Retraso de la AVGM, muestra de “violencia institucional” contra las mujeres de Colima


Colima, México, Avanzada (11/07/2017).- El retraso de más de dos años en la emisión de la Alerta de Violencia de Género en la entidad, por parte de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), es una muestra de “la violencia institucional de la que hemos sido objeto las mujeres al negar información y no dar cumplimiento a los plazos y compromisos adquiridos”, denunció el Frente de Asociaciones, Colectivos y Organizaciones en Defensa de las Mujeres en Colima.

No obstante, consideró un logro que finalmente se haya anunciado su procedencia, dado que las instituciones gubernamentales “ya no pueden negar el incremento de violencia” contra las mujeres, así como “la necesidad de desarrollar una serie de medidas inmediatas para disminuir en el corto y de erradicar en el largo plazo, esta violencia que afecta a la sociedad en general”.

El frente está conformado por el Centro de Apoyo a la Mujer Griselda Álvarez, A.C. (CAM), Promotores de Derechos Humanos, Proceder A.C., Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio en Colima, Fundación con Equidad A.C., Mujeres en Alerta, Colectivo Rebeldía Violeta, Colectivo Rosas Rojas A.C., Calle sin Acoso Colima, RAZO, Atención Integral y Colectivo Inclusión.

A través de un pronunciamiento, en el que aparece como responsable la activista Ma. del Carmen García García, las agrupaciones consideraron un error que en la declaratoria no se hayan incluido todos los municipios y, aún más grave, que se haya dejado fuera a Manzanillo, al cual solamente se hace alusión en el documento mencionando que habrá “acciones específicas”, cuando ahí se han encontrado 15 cuerpos de los al menos 27 feminicidios cometidos de enero al 27 de junio del presente año.

Demandaron que los tres poderes del estado lleven a cabo las acciones de la AVGM, consistentes en seguridad, prevención, justicia y reparación y visibilización de la violencia de género, así como un mensaje de cero tolerancia para lograr un antes y un después en el entorno socio-cultural del estado.

“La AVGM debe considerarse política pública prioritaria que exprese la voluntad de eliminar la violencia contra niñas, niños, mujeres y mujeres transgénero y transexuales; de acuerdo al Resolutivo III de la declaratoria, el gobierno debe dar cumplimiento cabal e inmediato a las propuestas y conclusiones emitidas en el informe elaborado por el grupo de trabajo que analizó la violencia contra las mujeres en la entidad”.

Así mismo, consideraron imperante que mandos medios y superiores de los gobiernos municipales y el estatal se capaciten en aspectos referentes a feminismo, perspectiva de género y derechos humanos, además de que las unidades de género estén encabezadas por personal cuyas funciones sean específicas y cuenten con presupuesto claro y declarable para lograr cambios sistemáticos.

Según el Frente, la declaratoria de alerta demanda de las instituciones de gobierno estar a la altura de la gravedad del problema de violencia de género, y en particular el Instituto Colimense de las Mujeres (ICM) como organismo rector de la política pública de género en el estado, por lo que “es responsabilidad del Estado gestionar y administrar con transparencia los presupuestos destinados al cumplimiento de todas las acciones de esta AVGM, por lo que es inadmisible el argumento de la inexistencia de recursos”.

Las organizaciones se comprometieron a colaborar desde la sociedad civil para que la AVGM logre prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y que contribuya a que Colima deje de ser uno de los estados más violentos del país.