Analiza experta cómo el llamado Socialismo del siglo XXI afectó a Venezuela y la región

Colima, México, Comunicado (08/06/2017).- Para conocer la pugna actual sobre el Estado de Derecho con el Estado social y de justicia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y cómo sus instrumentos jurídicos han servido de base a un régimen político que tiene 18 años gobernando aquel país, la abogada venezolana y especialista en el sistema venezolano de Derecho, Yaritza Pérez Pacheco ofreció una conferencia en torno al llamado Socialismo del siglo XXI.

Invitada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Colima, Pérez Pacheco dictó la conferencia “Socialismo del siglo XXI. Caso Venezuela: del Estado de Derecho al Estado socialista” en el auditorio del plantel, ante alumnos y profesores.

Doctora en Derecho por la UNAM, Yaritza Pérez Pacheco analizó la serie de actos inconstitucionales desde una figura jurídica con mucho eco en los últimos años denominada “fraude constitucional”, para distinguirla de los actos inconstitucionales.

Pérez Pacheco ofreció a los estudiosos del Derecho ejemplos concretos de cómo estas acciones afectaron el constitucionalismo venezolano y su impacto en países de la región que se han unido al llamado Socialismo del siglo XXI, entre ellos los gobiernos que antecedieron al actual en Brasil, Ecuador, Bolivia, Uruguay y Argentina.

Describió en detalle los hechos acontecidos en esos años y describió la propuesta de reforma constitucional de 2007, que había sido rechazaba por el 72 por ciento de la población y que, sin embargo, ya se aplicaba.

“Dicha propuesta consistía en regular los estados de excepción, restricción ideológica, el derecho político a la participación, restricción a los mecanismos de la democracia directa, el poder popular, eliminación de los derechos a la libertad de trabajo y la libertad económica, y también dicta restricciones a los derechos de propiedad”, expuso.

Pérez Pacheco es abogada por la Universidad Central de Venezuela, investiga e imparte clase en el Instituto de Derecho Privado de la UCV. Es Doctora en Derecho por la UNAM (mención honorífica en 2010); además, cuenta con más de 10 años de experiencia como investigadora docente. Ha publicado numerosos artículos en revistas arbitradas y dos libros en el área del Derecho Internacional Privado.

Obtuvo la Maestría en Ciencias en Derecho Internacional Privado y Comparado con la tesis “La jurisdicción directa en el sistema venezolano de Derecho Internacional Privado” (aprobada con calificación de excelente), la cual fue publicada en formato libro por la UCV bajo el título “La Jurisdicción en el Derecho Internacional Privado”. Ella edita el blog https://legislacionyjurisprudenciaucv.wordpress.com.

Las personas pueden ser como quieran ser: activista LGBT

Colima, México, Comunicado (16/05/2017).- Machismo, homofobia, estereotipos, discriminación y problemas legales, son algunas de las dificultades que Drian Juárez, activista del LGBT Center de Los Ángeles, California, en Estados Unidos, abordó durante la entrevista realizada en la Universidad de Colima, misma que se presentó hace días en el auditorio “Carlos de la Madrid”, como parte de las actividades que realiza la institución educativa en el mes de mayo para conmemorar el Día Estatal contra la Homofobia.

Para la activista, el machismo, la discriminación y los estereotipos no sólo se dirigen al género femenino sino a toda la sociedad: “Desde la infancia se enseña que sólo existen femenino y masculino, y que la gente debe adoptar características y comportamientos de acuerdo al género que corresponde a cada persona, de lo contrario, no se está en lo correcto”, afirmó.

Sin embargo, añadió, “hay quienes desde niños nos damos cuenta que nuestros genitales no coinciden con nuestros pensamientos. A la edad de los cinco años yo me miraba como mujer, quería ser como mi mamá. Cuando le decía que quería usar maquillaje y esas cosas, ella siempre me dijo que no, que los niños no hacían eso. Pensé que no me amaban y que eso era malo”.

Este tipo de pensamiento se resiste a salir de algunos padres y se siguen generando conflictos en las escuelas. Por ejemplo, comentó que durante su infancia, en varias ocasiones la golpearon “porque eso es lo que les pasa a los niños femeninos; ahora tenemos un nombre para eso: se llama bullying, y ya tenemos cómo pararlo”.

“Tenemos el reto, como sociedad, de deshacer el concepto de qué es mujer y qué es hombre, pues vivimos en un mundo donde la sociedad ha decidido que las mujeres usen rosita, tacones y maquillaje, mientras que los hombres pantalones, y en realidad, esos conceptos los hemos inventado; no necesariamente son correctos, las personas pueden ser como quieran ser”, comentó.

Desde la UdeC, compartió, “se puede trabajar en conceptos básicos como qué son el género y el machismo. Esto nos afecta a todos, no sólo a las personas trans. Primero se trata de hablar entre nosotros y formar personas inclusivas”.

