Aumenta la producción de largometrajes en México: Imcine

En 2014, México produjo 130 largometrajes, cuatro más de los que se generaron el año anterior, que registró la cifra más alta desde 1959, según el Anuario estadístico del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), presentado en el marco del Festival de Cine en Guadalajara, que se realiza del 6 al 15 de marzo. 

 

En la presentación, el doctor José Woldenberg dijo que esto marca un buen augurio para la cinematografía del país, pues en un año se produjo lo que en ocho años no se hizo. 

 

La inversión promedio de estas películas fue de 200 millones de pesos, cifra menor al promedio invertido en 2013, en buena parte por la utilización de nuevas tecnologías, más accesibles. En cuanto a cortometrajes, se produjeron 535, arriba del promedio de los últimos cinco años. 

 

Dijo que en 26 películas se lograron coproducciones con 19 países, sobre todo con Estados Unidos, Argentina, España y Francia, lo que significa la posibilidad de llegar a un mayor número de mercados.

 

Por su parte, Eduardo de la Vega Alfaro, investigador de la Universidad de Guadalajara destacó que de las producciones nacionales el 35% fueron documentales, lo que muestra el aumento en el interés y demanda de este tipo de filmes. La mayoría de ellos fueron dirigidos por mujeres.

  

En México 240 millones de personas pagaron boletos para ir al cine y de esos, 10% pagaron por ver cine mexicano, menor a lo logrado en 2013, cuando se exhibieron las películas Nosotros los nobles y No se aceptan devoluciones. En 2014 la que mayor asistencia tuvo fue La dictadura perfecta, que alcanzó 4.2 millones de espectadores. 

 

Estos datos demuestran que la comunidad cinematográfica nacional no se ha dejado avasallar por las políticas de Estado implementadas en otros órdenes de la economía, y se ha dado desde el Imcine y otras instancias una lucha permanente por sacar a flote los proyectos hasta donde sea posible.

 

El director de ese instituto, Jorge Sánchez, dijo que es necesario encontrar salida al eterno quejido de una buscar una mayor producción y distribución para las creaciones realizadas en el país. 

 

Afirmó que el interés de esta instancia gubernamental es el ciudadano y la necesidad de regresarle producciones de calidad, que retribuyan lo que éste con su trabajo y sus impuestos han aportado.