Juez ordena aprehender a exgobernador de Quintana Roo

Colima, México, Avanzada (04/06/2017).- Un juez ordenó la aprehensión de Roberto Borge, exgobernador de Quintana Roo, el motivo sería la presunción de lavado de dinero con motivo de la adquisición de terrenos subvaluados mediante prestanombres. En diciembre de 2016 el Partido Revolucionario Institucional suspendió sus derechos partidarios. Sobre el exgobernador pesan 4 denuncias federales y dos del fuero local.

Con la escritura no hay que buscar recetas: Ana García Bergua

Colima, México, Comunicado (04/06/2017).- Alumnos de la Facultad de Letras y Comunicación y de algunos bachilleratos de la Universidad de Colima dialogaron con la escritora Ana García Bergua a partir de la lectura de dos cuentos suyos incluidos en el libro “La tormenta Hindú y otras historias”, ganador del premio narrativa Colima para obra publicada 2016.

La autora dijo que este libro nació con ángel “porque le ha ido bien y el premio de narrativa es parte de las bendiciones que le han caído”.

Ella no cree que la humanidad sea autodestructiva, “y aunque hay corrientes que originan guerras, permanece una parte vital que va cambiando las cosas a partir de una fe colectiva”. Para enfrentar situaciones atemorizantes o tomar distancia de ellas, aseguró, lo que funciona es el humor, “ver las cosas un poco absurdas; en ese sentido es sanador”, como ocurre con sus cuentos de “La tormenta hindú…”

La literatura, añadió, “es el punto de vista desde donde se ven las cosas y el humor es el lugar desde donde me sitúo para ver el mundo”, por lo que en sus novelas y cuentos procura que se vea todo el cuadro de la película. Para ella, “escribir es una manera de saber; con la escritura hay que tener mucha paciencia y no buscar recetas”.

Alberga UdeC Congreso Nacional de Proteínas y Grasas de Origen Animal

Colima, México, Avanzada (04/06/2017).- Estudiantes, profesores, investigadores y directivos de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia (FMVZ) de la Universidad de Colima realizaron con éxito el Congreso Nacional de Proteínas y Grasas de Origen Animal con el tema “Aciertos y desafíos para la seguridad alimentaria”.

El congreso tuvo lugar en el Centro de Tecnología Educativa del Campus Tecomán, donde acudieron expertos de las universidades Nacional Autónoma de México, Autónoma Metropolitana, de Arkansas (Estados Unidos) y del Colegio de Posgraduados. La UdeC fue la universidad anfitriona.

Omar Francisco Prado Rebolledo, director del plantel universitario, dijo que este tipo de encuentros son importantes “porque en la actualidad la seguridad alimentaria en México y el mundo se aborda a partir de aspectos que tienen que ver con la disponibilidad y el uso de los alimentos, obviando que la máxima producción de proteína y grasa con alto valor nutricional son de origen animal”.

Explicó que, combinando la producción e importación de alimentos en México, la disponibilidad energética es de poco más de tres mil kilocalorías por persona al día, siendo de los índices más elevados del mundo. En contraste, continuó, “el país está afectado por una doble carga de malnutrición: frente al 14 por ciento de desnutrición infantil, el 30 de la población adulta sufre obesidad y más del 18 por ciento está en pobreza alimentaria por los bajos ingresos económicos”.

En síntesis, dijo, la población reporta una importante carencia alimentaria, y para alcanzar la seguridad alimentaria de la población mexicana “se requiere un rediseño de la política y estrategias, tanto productivas como sociales, y el refuerzo a los mecanismos de gobernanza institucional”.

Por lo anterior, enfatizó, “este congreso “es un evento sin precedente, planeado y esperado por pares académicos de prestigiosas universidades de México y Estados Unidos de América, así como por profesionales de la medicina veterinaria y zootecnia que trabajan en pro de la producción animal”.

Sobre los temas abordados, dijo que se relacionan con técnicas y procesos que ayudan a mejorar la producción de proteínas y grasas en rumiantes, cerdos y aves, como aspectos clínicos, uso de medicamentos, enfermedades y la alimentación.

