Movilidad "olvida" la investigación sobre anguianistas que se otorgaron concesiones de taxi

Colima, México, Avanzada (09/05/2017).- Dos meses después de asumir el cargo, funcionarios del gobierno del Estado anunciaron que iniciarían un procedimiento para revocar 44 concesiones de taxi que en los últimos días del gobierno de Mario Anguiano Moreno habían entregado a políticos y ex funcionarios.

Dos días después de ese anuncio, el 18 de abril, en entrevista con AVANZADA la titular de Movilidad Gisela Méndez señaló que por ley estaba impedida para revelar los nombres de los ex funcionarios y ex diputados locales beneficiarios con las concesiones, y recordó que por ley, éstas se tendrían que entregar a trabajadores del volante.

Sin embargo a poco más de un año del inicio de la investigación, el gobierno del Estado no ha informado las conclusiones de las pesquisas, por ende, aún se desconoce quiénes fueron los beneficiados con dichas concesiones de taxi que se entregaron en la última semana de gobierno de Mario Anguiano Moreno.

El 16 de abril de 2016, en rueda de prensa, Gisela Méndez informó que la Secretaría de Movilidad, en coordinación con la Secretaría General de Gobierno, iniciaron un procedimiento administrativo para la revocación de 44 concesiones otorgadas para la operación del servicio de transporte público individual, es decir taxis, una vez que se presentaron elementos irregulares de acuerdo a lo establecido en la Ley y su Reglamento.

A pesar de que las concesiones de taxis son consideradas como un bien público, el gobierno del Estado sigue sin revelar los nombres de los políticos colimenses que fueron beneficiados con las 44 concesiones de taxi que serían revocadas por considerar que se otorgaron de forma irregular.

El gobierno de Ignacio Peralta Sánchez anunció que se otorgarán 180 concesiones de taxi en las próximas semanas.

En tanto, el diputado presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transporte, Javier Ceballos Galindo declaró que el Poder Legislativo estará vigilando que éstas no se entreguen a políticos o funcionarios de gobierno.

Remesas “levantan” economía interna de Colima

Colima, México, Avanzada (09/05/2017).- En el primer trimestre de 2017, Colima recibió por concepto de remesas 63.4 millones de dólares, 13.1 por ciento más que el primer trimestre de 2016.

Lo anterior de acuerdo a los datos que proporcionó el Banco Nacional de México y que muestran que en los primeros tres meses de este 2017, el dinero que envían los mexicanos que se encuentran en Estados Unidos fue mayor pese a las proyecciones que existían por el gobierno de Donald Trump.

En la información aparece que la entidad fue una de las que presentaron el mayor dinamismo en cuanto al flujo de remesas, provenientes principalmente de California.

Junto a Colima aparecen Campeche, Querétaro, Oaxaca, y Sinaloa, como los estados que tuvieron un crecimiento en la cantidad de remesas que enviaron en enero, febrero y marzo, justo los tres primeros meses del gobierno de Donald Trump, quien ha endurecido las políticas migratorias en el vecino país.

Michoacán fue el estado que recibió más dinero procedente de Estados Unidos, pues hasta el 31 de marzo reportó 691 millones de pesos, seguido de Jalisco con 637 millones de pesos, y Guanajuato con 577 millones de pesos.

Al cierre de 2016, Colima reportó 252 millones de dólares, producto de las remesas, dinero que prácticamente ayudó a darle un respiro a la economía interna local, la cual se encuentra paralizada desde el 2015.

En Colima aproximadamente 12 mil familias son las que reciben remesas a la semana, quincena o mes por parte de los familiares que residen en alguna parte de Estados Unidos.

Colima, en penúltimo lugar nacional de transparencia presupuestaria: SHCP


Colima, México, Avanzada (08/05/2017).- El estado de Colima se encuentra ubicado en el penúltimo lugar en calidad de la información presupuestal que entrega trimestralmente a la federación sobre los recursos federales que le son transferidos, de acuerdo con el Portal de Transparencia Presupuestaria (PTP) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

El Observatorio del Gasto, con datos al 31 de diciembre de 2016, reporta que junto con el Estado de México, Colima está en penúltimo lugar en el índice de calidad de la información, con una calificación de 0.59, de una máxima posible de 1, sólo arriba de Baja California Sur, calificada con 0.43.

Los elementos valorados fueron los informes que cada tres meses envían los gobiernos estatales y los municipios a la Cámara de Diputados, en los que “se plasma de forma detallada en qué se gastan los recursos, el avance en el ejercicio de las transferencias, así como el impacto que está teniendo el gasto federalizado sobre la población”, indica el informe.

