casa sin el teléfono celular y se regresan porque es insoportable la sensación de vacío”, ejemplificó.

Se estima que alguien padece una adicción cuando una actividad repercute o afecta el desarrollo de otras áreas de la vida. Algunos jóvenes ciberadictos reducen el tiempo de interacción física con otras personas y el desarrollo del lenguaje se ve afectado porque lo sustituyen por íconos que circulan en los dispositivos.

Para prevenir estas alteraciones conductuales, Villavicencio Ayub recomendó disminuir el acceso a la web, realizar actividades deportivas y sociales para convivir y tener una vida en mayor balance.

Finalmente, destacó las ventajas de esta situación para las nuevas generaciones: “un beneficio es que pudieran hacer uso adecuado y óptimo de esta tecnología, en el sentido de no arriesgar su integridad. Tienen acceso a bancos enormes de información, es importante que los usen sin afectar otras áreas de su vida. Mientras haya un equilibrio en el uso y su integridad, bienvenidas las nuevas tecnologías”.

La primera causa de la obesidad en México es la ignorancia


La ignorancia es la primera causa de la obesidad en México. La población trivializa esa enfermedad, “les preocupa más que no les quede la ropa, no caber en un sillón o cambiar su aspecto, que dañar su corazón, pulmones o articulaciones”, indicó Rafael Álvarez Cordero, de la Facultad de Medicina de la UNAM.

El Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria, que publicó la Secretaría de Salud en 2010 y que contiene la Estrategia contra el Sobrepeso y la Obesidad, señala que esta última se triplicó en México en las dos décadas pasadas. Juntos, sobrepeso y obesidad pasaron de 34.5 por ciento en 1988, a 69.3 por ciento en 2006.

A propósito del Día Mundial de Lucha contra la Obesidad, que se celebra mañana, 12 de noviembre, Álvarez Cordero resaltó que la segunda causa del crecimiento de esta enfermedad en el país es que no hay suficiente educación en salud. Se carece de un programa útil y coherente; además, el enfoque de las campañas no es el correcto.

En las escuelas no se habla ampliamente de la salud, los textos son limitados y la falta de educación impera tanto en el ámbito familiar como en el escolar, acotó el doctor en ciencias médicas.

El panorama es preocupante, pues la prevalencia combinada de sobrepeso y obesidad se presenta en uno de cada cuatro niños (26 por ciento), mientras que uno de cada tres adolescentes la padecen (31por ciento).

Ambas han aumentado en todas las edades, regiones y grupos socioeconómicos, lo que ha llevado a nuestro país a ocupar el segundo lugar en el mundo en obesidad en adultos (detrás de Estados Unidos) y el primero en infantil, abundó el experto en cirugía de obesidad mórbida.

Problemas de autoestima

Álvarez Cordero expuso que el 90 por ciento de las personas con sobrepeso tiene problemas de autoestima. “Las limitan, se burlan de ellas, también son discriminadas en el trabajo. Por ejemplo, a las azafatas les exigen un determinado peso corporal”.

Finalmente, el autor de los libros “Obesidad y autoestima” y “Me caes gordo”, dijo que incluso el calificativo “gordo” es discriminador. “La palabra gordo proviene del latín gurdus, que significa pesado, pero también lento, retrasado, tonto”.

El Día Mundial de Lucha contra la Obesidad busca informar y sensibilizar a la población sobre la necesidad de adoptar medidas para prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad.

Ambas pueden condicionar la aparición de enfermedades graves, como alteraciones cardiovasculares, hipertensión, algunos tipos de cáncer y diabetes tipo 2.

 

Magistrado sexista renuncia a presidencia pero sigue en funciones


Ciudad de México.-  El magistrado Juan Manuel Sánchez Macías, presentó su renuncia a la presidencia de la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), sin embargo permanecerá en funciones, informó en un comunicado el Tribunal.

Luego de las críticas que recibió por diversas instancias y grupos de mujeres Juan Manuel Sánchez, por sus comentarios sexistas realizados el pasado 7 de noviembre durante la mesa de diálogo “La paridad y la violencia de género en el ejercicio de los derechos políticos de las mujeres”, realizada en Villahermosa, Tabasco, donde el funcionario dijo que las mujeres deben ocupar cargos por su inteligencia y no por sus atributos físicos, ayer presentó su renuncia.

Ante los comentarios, el TEPJF se deslindó de las declaraciones del magistrado y señaló que no reflejaba la postura de este organismo el cual ha mantenido su compromiso por erradicar la violencia política contra las mujeres.

Asimismo, las integrantes de la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Diputados al presentar un dictamen que pretende reformar diversas disposiciones sobre la Ley General de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia, exigieron la renuncia inmediata del funcionario.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) expresó su indignación ante el acto y manifestó que las expresiones misóginas son discriminatorias y atentan contra la dignidad de las mujeres.

Por su parte, el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) señaló que el vocabulario sexista se trata de un acto de violencia política que atenta a los derechos de las mujeres y añadió que estas actitudes son evidencia de la necesidad de seguir trabajando contra este tipo de violencia que enfrentan las mujeres por su condición de género.

Tras la renuncia de Sánchez Macías, será el magistrado Adin Antonio de León Gálvez quien presida la sala Xalapa hasta el 6 de marzo de 2019, informó el TEPJF.