En representación del rector de la UdeC, José Eduardo Hernández Nava, inauguró el congreso el delegado del campus Tecomán, Rogelio Pinto Pérez, quien reconoció el trabajo de la FMVZ así como de los investigadores que participaron: “Es grato recibirlos, trabajar de manera conjunta, y sobre todo contribuir a la formación de nuestros estudiantes”.

Dijo que estos eventos forman parte de la política de la UdeC y del enfoque de una Educación con Responsabilidad Social que promueve Eduardo Hernández Nava, “para que los nuevos profesionistas no sean sólo estudiantes de escritorio, sino de la práctica”.

Destacaron las conferencias magistrales dictadas por investigadores reconocidos, como el presidente de la Asociación Mexicana de Médicos Veterinarios Especialistas en Bovinos, Eduardo Posadas Manzano, con el tema del “Examen clínico de bovinos” y Mario Adán Bedolla Alva, del departamento de Patología de la FMVZ de la UNAM, con el tema “Causas de aborto en bovinos de leche”.

Se suma UdeC a programa nacional de prevención de la violencia y la delincuencia

Colima, México, Comunicado (02/06/2017).- Para hablar del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred) de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alberto Begné Guerra, funcionario de dicha dependencia dictó la conferencia “Red Jóvenes x Jóvenes”, este jueves en el auditorio “Carlos de la Madrid” del campus central de la Universidad de Colima.

Alberto Begné, subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Segob, dijo que existen indicadores a nivel internacional que reflejan el comportamiento de un país en términos de violencia. Como ejemplo, compartió cifras que ubican a América Latina y el Caribe como la región más violenta del mundo.

Agregó que dichos indicadores permiten entender que tanto la violencia como la delincuencia, son fenómenos multifactoriales que no se explican por una sola razón sino por varias, entre las que se destacan: la pobreza, la desigualdad, la exclusión social y las debilidades en algunas administraciones públicas.

Los países con menos violencia, compartió, son los europeos, con 2 homicidios dolosos por cada cien mil habitantes, mientras que en Honduras son 80, en Venezuela 55, en Colombia 32 y en México 16. La diferencia entre países con mucha violencia y con poca, comentó, radica principalmente en la participación directa de la sociedad.

En ese sentido, dijo que la única manera de contener estos fenómenos y además disminuir sus altos índices “es mediante una participación congruente y colegiada entre gobierno federal, estatal, municipal, las universidades y la sociedad, para lograr atender con mayor profundidad las causas que los propician”.

Mencionó que desde que surgió el Pronapred se han hecho acuerdos para crear comisiones ciudadanas de evaluación y apoyo a la prevención social, situación que le ha permitido a la SEGOB, dotar a las entidades federativas, universidades, organismos empresariales y organizaciones civiles, de facultades reales de evaluación respecto a lo que hacen los gobiernos con los recursos y cómo manejan las políticas públicas.

Begné Guerra explicó que en el marco de un acuerdo signado con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), dichas comisiones “permitirán que las universidades, entre ellas la de Colima, participen de manera central en la evaluación y difusión de las intervenciones y acciones en materia de prevención social”.

El acuerdo posibilitará que investigadores y autoridades universitarias participen en diagnósticos y ejercicios de contraloría social, entre otras acciones. Aquí reconoció la labor que viene realizando la Universidad de Colima en el tema de previsión social.

Sobre el proyecto Jóvenes x Jóvenes, Alberto Begné dijo que es una red nacional que cuenta con una plataforma digital y aplicaciones en redes sociales por las que se pueden consultar guías de acción, vínculos institucionales e información respecto a la prevención social de la violencia, con el objetivo de crear conciencia en los jóvenes e incrementar la corresponsabilidad de la ciudadanía y de actores sociales respecto a esta temática.