Y añade: “Para que la información reportada permita realizar un análisis que nos lleve a mejorar el impacto de los recursos, debe contar con calidad suficiente”.

Aunque ningún estado tiene la calificación perfecta, Hidalgo se encuentra en la cúspide, con un índice de 0.93, seguido por Nuevo León (0.89), Querétaro (0.86), Campeche (0.85), Coahuila (0.85), Baja California (0.83), Tabasco (0.82) y Morelos (0.81).

A Colima tampoco le va bien en el diagnóstico que permite conocer el avance alcanzado, en la implantación y operación del Presupuesto Basado en Resultados (PBR) y del Sistema de Evaluación del Desempeño (SED), pues también en esa medición se encuentra en el penúltimo lugar nacional, con avances de apenas 23.4 por ciento, sólo por encima de Baja California Sur, que registra un 13.7 por ciento.

El primer lugar es ocupado por el Estado de México, con 96.8 por ciento, seguido por Baja California (95.8%), Guanajuato (94.7%), Yucatán (88.5%), Puebla (84.7%), Chihuahua (82.9%) y Morelos (82.2%).

Este diagnóstico se realiza con base en el análisis del nivel de capacidades existentes en los ámbitos clave de la gestión del gasto, mediante la aplicación de cuestionarios. Se ha aplicado para las entidades federativas en cinco ocasiones (2010, 2012, 2014, 2015 y 2016); a partir de 2014 se incluyó el análisis de una muestra de municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México.

Congreso se olvida de iniciativa que busca proteger a las mujeres

Colima, México, Avanzada (08/05/2017).- Desde hace casi dos años en el Congreso del Estado se encuentra a la espera de ser dictaminado un paquete de reformas legales que buscan ofrecer mayores garantías de seguridad a las mujeres, así como castigos más severos para los agresores, sin embargo, aún no hay fecha para su análisis, ni dictaminación.

El paquete de iniciativas de reforma a diversos artículos del Código Penal, fue entregado por el gobierno estatal (encabezado por Mario Anguiano Moreno) al Poder Legislativo, desde el 28 de septiembre de 2015, tres días antes del inicio de la actual legislatura y hasta la fecha ni si quiera han sido discutidas.

Tal documento propone una serie de reformas a las leyes para garantizar la legítima defensa de las víctimas contra sus agresores, la persecución de oficio del abuso y hostigamiento sexual, así como la autorización a policías para entrar en domicilios cuando se esté agrediendo a una mujer.

En la iniciativa se propone reforma el artículo 8 del Código Penal, con la finalidad de incluir el delito de feminicidio y también su tentativa, dentro del catálogo de delitos por los que procede la prisión preventiva.

Tan sólo en el 2016, el Observatorio Ciudadano del Feminicidio en la entidad, documentó 50 feminicidios y más de 45 tentativas de feminicidio.

Otra de las propuestas del paquete de iniciativas que no han sido dictaminadas en el Poder Legislativo tiene que ver con una adición al artículo 31 del Código Penal, para establecer la legítima defensa cuando se amenace o cause daño a través de la violencia familiar, a los bienes jurídicos o la familia.

Se plantea, en ese mismo artículo, la facultad de las autoridades de irrumpir en un domicilio, cuando una mujer esté siendo agredida, “pues se pondera un bien mayor como es la vida, ante un bien menor, que es la propiedad”.

En el artículo 32, la modificación propuesta consiste en la imposición de confinamiento domiciliario y no carcelario, a las mujeres embarazadas al momento de su juicio, “pues se debe tener en cuenta la vulnerabilidad de esas personas”

Además, en el artículo 33, se impone la obligatoriedad de un tratamiento sicológico para los agresores o responsables de violencia en el hogar, “dado que toca al Estado la rehabilitación de dichas personas”.

Mientras que el artículo 35, establece una reforma para que las mujeres embarazadas que merezcan penas, puedan ver sustituido el castigo, por otro que beneficie a las hijas o hijos.

En el artículo 49, la iniciativa del gobierno estatal, remitida al Congreso local el 28 de septiembre de 2016, propone la reparación del daño, de forma supletoria, cuando se trate del delito de feminicidio y otros del orden sexual.

Para los delitos de abuso sexual y hostigamiento sexual, ya no será necesaria una denuncia, toda vez que se incluyen en el catálogo de delitos que se persiguen de oficio; además que el delito de abuso, se modifica por el de acoso.

