Periodistas desde Colima reclaman alto a los crímenes de comunicadores

Periodistas colimenses exigen alto a la impunidad.

Colima, México, Avanzada (16/05/2017).- Varios balazos callaron la voz de Javier Valdez Cárdenas, pero no silenciaron los reclamos de los periodistas colimenses que condenaron la agresión, abrazaron a la distancia a la familia de comunicador y exigieron un alto a la impunidad.

Poco después de las 11 de la mañana, periodistas colimenses se congregaron afuera del Congreso del Estado, para condenar los asesinatos de reporteros, el más reciente el de Javier Valdez Cárdenas, corresponsal de La Jornada y colaborador de Ríodoce, quien fue ultimado a balazos este lunes 15 de mayo en Sinaloa.

Los periodistas colocaron un moño negro en la entrada principal del Palacio Legislativo, en señal del luto, la tristeza, el enojo que existe por los siete crímenes que en este año se han cometido en contra de trabajadores de los medios de comunicación.

El corresponsal de La Jornada en Colima, Juan Carlos Flores Carrillo fue el encargado de dirigir unas palabras para condenar el asesinato de su compañero de medio, y también para condenar las agresiones que atentan en contra de la libertad de expresión.

Explicó que siguen sin resolverse los asesinatos de los periodistas de Cecilio Pineda, Ricardo Monlui, Miroslava Breach, Maximino Rodríguez, Filiberto Álvarez

“¿Qué hay que hacer, qué tenemos que decir, qué tenemos que lograr para que ya nos escuchen?”.

“Estamos conscientes de que con estas protestas que ya se están volviendo cotidianas, poco se puede hacer, estamos elevando nuestra voz una vez más, en todo el país, en Veracruz, Ciudad de México, Colima, Sinaloa, y qué está pasando, no está pasando nada, nuestra voz sigue sin hacer eco”.

En tanto, el periodista Juan Ramón Negrete Jiménez, explicó que el escribir sobre temas como el narcotráfico no puede ser una condena a muerte, y recordó que Javier Valdez era experto en esos temas.

Después recordó que en Colima fue asesinado, Carlos García Rodríguez locutor deportivo de Radiorama Tecomán y hasta el momento su crimen permanece impune.