Diputados "olvidan" cuestionar al procurador sobre la niña Kelsy Naomi

Colima, México, Avanzada (06/11/2017).- Kelsy Naomi Castañeda Córdova es una niña de ocho años de edad que tiene seis meses desaparecida en el estado de Colima, sin embargo, los diputados locales decidieron no cuestionar sobre este caso al Procurador de Justicia, José Guadalupe Franco Escobar a pesar de lo delicado del tema.

Este día, el Procurador José Guadalupe Franco Escobar acudió al Congreso local a comparecer como parte de la glosa del II Informe de Gobierno del mandatario colimense Ignacio Peralta Sánchez.

La comparecencia prácticamente transcurrió en términos amigables entre el titular de la PGJE y los legisladores locales, quienes preguntaron sobre los desaparecidos y los avances de los asesinatos de políticos colimenses.

Pero nadie preguntó sobre la menor Kelsy Naomi Castañeda Córdova quien desapareció el pasado 19 de mayo en el municipio de Tecomán cuando, aparentemente salió a vender donas con una persona que de su propia colonia.

Sus padres han denunciado la negligencia de la autoridad para investigar el paradero de la menor, e incluso el progenitor de la pequeña de ocho años de edad, recientemente denunció que la PGJE había retirado a los dos agentes que en Tecomán se destinaron para este caso.

Pese a la gravedad del caso pues se trata de la desaparición de una niña de ocho años de edad, los diputados locales no cuestionaron al titular de la PGJE sobre el hecho, y fue el propio José Guadalupe Franco Escobar el que sacó el tema a relucir.

Durante la comparecencia, el procurador indicó que aunque no le habían preguntado sobre el caso de la niña, él podía informar que a Kelsy se le estaba buscando hasta en los cementerios.

Aseguró que el tema no se ha dejado de atender “es un tema prioritario para la PGJE” y expresó que a la menor se le busca a nivel nacional, además se ha dado terapia a los padres, se han cerrado líneas de investigación y debido a la búsqueda de Kelsy se logró localizar a otra niña.

En cuanto homicidio de Daniel Cortés Carrillo, director de la Comisión de Agua Potable, Drenaje y Alcantarillado de Manzanillo, refirió que se identificaron a dos personas que participaron en el evento.

Mencionó que de las dos personas identificadas que participaron en el crimen contra el director de la Capdam, una fue asesinada en otro hecho delictivo y la otra, aunque plenamente identificada, aún no ha sido detenida.

Respecto a Crispín Gutiérrez Moreno, presidente municipal de Ixtlahuacán, Franco Escobar dijo que posterior a su homicidio, y por al trabajo coordinado entre corporaciones policiacas de los tres órdenes de gobierno, se logró la detención de dos personas de las tres que habrían participado en los hechos.

Explicó que a los dos detenidos se les acreditó la flagrancia, por lo que se logró la vinculación a un proceso y el juez de control dio un plazo de seis meses para fortalecer la investigación de ese homicidio en el que se utilizaron armas calibres .45 y .9 milímetros, en el que los dos detenidos habrían participado en orto estado del país en un delito similar.

En la investigación de ese homicidio, como en todos los demás, se hizo investigación de campo y gabinete con ayuda de autoridades federales, además de que se ha interrogado a personas del entorno del alcalde Gutiérrez Moreno.

Del asesinato del exgobernador Silverio Cavazos Ceballos, el Procurador de Justicia indicó que han sido obsequiadas por la autoridad judicial nueve órdenes de aprehensión, por lo que el caso ya está en la etapa de instrucción y no se investiga si participaron más personas, pues el asunto ya está en tribunales.

Sobre el homicidio de Jaime Vázquez Montes, delegado en Colima de la Sedatu, Franco Escobar indicó que la hipótesis de mayor fortaleza en el caso es la de la confusión, pues dentro de las investigaciones nada vincula a la víctima con actividades que revelen porqué fue asesinado.

Respecto al intento de homicidio contra Fernando Moreno Peña, recordó que por portar un arma calibre .38, los dos atacantes del exgobernador previamente habían sido aprehendidos en las instalaciones de la Delegación de la Procuraduría General de la República.

Expuso que ambos detenidos, originarios de Sinaloa, fueron liberados porque el delito de portar un arma calibre .38 permitía la libertad provisional. Antes de liberárseles se les investigó y no tenían mandamientos judiciales.

José Guadalupe Franco indicó que el atentado contra Moreno Peña ocurrió dos o tres días después de que sus atacantes fueron liberados y gracias a videos de cámaras de seguridad fueron identificados, estando pendiente de cumplirse las órdenes de aprehensión.

De las tres denuncias que el Poder Legislativo ha presentado en la PGJE contra exfuncionarios de la administración estatal 2009-2015, Franco Escobar indicó que a su llegada al frente de la Procuraduría se hizo un análisis y se determinó que dos de ellas eran de competencia federal y sólo una local.

Manifestó que tras ese análisis, la PGR aceptó la declinación de la PGJE a investigar dos de las tres denuncias, es decir, la dependencia federal admitió su competencia y la Procuraduría local investiga la denuncia con la que se quedó, de la que se tiene un avance de entre el 70 y el 80 por ciento.