Violencia en el noviazgo, la más frecuente en universidades

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

Cimacnoticias | Ciudad de México.- 01/02/2017 Las relaciones violentas entre alumnas y alumnos universitarios van en aumento y desde hace ocho años las queja de estudiantes por interacciones violentas son cada vez más frecuentes, afirmó Marcela Valdés Morales, encargada del área de Atención psicopedagógica en la Dirección General de Orientación y Atención Educativa (DGOAE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 


Natalia Tello Peón, investigadora del Seminario Universitario Interdisciplinario sobre Violencia Escolar (SUIVE), consideró sobre el tema que los tipos de violencia presentes entre estudiantes de este nivel educativo son la estructural e institucional, ambas reforzadas por una educación basada en estereotipos de género, así como la violencia social. Aunque, “en este nivel educativo es más sutil porque se ejerce desde la exclusión de compañeras y compañeros de clase”.

En tanto, la doctora en Ciencias Sociales Ana Luz Flores Pacheco dijo que la implementación de protocolos para denunciar la violencia de género en las universidades no es suficiente mientras no se eduque desde el buen trato, es decir, que se promueva el autoconocimiento de las y los estudiantes para que sean empáticos con sus compañeros.

Las investigadoras expresaron lo anterior durante la Jornada Informativa por el Día Escolar de la No Violencia y la Paz en la UNAM, realizada el 30 de enero, fecha reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) desde 1993 para conmemorar el fallecimiento de Mahatma Gandhi.

VIOLENCIA EN EL NOVIAZGO

Valdés Morales precisó que el tipo de violencia más frecuente entre las y los universitarios es la ejercida en el noviazgo. De acuerdo con el estudio “Violencia en el noviazgo en jóvenes universitarios 2012”, realizado por la maestra en Educación Sexual, se sabe que 60 de las y los estudiantes que tienen un noviazgo han sufrido violencia psicológica; la violencia física se presenta en 10 por ciento de los casos, mientras que el porcentaje de violencia sexual es de 12 por ciento.

Lo anterior se presenta en un contexto en que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 2010, en México nueve de cada 10 mujeres de entre 12 y 19 años han sido agredidas durante el noviazgo.

Valdés Morales añadió que el ambiente de violencia que se vive en la universidades es reflejo de cómo se vive en los hogares mexicanos, en donde aún es común educar bajo el ideal del “amor romántico”. “Se le llama amor romántico a la concepción de las relaciones desde la idea de la posesión”, explicó.

VIOLENCIA ESTRUCTURAL

En entrevista con Cimacnoticias, Nelia Tello Peón, especialista en modelos de intervención con jóvenes, puntualizó que tanto la violencia en el noviazgo como la que se ejerce hacia las mujeres por cuestiones de género forman parte de la violencia estructural que se normaliza a través de la educación y la manera en la que está organizada la sociedad.

“Por ejemplo, dijo, la mayoría de los puestos directivos son ocupados por hombres, a veces pasamos por alto este tipo de cuestiones pero impacta directamente en la manera que nos relacionamos”.

Los datos lo confirman: el Centro de Investigaciones y Estudios de Género de la UNAM señala en el boletín “Directoras en la UNAM”, que en las 22 Facultades y Escuelas de la UNAM solo ocho mujeres tienen el cargo de directoras.

SSP investiga quién realizó prácticas abusivas al interior de la corporación

Colima, México, Comunicado (17/01/17).- La Secretaría de Seguridad Pública emitió un comunicado de prensa donde informó que "ante la queja expuesta públicamente y ante los medios de comunicación por un elemento policial sobre presuntas prácticas abusivas, el titular de la dependencia, Francisco Castaño Suárez, informó que ya se realiza la investigación correspondiente".

Detalló que "la Unidad de Asuntos Internos de la SSP desarrollará el procedimiento de investigación, con la finalidad de deslindar responsabilidades contra quienes hayan contravenido las disposiciones legales y de respeto a los derechos humanos de estos elementos de seguridad".

"Asimismo, aclaró que en las primeras investigaciones realizadas, se reconoce que existen antecedentes de una deficiente información entre algunos policías respecto a las actividades especiales que realizan en el estado y en los municipios, de la Marina o del Ejército a nivel nacional".

"Y es que precisó, los cuerpos de Seguridad Pública están sujetos a un régimen administrativo especial entre la autoridad y los elementos, ya que según la normativa federal, en ningún estado del país se ha aprobado o reconocido ante las dependencias de seguridad algún sindicato de policías".

"En ese sentido, refirió que la Suprema Corte de Justicia de la Nación ha dictaminado reiteradamente, sobre esta disposición, ya que sería un riesgo para la sociedad de tener un grupo organizado armado e interno con fines diferentes a la autoridad de seguridad y sin acatar las órdenes inmediatas para salvaguardar las vidas de los ciudadanos".


