Diputados se olvidan de eliminar reforma que criminaliza las redes sociales

Colima, México, Avanzada (12/04/2017).- Los diputados locales se olvidaron de eliminar del Código Penal del Estado de Colima la reforma que aprobaron para criminalizar las redes sociales y la libertad de expresión y que fue bautizada como “ley mordaza”.

El pasado 22 de febrero, el gobernador Ignacio Peralta Sánchez anunció que vetaría la reforma, es decir que no la publicaría en el Periódico Oficial del Estado, por lo tanto no entraría en vigor.

Sin embargo, la organización Artículo 19 advirtió que el riesgo de criminalizar las redes sociales y la libertad de expresión seguía latente, pues los diputado aún no habían reformado el Código Penal y abrogado de éste el párrafo que pretendía castigar con cárcel a quien difundiera información que la autoridad considerara como falsa.

En febrero, los diputados colimenses aprobaron reformar el Código Penal adicionando el artículo 266 Bis, lo que se ha identificado como la “Ley Mordaza”.

Dicha reforma, señala textualmente que se impondrán hasta 4 años de cárcel y multa por un equivalente de cien a trescientas unidades de medida de actualización a:

“I. Quién con intención de perturbar el orden público, dé a conocer falsamente, por cualquier medio de comunicación, la existencia de aparatos explosivos u otros que puedan causar el mismo efecto;

“II. Quién con intención de perturbar el orden público, dé a conocer falsamente, por cualquier medio de comunicación, ataques con armas de fuego y sustancias químicas, biológicas o tóxicas que puedan causar daño a la salud, atendiendo a la alarma o perturbación del orden efectivamente producido”.

Después de que se dio a conocer la reforma aprobada, el gobernador vetó la modificación, pero los diputados no reformaron el Código Penal del Estado, por lo tanto aún existe el riesgo de que dicha reforma sea publicada en el Periódico Oficial del Estado y entre en vigor.

En la sesión del 22 de febrero, los coordinadores de las bancadas parlamentarias se comprometieron a corregir la reforma, y sostuvieron que su intención jamás fue limitar la libertad de expresión o criminalizar las redes sociales, sin embargo hasta la fecha no han eliminado esa adición.