En su intervención, José Eduardo Hernández Nava, rector de la Universidad de Colima dijo que la comunidad universitaria se suma a las acciones que lleva a cabo el proyecto Red Jóvenes x Jóvenes “porque estamos convencidos de que debemos avanzar en la construcción de un proyecto que nos devuelva los valores perdidos y rescate aquellos que posibilitan la convivencia, además de que tenemos que reforzar las acciones en contra de la deserción escolar, el embarazo en adolescentes, las prácticas de violencia intrafamiliar, así como generar más oportunidades de empleo y proyectos productivos para los jóvenes”.

Antes de concluir su intervención, Hernández Nava agradeció a Begné Guerra por invitar a los jóvenes colimenses a ser parte de este proyecto y le pidió fuera el conducto para comunicarle al secretario de gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, que “la Universidad de Colima pone a su disposición capital intelectual para la Fábrica de Innovación que se construye en la colonia “El Tivoli”.

“Con estas acciones seguiremos construyendo la alianza que forjamos día a día con los tres niveles de gobierno para contribuir al desarrollo de una mejor sociedad, segura y de sana convivencia”, finalizó Eduardo Hernández.

En un breve mensaje, el secretario de gobierno, Arnoldo Ochoa González dijo que próximamente estarán dando a conocer las acciones, así como los avances que Colima ha tenido en materia de prevención social de la violencia, e invitó a toda la comunidad universitaria a participar.

Exponen vicios que perjudican desarrollo de la investigación científica

Colima, México, Comunicado (01/06/2017).- Como parte del IV Coloquio de Fortalecimiento de la Investigación Universitaria, el profesor investigador de la Facultad de Ciencias y coordinador general de Investigación de la Universidad de Colima, Alfredo Aranda Fernández, dictó la conferencia “Buenas prácticas en la investigación”.

En un llamado a los escrúpulos de cada investigador nacional, y en particular a quien investiga en Colima, y con la finalidad de cambiar algunas cosas y mejorar el oficio, Fernández Aranda expuso datos recientes (2014) del escenario y la evolución de la investigación nacional, de los apoyos, así como algunas reflexiones sobre cuáles han sido los aspectos positivos y negativos.

Abordó el origen, concepto, ejecución y colaboración de los llamados cuerpos académicos, ante una treintena de profesores universitarios. Dijo que se han generado “prácticas no aptas para la vida académica que lastiman el desempeño e impacto de la investigación científica”.

Entre éstas, dijo, “publicar por publicar lo que sea y en donde sea, incluir personas en la autoría que no deberían ser incluidas, trabajar en torno a una convocatoria y no guiados por la función del área que dominan y donde son expertos y el que cada plantel defina sus estrategias de desarrollo con base en los cuerpos académicos existentes”.

De acuerdo con él, “muchas problemáticas ocurren por las condiciones del medio, por ignorancia y falta de formación; tenemos que criticar esto para ver si se están haciendo bien las cosas”.

A nivel institucional, continuó, “debemos hacer trabajo con docencia y extensión; diseñar estrategias flexibles que contribuyan a los esfuerzos nacionales por mejorar la situación académica del país y atender puntualmente los lineamientos establecidos por las diferentes instancias gubernamentales a través de implementaciones propias y acordes a nuestra situación y perspectiva”.

Así pues, aseguró, “las buenas prácticas, a nivel personal, entran en la conciencia de cada uno”, por lo cual recomendó desarrollar la investigación en función de la habilidad y no en plataformas de evaluación, y definir los proyectos con base en las habilidades propias y preparación, no en función de las convocatorias y/o modas de financiamiento: “Si no contamos con las habilidades que queremos, hay que trabajarlas y mejorarlas”, dijo.

Señaló que se necesita honestidad en las aportaciones de investigaciones con temas de moda, como el del cambio climático, por ejemplo. También sugirió publicar únicamente en las revistas más importantes del área, promover la participación de colegas y estudiantes en proyectos, formar grupos productivos y eficientes, “y si no funcionan que se deshagan”, aconsejó.

Como acción individual, prosiguió, “los investigadores podríamos incluir a todas la personas que contribuyeron significativamente en nuestras publicaciones, incluyendo a estudiantes. Sobre todo, no debemos incluir nuestro nombre en ningún trabajo que no hayamos realizado”, enfatizó.