De igual forma, se adiciona el artículo 123 ter al Código Penal, para puntualizar la tentativa de feminicidio, “con el objetivo de evitar que queden impunes graves hechos de violencia o se tipifiquen sólo como violencia contra la mujer o lesiones”.

Se busca adicionar el artículo 145 Bis, para castigar el delito de violación, cuando ésta se da dentro de una relación conyugal, concubinato o de pareja. Y se agrega el artículo 155 Bis, para sancionar la esterilidad provocada.

Entre las propuestas de modificación al Código Penal, también se plantea el incremento de penas para quienes incurran en el delito de explotación sexual o consuma materiales de pornografía.

Además, en el artículo 218 se incrementa la pena para el delito de amenazas, cuando éstas sean cometidas en contra de la esposa, concubina o pareja, “por ser uno de los hechos más recurrentes del ejercicio de poder de los hombres sobre las mujeres”.

En tanto que el artículo 225, se modificaría para establecer el nuevo delito de violencia familiar, “además que se autoriza al Ministerio Público a emitir las órdenes de protección de emergencia”.

Pese a que los diputados locales se han pronunciado en contra de la violencia de género, aún no tienen fecha para dictaminar estas iniciativas que tienen cerca de dos años en comisiones para su análisis.

La realidad de las mujeres en Colima, según el INEGI

 

Fotografía: Avanzada.

Colima, México, Avanzada (08/05/2017).- Las madres colimenses enfrentan varios retos entre ellos la poca posibilidad de concluir estudios técnicos o profesionales que les permitan tener un panorama económico más desahogado.

De acuerdo al INEGI en la entidad, el 78.6 por ciento de las madres en la entidad, no tienen estudios técnicos o profesionales, mientras que el 21.4 por ciento estudió o estudia alguna carrera terminal.

De las mujeres que tuvieron y registraron algún hijo en 2015, 3.2% declararon tener primaria incompleta, 12.6% primaria completa, 35.9% secundaria o equivalente, 25.1% tiene la preparatoria o equivalente, 17.8% cuenta con estudios profesionales y 1.0% carece de escolaridad.

Aunado a lo anterior, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del cuarto trimestre de 2016, registró en el estado 282.3 mil mujeres de 15 y más años de edad; de ellas, 213.1 mil han tenido al menos un hijo y representan 75.5%.

En Colima 11 de cada 100 mujeres de 30 a 39 años no han tenido descendencia, 54 han tenido de uno a dos hijos, 34 de 3 a 5 hijos y solo una 6 o más hijos

De las mujeres con hijos, 47 de cada 100 tienen 1 o 2 hijos, 35 entre 3 y 4, y una proporción de 18, con 5 o más hijos.

El INEGI refiere que por grupos de edad, conforme se incrementa la edad de las mujeres se presenta un aumento en el promedio que va de un hijo por mujer en el grupo de 20 a 24 años hasta los tres hijos en el grupo de mujeres de 45 a 49 años.

Dicha dependencia refiere que estos valores son reflejo de la fecundidad acumulada de las mujeres, dejando de manifiesto que a mayor edad el promedio es más alto. Al comparar estos resultados con los registrados en el año 2000, se observan disminuciones en los grupos de edad a partir de los 25 años de edad.

Así también los datos del INEGI muestran que las mujeres de 12 años y más que están separadas o divorciadas o viudas, tienen en promedio 4 hijos, mientras que las casadas o unidas con su pareja tienen en promedio 3 hijos.

Además, de cada 100 mujeres que registraron algún niño durante el año 2015, 57 eran solteras, 36 casadas, 4 vivían en unión libre y sólo 0.3% estaba desunida (separada, divorciada o viuda).

Otro de los datos del INEGI muestra que en Colima, los cambios sociales y económicos que se han producido en las últimas décadas se han visto reflejados en la familia, uno de éstos es el que tiene que ver con el crecimiento de las rupturas conyugales.

La información refiere que en 2005, por cada 5 matrimonios que se realizaban, un divorcio se consumaba; mientras que en el año 2015 la relación fue de 4 matrimonios por cada divorcio.

En consecuencia, el porcentaje de madres que están divorciadas, separadas o viudas creció en la última década en casi tres puntos porcentuales, lo mismo que las madres solteras aunque en una menor proporción (tres décimas de punto), provocando que las madres casadas o unidas pasaran de constituir el 71.9% en 2006, a 68.9% en el 2016.