Ahora que es adulta, compartió que las situación ha cambiado: “Antes tenías que cambiar de sexo primero para poder cambiar tus documentos en la corte; ahora tienes que estar en tratamiento para cambiarlos. Una vez teniendo la nueva identidad, te corresponde asistir a cada uno de tus empleos para decirles que hubo un cambio de género y que quieres que se le cambie el nombre a tus documentos”, describió.

Finalmente, recomendó a los colectivos y activistas de la comunidad LGBT establecer una comunicación directa con los legisladores, y contarles sus experiencias personales en torno a los problemas de discriminación en la sociedad y en las empresas: “Esto fue muy efectivo para nosotros; les comentamos sobre los problemas que teníamos con nuestros documentos, por ejemplo. Las historias personales son poderosas, así entendieron cómo es la vida de las personas trans”.

Drian Juárez, activista del LGBT Center de Los Ángeles, California, es responsable del empoderamiento económico para personas transgénero; este centro trabaja desde 1969 hasta la fecha.

La discriminación y el racismo inician en casa: estudiantes de filosofía

Colima, México, Comunicado (15/05/2017).- La Escuela de Filosofía de la Universidad de Colima llevó a cabo el café filosófico Colibrí, este vez con el tema de “La migración, reconfiguración de identidades”, en el patio central de Casa de la Cultura de Colima, donde los asistentes se dieron cita para hablar y discutir esta situación.

Para dar inicio al tema, los alumnos presentaron un performance en el que se abordó el tema de la migración, la cultura y la identidad, lo que dio pie a la discusión entre los asistentes.

Como primer punto se habló de la persecución, el abuso y el maltrato por no ser del mismo país al que se llega; “aún en pleno siglo XXI, la discriminación y el racismo siguen existiendo; incluso con leyes específicas en la mayoría de países esto no han desaparecido. ¿Por qué pasa esto?”, se cuestionaron algunos.

Los asistentes dijeron que la discriminación es algo que se encuentra muy arraigado en nuestro país y que inicia dentro de nuestros hogares “al no educarnos para entender lo diferente, porque no tenemos conciencia ni respeto hacia los demás y las personas tienen miedo de salir de su rutina, de lo que se considera “normal”, por eso no aceptan lo diferente.

Para tratar de entender esta situación, recordaron que con el descubrimiento de América muchas cosas cambiaron, entre ellas, la mezcla de razas que se dio en la época de la colonia, la cual clasificaba a las personas en castas, iniciando así la discriminación no sólo social, sino también racial.

Como conclusiones, reiteraron que el tema de la discriminación y el racismo se da en todos los países, no sólo con los migrantes sino también con nuestros propios indígenas; “nos enorgullecen nuestros antepasados indígenas, su cultura, sus tradiciones, sus conocimientos, pero nos avergonzamos de los presentes, cuando el conocimiento debe darnos libertad”, señalaron los asistentes.

Reflexionan estudiantes sobre deuda social hacia las personas transexuales

Colima, México, Comunicado (09/05/2017).- Con la finalidad de sumarse a las actividades que se estarán llevando a cabo a nivel nacional en el mes de mayo contra la lesbofobia, homofobia y transfobia, se realizó en el Auditorio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima el panel “La deuda social y del Estado. El Derecho negado a las personas trans”, con la participación de los panelistas Manuel Vega Zúñiga, Dann Oliver Sánchez Hernández, Said Abraham Verduzco y Francisco Antar Martínez como moderador.

Además participaron, en representación del rector José Eduardo Hernández Nava, el coordinador académico de la Facultad de Medicina, Francisco Javier Fuentes Moreno; de la Secretaría de Desarrollo Social, Elena González de la Torre, así como la directora del Centro Universitario de Estudios de Género, Ana Azucena Evangelista Salazar.

El ponente Manuel Vega Zúñiga resaltó la importancia de abrir este tipo de foros para estudiantes de Medicina, “que es un sector despolitizado, donde tiene que haber conciencia social y no solamente el estudio técnico de la práctica médica”.

Vega Zúñiga reconoció la lucha social que ha impulsado la comunidad LGBTI para el reconocimiento de sus derechos; “en el caso de la comunidad trans, el diagnóstico situacional no es alentador porque es el sector más vulnerado”, afirmó.

Las personas trans, añadió, sufren agresiones por diferentes flancos, desde el mismo movimiento LGBTI y desde el Estado: “No eres vulnerable porque eres mujer, porque eres trans o indígena; a ti te vulnera un sistema misógino, homofóbico y racista”, enfatizó.

Recordó que entre 2008 y 2016 se registraron 247 transfeminicidios en el país, y añadió que hubo otros que no se consideraron “porque sólo alrededor de un 10 por ciento se denuncian, y únicamente el uno por ciento de los que se denuncian llega a sentencia”.

Evidenció que México ocupa el segundo lugar en Latinoamérica, después de Brasil, con mayor índice de crímenes de odio hacia las personas trans, y que lo más devastador, dijo, “es que el 80 por ciento de las personas transexuales en América Latina mueren antes de los 35 años”.