Deportaciones masivas, un fenómeno cíclico

 

 

Guadalajara, Jalisco.  2016 (Agencia Informativa Conacyt).- La relación entre México y Estados Unidos, analizada desde las historias de deportación experimentadas por connacionales del país vecino del norte, tiene más de un capítulo escrito a lo largo de la historia. La expulsión de cientos de miles de mexicanos de suelo estadounidense es el fenómeno analizado por el doctor Fernando Saúl Alanís Enciso, profesor investigador de El Colegio de San Luis (Colsan), en su más reciente libro, editado por El Colegio de la Frontera Norte (Colef), El Colegio de Michoacán (Colmich) y el propio Colsan.


Aunque pudiera ser tema de actualidad, el texto relata el proceso masivo de deportación ocurrido hace más de ochenta años, después de la Gran Depresión en la década de los 30.

Voces de la repatriación. La sociedad mexicana y la repatriación de mexicanos de Estados Unidos 1930-1933 es el fruto de siete años de investigación que recurrió a la búsqueda en más de 40 archivos nacionales, estatales y municipales. Las más de 300 cuartillas divididas en seis capítulos, además incluyen ilustraciones y cartones rescatados de fuentes hemerográficas de la época que dan cuenta del momento social entonces vivido.

Presentado durante la XXX edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el texto aborda distintas aristas del fenómeno de la repatriación, como el rechazo a los repatriados en ambos lados de la frontera, repudiados por ser considerados invasores o traidores a la patria.

El periodo de 1930 a 1933 significó el retorno a suelo nacional de 319 mil 673 inmigrantes, lo cual representaba 1.9 por ciento de la población mexicana en esa época y 30 por ciento de los mexicanos que habitaban Estados Unidos.

“Los mexicanos históricamente han sido el ‘chivo expiatorio’ ante las crisis económicas que ha sufrido Estados Unidos; la recesión de 1929 es claro ejemplo al expulsar a estos miles de mexicanos y el discurso nativista de esa época”, comentó la doctora Ofelia Woo Morales, investigadora de El Colegio de la Frontera Norte.


Ante la similitud de aquel fenómeno con la actual situación de ambas naciones, Woo Morales rescató que “la historia de nuestros procesos nos permite entender la realidad del presente y pensar en escenarios futuros que puedan tener un mejor entendimiento y acciones tanto de la sociedad como del gobierno”.

Asimismo, señaló que el regreso de los migrantes fue visto con incertidumbre, debido a la dualidad generada de creerlos con nuevas habilidades que contribuirían al desarrollo de la economía nacional, o como un grupo de desempleados que representaban problemas para México.

Hostilidad y prejuicios

Por su parte, el doctor Manuel García y Griego, investigador de la Universidad de Nuevo México, señaló que en época de auge y crecimiento económico, fueron bienvenidos los migrantes mexicanos. “Pero en época de crisis política, como en el momento actual, hay hostilidad y una especie de búsqueda de los mexicanos como culpables que también es muy conocida”, afirmó.

Coincidió con ello la maestra Ana María de la O Castellanos Pinzón, catedrática de la Universidad de Guadalajara, quien resaltó las “acciones de rechazo de la sociedad mexicana hacia los repatriados y particularmente hacia los niños, a quienes calificaban como americanizados, lo que representa choques culturales presentes en las distintas poblaciones”.

A pregunta expresa del público, respecto a las similitudes de la época con las condiciones actuales del país vecino luego de la elección de Donald Trump como presidente, el autor aseveró que en la historia moderna de Estados Unidos han existido figuras similares.

“En este libro yo presento a John Box, un senador de Texas con un discurso muy parecido al de él: ‘los trabajadores mexicanos quitan el trabajo a los norteamericanos, hay que deportarlos’. Los prejuicios raciales de Box están muy presentes. Como historiador veo un discurso que ha sido muy repetitivo en contra de la relación mexicana, que se repite constantemente en la historia de los Estados Unidos en el siglo XX”, finalizó.

En busca del cielo perdido a través de la Noche de las Estrellas

Ciudad de México.  2016 (Agencia Informativa Conacyt).- “Menos focos más estrellas, en busca del cielo perdido” es el eje de la octava edición de la Noche de las Estrellas, que en su edición 2016 contará con más de 90 sedes a nivel nacional.

El evento, a celebrarse el próximo 3 de diciembre, tendrá como sede central las Islas de Ciudad Universitaria, donde se llevarán a cabo diversas actividades que van desde charlas y talleres hasta observaciones abiertas a todo el público. Asimismo, se realizarán actividades paralelas en casi todos los estados de la república.

