Ante la ausencia de estrategia, la inseguridad recrudecerá en Colima: General Gallardo

 

Fotografía tomada de Facebook.

Colima, México, Avanzada (16/05/2017).- El futuro de Colima en materia de seguridad es complejo, porque, “para resolver el problema, primero hay que aceptar el problema e Ignacio Peralta ha hecho todo lo contrario, hasta quiere protestar por la forma en la que están midiendo los índices delictivos en la entidad”.

Lo anterior fue señalado por el general José Francisco Gallardo Rodríguez, estudioso en los tema de seguridad en el país, y quien explicó que Colima padece un crisis de seguridad que se agudizará porque no existe, por parte del gobierno del Estado y los municipios, estrategias para revertir los hechos delictivos.

Indicó que por el contrario, en Colima existen zonas que están abandonadas, entre ellas la parte norte de Manzanillo y Minatitlán, “a donde acudí recientemente y pude percatarme de la pobreza y el abandono que existe en este lugar por parte de la autoridad”.

Explicó que este ejemplo es fundamental para entender que mientras no se mejore el entorno social, el tema de seguridad no puede funcionar en un estado como Colima, que carece de políticas adecuadas para la correcta impartición de la justicia.

Insistió que las políticas públicas de atención en materia de salud, empleo, educación, servicios adecuados de agua, drenaje, no se están cumpliendo, cuando tendrían que ser acciones prioritarias.

“Por lo tanto esta no aplicación de la justicia va a romper el tejido social y eso es grave, porque una sociedad bien conformada, impide que el crimen se infiltre y que se propague y eso no sucede en Colima”.

El General expresó que por el contrario, el gobierno de Peralta está tratando de pelear con el secretariado Ejecutivo por la forma en la que se está presentando la incidencia delictiva, que coloca a Colima como el estado más violento del país.

“Es decir, cómo se va a resolver un problema si los encargados de atenderlo no reconocen el problema, para empezar desde ahí estamos mal y por eso digo que la inseguridad se va a recrudecer”.

LA AUTORIDAD NO ESTÁ LEGITIMADA

Luego, explicó que los municipios tampoco tienen claro el papel constitucional que tiene en materia de seguridad, “están perdidos, vemos a los cabildos que no saben ni cómo actuar, ni qué hacer cuando ellos también tienen un papel prioritario”.

Insistió que la correcta aplicación de la justicia fortalecerá el tejido social y para ello se necesita que se impulsen políticas públicas para garantizar los servicios adecuados de agua, luz, drenaje, educación, empleo, salud.

Más adelante puntualizó que el Gobierno tendría que convocar a una mesa en donde estén claras las funciones en materia de seguridad que tiene cada uno de los involucrados.

“La seguridad va de la base a las cúpulas, no al revés como se intenta hacer en Colima, porque en el sistema de seguridad mexicano la base principal es el municipio, pero los municipios están descuidados, no saben qué hacer”.

Después expuso: “yo lo que sugiero es que haya una convocatoria por parte de la autoridad donde converjan las instituciones de seguridad, salud, las barras y colegios, estudiantes, todos los involucrados participen en aras de resolver este asunto”.

“Cuando se defina qué se va a hacer, entonces, todos deben tener claro que se tocarán intereses de carácter económico, y de poder, pero para hacer esto, se requiere una autoridad legitimada y en Colima no sucede eso, porque todos sabemos que la primera elección (de junio de 2015) fue comprada y la segunda (enero de 2016) se centró en una disputa entre dos candidatos y por eso vemos resultados tan desastrosos como los actuales”.

Insistió que ante esa falta de legitimidad, Ignacio Peralta Sánchez no reconoce el problema de seguridad que tiene el estado desde hace más de un año, cuando asumió el poder, “y esto muestra que la autoridad es ilegitima, y eso es uno de los puntos primarios que tiene que ver con el tema de seguridad”.

El general Gallardo coincidió con Jesús Robles Maloof y dijo que Colima está caminando para convertirse en un “Ciudad Juárez”, “el tema de la seguridad es complejo, pero lo he dicho otras veces, me pongo a disposición del gobierno de Colima para resolver este asunto, y una de las propuestas es la creación de la guardia nacional”.

Después refirió que la Constitución contempla para la seguridad dos fuerzas, una que es a los militares, y la otra que es la ciudadanía en pleno derecho de tener un arma para su defensa.

“Imagínate que en una colonia de Colima, la delincuencia sepa que todos los ciudadanos tiene un arma, si se la van a pensar”, dijo.

Por último refirió que en México existen 20 millones de armas ilegales, “hay 20 millones de personas armadas, tan es así que en Guerrero hubo un levantamiento de 500 personas por la falta de justicia, porque las autoridades no resolvían sus asuntos y estaban coludidas con la delincuencia”, concluyó.