Por su parte, Dann Oliver Sánchez Hernández, quien se calificó como hombre trans médico, ponderó que “las personas trans están en resistencia porque pelean y no se van a detener”.

Dijo que “a las personas trans las están matando, pero también se están suicidando, se están automedicando grandes cantidades de hormonas que los pueden llevar a paros respiratorios o a destrozarse el hígado”. Sánchez Hernández preguntó: “¿Dónde estaban parados los médicos para no querer trabajar, para no querer sensibilizarse?”

Además, mencionó que es difícil llevar un seguimiento médico debido a la negligencia de este sector hacia las personas trans, y que la respuesta a este problema está en la sensibilización.

El ponente puso de ejemplo su propio caso, donde una ginecóloga no lo quiso atender por su apariencia masculina, a pesar de que tiene una vagina y necesita este tipo de atenciones médicas en cuanto a hormonas.

Said Abraham Verduzco, en su turno, habló de su proceso de transición, de los obstáculos a los que se enfrentan las personas trans, los cuales no resultan fáciles de sortear. Desde su experiencia, cuando nació, con base a sus genitales femeninos, le dijeron a su madre que había tenido una hija; “es decir, tener una vagina es ser mujer y eso sería una negación a mi derecho, a mi condición como mujer transexual”.

Recordó que desde el kínder le gustaba una niña, quería quedar bien con ella, sin imaginar que conforme iba creciendo sentía que algo no estaba bien, le incomodaban las faldas, los vestidos, las muñecas; prefería los carritos, los aviones, los caballos, y jugar futbol.
 
En su adolescencia, se le cuestionaba por qué no tenía novio, por qué no se ponía faldas o vestidos, que solamente usaba en eventos importantes, como en su fiesta de quince años.

Dijo que desde los 14 años le dio a conocer a su familia esta situación, haciéndoles ver sus comportamientos y la difícil historia de género que le aquejaba. La ayuda profesional psicológica, añadió, fue de gran apoyo para conseguir la aceptación familiar, lo que le hizo sentirse liberado y por fin salir del clóset. Reconoció que su historia es diferente porque tuvo el respaldo de su familia, pero no es la historia de muchas otras personas trans.

A través de actividades como este panel, la Universidad de Colima busca fomentar entre su alumnado el respeto y salvaguarda de los derechos a la igualdad y no discriminación por motivos de orientación o identidad sexual.

Hutchinson Ports Timsa invierte 50 Mdp en nuevos equipos

Manzanillo, México, Comunicado (29/04/2017).- La compañía Terminal Internacional de Manzanillo S.A. de C.V. (HUTCHISON PORTS TIMSA) invirtió alrededor de 50 millones de pesos para la compra de 140 contenedores volteables, que cuentan con una capacidad de carga de hasta 36 toneladas los cuales están diseñados para transportar y manejar granel mineral; así como 2 spreaders tipo revolver, adecuados para la movilización de este tipo de contenedores.

HUTCHISON PORTS TIMSA adquirió este nuevo equipo con el objetivo de incrementar la productividad de sus operaciones en el manejo de carga de granel mineral y con ello beneficiar a todos los usuarios del Puerto. Además, permitirá realizar maniobras de carga y descarga de buques que transportan granel mineral, mediante equipos especializados que cuiden y protejan el medio ambiente.

Es importante mencionar que los 140 contenedores volteables que HUTCHISON PORTS TIMSA está adquiriendo, son diseñados con una tecnología especializada en el cuidado del medio ambiente, y se caracterizan principalmente por ser contenedores con tapa hermética con sellos, que giran 360°, con un proceso rápido de implementación para operar estos tipos de carga y con capacidad de acuerdo al tamaño del embarque.

Mediante la implementación de esta nueva tecnología en contenedores, tanto HUTCHISON PORTS TIMSA como el Puerto de Manzanillo, podrán incrementar:

• La protección ambiental en las operaciones, pues no se generan emisiones de polvo durante las maniobras de carga y descarga; no existe contaminación durante la transportación del sitio de almacén al puerto; y están aprobados por EPA, dado que la unidad está sellada y no hay exposición del producto.

• La seguridad de las operaciones, al no existir interacción humana con la operación del producto durante y posterior a la carga en bodega; por ello se reducen los accidentes laborales y genera mayor seguridad en el transporte y almacenamiento de la carga.

• La productividad de la terminal, al ser un proceso más ágil y eficiente; además que reduce la pérdida del producto a diferencia de los sistemas convencionales; y disminuye el costo de mantenimiento.

Gracias a esta inversión, HUTCHISON PORTS TIMSA reafirma su compromiso de cuidar el medio ambiente durante la realización de sus operaciones, eleva la flexibilidad en su infraestructura, reduce las pérdidas de material e incrementa su productividad.

Por otra parte, el Puerto de Manzanillo mejora los estándares de calidad medioambientales además de eficientar los procesos operativos mediante la implementación de esta nueva tecnología de contenedores.