“La Noche de las Estrellas inició en 2009 y ha registrado un crecimiento exponencial cada año, tanto en la participación en sedes como en la participación de personal voluntario”, dijo José Franco, coordinador del Foro Consultivo Científico y Tecnológico (Fccyt) y coordinador del proyecto Noche de las Estrellas 2016.

Añadió que el objetivo central de la Noche de las Estrellas es convertirse en un vehículo que acerque la ciencia a la ciudadanía. Afirmó que iniciaron en 2009 con 26 sedes y este año sumaron 91. Subrayó la aceptación que ha logrado el evento año tras año hasta sumar la participación de pueblos mágicos e incluso comunidades indígenas.


“Este año tendremos la participación de pueblos mágicos, como Bernal, donde incluso las actividades se extenderán tres días (…) Llegamos también a zonas muy alejadas de los centros urbanos, como la Sierra Mixe de Oaxaca o Mazapa de Madero en Chiapas”.

 

La lucha contra la contaminación lumínica

José Franco subrayó también la importancia del tema rector de este año, que es la recuperación del cielo oscuro como un patrimonio de la humanidad. “(La contaminación lumínica) es un tema que pareciera cosmético, pero no lo es (…) Es la menos obvia de todas las formas de contaminación, pero también tiene consecuencias importantes”.

Al respecto, explicó que impacta en la flora, la fauna y el ser humano. “De hecho, en la Riviera Maya ya hay registro de las fuertes consecuencias porque las especies de insectos, plantas y hasta animales acuáticos sufren las consecuencias del exceso de luz, es decir, el exceso de luz no solo afecta el metabolismo de las personas, sino que también genera efectos ambientales bastante severos”.

Al término del evento, subrayó los esfuerzos conjuntos con la Unesco, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y otras instituciones en favor de los cielos oscuros, esfuerzos de los cuales, en México, incluso se desprendió una iniciativa de ley para salvaguardarlos.

Actividades relevantes durante la Noche de las Estrellas

Durante su participación en el evento, José de Jesús González, director del Instituto de Astronomía de la UNAM, destacó algunas de las actividades que se realizarán en la máxima casa de estudios. “El evento nacional se inaugura en su sede central, en las Islas de Ciudad Universitaria, donde les ofrecemos una variedad de actividades desde las 12:00 hasta las 22:00 horas”.


De acuerdo con el director del Instituto de Astronomía, entre las actividades relevantes se encuentra el montaje de cuatro planetarios, dos museos móviles, más de 50 carpas temáticas que albergarán charlas, talleres y exposiciones, así como actividades artísticas.

“Contaremos también con más de 200 telescopios destinados a la observación de las estrellas”.

El subdirector del Planetario Luis Enrique Erro, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), Antonio Romero Hernández, dijo que también el instituto participará con importantes actividades, entre las cuales destacan la observación directa de la luna, planetas, estrellas y constelaciones, a través de telescopios instalados en el planetario.

Asimismo, un ciclo de conferencias impartidas por astrónomos e invitados especialistas en el estudio del espacio, las cuales llegarán acompañadas de diferentes proyecciones en su domo digital. “Contaremos también con recorridos guiados, muestras de pintura infantil, galerías de arte, show de ciencias, talleres lúdicos, música y baile”.

Subrayó la posibilidad de que los visitantes armen su propio telescopio a través de la impartición de un taller y una actividad digital mediante la cual los asistentes podrán tomarse una foto que los simulará flotando en el espacio o caminando sobre algún planeta del sistema solar.

¿Qué mecanismos neurales influyen en las preferencias sexuales?

 

 

Xalapa, Veracruz. 29 de noviembre de 2016 (Agencia Informativa Conacyt).- El doctor en neurociencias comportamentales Genaro Alfonso Coria Ávila, miembro del cuerpo académico del Centro de Investigaciones Cerebrales (Cice) de la Universidad Veracruzana (UV), experto en temas de sexualidad y reproducción humana, ha desarrollado una línea de estudio para entender el comportamiento homosexual.


De acuerdo con el científico veracruzano, es transcendental dilucidar las bases de las preferencias sexuales y sus modificaciones a partir del aprendizaje. Asegura que es importante respetar la diversidad, pero más importante es conocer el origen de esta, por lo que ha llevado a cabo distintos estudioscon ratas de laboratorio, con las cuales se ha llegado a comprender los mecanismos neurobiológicos de las inclinaciones sexuales.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): La homosexualidad es un tema que ha estado presente a lo largo de la historia, ¿por qué decidió dirigir sus investigaciones a esta área?

