Jirafa murió por asfixia en el Ecoparc, PGJ investiga probable agresión

"Yo lo que quiero dejar claro es que actuáremos con mucha responsabilidad, pero sobre todo con mucha transparencia, pero hasta que concluyan las investigaciones y tengamos claro, qué fue lo que pasó y por qué pasó”, señaló el gobernador.

Colima, México, Avanzada (11/08/2017).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en Colima investiga la muerte de una jirafa en el ECOPARC, la cual, presuntamente falleció a consecuencia de un paro cardiorespiratorio por asfixia.

Tras varios días en silencio, la Profepa emitió un comunicado ayer en la noche donde informó que el animal murió el pasado viernes 4 de agosto y tenía aproximadamente dos años de edad.

De acuerdo al comunicado de la Profepa, el veterinario responsable del ECOPARC mostró a los inspectores de la procuraduría federal, la piel y vísceras congeladas de la jirafa.

Parte del comunicado emitido ayer refiere que “durante la diligencia, personal técnico de este parque zoológico mostró a los inspectores federales restos congelados del ejemplar fallecido, consistentes en piel y vísceras; mismas que serán utilizadas para estudios y exhibición en taxidermia“.

La Profepa refirió que la jirafa fue encontrada sin vida por personal del área de vigilancia del ECOPARC el viernes 4 de agosto, y éstos reportaron a sus superiores que el animal tenía una soga atada en el cuello la cual era utilizada para colgar ramas y hojas dentro del espacio donde se encontraba el animal.

La Profepa informó que la PGJE está realizando su propia investigación por la presunta agresión que pudo haber sufrido el animal.

Pese a que desde el viernes pasado medios de comunicación, ente ellos la empresa Radio Levy informó del la muerte de la jirafa, personas de la empresa Fiesta Zafari concesionaría del Ecoparc negaron el hecho y señalaron que la jirafa ya no se encontraba en el espacio que se le había asignado porque había sido trasladada a otro zoológico.

Incluso la empresa envío a algunos medios de comunicación una fotografía de una jirafa, la cual aparentemente estaba siendo trasladada de un lugar a otro.

El 22 de julio de 2015, se informó que la Profepa inició un procedimiento administrativo en contra de la empresa Fiesta Safari S.A. de C.V, concesionaria del Parque Zoológico Ostimuri ubicado en el municipio de Cajeme en Sonora, al contar elementos que les permitirán sostener que en ese lugar no se brindaba un trato digno a las especies exhibidas.

Por esta decisión clausuraron el zoológico que estaba concesionado a la empresa Fiesta Zafari, la misma que se hace cargo del ECOPARC en Colima.