Genaro Alfonso Coria Ávila (GACA): La homosexualidad siempre ha estado en la historia y siempre estará. Sin duda es parte de la diversidad sexual de nuestra especie y de muchas otras. Sin embargo, en cada época se ha explicado de diferentes maneras incluyendo aspectos sociales, genéticos, hormonales y anatómicos. Decidí dirigir mi investigación a esta área para entender cómo influye el aprendizaje pavloviano y los cambios cerebrales que provoca.

AIC: ¿Por qué es importante conocer el trasfondo de un comportamiento humano que sigue considerándose un tabú?

GACA: Los tabúes se generan a partir de lo que creemos que es altamente improbable de observarse. Esto puede llevar a una sociedad a no aceptar a aquellos que no son como la mayoría. Por lo tanto, es importante investigar el origen de la diversidad para poder educarnos como sociedad. La homosexualidad es una preferencia sexual, pero considero importantísimo conocer cómo influye el aprendizaje y eventos perinatales en su desarrollo.

AIC: ¿De qué dependen las preferencias sexuales de cada individuo?

GACA: De una interacción entre naturaleza y crianza. Hay genes que originan la formación de gónadas, las cuales producen hormonas sexuales que organizan el cerebro de un macho diferente al de una hembra en el periodo perinatal. Después con la crianza ocurren las improntas en la infancia hacia tus cuidadores, lo cual da pauta a las primeras experiencias sexuales y al reforzamiento del aprendizaje. La interacción entre naturaleza y crianza es lo que nos hace únicos.

AIC: ¿Qué mecanismos neurales influyen en estas preferencias sexuales?


GACA: En el periodo perinatal, los mecanismos considerados naturaleza (genes, hormonas) organizan el cerebro para que sea diferente entre machos y hembras. Estas diferencias permiten quizá un sesgo en los primeros encuentros sociosexuales, después vienen los mecanismos que ocurren con las experiencias vividas y quizá también con fármacos que pueden alterar la actividad del cerebro y sus procesos de percepción, expectativas, atención, recompensa y aprendizaje.

AIC: ¿Cuál es la parte del cerebro que regula estas preferencias?

GACA: Los genes y las hormonas organizan principalmente estructuras cerebrales profundas y filogenéticamente más viejas, que compartimos con muchos vertebrados, como el hipotálamo. La experiencia organiza estructuras más nuevas, como las diferentes cortezas, el estriado, el hipocampo y el cerebelo. La complejidad de estas estructuras en los humanos sugiere que la crianza juega un papel fundamental en nuestras inclinaciones.

AIC: En su investigación, afirma que mediante el aprendizaje pueden modularse las preferencias, ¿de qué manera ocurre esto y cuáles son los mecanismos que participan en esta modulación?

GACA: La naturaleza selecciona lo que vale la pena aprenderse con base en los cambios químicos que produce en el cerebro (por ejemplo, recordar con quién se tuvo sexo). Esto incluye incrementar dopamina, opioides, oxitocina y una lista grande de sustancias que modulan el placer, la atención, la predicción y el aprendizaje. Si estas sustancias se elevan natural o artificialmente en presencia de alguien, el cerebro puede iniciar mecanismos de aprendizaje de pareja.

AIC: ¿Estas preferencias pueden modificarse mediante el aprendizaje?

GACA: Sí. En el laboratorio hemos mostrado que ratas macho heterosexuales aprenden una preferencia homosexual al cohabitar intermitentemente con otro macho bajo los efectos de algunos fármacos. Prefieren al macho y no a la hembra receptiva que también está ahí. Esto lo vemos varios días después, sin ningún tratamiento farmacológico, lo cual nos indica que es aprendido.

AIC: En cuanto a los genes, ¿podría decirse que estamos genéticamente programados para tener ciertas preferencias?

GACA: Sí, pero la preferencia inicial genéticamente programada (naturaleza) no es fija ni inflexible. Sin duda se reforzará o se debilitará de acuerdo con el aprendizaje (crianza). Desde mi perspectiva, los mecanismos naturales funcionan únicamente para sesgar la preferencia inicial, nunca para definirla de por vida.

AIC: ¿El comportamiento homosexual es hereditario?

GACA: No hay un gen de homosexualidad. Existen genes implicados en el desarrollo y diferenciación cerebral y en el proceso de dimorfismo sexual. También existen genes que modulan el desarrollo de neurocircuitos implicados en rasgos de personalidad. Sin duda, los seres vivos somos el resultado de una relación sistematizada entre la expresión de esos genes y las experiencias vividas.

Genaro Alfonso Coria Ávila, miembro nivel II del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), explicó que esta línea de investigación, que fue financiada por el programa de ciencia básica de la Secretaría de Educación Pública y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), está enfocada en contribuir al conocimiento de la biología y psicología de la motivación natural más potente que existe: el sexo y los cambios neurofisiológicos que produce.